Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – miércoles 13 de mayo 2015


Hechos 17, 15-16. 22-18, 1

En aquellos días, los cristianos que ayudaron a Pablo a escapar de Berea, lo llevaron hasta la ciudad de Atenas. Pablo los envió de regreso con la orden de que Silas y Timoteo fueran a reunirse con él cuanto antes.

Un día, mientras los esperaba en Atenas, Pablo sentía que la indignación se apoderaba de él, al contemplar la ciudad llena de ídolos. Entonces se presentó en el Areópago y dijo:

“Atenienses: Por lo que veo, ustedes son en extremo religiosos. Al recorrer la ciudad y contemplar sus monumentos, encontré un altar con esta inscripción: ‘Al Dios desconocido‘. Pues bien, yo vengo a anunciarles a ese Dios que ustedes veneran sin conocerlo.

El Dios que hizo el mundo y todo cuanto hay en él, siendo el Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por hombres, ni es servido por mano de hombres, como si necesitara de algo o de alguien; porque él es quien da a todos la vida, el aliento y cuanto tienen.

De un solo hombre sacó todo el género humano para que habitara toda la tierra, determinó las épocas de su historia y estableció los límites de sus territorios. Dios quería que lo buscaran a él y que lo encontraran, aunque fuera a tientas, pues en realidad no está lejos de nosotros, ya que en él vivimos, nos movemos y somos. Como lo ha dicho alguno de los poetas de ustedes: ‘Somos de su mismo linaje‘. Por lo tanto, si somos linaje de Dios, no debemos pensar que Dios es como una imagen de oro, plata o mármol, labrada artísticamente por los hombres según su imaginación. Dios no tomó en cuenta la ignorancia de la gente en tiempos pasados, pues ahora quiere que todos los hombres se conviertan, porque tiene determinado un día en el cual ha de juzgar al universo con justicia, por medio de un hombre designado por él, y ha dado a todos la prueba de esto, resucitándolo de entre los muertos”.

Al oír hablar de la resurrección de los muertos, algunos se burlaron y otros dijeron: “De esto te oiremos hablar en otra ocasión”. Entonces Pablo se retiró. Sin embargo, algunos se adhirieron a él y creyeron. Entre ellos se contaban Dionisio, el areopagita; una mujer, que se llamaba Dámaris, y algunos más. Después de esto, Pablo salió de Atenas y se fue a Corinto.

Sal 148,1-2.11-12.13.14

R/. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria

Alabad al Señor en el cielo,
alabad al Señor en lo alto.
Alabadlo, todos sus ángeles;
alabadlo, todos sus ejércitos. R/.

Reyes y pueblos del orbe,
príncipes y jefes del mundo,
los jóvenes y también las doncellas,
los viejos junto con los niños. R/.

Alaben el nombre del Señor,
el único nombre sublime.
Su majestad sobre el cielo y la tierra. R/.

Él acrece el vigor de su pueblo.
Alabanza de todos sus fieles,
de Israel, su pueblo escogido. R/.

Juan 16, 12-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Aún tengo muchas cosas que decirles, pero todavía no las pueden comprender. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él los irá guiando hasta la verdad plena, porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que haya oído y les anunciará las cosas que van a suceder. Él me glorificará, porque primero recibirá de mí lo que les vaya comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho que tomará de lo mío y se lo comunicará a ustedes”.

Reflexión  

Hermanos, la Buena Noticia de hoy nos trae algo realmente maravilloso en Hechos nos trae el famoso discurso de Pablo a la cultura de Atenas, a sus filósofos, se hacen muchas reflexiones sobre este texto a los atenienses, el más largo de sus discursos que data en el libro de Hechos. No fue un discurso donde se expresó el kerygma apostólico, sino que Pablo trató de llegar a la cultura y corazón de los atenienses, los conocía bien, Pablo el gran teólogo conocedor de la cultura griega trata de llegar a esas conciencias que anhelan descubrir lo que nunca han descubierto, Pablo trata de llegar a ellos hablándoles de varias cosas:

Utiliza un elemento muy constitutivo de nuestra fe: el elemento no mítico, algo que nuestra religión tiene, los quiere llevar a Dios tocando la dignidad humana, Dios puede llenar el vacío de sus vidas, andan como locos buscando como a tientas una salida para darle sentido a la existencia, ese es el punto que toca en Atenas. Miren una cosa, así es el mundo de hoy que se da golpes y golpes buscando una salida que no encuentra, esa misma necesidad la tenemos con el hombre de hoy, Pablo intenta hacerles descubrir y tomar conciencia de que hay un Dios que no conocen y que habita, vive en ellos y no en templos.

Utilizo recursos pero no le fue bien, pues se metió con un elemento escatológico: la presencia de Dios hoy, actuando, presente en el mundo, pero acá los atenienses se desilusionaron y lo evitaron.

Allí de todas formas se formó una comunidad con Dionisio y Damaris, con estos empieza el Espíritu Santo a construir la comunidad de Atenas, con ellos comienza a formar Iglesia, la palabra realmente no fue en vano, el Espíritu Santo inicia su obra sobre cualquier situación, movió el corazón de quienes estaban dispuestos, Pablo hizo lo que tenía que hacer y el Espíritu también lo hizo con él, así nosotros tenemos que salirnos del confort, de ir a una Eucaristía los domingos y salir como si nada hubiera pasado, tenemos que salir del confort de nuestra vida cristiana, hagan discípulos a todos, dice el Señor, nadie puede quedarse sin anunciar a Jesús, su modo de vida, si morimos en el intento será problema del Espíritu.

El Evangelio de Juan seguimos estudiando lo que hace el Espíritu Santo, Jesús nos sigue enseñando sobre esto, diciendo hoy, que el Espíritu Santo nos llevará a la verdad completa: ¿y cuál es la verdad completa? Que El Padre y Jesús son uno y viven en nosotros, en ellos nos movemos, vivimos y existimos, el día que nos abramos decisivamente a la acción del Espíritu podremos experimentar esta realidad que resume la mas grande certeza de nuestra fe. El Padre, Jesús y usted  somos una sola cosa, esta tremenda verdad la descubrimos con el Espíritu, ya no es necesario buscar un lugar en el mundo para reivindicarse, ya somos inhabitación de Dios, ÉL dentro de nosotros, ya no tenemos que vivir tristes, vacíos y sin esperanza, somos una potencialidad tremenda, todo su poder dentro de nosotros, pero a veces limitamos tanto a Dios… no te resistas a tu Dios, ábrete decisivamente a la acción del Espiritu.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s