Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia – marzo 27 2014 – Escuchar la voz del Señor


Palabra Proclamada

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín, notas compiladas por Gloria Vásquez del Ministerio de Misiones.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Escuchar la voz del Señor

Las lecturas de hoy son una exhortación. Sobre todo por la lectura de Jeremías en el contexto de la predicación de la palabra. Dios le dice: ve a predicar pero ni te van a escuchar porque este pueblo tiene el corazón endurecido. La reacción del pueblo fue no prestar oídos y siguió caminando en sus malas ideas, desde la maldad de su corazón. ¿Sabes a quién le vas a predicar? a una gente que se ha resistido a Dios. Jeremías habla de un pecado: cerrar el corazón a Dios. El mal está en ser obstinados. Pero este no es mi caso, podrá decir usted, porque escucho este programa, porque voy a misa cada ocho días, así vaya y no recuerde el Evangelio cuando salga de la Iglesia. Pero Jesús revela el pecado sanando un demonio mudo y sordo; presentan a Jesús haciendo esto, rompiendo el corazón del hombre que no quiere escuchar. Aquí hay uno que es más fuerte que la desidia de nuestro corazón. Jesús es el más fuerte, el que rompe el corazón. Nosotros queremos milagros y signos portentosos, el genio que venga, pero la propuesta es la palabra, una fe que sabe escuchar. Aquí nos habla a nosotros, que no vivimos la palabra, pero la buena noticia que es que tenemos uno más fuerte que nos saca del empecinamiento de nuestro corazón. No te resistas mas a Dios y El te quitara la sordera y te hará pronunciar la palabra más dulce: Padre. Este es Jesús el más fuerte. Le pregunto. ¿cómo es su experiencia de Dios? ¿se le hace difícil escuchar su palabra? Llegó uno más fuerte, el que nos cambia, el que nos seduce, el que nos da la fascinación por la palabra. Ahí hay un obstáculo que puede ser derribado por el Espíritu de Jesús. Se me hace difícil, pero hay una buena noticia: hay uno más fuerte; nos cuesta ser discípulos, pero hay uno más fuerte que es capaz de vencer las murallas y construir la vida desde la pertenencia a Dios. Para los del AT fue difícil pero para nosotros es fácil pues tenemos el Espíritu de Jesús. Así será más fácil el camino cuaresmal. ¡Animo! Tranquilo, que tenemos uno que es más fuerte que nosotros, es un camino de alegría y esperanza, saldremos victoriosos y tendremos una maravillosa experiencia de Pascua en Él

Bendiciones

LECTURAS DEL DÍA

Libro de Jeremías 7,23-28.

Así habla el Señor:
Esta fue la orden que les di: Escuchen mi voz, así yo seré su Dios y ustedes serán mi Pueblo; sigan por el camino que yo les ordeno, a fin de que les vaya bien. Pero ellos no escucharon ni inclinaron sus oídos, sino que obraron según sus designios, según los impulsos de su corazón obstinado y perverso; se volvieron hacia atrás, no hacia adelante. Desde el día en que sus padres salieron de Egipto hasta el día de hoy, yo les envié a todos mis servidores los profetas, los envié incansablemente, día tras día. Pero ellos no me escucharon ni inclinaron sus oídos, sino que se obstinaron y obraron peor que sus padres. Tú les dirás todas estas palabras y no te escucharán: los llamarás y no te responderán. Entonces les dirás: “Esta es la nación que no ha escuchado la voz del Señor, su Dios, ni ha recibido la lección. La verdad ha desaparecido, ha sido arrancada de su boca”.

Salmo 95(94),1-2.6-7.8-9.

¡Vengan, cantemos con júbilo al Señor,
aclamemos a la Roca que nos salva!
¡Lleguemos hasta él dándole gracias,
aclamemos con música al Señor!

¡Entren, inclinémonos para adorarlo!
¡Doblemos la rodilla ante el Señor que nos creó!
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros, el pueblo que él apacienta,
las ovejas conducidas por su mano.

Ojalá hoy escuchen la voz del Señor:
«No endurezcan su corazón como en Meribá,
como en el día de Masá, en el desierto,
cuando sus padres me tentaron y provocaron,
aunque habían visto mis obras.»

Evangelio según San Lucas 11,14-23.

Jesús estaba expulsando a un demonio que era mudo. Apenas salió el demonio, el mudo empezó a hablar. La muchedumbre quedó admirada, pero algunos de ellos decían: “Este expulsa a los demonios por el poder de Belzebul, el Príncipe de los demonios”. Otros, para ponerlo a prueba, exigían de él un signo que viniera del cielo. Jesús, que conocía sus pensamientos, les dijo: “Un reino donde hay luchas internas va a la ruina y sus casas caen una sobre otra. Si Satanás lucha contra sí mismo, ¿cómo podrá subsistir su reino? Porque -como ustedes dicen- yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul. Si yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul, ¿con qué poder los expulsan los discípulos de ustedes? Por eso, ustedes los tendrán a ellos como jueces. Pero si yo expulso a los demonios con la fuerza del dedo de Dios, quiere decir que el Reino de Dios ha llegado a ustedes. Cuando un hombre fuerte y bien armado hace guardia en su palacio, todas sus posesiones están seguras, pero si viene otro más fuerte que él y lo domina, le quita el arma en la que confiaba y reparte sus bienes. El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s