Jóvenes comprometidos con Jesucristo

Bienvenid@

Participa en la Generación 1230, tu que buscas a Jesucristo.

Más reciente

La buena noticia – abril 21 2014 – El resucitado

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

El resucitado – Lunes de la octava de Pascua

La palabra nos guiará a lo que significa ser un hombre nuevo y resucitado. ¿Qué es la experiencia de la resurrección? El texto nos habla del Kerigma, que marca la fe de nosotros los católicos. Pedro está guiado por el poder de E S. Quien es Jesús para nosotros, es el hombre de Nazaret aceptado o rechazado, con sus gestos y con sus acciones, con su palabra, con sus actitudes, que este Jesús crucificado el que vivió su vida con coherencia, con autoridad y radicalidad el Reino del Padre, que entrego su vida por el proyecto del Padre.

A veces se hace énfasis en el dolor de la Semana Santa pero se dejan de lado las causas de su muerte, no importó su propuesta, que es vivir su relación con el Padre, entregando la vida. Este mismo es el resucitado. No se puede separar el crucificado y el resucitado, son una unidad, el resucitado tiene las llagas del crucificado. No era posible que la muerte lo retuviera, es realmente la propuesta del Padre. La paz y el derecho que nos viene de Dios, tendría que resucitar, pues esta validando este estilo de vida, La resurrección armó un conflicto peor de lo que armó Jesús, él fue exaltado, el Señor, no mi amiguis, tiene que ser el Rey de mi vida, el determina mi vida y yo reconozco toda autoridad y todo poder que viene de Él ¿En qué consiste la resurrección? Es vivir el encuentro palpitante con Jesús, es algo que surge de su iniciativa, implica la apertura a El, él va a nuestro encuentro. Les dice dos palabras. Alégrense y no tengan miedo, son la dos más grandes cualidades para llevar a cabo la misión del reino.

Alégrense es la certeza de encontrar la perla, que es lo que necesita el mundo para acabar con la muerte. No tengan miedo es la valentía que se necesita para anunciar el reino Estas características las da el resucitado. Valentía y alegría para llevar a cabo el proyecto. Vayan a los hermanos, construyan comunidad. Salir al encuentro y construir comunidad. Vuelvan a Galilea, donde todo comenzó. Vivir al resucitado es construir este camino, vivir lo mismo que vivió Jesús, donde la protagonista es la comunidad. La resurrección genera un conflicto tremendo, una crisis, donde los poderes del mundo toman partido, habrá crisis, porque se pone en conflicto las formas de ser, de expresarse. Esta es una semana tan grande como la semana santa.

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de los Hechos de los Apóstoles 2,14.22-33.

El día de Pentecostés, Pedro poniéndose de pie con los Once, levantó la voz y dijo: “Hombres de Judea y todos los que habitan en Jerusalén, presten atención, porque voy a explicarles lo que ha sucedido. Israelitas, escuchen: A Jesús de Nazaret, el hombre que Dios acreditó ante ustedes realizando por su intermedio los milagros, prodigios y signos que todos conocen, a ese hombre que había sido entregado conforme al plan y a la previsión de Dios, ustedes lo hicieron morir, clavándolo en la cruz por medio de los infieles. Pero Dios lo resucitó, librándolo de las angustias de la muerte, porque no era posible que ella tuviera dominio sobre él. En efecto, refiriéndose a él, dijo David: Veía sin cesar al Señor delante de mí, porque él está a mi derecha para que yo no vacile. Por eso se alegra mi corazón y mi lengua canta llena de gozo. También mi cuerpo descansará en la esperanza, porque tú no entregarás mi alma al Abismo, ni dejarás que tu servidor sufra la corrupción. Tú me has hecho conocer los caminos de la vida y me llenarás de gozo en tu presencia. Hermanos, permítanme decirles con toda franqueza que el patriarca David murió y fue sepultado, y su tumba se conserva entre nosotros hasta el día de hoy. Pero como él era profeta, sabía que Dios le había jurado que un descendiente suyo se sentaría en su trono. Por eso previó y anunció la resurrección del Mesías, cuando dijo que no fue entregado al Abismo ni su cuerpo sufrió la corrupción. A este Jesús, Dios lo resucitó, y todos nosotros somos testigos. Exaltado por el poder de Dios, él recibió del Padre el Espíritu Santo prometido, y lo ha comunicado como ustedes ven y oyen.

Salmo 16(15),1-2a.5.7-8.9-10.11.

Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti.
Yo digo al Señor: «Señor, tú eres mi bien.»
El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz,
¡tú decides mi suerte!

Bendeciré al Señor que me aconseja,
¡hasta de noche me instruye mi conciencia!
Tengo siempre presente al Señor:
él está a mi lado, nunca vacilaré.

Por eso mi corazón se alegra,
se regocijan mis entrañas y todo mi ser descansa seguro:
porque no me entregarás a la Muerte
ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro.

Me harás conocer
el camino de la vida,
saciándome de gozo en tu presencia,
de felicidad eterna a tu derecha.

Evangelio según San Mateo 28,8-15.

Las mujeres, atemorizadas pero llenas de alegría, se alejaron rápidamente del sepulcro y fueron a dar la noticia a los discípulos. De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: “Alégrense”. Ellas se acercaron y, abrazándole los pies, se postraron delante de él. Y Jesús les dijo: “No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán”. Mientras ellas se alejaban, algunos guardias fueron a la ciudad para contar a los sumos sacerdotes todo lo que había sucedido. Estos se reunieron con los ancianos y, de común acuerdo, dieron a los soldados una gran cantidad de dinero, con esta consigna: “Digan así: ‘Sus discípulos vinieron durante la noche y robaron su cuerpo, mientras dormíamos’. Si el asunto llega a oídos del gobernador, nosotros nos encargaremos de apaciguarlo y de evitarles a ustedes cualquier contratiempo”. Ellos recibieron el dinero y cumplieron la consigna. Esta versión de los soldados se ha ido difundiendo entre los judíos hasta el día de hoy.

