Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – martes 20 de enero 2015


Lectura de la carta a los Hebreos (6,10-20):
Dios no es injusto para olvidarse de vuestro trabajo y del amor que le habéis demostrado sirviendo a los santos ahora igual que antes. Deseamos que cada uno de vosotros demuestre el mismo empeño hasta el final, para que se cumpla vuestra esperanza, y no seáis indolentes, sino imitad a los que, con fe y perseverancia, consiguen lo prometido. Cuando Dios hizo la promesa a Abrahán, no teniendo a nadie mayor por quien jurar, juró por sí mismo, diciendo: «Te llenaré de bendiciones y te multiplicaré abundantemente.» Abrahán, perseverando, alcanzó lo prometido. Los hombres juran por alguien que sea mayor y, con la garantía del juramento, queda zanjada toda discusión. De la misma manera, queriendo Dios demostrar a los beneficiarios de la promesa la inmutabilidad de su designio, se comprometió con juramento, para que por dos cosas inmutables, en las que es imposible que Dios mienta, cobremos ánimos y fuerza los que buscamos refugio en él, asiéndonos a la esperanza que se nos ha ofrecido. La cual es para nosotros como ancla del alma, segura y firme, que penetra más allá de la cortina, donde entró por nosotros, como precursor, Jesús, sumo sacerdote para siempre, según el rito de Melquisedec.

 

Sal 110,1-2.4-5.9.10c
R/. El Señor recuerda siempre su alianzaDoy gracias al Señor de todo corazón,
en compañía de los rectos, en la asamblea.
Grandes son las obras del Señor,
dignas de estudio para los que las aman. R/.Ha hecho maravillas memorables,
el Señor es piadoso y clemente.
Él da alimento a sus fieles,
recordando siempre su alianza. R/.Envió la redención a su pueblo,
ratificó para siempre su alianza,
su nombre es sagrado y temible.
La alabanza del Señor dura por siempre. R/.

 

Lectura del santo evangelio según san Marcos (2,23-28):
Un sábado, atravesaba el Señor un sembrado; mientras andaban, los discípulos iban arrancando espigas.
Los fariseos le dijeron: «Oye, ¿por qué hacen en sábado lo que no está permitido?»
Él les respondió: «¿No habéis leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre? Entró en la casa de Dios, en tiempo del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes presentados, que sólo pueden comer los sacerdotes, y les dio también a sus compañeros.»
Y añadió: «El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado; así que el Hijo del hombre es señor también del sábado.»

 

Comentario

Continuamos nuestra lectura del texto de Hebreos. El autor desarrolla otra característica de Jesucristo pero con la intención de persuadir a los miembros de su comunidad a que no abandonen el estilo de vida del Evangelio y su predicación y testimonio.
Jesús es el Fiel. y lo fue por su actitud de mantenerse firme hasta el final. Fiel a su convicción de que Dios era su Padre, que El pronunciaría la última y definitiva palabra sobre su situación. Y aunque no veía la acción de Dios sino su silencio permaneció fiel obstinado, seguro en su confianza: El Padre actuará.
Lo mismo Abrahán, se mantuvo fiel, creyó en la promesa, a pesar de no ver las cosas claramente. Y es que el cristianismo es cosa de convicciones y estas radicales. El autor de la Carta, El Espíritu Santo, nos animan hoy a mantener y acrecentar nuestra convicción por el Reino, por el Evangelio, a no claudicar, a esperar que realmente los cielos nuevos y la nueva tierra son una realidad y a creer haciéndolo  posible.

Ahora quiero hablarles de la afirmación del Evangelio de Marcos hoy sobre Jesús. Estamos en el capítulo dos de marcos. En este capítulo el Evangelista hace una presentación maravillosa de la persona de Jesús, describe sus más grandes características y atributos pero lo hace en medio de un clima de confrontación con los escribas y fariseos, en medio de las discusiones surge la persona fascinante de Jesús.
En medio de  estas discusiones Jesús se presenta como el Liberador, como el Reconciliador entre Dios-Padre y la humanidad, como el Misericordioso al lado de los pobres, los pecadores, los excluidos. Por eso no es tiempo de ayunos, es tiempo de alegría, de banquetes, Dios esta con nosotros en Jesucristo.
Pero hoy en fe declaramos con este relato que “Jesús  es Señor del sábado”.

Eso significa que con Jesús ha comenzado el Séptimo día, el día de la plenitud, el momento de vivir la salvación de Dios. Ahora por la vida que Jesucristo nos provee, podemos comenzar una nueva historia. Ya vivir “la vida de Dios” no es un sueño, una sombra. Ahora, adheridos a Jesús experimentaremos el actuar de Dios liberándonos y restaurándonos. Dios interviene a favor nuestro.

Por eso, ¿cómo rechazar a Jesús?, ¿cómo despreciar esta gran oportunidad para rehacer nuestra historia, para comenzar una nueva manera de ser? Un nuevo amanecer es posible,  ¿cómo no vivir su propuesta de vida?

¡Conocer a Jesús Transforma la vida!

Escrito por: Fabio Espinosa Álzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 7pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.
Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s