Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – miércoles 28 de enero 2015


Hebreos 10, 11-18Hermanos: En la antigua alianza los sacerdotes ofrecían en el templo, diariamente y de pie, los mismos sacrificios, que no podían perdonar los pecados. Cristo, en cambio, ofreció un solo sacrificio por los pecados y se sentó para siempre a la derecha de Dios; no le queda sino aguardar a que sus enemigos sean puestos bajo sus pies. Así, con una sola ofrenda, hizo perfectos para siempre a los que ha santificado.

Lo mismo atestigua el Espíritu Santo, que dice en un pasaje de la Escritura: La alianza que yo estableceré con ellos, cuando lleguen esos días, palabra del Señor, es ésta: Voy a poner mi ley en lo más profundo de su mente y voy a grabarla en sus corazones. Y prosigue después: Yo les perdonaré sus culpas y olvidaré para siempre sus pecados. Ahora bien, cuando los pecados han sido perdonados, ya no hacen falta más ofrendas por ellos.

Marcos 4, 1-20En aquel tiempo, Jesús se puso a enseñar otra vez junto al lago, y se reunió una muchedumbre tan grande, que Jesús tuvo que subir en una barca; ahí se sentó, mientras la gente estaba en tierra, junto a la orilla. Les estuvo enseñando muchas cosas con parábolas y les decía:

“Escuchen. Salió el sembrador a sembrar. Cuando iba sembrando, unos granos cayeron en la vereda; vinieron los pájaros y se los comieron. Otros cayeron en terreno pedregoso, donde apenas había tierra; como la tierra no era profunda, las plantas brotaron en seguida; pero cuando salió el sol, se quemaron, y por falta de raíz, se secaron. Otros granos cayeron entre espinas; las espinas crecieron, ahogaron las plantas y no las dejaron madurar. Finalmente, los otros granos cayeron en tierra buena; las plantas fueron brotando y creciendo y produjeron el treinta, el sesenta o el ciento por uno”. Y añadió Jesús: “El que tenga oídos para oír, que oiga”.

Cuando se quedaron solos, sus acompañantes y los Doce le preguntaron qué quería decir la parábola. Entonces Jesús les dijo: “A ustedes se les ha confiado el secreto del Reino de Dios; en cambio, a los que están fuera, todo les queda oscuro; así, por más que miren, no verán; por más que oigan, no entenderán; a menos que se arrepientan y sean perdonados”.

Y les dijo a continuación: “Si no entienden esta parábola, ¿cómo van a comprender todas las demás? ‘El sembrador’ siembra la palabra.

‘Los granos de la vereda’ son aquellos en quienes se siembra la palabra, pero cuando la acaban de escuchar, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos.

‘Los que reciben la semilla en terreno pedregoso’, son los que, al escuchar la palabra, de momento la reciben con alegría; pero no tienen raíces, son inconstantes, y en cuanto surge un problema o una contrariedad por causa de la palabra, se dan por vencidos.

‘Los que reciben la semilla entre espinas’ son los que escuchan la palabra; pero por las preocupaciones de esta vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás, que los invade, ahogan la palabra y la hacen estéril.

Por fin, ‘los que reciben la semilla en tierra buena’ son aquellos que escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha: unos, de treinta; otros, de sesenta; y otros, de ciento por uno”.

Comentario

El texto de Hebreos que nos corresponde hoy nos trae dos misterios, dos experiencias fundamentales del Cristianismo:

  1. Con el sacerdocio de Jesucristo fue inaugurada una Nueva Alianza. Ésta Alianza consistió en que Jesucristo infunde en nosotros El Espíritu de Dios mismo. Fue derramado en nosotros el amor de Dios, por ese mismo Espíritu tenemos un corazón nuevo una mente nueva, El Espíritu, infundido en nosotros por Jesucristo, nos hace experimentar que Dios es MI Padre. Esto es algo determinante en la relación con nuestro Dios-Padre.
  1. Por el sacerdocio de Jesucristo, se nos han perdonados todos los pecados, por lo tanto ya no hay que expiar los pecados, ni mucho menos ofrecer sacrificios para que se nos perdonen los pecados. El sacrificio de Cristo nos perdonó los pecados para siempre. Se preguntarán Ustedes entonces para qué es necesario confesar los pecados a la Iglesia cuyo representante es el Presbítero? Pues eso será otro tema, les adelanto esto: lo que no se asume no se redime y la Iglesia ejerce su función salvadora, asumiendo las consecuencias de los pecados de los hermanos, por lo tanto hay que confesarlos o si no, pues cómo?