La buena noticia – abril 16 2014 – El proyecto del Padre

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

El proyecto del Padre

Miércoles santo. III cántico del Siervo sufriente. El siervo pudo ejecutar su misión, como es capaz de enfrentar semejante drama tomando una actitud del discípulo. Esta actitud tiene unas características. Yo me mantengo atento al Padre, me conduce al hermano y tengo clara la misión, son sus certezas, lo que el es y esta viviendo esta en manos del Padre, se siente en libertad frente a los opresores, el recibe todo del Padre, aprende a escuchar al Padre en obediencia y en seguimiento. El puede transformar la realidad frente a ese proyecto. Un discípulo escucha al Padre y puede transformar las escenas de la vida de acuerdo con el proyecto del Padre y tiene una palabra de consuelo, no da su brazo a torcer pues experimenta la ayuda del Padre. Mantenerse unido al Padre y estar atento a las necesidades de los otros, llevar a cabo la misión, escuchando en intimidad al Padre, no es mi proyecto; debo ser un motivo de consuelo y esperanza y no retrocedo, me mantengo firme en el proyecto. Revelado esto en Jesús, es su pascua, para que asumamos la manera de vivirla En Mateo ha llegado la hora es un día anterior a la Pascua. El primer día de los azimos. Hay dos escenas: Judas entrega a Jesús y mientras Jesús entrega la vida. Entregar como traicionar y entregar como dar, Judas entrega por traición, Jesús se hace uno con el proyecto del Padre, Judas en cambio endurece su corazón al proyecto, ese es el pecado, lo construye desde su punto de vista, no es eficaz pues tenemos una idea de religiosidad que no es la del Padre

La segunda escena es la de Jesús entregando la vida, soy pan partido, soy el Kairos. La hora esta cerca, es el momento de la salvación en un clima de desconfianza de los discípulos pero en una libertad completa, Jesús no impone, no obliga pero sabe que el plan se va a realizar, entonces hay que tomar una opción. Cada opción representa el poder O de la entrega por los otros, velar por los otros. O el poder de la traición, de pasar por encima del otro, el poder del mundo. La historia de la salvación sucede en medio de estos dos poderes y nosotros tenemos que tomar posición. Cual es la tuya?

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de Isaías 50, 4-9.

El Señor Yahveh me ha dado lengua de discípulo, para que haga saber al cansado una palabra alentadora. Mañana tras mañana despierta mi oído, para escuchar como los discípulos; el Señor Yahveh me ha abierto el oído. Y yo no me resistí, ni me hice atrás. Ofrecí mis espaldas a los que me golpeaban, mis mejillas a los que mesaban mi barba. Mi rostro no hurté a los insultos y salivazos. Pues que Yahveh habría de ayudarme para que no fuese insultado, por eso puse mi cara como el pedernal, a sabiendas de que no quedaría avergonzado. Cerca está el que me justifica: ¿quién disputará conmigo? Presentémonos juntos: ¿quién es mi demandante? ¡que se llegue a mí! He aquí que el Señor Yahveh me ayuda: ¿quién me condenará? Pues todos ellos como un vestido se gastarán, la polilla se los comerá.

Salmo 69, 8-10. 21-22. 31. 33-34.

Pues por ti sufro el insulto, y la vergüenza cubre mi semblante;
para mis hermanos soy un extranjero, un desconocido para los hijos de mi madre;
pues me devora el celo de tu casa, y caen sobre mí los insultos de los que te insultan.
El oprobio me ha roto el corazón y desfallezco. Espero compasión, y no la hay, consoladores, y no encuentro ninguno.

Veneno me han dado por comida, en mi sed me han abrevado con vinagre.
El nombre de Dios celebraré en un cántico, le ensalzaré con la acción de gracias;
Lo han visto los humildes y se alegran; ¡viva vuestro corazón, los que buscáis a Dios!
Porque Yahveh escucha a los pobres, no desprecia a sus cautivos.

Evangelio según San Mateo 26, 14-25

Entonces uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue donde los sumos sacerdotes, y les dijo: «¿Qué queréis darme, y yo os lo entregaré?» Ellos le asignaron treinta monedas de plata. Y desde ese momento andaba buscando una oportunidad para entregarle. El primer día de los Azimos, los discípulos se acercaron a Jesús y le dijeron: «¿Dónde quieres que te hagamos los preparativos para comer el cordero de Pascua?» El les dijo: «Id a la ciudad, a casa de fulano, y decidle: “El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa voy a celebrar la Pascua con mis discípulos.”» Los discípulos hicieron lo que Jesús les había mandado, y prepararon la Pascua. Al atardecer, se puso a la mesa con los Doce. Y mientras comían, dijo: «Yo os aseguro que uno de vosotros me entregará.» Muy entristecidos, se pusieron a decirle uno por uno: «¿Acaso soy yo, Señor?» El respondió: «El que ha mojado conmigo la mano en el plato, ése me entregará. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él, pero ¡ay de aquel por quien el Hijo del hombre es entregado! ¡Más le valdría a ese hombre no haber nacido!» Entonces preguntó Judas, el que iba a entregarle: «¿Soy yo acaso, Rabbí?» Dícele: «Sí, tú lo has dicho.»

La buena noticia – abril 11 2014 – Quebrantar el corazón

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Quebrantar el corazón

Día de contemplación de la acción salvadora de la muerte del Señor por nosotros. Se hace el viacrucis en muchas iglesias como reflexión del misterio de la muerte de Jesús. Miren a Jesús crucificado un hombre abandonado por Dios completamente solo.

En la lectura del Evangelio se muestran los conflictos de Jesús; es tanto que tiene que huir. Jeremías vivió algo similar, murió solo e incomprendido. Parece que todo terminará en fracaso.

Todo esto se desvela con la resurrección. La prueba es que los discípulos después de experimentar al Dios vivo y resucitado toman el puesto del resucitado, es un completo triunfo, un acierto; viviendo lo mismo que Jesús vivió. Es el misterio que nos preparamos para celebrar.

Jeremías resume su ministerio como profeta: Este pueblo tiene tan endurecido el corazón que su pecado lo grabaron en el corazón con una punta de diamante. Esta dureza la vivió Jesús en este conflicto que llega a su punto más álgido. Jesús fue rechazado, el proyecto del Reino del Padre fue rechazado. Los judíos justificaron de todas las formas posibles este rechazo. Hay muchas maneras de justificar la no vivencia el Reino del Padre, por ejemplo, los bienes son de todos, en la misma condición de bienestar y las realidades sociales son otras.

Yo soy en Jesucristo su hijo amado.

Debo velar porque los otros estén bien, deberé entregar la vida como Jesús. Eso no lo hacemos; eso es rechazar a Jesús.

Que estemos dispuestos a quebrantar el corazón endurecido. Que el Señor haga Pascua en nosotros, que seamos constructores del Reino del Padre.

No resistas más tu corazón, no justifiques tu mediocridad, no rechaces la palabra, acepta ser hijo amado del Padre, acepta su Espíritu.

El Reino del Padre no es una realidad en nosotros por la dureza del nuestro corazón por nuestro estilo de vida de angustia, de pobreza, de miedo, de zozobra en el que vivimos.

No lo rechacemos, adhirámonos a su proyecto.

Un viernes como hoy es para quebrantar el corazón, para atender a la súplica de Jesús: crean que Yo estoy en el Padre, Yo estoy en El, crean por mis obras, y tendrán vida en abundancia, crean que yo les puedo dar la paz, la vida feliz, el crecimiento que se sueñan porque yo soy su Señor y Salvador. ¡Crean!

