Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – 12 de noviembre 2014


Tito 3, 1-7

Querido hermano: Recuérdales a todos que deben someterse a los gobernantes y a las autoridades, que sean obedientes, que estén dispuestos para toda clase de obras buenas, que no insulten a nadie, que eviten los pleitos, que sean sencillos y traten a todos con amabilidad.

Porque hubo un tiempo en que también nosotros fuimos insensatos y rebeldes con Dios; andábamos descarriados y éramos esclavos de todo género de pasiones y placeres; vivíamos una vida llena de maldad y de envidia; éramos abominables y nos odiábamos los unos a los otros.

Pero, al manifestarse la bondad de Dios, nuestro salvador, y su amor a los hombres, él nos salvó, no porque nosotros hubiéramos hecho algo digno de merecerlo, sino por su misericordia. Lo hizo mediante el bautismo, que nos regenera y nos renueva, por la acción del Espíritu Santo, a quien Dios derramó abundantemente sobre nosotros, por Cristo, nuestro salvador. Así, justificados por su gracia, nos convertiremos en herederos, cuando se realice la esperanza de la vida eterna.

Comentario
Dada la misericordia de Dios y dado que debemos vivir lo que creemos, san Pablo nos invita a través de esta Palabra, a profundizar en estos aspectos de la fe:
1. Es necesario entender que la fe en Cristo no puede ser reducida a una experiencia privada, intimista, esta debe manifestarse en público y en lo público; es decir, debe penetrar todo el tejido social, debemos llevar a nuestros contornos los principios de nuestra fe.
2. Nos dice La Palabra: “También nosotros en otro tiempo fuimos….”
El apóstol nos hace tomar conciencia, de la necesidad de recordar de dónde venimos, no para quedarnos estancados en el pasado, sino con la intensión de vivir con más plenitud, con más fuerza, lo que ahora vivimos, lo que ahora es parte de nuestra realidad; la Bondad de Dios, Su Gloria y Su Gracia.
3. Un tercer punto de reflexión de esta lectura, tiene que ver con la responsabilidad que tenemos cada uno, con el depósito de esta buena noticia: ¡Hemos sido renovados por el amor grandioso del Padre!

Lucas 17, 11-19

En aquel tiempo, cuando Jesús iba de camino a Jerusalén, pasó entre Samaria y Galilea. Estaba cerca de un pueblo, cuando le salieron al encuentro diez leprosos, los cuales se detuvieron a lo lejos y a gritos le decían: “¡Jesús, maestro, ten compasión de nosotros!”

Al verlos, Jesús les dijo: “Vayan a presentarse a los sacerdotes”. Mientras iban de camino, quedaron limpios de la lepra.

Uno de ellos, al ver que estaba curado, regresó, alabando a Dios en voz alta, se postró a los pies de Jesús y le dio las gracias. Ese era un samaritano. Entonces dijo Jesús: “¿No eran diez los que quedaron limpios? ¿Dónde están los otros nueve? ¿No ha habido nadie, fuera de este extranjero, que volviera para dar gloria a Dios?” Después le dijo al samaritano: “Levántate y vete. Tu fe te ha salvado”.

Comentario
Nos dice Hoy el Evangelio:
“De camino a Jerusalén…”
El camino de Jesús de Galilea a Jerusalén, traza el itinerario obligado de un discípulo de Jesucristo. Es un camino a Jerusalén el lugar donde contemplamos a Jesús en la entrega de la vida y el lugar donde se es glorificado. Pero Jerusalén es también el lugar de la gran explosión de la salvación para todos, desde Jerusalén surgió el gran movimiento salvífico.
“Diez hombres”
Diez es totalidad, Diez son los de la mano. Significa que la acción salvadora de Dios es para todos alcanza a todos. Diez representa la humanidad llamada a acoger la salvación de Dios.
“Leprosos”
Un leproso es un contaminado que contamina. Además de eso excluidos. La salvación se ofrece a los excluidos, a los que les han robado su dignidad y que no pueden experimentar lo que son a los ojos de Dios.
“Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros”
En esta suplica que en este relato no es algo que está de más, por relleno, se plasman los tres elementos indispensables para que sea acogida la salvación de Dios:
• Jesús, la salvación no consiste en una sanación, o en recibir un milagro. Para recibir la salvación es necesario el encuentro con la persona de Jesús.
• Maestro, la salvación se acoge en el seguimiento de Jesús, en la convivencia intima con Él, como discípulo.
• Ten compasión. La salvación es el resultado de la acción de la Misericordia de Dios por nosotros.
“¿No quedaron limpios los diez?”
La salvación ya se ha realizado en todos, pero solo la acogen los que vuelven al encuentro con Jesús. Este cuestionamiento de Jesús no expresa un sentimiento de inconformidad dizque porque los otros no fueron a darle gracias; es más bien, una exhortación a la responsabilidad nuestra con los que no acogieron la salvación. Debe ser leído de otra forma: Jesús nos reclama preguntándonos ¿Dónde están los otros nueve?, ¿Dónde están? Es nuestra responsabilidad que muchos no estén aquí disfrutando de la salvación de la Gloria de Dios. El Padre presiona a Jesús porque la casa no está llena de salvados y Jesús nos presiona a nosotros, Es la voluntad del Padre que muchos acojan Su salvación, y es tarea nuestra que esto sea una realidad. Ahora el gran problema es que si para mí no hay una vivencia profunda de la salvación de Dios, ¿cómo pretender que yo se la trasmita a otros?

Hermanos, no se les olvide leer antes la lecturas correspondientes !obvio cierto!

Escrito por: Fabio Espinosa Álzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am por los 1230AM, Emisora Minuto de Dios Medellín.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s