Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – 10 de noviembre de 2014


  • Lucas 17,1-9
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No es posible evitar que existan ocasiones de pecado, pero ¡ay de aquel que las provoca! Más le valdría ser arrojado al mar con una piedra de molino sujeta al cuello, que ser ocasión de pecado para la gente sencilla. Tengan, pues, cuidado.
Si tu hermano te ofende, trata de corregirlo; y si se arrepiente, perdónalo. Y si te ofende siete veces al día, y siete veces viene a ti para decirte que se arrepiente, perdónalo”.
Los apóstoles dijeron entonces al Señor: “Auméntanos la fe”. El Señor les contestó: “Si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decirle a ese árbol frondoso: ‘Arráncate de raíz y plántate en el mar‘, y los obedecería”.
Reflexión 
En el capitulo 15 Jesús nos mostró el drama del Padre y toda su misericordia por nosotros. En los capítulos 16 y 17 Jesús nos muestra, nos quiere enseñar, que la misericordia del Padre debe vivirse concretamente en la cotidianidad de la vida. Pero sobre todo nos enseña que la misericordia debe ser el alma de la Comunidad, tanto en sus relaciones internas y externas. Hoy Jesús, nos dice tres Palabras:
Sobre el escándalo: Surgen en el uso de la libertad que cada uno tiene, por eso Dios no lo puede impedir. Es muy grave, porque es una piedra, algo contra la cual el otro choca y cae. Es causa de caída para el otro. Induce al otro a cometer el mal.
¡Ay de aquel! …que lo cometa: esta expresión de Jesús, no es una condena. Él está tratando de mostrar la gravedad del pecado. Que lleva al caos original, a la muerte por asfixia, es decir se queda sin el aliento del Espíritu.
Pero sobre todo es el lugar, la oportunidad más clara para ejercer la Misericordia. La misericordia se ejerce no se hace un “acto devoción de ella”.
Sobre la corrección fraterna: Tiene como objetivo, que el hermano no se pierda. Lo lógico es que los hermanos pequemos. Las comunidades no son grupos de perfectos. La Corrección Fraterna, es la hija más hermosa de la Misericordia. Por eso se corrige con misericordia o no es corrección. No es una condena. Es el desenmascaramiento del pecado. Un anuncio de perdón.
Si tuvieras fe como un granito de mostaza”. Sobre la fe.
Fijémonos que aquí la fe consiste en experimentar la Misericordia de Dios, que lleva a amar al hermano que es pecador. La fe, o sea la experiencia de la misericordia de Dios, es el origen, la fuente de la misión en el mundo. Se trata de ser testigos de la misericordia de Dios en el mundo. La fe pues no es un poder para conseguir cosas mágicamente. La fe es como una semilla: pequeña, pero es una fuerza vital. Suple mi impotencia, mi incapacidad de ejercer la misericordia, el perdón, de corregir fraternalmente. Creer es dejar de confiar en sí mismo, y dejar que sea Él quien obre. Debe pedirse como se pide el pan cotidiano.

  • Pablo a Tito 1, 1-9

Yo, Pablo, soy servidor de Dios y apóstol de Jesucristo, para conducir a los elegidos de Dios a la fe y al pleno conocimiento de la verdadera religión, que se apoya en la esperanza de la vida eterna. Dios, que no miente, había prometido esta vida desde tiempos remotos, y al llegar el momento oportuno, ha cumplido su palabra por medio de la predicación que se me encomendó por mandato de Dios, nuestro salvador.

Querido Tito, mi verdadero hijo en la fe que compartimos: te deseo la gracia y la paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús, nuestro salvador.

El motivo de haberte dejado en Creta, fue para que acabaras de organizar lo que faltaba y establecieras presbíteros en cada ciudad, como te lo ordené. Han de ser irreprochables, casados una sola vez; y sus hijos han de ser creyentes y no acusados de mala conducta o de rebeldía.

Por su parte, el obispo, como administrador de Dios, debe ser irreprochable; no debe ser arrogante, ni iracundo, ni bebedor, ni violento, ni dado a negocios sucios. Al contrario, debe ser hospitalario, amable, sensato, justo, piadoso, dueño de sí mismo, fielmente apegado a la fe enseñada, para que sea capaz de predicar una doctrina sana y de refutar a los adversarios.

Reflexionemos ahora la primera lectura.
Pablo le confía el cuidado de la comunidad de creta (una ciudad con muy mala fama, de estafadores y mentirosos) a Tito un griego de carácter muy fuerte a quien Pablo amaba tanto como a Timoteo un servidor muy diferente: Pablo en toda la carta le hace tres encargos: que organice la Iglesia, que vele por la recta doctrina y que vele por la vida santa.
En cuanto a la organización de la comunidad Pablo pone el énfasis en la elección de los presbíteros o epíscopos, estos deben tener cualidades excepcionales, nada de ser estafadores y mentirosos, como tenían fama. Por eso mucho cuidado con: su estilo de vida, su modo de actuar, su fidelidad a la doctrina, su generosidad.
Llama la atención también el saludo, muy largo, muy parecido al de la carta a los romanos. Aquí nos dice que un líder de comunidad debe Promover: la fe de los elegidos de Dios, el conocimiento de Jesús, y debe promover la esperanza.
Escrito por: Fabio Espinosa Álzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín.
Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s