Si señor yo quiero creer en ti, aumenta mi fe, creo que me sacas de las limitaciones y de la cárcel que he construido. Que esculpas con tu Espíritu Santo un nuevo corazón en mí.

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de Jeremías 20,10-13.

Oía los rumores de la gente: “¡Terror por todas partes! ¡Denúncienlo! ¡Sí, lo denunciaremos!”. Hasta mis amigos más íntimos acechaban mi caída: “Tal vez se lo pueda seducir; prevaleceremos sobre él y nos tomaremos nuestra venganza”. Pero el Señor está conmigo como un guerrero temible: por eso mis perseguidores tropezarán y no podrán prevalecer; se avergonzarán de su fracaso, será una confusión eterna, inolvidable. Señor de los ejércitos, que examinas al justo, que ves las entrañas y el corazón, ¡que yo vea tu venganza sobre ellos!, porque a ti he encomendado mi causa. ¡Canten al Señor, alaben al Señor, porque él libró la vida del indigente del poder de los malhechores!

Salmo 18(17),2-7.

Yo te amo, Señor, mi fuerza,
Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador.

Eres mi Dios, el peñasco en que me refugio,
mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte.
Invoqué al Señor, que es digno de alabanza
y quedé a salvo de mis enemigos.

Las olas de la Muerte me envolvieron,
me aterraron los torrentes devastadores,
me cercaron los lazos del Abismo,
las redes de la Muerte llegaron hasta mí.

Pero en mi angustia invoqué al Señor,
grité a mi Dios pidiendo auxilio,
y él escuchó mi voz desde su Templo,
mi grito llegó hasta sus oídos.

Evangelio según Juan 10,31-42.

Los judíos tomaron piedras para apedrearlo. Entonces Jesús dijo: “Les hice ver muchas obras buenas que vienen del Padre; ¿Por cuál de ellas me quieren apedrear?”. Los judíos le respondieron: “No queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino porque blasfemas, ya que, siendo hombre, te haces Dios”. Jesús les respondió: “¿No está escrito en la Ley: Yo dije: Ustedes son dioses? Si la Ley llama dioses a los que Dios dirigió su Palabra -y la Escritura no puede ser anulada- ¿Cómo dicen: ‘Tú blasfemas’, a quien el Padre santificó y envió al mundo, porque dijo: “Yo soy Hijo de Dios”? Si no hago las obras de mi Padre, no me crean; pero si las hago, crean en las obras, aunque no me crean a mí. Así reconocerán y sabrán que el Padre está en mí y yo en el Padre”. Ellos intentaron nuevamente detenerlo, pero él se les escapó de las manos. Jesús volvió a ir al otro lado del Jordán, al lugar donde Juan había bautizado, y se quedó allí. Muchos fueron a verlo, y la gente decía: “Juan no ha hecho ningún signo, pero todo lo que dijo de este hombre era verdad”. Y en ese lugar muchos creyeron en él.

La buena noticia – abril 10 2014 – La vida en Jesús

Vida nueva

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La vida en Jesús

Las lecturas son aparentemente muy difíciles, son declaraciones de Jesús frente a las autoridades judías.” Les aseguro que quien guarda mi palabra no verá la muerte”, es el dador de vida. La palabra da origen a la vida, el que guarda su palabra y vive unido a Él tiene la vida para siempre. Estas afirmaciones son difíciles de entender, además comienza a decir que es más grande que Abraham y los profetas, lo que genera el rechazo. Es difícil aceptar a Jesús como Dios porque es un hombre. Para nosotros el mensaje de la cruz es escándalo. La cruz es maldición. Pensemos en los judíos. Como terminan con dinero, con tierra, con familia, y en Jesús no hay ningún próspero sino un condenado; por eso es tan difícil creer en el proyecto de Dios. Los judíos lo rechazan y el tiene que salir huyendo. Tuvo Jesús que abandonar el templo. El que guarde mi palabra, el que deja determinar su vida por mi palabra tendrá vida eterna. La liturgia nos lleva al extremo de la vida de Jesús. Jesús se identifica con Dios. El es antes que Abraham. Se le hace difícil a los judíos y a nosotros también. ¿Por qué se nos hace tan duro aceptar a Jesús, su proyecto y hacerlo vida? Las justificaciones son muchas.

Lo segundo es que Jesús ha revelado al Padre en libertad, con coherencia, con sus obras. “Dios mismo me va a glorificar”. Es un desafío del Señor. Si Uds. revelan al Padre de la misma manera, con las obras, colocando al otro como centro, con gestos y actitudes en pro del bienestar de los otros, será El quien me glorifique. Este es el desafío: la glorificación, la victoria, vamos a celebrar el estilo de vida que lo llevó a la muerte y su victoria, su glorificación “Estoy seguro que Dios mismo me glorificará”

Recoge el texto de ayer. ¿Qué es creer? Uds. son de la estirpe de Abraham, ¿Uds. revelan con sus acciones a Abraham, con su fe, que creyó en el proyecto de bendición de Dios para otros, “deja todo y construye un pueblo nuevo que sea bendición para otros”, pero sus acciones son de juzgar, de usurpar la tierra, ¿Uds. que se creen hijos de Abraham, si lo revelan?

¿Nosotros revelamos al Dios de Jesucristo? ¿Te crees cristiano? ¿Y tus acciones revelan a Dios?

Dios es el Padre de todos, por ello Jesús encara a los judíos: soy Hijo de Dios y lo revelo con mis signos de poder, he mostrado una comunión completa con El y El me glorificará.

Hoy dejémonos interrogar por la palabra, dejemos en nuestra vida la mediocridad, pues por esto no hemos visto a gloria de Dios en nuestras vidas, en nuestra ciudad y en nuestro pueblo.

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro del Génesis 17,3-9.

Abrám cayó con el rostro en tierra, mientras Dios le seguía diciendo: “Esta será mi alianza contigo: tú serás el padre de una multitud de naciones. Y ya no te llamarás más Abrám: en adelante tu nombre será Abraham, para indicar que yo te he constituido padre de una multitud de naciones. Te haré extraordinariamente fecundo: de ti suscitaré naciones, y de ti nacerán reyes. Estableceré mi alianza contigo y con tu descendencia a través de las generaciones. Mi alianza será una alianza eterna, y así yo seré tu Dios y el de tus descendientes. Yo te daré en posesión perpetua, a ti y a tus descendientes, toda la tierra de Canaán, esa tierra donde ahora resides como extranjero, y yo seré su Dios”. Después, Dios dijo a Abraham: “Tú, por tu parte, serás fiel a mi alianza; tú, y también tus descendientes, a lo largo de las generaciones.”

