Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – jueves 5 de marzo 2015


Lee en el Espíritu

Jeremías 17, 5-10

Esto dice el Señor:
“Maldito el hombre que confía en el hombre,
que en él pone su fuerza
y aparta del Señor su corazón.
Será como un cardo en la estepa,
que no disfruta del agua cuando llueve;
vivirá en la aridez del desierto,
en una tierra salobre e inhabitable.

Bendito el hombre que confía en el Señor
y en él pone su esperanza.
Será como un árbol plantado junto al agua,
que hunde en la corriente sus raíces;
cuando llegue el calor, no lo sentirá
y sus hojas se conservarán siempre verdes;
en año de sequía no se marchitará
ni dejará de dar frutos.

El corazón del hombre
es la cosa más traicionera y difícil de curar.
¿Quién lo podrá entender?
Yo, el Señor, sondeo la mente
y penetro el corazón,
para dar a cada uno según sus acciones,
según el fruto de sus obras”.

Lucas 16, 19-31

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: «Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y telas finas y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo, llamado Lázaro, yacía a la entrada de su casa, cubierto de llagas y ansiando llenarse con las sobras que caían de la mesa del rico. Y hasta los perros se acercaban a lamerle las llagas.

Sucedió, pues, que murió el mendigo y los ángeles lo llevaron al seno de Abraham. Murió también el rico y lo enterraron. Estaba éste en el lugar de castigo, en medio de tormentos, cuando levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham y a Lázaro junto a él.

Entonces gritó: ‘Padre Abraham, ten piedad de mí. Manda a Lázaro que moje en agua la punta de su dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas’. Pero Abraham le contestó: ‘Hijo, recuerda que en tu vida recibiste bienes y Lázaro, en cambio, males. Por eso él goza ahora de consuelo, mientras que tú sufres tormentos. Además, entre ustedes y nosotros se abre un abismo inmenso, que nadie puede cruzar, ni hacia allá ni hacia acá’.

El rico insistió: ‘Te ruego, entonces, padre Abraham, que mandes a Lázaro a mi casa, pues me quedan allá cinco hermanos, para que les advierta y no acaben también ellos en este lugar de tormentos’. Abraham le dijo: ‘Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen’. Pero el rico replicó: ‘No, padre Abraham. Si un muerto va a decírselo, entonces sí se arrepentirán’. Abraham repuso: ‘Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso, ni aunque resucite un muerto’».

Comentario

Hoy nos ponemos existenciales.  La liturgia de la iglesia nos lleva a revisarnos a nosotros mismos. Es muy propio de la cuaresma.  Pienso yo que hoy nos está diciendo examinemos la vida desde tres puntos:

  1. Dice la Palabra: “maldito el hombre que confía en el hombre”, nos lleva a reflexionar, ¿cuáles son tus seguridades? Es un llamado a revisar cuáles son las cosas y situaciones en las que ponemos nuestra mayor seguridad, en lo que hacemos fundamento de nuestra realización personal y de nuestra felicidad. En qué basamos nuestra vida, cual es el fundamento. Lo nuestro es la inseguridad, eso sí, por qué tanta necesidad de apoyarnos en los otros, en las cosas o en las situaciones?  Hay una constante de inseguridad que nos lleva afanosamente a agarrarnos de las personas o de las cosas o de las situaciones, como si eso fuera elemental en nuestra vida, como si fuera natural. Todos los días buscamos apoyos y seguridades, certezas y ahí se nos juega la vida.  Nos dice el profeta que es muy oportuno revisar nuestras seguridades y nuestros apoyos, es muy oportuno velar porque no estemos fundamentando la vida asiéndonos de falsas seguridades, de cosas y situaciones débiles y pasajeras.  La pregunta que nos viene de la Palabra de Dios es esta: Y tú en que has puesto tu confianza, a qué te aferras, en qué has puesto tu seguridad, es lo que nos dice la Palabra de Dios.  Qué crees qué es lo que te da estabilidad, seguridad y confianza.  Ojo no te estés apoyando en algo débil, en una falsa seguridad. La fe para los profetas era una sola cosa: Poner la seguridad en Dios, la fe es un acto de confianza total en Dios,  Él es mi roca, mi fortaleza, mi certeza, mi más alto escondite.  Hay cantidad de expresiones en la Biblia que anotan a que tu confianza y seguridad sea el Señor, que el Señor es una confianza, una seguridad, un apoyo que no defraudará.  Dios nunca va defraudar nuestra confianza puesta en Él.  Y la fe consiste en esto, para todos los profetas, para Isaías que es el profeta de la fe, la fe consiste en volcar toda la confianza, en poner todo el apoyo y el sitio de seguridad a Dios.  ¿Tú en qué estas apoyado? Hoy es un día para revisar esto.  Dice el texto.  “Bendito el hombre que confía en el Señor”, que pone en él su apoyo, el fundamento de su vida.
  1. Dice el salmo: “Dios protege el camino de los justos”. Hoy también nos propone la Iglesia esta pregunta: ¿Hacia dónde estamos dirigiendo la vida? ¿Cuál es la finalidad en tu vida?  Terminamos en el lugar que escogemos con nuestras decisiones.  Eso es lo del rico Epulón y el pobre Lázaro. Nosotros terminamos estando en el lugar que evocamos con nuestras acciones.  Lo que haces, ¿hacia adonde te está llevando?¿ cuál será el resultado de lo que estás haciendo hoy?  Es que las lecturas de hoy nos ponen existenciales, de cara frente a la vida.  Revisa eso, ¿a dónde vas a llegar? Pues a donde las decisiones que tomas hoy, te impulsan. Es necesario que nosotros revisemos la finalidad de nuestras acciones.  Aquí Dios siempre nos ha pedido tener unas metas fijas, unos proyectos de vida fijos. Cuaresma también es tiempo de revisar nuestros proyectos, poner los ojos en la meta a la que queremos llegar y hacer los cambios necesarios para lograr la meta a la que queremos llegar.  ¿Nos estamos esforzando lo suficiente para llegar a donde aqueremos llegar? ¿ Las acciones que estamos emprendiendo, nos van a permitir conseguir lo que queremos conseguir o nos van a llevar a otra parte?.  En cuaresma se revisa la vida, se revisan las opciones.  En cuaresma se visualiza para donde va.  Por eso cuaresma tiene que ser un tiempo realmente dirigido por el Espíritu Santo, es el Espíritu  Santo el que nos permite discernir para tomar las decisiones acertadas.  Es tiempo de apertura al Espíritu.
  1. Es necesario buscar lo esencial. Cuaresma es un sitio para definir si lo que estoy haciendo es lo esencial o lo superficial. Ojo con los que se la pasan banqueteando procurándose lujos, fama, ¿realmente esto es esencial?, las cosas que haces, a lo que le estás gastando esfuerzos y mucho tiempo es lo esencial, lo que te va a producir felicidad es lo esencial. Y qué tal la adhesión a papá Dios, el sentirte amado, sagrado, qué tal, ¿lo has descuidado?  Si´, mucho gimnasio, es importante, vestir bien, es importante, pero eso no es lo que da la dignidad, eso no es lo que da el ser.  Entonces qué es lo esencial en tu vida.  ¿Qué tal la libertad? Muchos apegos.  Qué tal la esperanza?  Estás dejando huella en tu vida, ¿Qué huella estás dejando?  Que tal el perdón, la capacidad de perdonar, ¿le estás trabajando a eso? ¿Eso si lleva a la vida y a la paz?  ¿Te dedicas a las cosas del Espíritu? Eso lleva a la vida y a la paz.  Ojo a lo que le das prioridad en tu vida. Cuaresma es un tiempo para meditar qué cosas son esenciales, qué es realmente importante en mi vida para que me lleve a un camino de paz y de gozo.

Señor, penetra nuestro corazón, sondea nuestras entrañas, examina nuestra mente, examina nuestra vida con la acción de tu Espíritu y así hacernos consientes de hacia dónde dirigimos nuestra vida, cual es nuestro propósito, cual es nuestra meta, cual es nuestra seguridad; acaso nuestra seguridad, nuestra certeza es la que nos propone el mundo o la que tu nos propones.

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s