Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – miércoles 20 de mayo 2015


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (20,28-38):

En aquellos días, decía Pablo a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso: «Tened cuidado de vosotros y del rebaño que el Espíritu Santo os ha encargado guardar, como pastores de la Iglesia de Dios, que él adquirió con su propia sangre. Ya sé que, cuando os deje, se meterán entre vosotros lobos feroces, que no tendrán piedad del rebaño. Incluso algunos de vosotros deformarán la doctrina y arrastrarán a los discípulos. Por eso, estad alerta: acordaos que durante tres años, de día y de noche, no he cesado de aconsejar con lágrimas en los ojos a cada uno en particular. Ahora os dejo en manos de Dios y de su palabra de gracia, que tiene poder para construiros y daros parte en la herencia de los santos. A nadie le he pedido dinero, oro ni ropa. Bien sabéis que estas manos han ganado lo necesario para mí y mis compañeros. Siempre os he enseñado que es nuestro deber trabajar para socorrer a los necesitados, acordándonos de las palabras del Señor Jesús: “Hay más dicha en dar que en recibir.”»
Cuando terminó de hablar, se pusieron todos de rodillas, y rezó. Se echaron a llorar y, abrazando a Pablo, lo besaban; lo que más pena les daba era lo que había dicho, que no volverían a verlo. Y lo acompañaron hasta el barco.

Sal 67,29-30.33-35a.35b.36c

R/. Reyes de la tierra, cantad a Dios

Oh Dios, despliega tu poder,
tu poder, oh Dios, que actúa en favor nuestro.
A tu templo de Jerusalén
traigan los reyes su tributo. R/.

Reyes de la tierra, cantad a Dios,
tocad para el Señor,
que avanza por los cielos,
los cielos antiquísimos,
que lanza su voz, su voz poderosa:
«Reconoced el poder de Dios.» R/.

Sobre Israel resplandece su majestad,
y su poder, sobre las nubes.
¡Dios sea bendito! R/.

Lectura del santo evangelio según san Juan (17,11b-19):

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, oró, diciendo: «Padre santo, guárdalos en tu nombre, a los que me has dado, para que sean uno, como nosotros. Cuando estaba con ellos, yo guardaba en tu nombre a los que me diste, y los custodiaba, y ninguno se perdió, sino el hijo de la perdición, para que se cumpliera la Escritura. Ahora voy a ti, y digo esto en el mundo para que ellos mismos tengan mi alegría cumplida. Yo les he dado tu palabra, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los retires del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Conságralos en la verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo. Y por ellos me consagro yo, para que también se consagren ellos en la verdad.»

Reflexión  

Continuamos leyendo el libro de Hechos, ya vamos en el capítulo 20 y en Juan el 17, dos oraciones de despedida, la de Jesús y la de Pablo.

De la mano de la oración de despedida de Jesús y Pablo, se tratan varios temas: la unidad, la comunidad, y el gozo.

  1. La Unidad: a veces podemos estar tan cerca del otro pero no unidos a él, la unidad es desinteresada, una comunión desinteresada, que surge como un don de Dios, un regalo divino, pero al mismo tiempo es un compromiso por el otro, tener compasión por el otro, meterme en la piel del otro, él es mi responsabilidad, según Pablo aquí surge la unidad, cuando yo no permito que el otro se pierda, aquí es donde se realiza realmente la unidad, no se puede perder el otro porque Jesús lo salvó con su sangre, por lo tanto es un salvado. La Unidad garantiza la fidelidad.

La unidad de la comunidad es el resultado de una comunión con los otros, de estar en las manos del Padre, de saber que fuimos adquiridos y salvados por la sangre de Cristo, saber que no estamos solos y que tenemos la certeza de la presencia del resucitado en medio de nosotros, de la promoción que hace el Espíritu Santo de nosotros haciéndonos guardianes de los otros, la unidad entonces es el producto de Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo.

  1. La verdad, la fuente de la verdad es la Palabra, fuente de gracia y de la acción de Dios, que es liberadora, transformadora; los evangelizadores somos muy débiles, pero tenemos un poder contra el que el mundo no puede, un poder que hace levantar al otro de su postración, parece que estamos vencidos por el mal, pero en nosotros está el poder de la Palabra de Jesús, que llena de vida y produce la vida de Dios, la vida eterna.

La verdad también significa la autenticidad de vida, conforme al Evangelio, es la fidelidad a la Palabra de Dios, a la vida misma de Jesús, la verdad es la coherencia, la consistencia de saber que Dios me ama, me mantengo firme en eso, por  lo tanto no caigo en la tentación de los poderes, del mal, me mantengo firme en la experiencia de ser amado, de ser salvado, vencemos el mal viviendo auténticamente esta verdad, la de la Palabra de Dios que es Jesús, vivimos en la veracidad cuando vivimos auténticamente el estilo de vida de Jesús, que es la Palabra de Dios, no vivo con ninguna máscara o con engaños, somos auténticos.

  1. El gozo. Se trata de experimentar la presencia resucitadora de Dios, de experimentar que Dios está conmigo, Él va junto a mi, aunque tenga que pasar por la más horrible de las situaciones, sé que Dios me ama, ese gozo que produce ser testigos de Dios, vivir auténticamente cristiano, el gozo de hacer de mi vida el producto del Evangelio, de ser un elemento de unidad en la comunidad, crear una comunidad y vivir en la unidad que nos da nuestro Dios, el gozo de testimoniar que Dios está vivo, de hacer creíble a Dios. Esta alegría es la que da sentirnos hijos amados del Padre, no la del mundo.

Los invito a pensar en estos tres elementos de Jesús en su despedida: la unidad, la veracidad y el gozo.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s