Salmo 105(104),4-5.6-7.8-9.

¡Recurran al Señor y a su poder,
busquen constantemente su rostro;
recuerden las maravillas que él obró,
sus portentos y los juicios de su boca!

Descendientes de Abraham, su servidor,
hijos de Jacob, su elegido:
el Señor es nuestro Dios,
en toda la tierra rigen sus decretos.

El se acuerda eternamente de su alianza,
de la palabra que dio por mil generaciones,
del pacto que selló con Abraham,
del juramento que hizo a Isaac.

Evangelio según Juan 8,51-59.

Jesús dijo a los judíos: “Les aseguro que el que es fiel a mi palabra, no morirá jamás”. Los judíos le dijeron: “Ahora sí estamos seguros de que estás endemoniado. Abraham murió, los profetas también, y tú dices: ‘El que es fiel a mi palabra, no morirá jamás’. ¿Acaso eres más grande que nuestro padre Abraham, el cual murió? Los profetas también murieron. ¿Quién pretendes ser tú?”. Jesús respondió: “Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada. Es mi Padre el que me glorifica, el mismo al que ustedes llaman ‘nuestro Dios’, y al que, sin embargo, no conocen. Yo lo conozco y si dijera: ‘No lo conozco’, sería, como ustedes, un mentiroso. Pero yo lo conozco y soy fiel a su palabra. Abraham, el padre de ustedes, se estremeció de gozo, esperando ver mi Día: lo vio y se llenó de alegría”. Los judíos le dijeron: “Todavía no tienes cincuenta años ¿y has visto a Abraham?”. Jesús respondió: “Les aseguro que desde antes que naciera Abraham, Yo Soy”. Entonces tomaron piedras para apedrearlo, pero Jesús se escondió y salió del Templo.

La buena noticia – abril 9 2014 – Somos Libres en Jesús

 

LibresReflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Somos Libres en Jesús

El evangelio de Juan hace una defensa de las primeras comunidades judías que eran echadas de sus familias y se nota en el nombre de Jesús esta defensa. ¿Qué nos quiere decir la Iglesia al presentarnos estos hermosos textos? Que la Pascua, la muerte y la resurrección deben ser asumidos como un acto de libertad, que yo vivo y que me trae libertad. “si me conocen a mí la verdad los hará libres” dice Jesús; es estar en comunión con su muerte y su resurrección. Esto hace que nos identifiquemos con unos principios, estar en comunión con el Padre como fuente de libertad. La libertad surge en la identificación con el Padre y esto solo es posible a través de Jesús. Hay una frase que Jesús dice: Uds. hacen lo que hacen sus dioses, uno se comporta como su dios, si el dios es el dinero, así se comportan. ¡Ojo con las falsas ideas de Dios! hay que estar muy unidos a Él para que El mismo se nos vaya revelando.” Nosotros somos hijos de Abraham” y Jesús les dice que se comportan como esclavos. Por eso nos tenemos que pegar a Jesús, nos revela al Padre, nos revela los principios de Padre y entonces actúo en libertad.

El texto de Daniel se manifiesta esta realidad ” soy hijo de mi Padre Dios y no me determinan otros dioses; esta decisión es un acto heroico que da la libertad.

Uno se parece a su Padre. Si en nosotros hay petulancia, egoísmo, explotación, abandono, vivimos como esclavos porque vivimos en el pecado.

Oiga: ¿ Uds. son hijos de quién? ¿El consumismo, la marca? ¿Quién es tu Dios? ¿Somos títeres o somos libres?

Oremos al Señor diciéndole confiados: Jesús tu entregaste la vida para entregarnos la libertad. Quiero vivir una Pascua que me permita la libertad. Me siento dominado por muchas cosas: miedos, complejos, impulsos. Tu Señor, el que nos hace libres, rompe toda dominación; que me comporte como un hombre desde ti, desde tus sentimientos.

Te presento Señor las cosas que me dominan, que me impiden hacer actos heroicos; que tu libertad me permita ser menos oprimido y ser menos opresor, que viva en libertad sin miedos y dominaciones. Rompe todo lo que me ata Señor.

Ahí está Jesús en la cruz por la consecuencia de su libertad para hacerte libre, para que vivamos unidos al Padre; nada le impidió, nada del mundo le impidió vivir con radicalidad y coherencia el ser hijo de Dios.

Piensen hoy en su libertad. Miren la cruz, es la reflexión de esta semana: miren a un hombre que se hizo libre.

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de Daniel 3,1.4.5b.6.8.12.14-20.24-25.28.

El rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro, de treinta metros de alto y tres de ancho, y la erigió en la llanura de Dura, en la provincia de Babilonia. El heraldo proclamó con fuerza: “A todos ustedes, pueblos, naciones y lenguas, se les ordena lo siguiente: ustedes deberán postrarse y adorar la estatua de oro que ha erigido el rey Nabucodonosor. El que no se postre para adorarla será arrojado inmediatamente dentro de un horno de fuego ardiente”. En ese mismo momento, se acercaron unos caldeos y acusaron a los judíos. Pero hay unos judíos, Sadrac, Mesac y Abed Negó, a quienes tú has encomendado la administración de la provincia de Babilonia: esos hombres no te han hecho caso, rey; ellos no sirven a tus dioses ni adoran la estatua de oro que tú has erigido”. Nabucodonosor tomó la palabra y les dijo: “¿Es verdad Sadrac, Mesac y Abed Negó, que ustedes no sirven a mis dioses y no adoran la estatua de oro que yo erigí? ¿Están dispuestos ahora, apenas oigan el sonido de la trompeta, el pífano, la cítara, la sambuca, el laúd, la cornamusa y de toda clase de instrumentos, a postrarse y adorar la estatua que yo hice? Porque si ustedes no la adoran, serán arrojados inmediatamente dentro de un horno de fuego ardiente. ¿Y qué Dios podrá salvarlos de mi mano?”. Sadrac, Mesac y Abed Negó respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: “No tenemos necesidad de darte una respuesta acerca de este asunto. Nuestro Dios, a quien servimos, puede salvarnos del horno de fuego ardiente y nos librará de tus manos. Y aunque no lo haga, ten por sabido, rey, que nosotros no serviremos a tus dioses ni adoraremos la estatua de oro que tú has erigido”. Nabucodonosor se llenó de furor y la expresión de su rostro se alteró frente a Sadrac, Mesac y Abed Negó. El rey tomó la palabra y ordenó activar el horno siete veces más de lo habitual. Luego ordenó a los hombres más fuertes de su ejército que ataran a Sadrac, Mesac y Abed Negó, para arrojarlos en el horno de fuego ardiente. El rey Nabucodonosor quedó estupefacto y se levantó rápidamente. Y tomando la palabra, dijo a sus cortesanos: “¿No eran tres los hombres que fueron atados y arrojados dentro del fuego?”. Ellos le respondieron, diciendo: “Así es, rey”. El replicó: “Sin embargo, yo veo cuatro hombres que caminan libremente por el fuego sin sufrir ningún daño, y el aspecto del cuarto se asemeja a un hijo de los dioses”. Nabucodonosor tomó la palabra y dijo: “Bendito sea el Dios de Sadrac, Mesac y Abed Negó, porque ha enviado a su Angel y ha salvado a sus servidores, que confiaron en él y, quebrantando la orden del rey, entregaron su cuerpo antes que servir y adorar a cualquier otro dios que no fuera su Dios.”

