Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – jueves 12 de marzo 2015


Lee en el Espíritu

Ezequiel 47, 1-9. 12

En aquellos tiempos, un hombre me llevó a la entrada del templo. Por debajo del umbral manaba agua hacia el oriente, pues el templo miraba hacia el oriente, y el agua bajaba por el lado derecho del templo, al sur del altar.

Luego me hizo salir por el pórtico del norte y dar la vuelta hasta el pórtico que mira hacia el oriente, y el agua corría por el lado derecho. Aquel hombre salió hacia el oriente, y con la cuerda que tenía en la mano, midió quinientos metros y me hizo atravesar por el agua, que me daba a los tobillos. Midió otros quinientos metros y me hizo pasar; el agua me daba a las rodillas. Midió quinientos más y me hizo cruzar; el agua me daba a la cintura. Era ya un torrente que yo no podía vadear, pues habían crecido las aguas y no se tocaba el fondo. Entonces me dijo: «¿Has visto, hijo de hombre?»

Después me hizo volver a la orilla del torrente, y al mirar hacia atrás, vi una gran cantidad de árboles en una y otra orilla. Aquel hombre me dijo: «Estas aguas van hacia la región oriental; bajarán hasta el Arabá, entrarán en el mar de aguas saladas y lo sanearán. Todo ser viviente que se mueva por donde pasa el torrente, vivirá; habrá peces en abundancia, porque los lugares a donde lleguen estas aguas quedarán saneados y por dondequiera que el torrente pase, prosperará la vida. En ambas márgenes del torrente crecerán árboles frutales de toda especie, de follaje perenne e inagotables frutos. Darán frutos nuevos cada mes, porque los riegan las aguas que manan del santuario. Sus frutos servirán de alimento y sus hojas, de medicina».

Juan 5, 1-3. 5-16

Era un día de fiesta para los judíos, cuando Jesús subió a Jerusalén. Hay en Jerusalén, junto a la puerta de las Ovejas, una piscina llamada Betesdá, en hebreo, con cinco pórticos, bajo los cuales yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos. Entre ellos estaba un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo.

Al verlo ahí tendido y sabiendo que ya llevaba mucho tiempo en tal estado, Jesús le dijo: «¿Quieres curarte?». Le respondió el enfermo: «Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se agita el agua. Cuando logro llegar, ya otro ha bajado antes que yo». Jesús le dijo: «Levántate, toma tu camilla y anda»: Al momento el hombre quedó curado, tomó su camilla y se puso a andar.

Aquel día era sábado. Por eso los judíos le dijeron al que había sido curado: «No te es lícito cargar tu camilla»: Pero él contestó: «El que me curó me dijo: ‘Toma tu camilla y anda’». Ellos le preguntaron: «¿Quién es el que te dijo: ‘Toma tu camilla y anda’?” Pero el que había sido curado no lo sabía, porque Jesús había desaparecido entre la muchedumbre. Más tarde lo encontró Jesús en el templo y le dijo: «Mira, ya quedaste sano. No peques más, no sea que te vaya a suceder algo peor». Aquel hombre fue y les contó a los judíos que el que lo había curado era Jesús. Por eso los judíos perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en sábado.

Reflexión  

Hemos comenzado la cuarta semana de cuaresma la Iglesia nos invita a recorrer el camino de Jesús al clavario, camino de Gloria. Dos partes tiene este camino: el primero es un camino acompañado de muchos signos, no se pueden quedar solo en las sanaciones, el signo nos lleva a otra parte, nos hace trascender. Es el camino de la nueva humanidad, de la nueva creación. Este camino de Jesús llevando a cabo una nueva humanidad, lo acompañamos con las espectaculares profecías del futuro que nos depara, de los cielos nuevos y la nueva tierra, de un mundo sin violencia, ni injusticia, ni niños malogrados, ni corrupción.

Es tiempo de darle a Jesús, a Su Palabra, A su experiencia de Dios, a Su estilo de vida, Su compromiso radical con los pobres y marginados, el primer lugar. Es la hora de Jesús en la vida.

El evangelio de Juan nos enseñará una cosa: Jesús debe restaurar la humanidad la creación, para llegar a la Gloria, por ello tendrá que entregar la propia vida. Esto implica sobre todo un cambio en el paradigma de Quien es Dios para mí, que significa ser creyente.

Para que una nueva creación sea lograda es totalmente indispensable, Adherirse a la persona de Jesús.

Reflexionen en esto. Ayer el Evangelio de Juan nos trae a un hombre poderoso, muy poderoso, signo del poder del mundo, al límite de su incapacidad: el tiene poder para aplastar, construir un imperio arrasando a quien se le atraviese, pero no tiene poder para la vida, su hija está enferma, lo que más quiere está a punto de perderla y su poder no sirve para retener su vida. E se presenta ante Jesús se adhiere a Él, a Su Palabra y puede él y su familia participar con su familia de la vida que viene solo del Padre.

Hoy Jesús pone sobre la mesa algo que puede ser decisivo a la hora de consolidar una nueva humanidad, la religión, la forma como nos relacionamos con el Padre. Para Jesús es un escándalo lo que la estructura religiosa ha dejado  a un lado, una multitud de ciegos, cojos, paralíticos, resumen esta expresión de todos los pobres y marginados. Nos presenta el evangelio a un hombre con 38 años, toda la vida, esperando un movimiento espiritual o mesiánico, que le traiga la d salvación de Dios, nos presenta a un hombre solo, marginando toda su vida esperando que alguien lo ayude. Es el escándalo de Jesús una religión suntuosa, con Leyes, con Sabiduría, con rituales de purificación pero sin ninguna responsabilidad salvífica por el otro. Jesús es el Hijo del Padre que se responsabiliza de los otros.

Señor, necesitamos tanto de ti, llénanos de tu presencia cada día; tú eres nuestro refugio y nuestra fuerza.

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s