Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Dios fortalecerá tu corazón – Domingo de Victoria


Marzo 01 de 2015

Catequesis de entrada 
Hay 4 pasos necesarios para fortalecer el Corazón:
1. Tener un nuevo corazón.
Vamos a pedirle a Dios … Señor dame un nuevo corazón.
2. Un corazón para adorarte.
Para adorarlo, para ponerlo en primer lugar.  Que tengamos un corazón de adorador, que lo reconozca único y definitivo en su historia.
3. Un corazón para Servirle.
Para decirle … Señor que puedo hacer por ti.
Dame Un corazón para servir a los demás, que transforme la globalización de la indiferencia, que le pueda ayudar al necesitado.
4. Dame un corazón limpio como el Cristal.
A veces nos aprovechamos de los otros, somos útilitaristas.   Debemos ser capaces de dejarte ver en nuestras vidas.
5. Dame un corazón dulce como la miel.
Un corazón amable, que tiende la mano, que sonríe, un corazón que sea como el tuyo Señor.
Reflexión
¿Tenemos  un corazón que le sirve a Dios ó que se sirve de Dios? 
¿Limpio ó turbio? 
Homilía
En las 3 lecturas hoy hay un elemento común y es el Hijo Único Jesucristo.
En la primera  lectura del Génesis se los habla de Abraham. Un hombre que estaba con su vida instalada y cómoda . Un día Dios le pidió salir y confiar en su promesa: Te daré una descendencia numerosa, la cual dio inicio con su hijo Isaac que era el fundamento de la promesa.  Dios le pidió el sacrificio de su hijo y Abrahan obedece a Dios, pero antes de llevar a cabo el sacrificio el Señor lo detiene.
 
“La bendición viene a través de la prueba y la dificultad. No hay bendición sin obediencia”
En la Segunda lectura …
Si Dios no nos ha negado a su Hijo único,  como no nos dará en Él todas las cosas? Sino nos negó a su propio hijo como nos va a negar la Salud ó cualquier petición que nosotros le hagamos?
Recuerden … Obediencia más Prueba, es igual a Bendición
En el evangelio nos dice:
A este hijo amado escúchenlo!
Nos se dejen llenar de otras voces, hay un único mensaje y es el que Él comunica … Escúchenlo!
Sepan escuchar al Señor, pidan el don de la escucha.
Para escuchar hay que hacer silencio.  Aprendamos a hacer silencio y así podrás escúcharlo en tu cuarto, en la intimidad de tu ser, en tu situación difícil.
El mensaje de hoy es escuchar al Señor. 
 
No todo es mantenerse con la necesidad en los labios.  Más bien escucha!
No hay bendición de Dios sin prueba.
Las situaciones adversas se presentan antes de la Bendición. 
El Mesías de nosotros pasa por la cruz.
A Abraham se le ratificó la promesa porque fue obediente en la prueba.
Escúchenlo! Hay que tragarse las propias lágrimas. Tragarse la amargura.
 
En la prueba se mide la Fidelidad.  
Oración
Tomen un respiro, busquen un espacio y en Silencio Escúchenle!!
Escrito por Adriana Benitez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s