Libro de Daniel 3,52.53.54.55.56.

Bendito seas, Señor,
Dios de nuestros padres,
loado, exaltado eternamente.
Bendito el santo nombre de tu gloria,
loado, exaltado eternamente.

Bendito seas en el templo de tu santa gloria,
cantado, enaltecido eternamente.
Bendito seas en el trono de tu reino,
cantado, exaltado eternamente.

Bendito tú, que sondas los abismos,
que te sientas sobre querubines,
loado, exaltado eternamente.
Bendito seas en el firmamento del cielo,
cantado, glorificado eternamente.

Evangelio según San Juan 8,31-42.

Jesús dijo a aquellos judíos que habían creído en él: “Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos: conocerán la verdad y la verdad los hará libres”. Ellos le respondieron: “Somos descendientes de Abraham y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo puedes decir entonces: ‘Ustedes serán libres’?”. Jesús les respondió: “Les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado. El esclavo no permanece para siempre en la casa; el hijo, en cambio, permanece para siempre. Por eso, si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libres. Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham, pero tratan de matarme porque mi palabra no penetra en ustedes. Yo digo lo que he visto junto a mi Padre, y ustedes hacen lo que han aprendido de su padre”. Ellos le replicaron: “Nuestro padre es Abraham”. Y Jesús les dijo: “Si ustedes fueran hijos de Abraham obrarían como él. Pero ahora quieren matarme a mí, al hombre que les dice la verdad que ha oído de Dios. Abraham no hizo eso. Pero ustedes obran como su padre”. Ellos le dijeron: “Nosotros no hemos nacido de la prostitución; tenemos un solo Padre, que es Dios”. Jesús prosiguió: “Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque yo he salido de Dios y vengo de él. No he venido por mí mismo, sino que él me envió.

La buena noticia – Abril 8 2014 – Contempla la cruz

 

Mirar la cruzReflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Contemplar la cruz

Hay dos textos hermosos que nos regala la Liturgia de la Iglesia donde brotan la muerte y resurrección de Jesús.

1. Jesús se nos revela como Dios, como el que es. YO SOY estas palabras significan la identificación de Jesús como Dios.” Yo comunico lo de Dios, yo estoy con el Padre” Esta afirmación genera un conflicto donde hay que tomar una decisión: o se le rechaza como los judíos representados en todos los hombres; son los que pertenecen al mundo de abajo, a la vida sin sentido, pertenecen al mundo del orgullo, de la violencia, del egoísmo, son los que no aceptan a Jesús como Dios. Hay un abismo enorme. Jesús pertenece a lo de arriba, a lo del Padre, al mundo de Dios; será puesto muy alto para que miremos hacia arriba. Para ello se necesita el Espíritu del resucitado, es vivir Pascua.

“Adonde yo voy no pueden ir Uds.” Para ir a la cruz se requiere la acción poderosa del Espíritu del resucitado, el que nos hace entrar en la comunión con el Padre. Para entrar se necesita el Jesús de la cruz que no está separado del Jesús resucitado, el que nos saca de la vida sin sentido, el que nos saca victorioso. Este es el mundo de la pascua.

Si nuestra opción es por Dios, hay que aceptar la muerte y la victoria que viene de la muerte.

2. La salvación nos viene de la salvación de Jesús. En el libro de los Números nos relata la vida en el desierto, cómo padecen enfermedades y las dificultades propias del desierto. Dios les pone un ejercicio, para hacerles entender que la salvación no viene del mundo. La salvación viene de lo alto, el que ponga la mirada en lo alto se salvará, no viene de nosotros. Hay que mirar a lo alto, hay que mirar la cruz pues de allí nos viene la salvación

Si tú estás enfermo y quieres que el Señor aparte las serpientes y su veneno, contempla a Jesús, tu sanación exige poner tu corazón en Jesús. Ora al señor que está levantado y puesto muy alto, ora para que toda derrota sea apartada, mira la cruz, grítale:¡Jesús sana mi herida, muestra tu luz, hay tantas serpientes que me han atacado!

Aceptemos la cruz, pidamos la fe la que viene de Jesús crucificado, que nos lleve a la vida digna de los hijos de Dios.

Día para contemplar la cruz, día de oración.

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de los Números 21,4-9..

Los israelitas partieron del monte Hor por el camino del Mar Rojo, para bordear el territorio de Edóm. Pero en el camino, el pueblo perdió la paciencia y comenzó a hablar contra Dios y contra Moisés: “¿Por qué nos hicieron salir de Egipto para hacernos morir en el desierto? ¡Aquí no hay pan ni agua, y ya estamos hartos de esta comida miserable!”. Entonces el Señor envió contra el pueblo unas serpientes abrasadoras, que mordieron a la gente, y así murieron muchos israelitas. El pueblo acudió a Moisés y le dijo: “Hemos pecado hablando contra el Señor y contra ti. Intercede delante del Señor, para que aleje de nosotros esas serpientes”. Moisés intercedió por el pueblo, y el Señor le dijo: “Fabrica una serpiente abrasadora y colócala sobre un asta. Y todo el que haya sido mordido, al mirarla, quedará curado”. Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre un asta. Y cuando alguien era mordido por una serpiente, miraba hacia la serpiente de bronce y quedaba curado.

Salmo 102(101),2-3.16-18.19-21.

Señor, escucha mi oración
y llegue a ti mi clamor;
no me ocultes tu rostro
en el momento del peligro;
inclina hacia mí tu oído,
respóndeme pronto, cuando te invoco.

Las naciones temerán tu Nombre, Señor,
y los reyes de la tierra se rendirán ante tu gloria:
cuando el Señor reedifique a Sión
y aparezca glorioso en medio de ella;
cuando acepte la oración del desvalido
y no desprecie su plegaria.

Quede esto escrito para el tiempo futuro
y un pueblo renovado alabe al Señor:
porque él se inclinó desde su alto Santuario
y miró a la tierra desde el cielo,
para escuchar el lamento de los cautivos
y librar a los condenados a muerte.

Evangelio según San Juan 8,21-30.

