Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – martes 14 de abril 2015


Lee en el Espíritu

Hechos 4, 32-37

La multitud de los que habían creído tenía un solo corazón y una sola alma; todo lo poseían en común y nadie consideraba suyo nada de lo que tenía.

Con grandes muestras de poder, los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús y todos gozaban de gran estimación entre el pueblo. Ninguno pasaba necesidad, pues los que poseían terrenos o casas, los vendían, llevaban el dinero y lo ponían a disposición de los apóstoles, y luego se distribuía según lo que necesitaba cada uno.

José, levita nacido en Chipre, a quien los apóstoles llamaban Bernabé (que significa hábil para exhortar), tenía un campo; lo vendió y puso el dinero a disposición de los apóstoles.

Juan 3, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: “No te extrañes de que te haya dicho: ‘Tienen que renacer de lo alto’. El viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así pasa con quien ha nacido del Espíritu”. Nicodemo le preguntó entonces: “¿Cómo puede ser esto?”

Jesús le respondió: “Tú eres maestro de Israel, ¿y no sabes esto? Yo te aseguro que nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio. Si no creen cuando les hablo de las cosas de la tierra, ¿cómo creerán si les hablo de las celestiales? Nadie ha subido al cielo sino el Hijo del hombre, que bajó del cielo y está en el cielo. Así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna”.

Reflexión  

Hoy martes 14 de abril de la segunda semana de Pascua, continuamos leyendo el libro de los hechos de los Apóstoles, hoy desde un texto que todos los cristianos hemos reflexionado una y otra vez, nos habla de la segunda obra más maravillosa del Espíritu Santo, la primera obra que hace el Espíritu en el Hombre es configurarnos con la persona de Cristo, que nos parezcamos a Él.

Y la segunda obra del Espíritu es la comunidad, el Espíritu hace posible vivir la forma más auténtica de la vida cristiana y de nuestro ser como creyente: la vida en comunidad. Para Mateo por ej. la comunidad era el lugar de la Shekiná, Dios trasladó toda la gloria, de su templo a la Comunidad, es allí donde el Señor está realmente vivo, está presente, por eso el centro de la comunidad siempre será la Eucaristía, allí en la vida comunitaria y de los hermanos es donde Dios se hace realmente presente, la novedad más grande del cristianismo hermanos es sin duda la Comunidad y la forma de convivencia que revela a Dios, la forma como se predica y anuncia el Reino de Dios, que es una realidad sólo si hay una Comunidad, unos hermanos viviendo la salvación de Dios y haciéndola posible en medio de los hombres, así dice el texto del Vaticano II que comienza  hablándonos de eso, la iglesia como la fuente salvadora, allí se revela todo el poder y la salvación de Dios, por eso este texto es fundante, clave, es una columna de nuestra razón de ser como cristianos, sólo quien está lleno del Espíritu Santo puede formar comunidad, hacerse responsable de sus hermanos y hacer concreta la salvación de Dios. Es la comunidad la que forja el destino de la Iglesia, ella lo ha formado siempre, por eso no puede haber Iglesia si no hay pequeñas comunidades formadoras de la Iglesia.  

En el Evangelio de Juan lo que pasa es que los judíos, llevan toda una vida centrada en una religiosidad que no salva, que no se compromete con el otro ni expresa lo que Dios es, su ser, no lo puede revelar, ese Dios que todo lo perdona, que su misericordia es eterna y su amor es sin límites. Jesús le dice a Nicodemo tienes que tomar conciencia de “tu ceguera” de tu falta de sentido común, una religiosidad que no transforma comunidades ni vidas, Nicodemo necesita la luz del Espiritu para comprender lo que Dios es, cómo se manifiesta y se revela, necesita el poder del Espíritu Santo para poder transformar realidades, para que cree alternativas nuevas en una comunidad, su fuerza para que pueda relacionarse con Dios como Él es. Por eso todos necesitamos al Espíritu, para poder conocer la verdadera realidad de nuestro Dios, su presencia y su luz en nuestra vida, que seamos personas que transformamos realidades cotidianas, aceptemos el Espíritu Santo en nuestras vidas para poder experimentar la presencia de lo que Dios es y poder transformar la realidad de mi comunidad. Hoy pide Espíritu Santo, cuando lo tengas tendrás una forma de ser nueva, una realidad nueva, no podrás ya vivir sin Él y experimentarás la grandeza y verdadera presencia de Dios en tu vida. El Espíritu todo lo renueva, todo lo transforma, todo lo llena de sentido, todo lo hace nuevo. Tienes tu futuro en las manos del Espíritu, pide hoy que llene tu vida y todo tu ser con su maravillosa presencia.

Verdaderamente ha resucitado el Señor, Aleluya!!!

Alabado sea Jesucristo.

Escrito por Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s