Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – noviembre 7 2014


Filipenses 3,17 – 4,1

Hermanos: Sean todos ustedes imitadores míos y observen la conducta de aquellos que viven el ejemplo que les he dado a ustedes. Porque, como muchas veces se lo he dicho a ustedes, y ahora se lo repito llorando, hay muchos que viven como enemigos de la cruz de Cristo. Esos tales acabarán en la perdición, porque su dios es el vientre, se enorgullecen de lo que deberían avergonzarse y sólo piensan en cosas de la tierra.

Nosotros, en cambio, somos ciudadanos del cielo, de donde esperamos que venga nuestro salvador, Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso, semejante al suyo, en virtud del poder que tiene para someter a su dominio todas las cosas.

Hermanos míos, a quienes tanto quiero y extraño: ustedes, hermanos míos amadísimos, que son mi alegría y mi corona, manténganse fieles al Señor.

Comentario

Este texto corresponde a la tercera carta que Pablo le escribe a los filipenses y en la cual le responde a las críticas de sus opositores.

Pablo, con lágrimas en los ojos, afirma que hay algo que lo decepciona de la comunidad: “hay muchos que andan como enemigos de la Cruz de Cristo”. Hay muchos dentro de la comunidad que son anticristos. Porque los anticristos no vienen de afuera, no señor, los anticristos surgen dentro de la comunidad y son aquellos que conociendo el mensaje, que siendo parte de la comunidad, adoptan maneras contrarias a los principios y valores de la Cruz. Pablo nos enumera tres características de los anticristos: su dios es el vientre (placeres por doquier), se glorían de lo que debería avergonzarlos (no pensar en los otros), su única aspiración son cosas terrenas (el consumismo, ser centro, vivir en las valores del mundo) ese es un enemigo interno de la Cruz de Cristo, un Anticristo. El que pretendiendo estar en la comunidad, trabajando en la comunidad, se comporta como uno más del mundo, muy orgullosos de su mundanidad.

Pablo nos llama entonces a todos a mantenernos firmes en el Señor. A gloriarnos, mantenernos orgullosos del estilo de vida al que nos invita la Cruz de Cristo.

Lucas 16, 1-8

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Había una vez un hombre rico que tenía un administrador, el cual fue acusado ante él de haberle malgastado sus bienes. Lo llamó y le dijo: ‘¿Es cierto lo que me han dicho de ti? Dame cuenta de tu trabajo, porque en adelante ya no serás administrador‘. Entonces el administrador se puso a pensar: ‘¿Qué voy hacer ahora que me quiten el trabajo? No tengo fuerzas para trabajar la tierra y me da vergüenza pedir limosna. Ya sé lo que voy a hacer, para tener a alguien que me reciba en su casa, cuando me despidan‘.

Entonces fue llamando uno por uno a los deudores de su amo. Al primero le preguntó: ‘¿Cuánto le debes a mi amo?‘ El hombre respondió: Cien barriles de aceite‘. El administrador le dijo: ‘Toma tu recibo, date prisa y haz otro por cincuenta‘. Luego preguntó al siguiente: ‘Y tú, ¿cuánto debes?‘ Este respondió: ‘Cien sacos de trigo‘. El administrador le dijo: ‘Toma tu recibo y haz otro por ochenta‘.

El amo tuvo que reconocer que su mal administrador había procedido con habilidad. Pues los que pertenecen a este mundo son más hábiles en sus negocios que los que pertenecen a la luz”.

Comentario

Esta parábola que tiene como centro, la felicitación que se ganó un hombre astuto, inteligente, por haber tomado una opción que salvó su vida.

Este hombre como muchos, optó por centrar su vida en sí mismo, sin importar las consecuencias que le pudieran acarrear en el futuro. Usurpó lo que no era suyo, se hizo un corrupto, y claro, como todo el que centra su vida en sí mismo, solo logró llevarla a la ruina: se llenó de enemigos, se quedó sin nada.

Y se puso a pensar ¿Qué haré? Esta pregunta es vital en todo el Evangelio de Lucas, Juan Bautista mandó preguntarle a Jesús qué hacer, el joven rico pregunta que debo de hacer, la gente le pregunta a los apóstoles, qué tenemos que hacer. Qué hacer para ser feliz, qué hacer para no fracasar en la vida, qué hacer para estar rodeado de gente que me quiera.

Jesús nos dice: sean astutos, inteligentes, opta sin dudar por el estilo de vida del Padre: Da sin medida y perdona sin medida. Así lograrás una vida llena de éxito.

Lo de hoy es la innovación, esta semana se realizó otros de los muchos eventos sobre innovación que ha realizado la ciudad. La innovación tiene un objetivo, lograr que lo que emprendamos tenga éxito. Y miren hermanos, el mundo ha experimentado que si se piensa en la necesidad del otro, si se resuelve la necesidad del otro, le va excelentemente bien. Hasta los del mundo han entendido por su astucia, lo que para nosotros siempre ha sido revelación del Padre, quieres acertar en la vida, sé como tu Padre: piensa en el otro, ponlo de centro en tu vida. Por qué no le creemos?

Un abrazo, Bendiciones.

Escrito por: Fabio Espinosa Álzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín.
Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s