Jesús dijo a los fariseos: “Yo me voy, y ustedes me buscarán y morirán en su pecado. Adonde yo voy, ustedes no pueden ir”. Los judíos se preguntaban: “¿Pensará matarse para decir: ‘Adonde yo voy, ustedes no pueden ir’?”. Jesús continuó: “Ustedes son de aquí abajo, yo soy de lo alto. Ustedes son de este mundo, yo no soy de este mundo. Por eso les he dicho: ‘Ustedes morirán en sus pecados’. Porque si no creen que Yo Soy, morirán en sus pecados”. Los judíos le preguntaron: “¿Quién eres tú?”. Jesús les respondió: “Esto es precisamente lo que les estoy diciendo desde el comienzo. De ustedes, tengo mucho que decir, mucho que juzgar. Pero aquel que me envió es veraz, y lo que aprendí de él es lo que digo al mundo”. Ellos no comprendieron que Jesús se refería al Padre. Después les dijo: “Cuando ustedes hayan levantado en alto al Hijo del hombre, entonces sabrán que Yo Soy y que no hago nada por mí mismo, sino que digo lo que el Padre me enseñó. El que me envió está conmigo y no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada”. Mientras hablaba así, muchos creyeron en él.

La buena noticia – marzo 31 2014 – Cree y ponte en camino

Creer sin ver

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en el programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Creer sin haber visto

Iniciamos la cuarta semana de cuaresma. Estábamos en un camino de conversión, con la limosna, la oración y el ayuno. Ahora se da un giro a las lecturas que nos van a llevar a un camino de Pascua.

El texto del Evangelio de San Juan nos presenta a un hombre poderoso, un funcionario de Roma, persona con don de mando, pero con un choque personal: Su hijo se encuentra al borde de la muerte y baja a buscar a Jesús. Su realidad sobrepasa su poderío, nosotros somos débiles ante la vida, y este hombre va al encuentro con el que da la palabra de vida, el encuentro con Jesús. Ante la realidad de nuestras propias limitaciones, su palabra produce vida. Cuando ya nada nos queda, tenemos a Jesús y puede ser el momento de su glorificación

  • Jesús ve que todos vamos buscando signos y prodigios, pero él nos propone como fruto creer en la palabra. Este hombre se presenta y le cree a su palabra, luego se verá su gloria
  • Jesús le dice:” ve ponte en camino, créele a mi palabra”; el no vio el milagro, simplemente creyó. Tendrás que creer sin ver.

En la comunidad hemos emprendido el proyecto de extender la tienda. Es un acto de fe, es lanzarnos movidos por la fe, creyendo a la palabra del Señor, que nuestro proyecto es “pan comido”. La fe tiene como consecuencia los milagros, hay que creer.

  1. Ir al encuentro con Jesús.
  2. Creerle a su palabra, sin ver.
  3. Ponerse en camino.

En la lectura de Isaías el Señor nos dice que “yo voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva”, yo voy a borrar todos los recuerdos del pasado, pero necesitas ponerte en camino. Yo voy a trasformar este pueblo si cumplen las tres cosas: ir al encuentro con Jesús, creerle a su palabra y ponerse en camino; para vivir de bendición en bendición, sin luto, sin llanto, sin vidas malogradas sobre todo de niños y de jóvenes que es el luto que cargamos; así llevarás a cabo tus proyectos y tus logros, pero te tienes que poner en camino, que es adherirse a Dios mismo.

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de Isaías 65,17-21.

Así habla el Señor: Sí, yo voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva. No quedará el recuerdo del pasado ni se lo traerá a la memoria, sino que se regocijarán y se alegrarán para siempre por lo que yo voy a crear: porque voy a crear a Jerusalén para la alegría y a su pueblo para el gozo. Jerusalén será mi alegría, yo estaré gozoso a causa de mi pueblo, y nunca más se escucharán en ella ni llantos ni alaridos. Ya no habrá allí niños que vivan pocos días ni ancianos que no completen sus años, porque el más joven morirá a los cien años y al que no llegue a esa edad se lo tendrá por maldito. Edificarán casas y las habitarán, plantarán viñas y comerán sus frutos:

Salmo 30(29),2.4.5-6.11-12a.13b.

Yo te glorifico, Señor, porque tú me libraste
y no quisiste que mis enemigos se rieran de mí.
Tú, Señor, me levantaste del Abismo
y me hiciste revivir,
cuando estaba entre los que bajan al sepulcro.

Canten al Señor, sus fieles;
den gracias a su santo Nombre,
porque su enojo dura un instante,
y su bondad, toda la vida:
si por la noche se derraman lágrimas,
por la mañana renace la alegría.

«Escucha, Señor, ten piedad de mí;
ven a ayudarme, Señor.»
Tú convertiste mi lamento en júbilo,

¡Señor, Dios mío, te daré gracias eternamente!

Evangelio según San Juan 4,43-54.

Jesús partió hacia Galilea. El mismo había declarado que un profeta no goza de prestigio en su propio pueblo. Pero cuando llegó, los galileos lo recibieron bien, porque habían visto todo lo que había hecho en Jerusalén durante la Pascua; ellos también, en efecto, habían ido a la fiesta. Y fue otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Había allí un funcionario real, que tenía su hijo enfermo en Cafarnaún. Cuando supo que Jesús había llegado de Judea y se encontraba en Galilea, fue a verlo y le suplicó que bajara a curar a su hijo moribundo. Jesús le dijo: “Si no ven signos y prodigios, ustedes no creen”. El funcionario le respondió: “Señor, baja antes que mi hijo se muera”. “Vuelve a tu casa, tu hijo vive”, le dijo Jesús. El hombre creyó en la palabra que Jesús le había dicho y se puso en camino. Mientras descendía, le salieron al encuentro sus servidores y le anunciaron que su hijo vivía. El les preguntó a qué hora se había sentido mejor. “Ayer, a la una de la tarde, se le fue la fiebre”, le respondieron. El padre recordó que era la misma hora en que Jesús le había dicho: “Tu hijo vive”. Y entonces creyó él y toda su familia. Este fue el segundo signo que hizo Jesús cuando volvió de Judea a Galilea.