Ahora quiero referirme al bello texto que nos trae el Evangelio de Marcos hoy:

  1. “Escuchen”: Jesús está sentado, osea en calidad de Maestro, las multitudes y sus discípulos lo rodean y Jesús les enseña largamente. Al final y al comienzo de la Parábola les dice “Escucha”. Ese era el mandamiento principal en el A.T. “SHEMA” escucha, esto implica obediencia y obedecer es adherirse a Dios. Jesús esta pidiendo pues que nos adhiramos, que nos hagamos uno con Él.
  1. Esta parábola es la parábola de la esperanza.

Con esta parábola Jesús está hablando de Sí mismo. Está hablando de Su Misión. Él se ve reflejado en esta parábola. Él es semilla y sembrador. Él está hablando de lo que ha sido su ministerio: Un mensaje tan profundo, tan valioso y hasta ahora, ¿qué ha obtenido? Nada. Las multitudes no perseveran, los discípulos no comprenden nada, los familiares lo rechazan, los fariseos lo tratan de demonio y blasfemo. Pero Jesús hace con esta parábola una afirmación determinante: Es necesario esperar contra toda esperanza. Jesús con esta parábola manifiesta su confianza absoluta en la victoria del Reino. Esto tendrá fruto, dice Jesús, y será del 100%, sobrepasará las expectativas.

Es también un mensaje a la comunidad a la que le escribe Marcos el Evangelio: en medio de las persecuciones, con sus líderes martirizados, con tantas dificultades, ante un fracaso evidente, Jesús les dice con esta parábola. Ánimo, hay que esperar contra toda esperanza el Reino es así, que la esperanza se acreciente. Dios-Padre triunfará, el Reino triunfará.

Es también un mensaje para nuestra Iglesia. Y también,  Yo lo leo y veo como un mensaje a nuestra comunidad del Minuto de Dios, a pesar de las dificultades, de la hostilidad en contra, de la incomprensión, de las críticas, de la no perseverancia de los Evangelizados, de las debilidades de nosotros los servidores, no debemos “tirar la toalla”, pensar que es imposible, o que no vale la pena. Con esta parábola Jesús nos dice: miren con profundidad, donde aparentemente se ve fracaso, allí hay es la fuerza de Dios, allí hay presencia de Dios, la victoria será nuestra. El reino va surgiendo, es necesario acrecentar la esperanza.

Es también un mensaje para todos los que están en medio de un proyecto, están realizando algo nuevo y estén enfrentando grandes dificultades, mira bien, descubre la presencia de Dios en tu vida, Su fuerza creadora y no pierdas la esperanza, sigue luchando y adelante. Nada de desaliento, ni desconfianza.

  1. El Misterio de Jesús.

Un tercer aspecto a reflexionar desde esta parábola, es que cuando Jesús enseña con parábolas no esta utilizando un recurso didáctico o pedagógico, no señor. Con las parábolas Jesús nos invita a la reflexión profunda, a la interioridad. Un discípulo de Jesús, quien quiera optar por Jesús, no puede ser una persona básica, de esos “solo entretenidos” o “adormecidos”. Estar frente a Jesús nos exige cuestionamientos disposiciones interiores, comprometernos con mente y corazón, se necesita ir más allá en nuestros grados de comprensión.

¡CONOCER A JESUS CAMBIA TU VIDA!  ¡ALABADO SEA JESUCRISTO!

Escrito por: Fabio Espinosa Álzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 7pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.
Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s