Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – jueves 12 de febrero 2015


Génesis 2, 18-25

En aquel día, dijo el Señor Dios: “No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle a alguien como él, para que lo ayude”. Entonces el Señor Dios formó de la tierra todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo y los llevó ante Adán, para que les pusiera nombre y así todo ser viviente tuviera el nombre puesto por Adán.

Así, pues, Adán les puso nombre a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo; pero no hubo ningún ser semejante a Adán, para ayudarlo.

Entonces el Señor Dios hizo caer al hombre en un profundo sueño, y mientras dormía, le sacó una costilla y cerró la carne sobre el lugar vacío. Y de la costilla que le había sacado al hombre, Dios formó una mujer. Se la llevó al hombre y éste exclamó:

“Esta sí es hueso de mis huesos
y carne de mi carne.
Esta será llamada mujer (o hembra),
porque ha sido formada del hombre”.

Por eso el hombre abandonará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán los dos una sola cosa.

Por entonces los dos estaban desnudos, el hombre y su mujer, pero no sentían vergüenza por ello.

Sal 127,1-2.3.4-5R/.

Dichosos los que temen al SeñorDichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos.
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás dichoso, te irá bien. R/.

Tu mujer, como parra fecunda,
en medio de tu casa;
tus hijos, como renuevos de olivo,
alrededor de tu mesa. R/.

Ésta es la bendición del hombre que teme al Señor.
Que el Señor te bendiga desde Sión,
que veas la prosperidad de Jerusalén
todos los días de tu vida. R/.

Marcos 7, 24-30

En aquel tiempo, Jesús salió de Genesaret y se fue a la región donde se encuentra Tiro. Entró en una casa, pues no quería que nadie se enterara de que estaba ahí, pero no pudo pasar inadvertido. Una mujer, que tenía una niña poseída por un espíritu impuro, se enteró enseguida, fue a buscarlo y se postró a sus pies.

Cuando aquella mujer, una siria de Fenicia y pagana, le rogaba a Jesús que le sacara el demonio a su hija, él le respondió: “Deja que coman primero los hijos. No está bien quitarles el pan a los hijos para echárselo a los perritos”. La mujer le replicó: “Sí, Señor; pero también es cierto que los perritos, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños”.

Entonces Jesús le contestó: “Anda, vete; por eso que has dicho, el demonio ha salido ya de tu hija”. Al llegar a su casa, la mujer encontró a su hija recostada en la cama, y ya el demonio había salido de ella.

Comentario

Estamos leyendo el Génesis.  Este es un segundo relato de la creación, escrito en el año 1000, por un sabio-profeta, de la corte de Salomón o David, con una intención muy diferente al  primer relato; es una reflexión muy profunda, es una catequesis sobre el sentido del otro en mi vida y la relación con los seres humanos, raíz de todos los males.  Estas reflexiones están basadas en un contexto de fe, y se cuestiona ¿por qué el hombre no es feliz? La respuesta que Dios da es: Por lo que el otro ha llegado a significar para mí. Por la manera como nos relacionamos con el otro.  El autor pone al hombre en un paraíso, es decir en una situación ideal, la que Dios quiere y afirma cómo se relaciona el hombre con las cosas y cómo con el otro, con la otra. La relación del hombre con las cosas  es de dominio, de utilitarismo; pero esto no plenifica al ser humano.  Para un ser humano lo más importante es el otro ser humano, no puedo vivir solo.  Con las cosas no tenemos relación, uno no se “encuentra” con una cosa; solo las dominamos, ellas están ahí para ser utilizadas y estas no llenan al ser humano, no lo ayudan a crecer, ni hacer historia. La historia surge en el encuentro con otro ser humano.

El único que es una ayuda adecuada es un ser humano, es otro ser humano.  El relato afirma que el hombre no fue hecho solo y que no está bien que esté solo. Cuando uno está solo es un poquito, un reducido.  La soledad es solo un complejo de grandeza y autosuficiencia. Nadie se basta por si mismo. El mundo está tan mal pues nos hemos hecho a la idea que no necesitamos a los otros para desarrollarnos, o lo que es peor, los hemos convertido en cosas, le hemos dado a los otros seres humanos condición de cosas, de animales, entonces los dominamos, los utilizamos, los poseemos, les ponemos el pie encima. Para Dios esa es la causa de todos los males. El segundo relato de la Creación nos lleva a reflexionar sobre esto.  La mujer es ayuda adecuada, no para someterla o cosificarla, es quien complementa, ayuda a trascender al otro, a la otra, nos ayuda a ser espirituales. El otro, la otra están en igualdad de condiciones y deben ser la fuente de mi alegría. Por eso el grito de júbilo de Adán. Fuimos creados para vivir con el otro, para formar una comunidad, para ser hermanos y familia. 

El texto dice que estaban muy felices desnudos y juntos,  no se refiere a genitalidad, en ese tiempo no tenían ni los traumas, ni los tabús que tenemos nosotros. La desnudez significa lo que soy en toda mi integridad. Aceptar al otro desnudo quiere decir la aceptación de lo que el otro es, con todos sus diferencias de carácter, de pensar, de ser, con sus defectos y cualidades.

En el Evangelio de Marcos.

Estamos en el discurso del pan Jesús es llamado el pan de los hijos. El pan es todo lo que sustenta, es el fundamento de la vida. Lo que quiere decir es que Dios nos dio un regalo, que nos sostiene, que nos ayuda a vivir la vida en el Espíritu, es decir la vida plena,  como hijos del Padre,  como un hermano, misericordioso, perdonador, tierno, paciente, fiel. Ese es Jesús.  El nos hace grandes y frondosos, el es el pan de los hijos. Pero ojo, este pan de los hijos, implica comunión no solo con El Padre sino también y sobre todo con los otros. Jesús alimenta pero si uno, vive en la fraternidad.  Es necesaria una comunión con el Padre pero se tiene que revertir en comunión con los hermanos.  Hay que comulgar con el Padre y con los otros. Este milagro ocurrió por eso.  La mujer entendió que él era el pan salvífico para todos y Jesús fue solidario con una extranjera. Todos sin exclusión estamos en condiciones de recibir la salvación que Dios nos ha dado por Jesucristo. Porque todos somos hijos del Padre. Fue un milagro a distancia, porque lo que salva es la adhesión a La Palabra de Jesús.

Ojo con una fe intimista; yo con Dios y Dios conmigo. Ojo,  El desprecio por los otros es lo que impide el accionar de Dios. Ojo con las exclusiones.

Conocer a Jesús cambia tu vida  Alabado sea Jesucristo.

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Jesús tu eres el Pan de los hijos, tu eres nuestro Pan; ese Pan que nos salva, que nos libera, que nos llena de paz, que llena de alegría nuestro corazón y de esa manera podemos decir plenamente y con certeza ¡Somos felices!…., ¡somos felices! porque tu nos enseñas a amar a los otros a nuestros semejantes, a nuestros hermanos, a nuestra familia, a nuestra pareja, a nuestra comunidad y entonces podemos decir que somos la ayuda adecuada para el otro. Gracias Jesús, Gracias Padre porque solo con la acción de tu Santo Espíritu, podemos entender esto y Ser Bendición, Don, Carisma para los otros.

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 7pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.
Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s