La buena noticia – marzo 27 2014 – Escuchar la voz del Señor

Palabra Proclamada

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Escuchar la voz del Señor

Las lecturas de hoy son una exhortación. Sobre todo por la lectura de Jeremías en el contexto de la predicación de la palabra. Dios le dice: ve a predicar pero ni te van a escuchar porque este pueblo tiene el corazón endurecido. La reacción del pueblo fue no prestar oídos y siguió caminando en sus malas ideas, desde la maldad de su corazón. ¿Sabes a quién le vas a predicar? a una gente que se ha resistido a Dios. Jeremías habla de un pecado: cerrar el corazón a Dios. El mal está en ser obstinados. Pero este no es mi caso, podrá decir usted, porque escucho este programa, porque voy a misa cada ocho días, así vaya y no recuerde el Evangelio cuando salga de la Iglesia. Pero Jesús revela el pecado sanando un demonio mudo y sordo; presentan a Jesús haciendo esto, rompiendo el corazón del hombre que no quiere escuchar. Aquí hay uno que es más fuerte que la desidia de nuestro corazón. Jesús es el más fuerte, el que rompe el corazón. Nosotros queremos milagros y signos portentosos, el genio que venga, pero la propuesta es la palabra, una fe que sabe escuchar. Aquí nos habla a nosotros, que no vivimos la palabra, pero la buena noticia que es que tenemos uno más fuerte que nos saca del empecinamiento de nuestro corazón. No te resistas mas a Dios y El te quitara la sordera y te hará pronunciar la palabra más dulce: Padre. Este es Jesús el más fuerte. Le pregunto. ¿cómo es su experiencia de Dios? ¿se le hace difícil escuchar su palabra? Llegó uno más fuerte, el que nos cambia, el que nos seduce, el que nos da la fascinación por la palabra. Ahí hay un obstáculo que puede ser derribado por el Espíritu de Jesús. Se me hace difícil, pero hay una buena noticia: hay uno más fuerte; nos cuesta ser discípulos, pero hay uno más fuerte que es capaz de vencer las murallas y construir la vida desde la pertenencia a Dios. Para los del AT fue difícil pero para nosotros es fácil pues tenemos el Espíritu de Jesús. Así será más fácil el camino cuaresmal. ¡Animo! Tranquilo, que tenemos uno que es más fuerte que nosotros, es un camino de alegría y esperanza, saldremos victoriosos y tendremos una maravillosa experiencia de Pascua en Él

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de Jeremías 7,23-28.

Así habla el Señor:
Esta fue la orden que les di: Escuchen mi voz, así yo seré su Dios y ustedes serán mi Pueblo; sigan por el camino que yo les ordeno, a fin de que les vaya bien. Pero ellos no escucharon ni inclinaron sus oídos, sino que obraron según sus designios, según los impulsos de su corazón obstinado y perverso; se volvieron hacia atrás, no hacia adelante. Desde el día en que sus padres salieron de Egipto hasta el día de hoy, yo les envié a todos mis servidores los profetas, los envié incansablemente, día tras día. Pero ellos no me escucharon ni inclinaron sus oídos, sino que se obstinaron y obraron peor que sus padres. Tú les dirás todas estas palabras y no te escucharán: los llamarás y no te responderán. Entonces les dirás: “Esta es la nación que no ha escuchado la voz del Señor, su Dios, ni ha recibido la lección. La verdad ha desaparecido, ha sido arrancada de su boca”.

Salmo 95(94),1-2.6-7.8-9.

¡Vengan, cantemos con júbilo al Señor,
aclamemos a la Roca que nos salva!
¡Lleguemos hasta él dándole gracias,
aclamemos con música al Señor!

¡Entren, inclinémonos para adorarlo!
¡Doblemos la rodilla ante el Señor que nos creó!
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros, el pueblo que él apacienta,
las ovejas conducidas por su mano.

Ojalá hoy escuchen la voz del Señor:
«No endurezcan su corazón como en Meribá,
como en el día de Masá, en el desierto,
cuando sus padres me tentaron y provocaron,
aunque habían visto mis obras.»

Evangelio según San Lucas 11,14-23.

Jesús estaba expulsando a un demonio que era mudo. Apenas salió el demonio, el mudo empezó a hablar. La muchedumbre quedó admirada, pero algunos de ellos decían: “Este expulsa a los demonios por el poder de Belzebul, el Príncipe de los demonios”. Otros, para ponerlo a prueba, exigían de él un signo que viniera del cielo. Jesús, que conocía sus pensamientos, les dijo: “Un reino donde hay luchas internas va a la ruina y sus casas caen una sobre otra. Si Satanás lucha contra sí mismo, ¿cómo podrá subsistir su reino? Porque -como ustedes dicen- yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul. Si yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul, ¿con qué poder los expulsan los discípulos de ustedes? Por eso, ustedes los tendrán a ellos como jueces. Pero si yo expulso a los demonios con la fuerza del dedo de Dios, quiere decir que el Reino de Dios ha llegado a ustedes. Cuando un hombre fuerte y bien armado hace guardia en su palacio, todas sus posesiones están seguras, pero si viene otro más fuerte que él y lo domina, le quita el arma en la que confiaba y reparte sus bienes. El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama.

La buena noticia – marzo 26 2014 – La ley

La palabra levantada a los ojos de todos

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en el programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La ley que Dios nos ha dado

Las lecturas de día nos hacen tomar conciencia de la ley. La ley tiene un punto de partida: la liberación del pueblo de Israel y de la fidelidad del Proyecto de Dios. El Proyecto de Dios es el Proyecto bendición, formar una comunidad que fuera bendición a otros pueblos, no una ley de imposición sino una ley que permite poner por obra el Proyecto.

Características de la ley:

  1. Garantiza la vida: Si cumplen la ley, vivirán. El Proyecto de Dios es que tengamos vida, y la tengamos en abundancia
  2. La ley es el don mismo para vivir en plenitud, no como una imposición ni una obligación, es ser coherente con el Proyecto de Dios.
  3. Conduce a una vida de sabiduría. Un hombre sabio que logra triunfar en la vida, es coherente, cobija ley de Dios
  4. Hace cerca a Dios, hace que Dios se manifieste cercano, que actúa y que libera, se experimenta cerca la salvación de Dios.
  5. Está unida a los sucesos maravillosos que hemos visto de Dios, empuja una acción portentosa de Dios en la vida.
  6. Nos permite poseer la tierra como bendición, es el paraíso, es vivir el reinado de Dios, la tierra prometida.

Por eso Jesús dice que no va a abolir ni un ápice de la ley. Por todas las características de la ley y los profetas. La ley ordenaba cumplir la palabra de Dios y los profetas invitaban a abrir el corazón a la ley, a cumplirla porque transgredirla daña el Proyecto de Dios, robamos, matamos, no somos responsables con el otro, ponemos a otros como centro entonces viene el caos. Los profetas hacían que vivamos un Dios cercano, en una vida contraria.” He venido a darle cumplimiento a la ley.” La ley mayor es ser como el Padre que es excesivo en su amor, en darnos lo mejor de Él.  Nos llena del Espíritu del Padre, salva sin medida. Cuando Jesús suspira su Espíritu sobre nosotros entonces la ley se cumple.

La intencionalidad de la ley es garantizar la vida. ¿Queremos vivir bien? ¿Disfrutar de los bienes de Dios, acertar en la vida, ver a Dios cercano? Adhirámonos a Jesús para construir el Proyecto de Dios para todos: una vida en abundancia. El nos da el Espíritu del Padre y entre todos construimos para que Dios sea soberano en todo y en todos.

Reflexionemos en esta cuaresma cómo ser fieles al Proyecto de Dios.

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Deuteronomio 4,1.5-9.

Moisés habló al pueblo, diciendo: “Y ahora, Israel, escucha los preceptos y las leyes que yo les enseño para que las pongan en práctica. Así ustedes vivirán y entrarán a tomar posesión de la tierra que les da el Señor, el Dios de sus padres. Tengan bien presente que ha sido el Señor, mi Dios, el que me ordenó enseñarles los preceptos y las leyes que ustedes deberán cumplir en la tierra de la que van a tomar posesión. Obsérvenlos y pónganlos en práctica, porque así serán sabios y prudentes a los ojos de los pueblos, que al oír todas estas leyes, dirán: “¡Realmente es un pueblo sabio y prudente esta gran nación!”. ¿Existe acaso una nación tan grande que tenga sus dioses cerca de ella, como el Señor, nuestro Dios, está cerca de nosotros siempre que lo invocamos?. ¿Y qué gran nación tiene preceptos y costumbres tan justas como esta Ley que hoy promulgo en presencia de ustedes?. Pero presta atención y ten cuidado, para no olvidar las cosas que has visto con tus propios ojos, ni dejar que se aparten de tu corazón un sólo instante. Enséñalas a tus hijos y a tus nietos.”

Salmo 147,12-13.15-16.19-20.

¡Glorifica al Señor, Jerusalén,
alaba a tu Dios, Sión!
El reforzó los cerrojos de tus puertas
y bendijo a tus hijos dentro de ti.

Envía su mensaje a la tierra,
su palabra corre velozmente;
reparte la nieve como lana
y esparce la escarcha como ceniza.

Revela su palabra a Jacob,
sus preceptos y mandatos a Israel:
a ningún otro pueblo trató así
ni le dio a conocer sus mandamientos.

Evangelio según San Mateo 5,17-19.

Jesús dijo a sus discípulos: “No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice. El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos

La buena noticia – marzo 25 2014 – La anunciación

María y la cruz

Comenzamos hoy a publicar las reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Celebramos la Anunciación del Señor

El Evangelio de Lucas es el centro de la reflexión hoy. “Concebirás en tu vientre y el ES vendrá sobre ti”. De esto se trata la virginidad de María pues le dijo SI al ES. Tenemos que ser vírgenes y decir si al ES. Jesús no puede ser una construcción humana, hay que dejar que el ES forme en mis entrañas a Jesús y eso es virginidad. Es el ES el que concibe a Jesús en las entrañas. “Y le pondrás por nombre Jesús”, el que salva, el rey de tu vida, vivirás adherido a él, Jesús no es una idea. María se abrió a la acción del ES. Deja que El ES venga conciba en ti. Es así como se realiza el proyecto de Dios: es Dios mismo en la persona. La salvación no es desde afuera sino desde adentro, Dios nos recrea, nos reconstruye, eso es la obra salvífica. Que tengamos los sentimientos de Papá Dios. Tengo que permitir que Dios venga sobre mí adhiriéndome a Jesús, adquiriendo sus valores y principios. La tarea de adhesión a Jesús es adquirir la manera de pensar de Jesús, centrar la vida en los Evangelios. ¿Yo en mi vida, pienso como pensaba, sentía y era un reflejo de Jesús en la vida? Tienes que concebir en las entrañas a Jesús, que es la apertura a la acción del ES. Decir si es seguir a Jesús, es el trabajo que tengo que hacer.

Y darás a luz, la maternidad: la virgen es madre

“Darás a luz” dar a luz a Jesús, parir a Jesús para otros, hablar a otros de Jesús, muéstrelo, sáquelo a la luz, no hablamos de Jesús siendo tinieblas, hablando de temores, miedos, pesimismo, oscuridades, desconfianza. ¿Qué reciben de mi cuando hablo de Jesús? ¿Qué encuentran en mí? ¿Qué recibe el otro? Cuidemos nuestra maternidad, demos a luz a Jesús mismo.

Virginidad y maternidad objeto de cuaresma y de vida cristiana

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de Isaías 7,10-14.8,10c.

El Señor habló a Ajaz en estos términos: “Pide para ti un signo de parte del Señor, en lo profundo del Abismo, o arriba, en las alturas”. Pero Ajaz respondió: “No lo pediré ni tentaré al Señor”. Isaías dijo: “Escuchen, entonces, casa de David: ¿Acaso no les basta cansar a los hombres, que cansan también a mi Dios?. Por eso el Señor mismo les dará un signo. Miren, la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y lo llamará con el nombre de Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.” Porque Dios está con nosotros.

Salmo 40(39),7-8a.8b-9.10.11.

Tú no quisiste víctima ni oblación;
pero me diste un oído atento;
no pediste holocaustos ni sacrificios,
entonces dije: «Aquí estoy.

En el libro de la Ley está escrito
lo que tengo que hacer:
yo amo, Dios mío, tu voluntad,
y tu ley está en mi corazón.»

Proclamé gozosamente tu justicia
en la gran asamblea;
no, no mantuve cerrados mis labios,
tú lo sabes, Señor.

No escondí tu justicia dentro de mí,
proclamé tu fidelidad y tu salvación,
y no oculté a la gran asamblea
tu amor y tu fidelidad.

Carta a los Hebreos 10,4-10.

Hermanos:
Es imposible que la sangre de toros y chivos quite los pecados. Por eso, Cristo, al entrar en el mundo, dijo: Tú no has querido sacrificio ni oblación; en cambio, me has dado un cuerpo. No has mirado con agrado los holocaustos ni los sacrificios expiatorios. Entonces dije: Aquí estoy, yo vengo -como está escrito de mí en el libro de la Ley- para hacer, Dios, tu voluntad. El comienza diciendo: Tú no has querido ni has mirado con agrado los sacrificios, los holocaustos, ni los sacrificios expiatorios, a pesar de que están prescritos por la Ley. Y luego añade: Aquí estoy, yo vengo para hacer tu voluntad. Así declara abolido el primer régimen para establecer el segundo. Y en virtud de esta voluntad quedamos santificados por la oblación del cuerpo de Jesucristo, hecha de una vez para siempre.

Evangelio según San Lucas 1,26-38.

En el sexto mes, el Angel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,
a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María. El Angel entró en su casa y la saludó, diciendo: “¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo”. Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo. Pero el Angel le dijo: “No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin”. María dijo al Angel: “¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?”. El Angel le respondió: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios”. María dijo entonces: “Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho”. Y el Angel se alejó.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.278 seguidores