Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – jueves 21 de mayo 2015


Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (22,30;23,6-11):

En aquellos días, queriendo el tribuno poner en claro de qué acusaban a Pablo los judíos, mandó desatarlo, ordenó que se reunieran los sumos sacerdotes y el Sanedrín en pleno, bajó a Pablo y lo presentó ante ellos.
Pablo sabía que una parte del Sanedrín eran fariseos y otra saduceos y gritó: «Hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo, y me juzgan porque espero la resurrección de los muertos.»
Apenas dijo esto, se produjo un altercado entre fariseos y saduceos, y la asamblea quedó dividida. (Los saduceos sostienen que no hay resurrección, ni ángeles, ni espíritus, mientras que los fariseos admiten todo esto.) Se armó un griterío, y algunos escribas del partido fariseo se pusieron en pie, porfiando: «No encontramos ningún delito en este hombre; ¿y si le ha hablado un espíritu o un ángel?»
El altercado arreciaba, y el tribuno, temiendo que hicieran pedazos a Pablo, mandó bajar a la guarnición para sacarlo de allí y llevárselo al cuartel.
La noche siguiente, el Señor se le presentó y le dijo: «¡Ánimo! Lo mismo que has dado testimonio a favor mío en Jerusalén tienes que darlo en Roma.»

Sal 15

R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti;
yo digo al Señor: «Tú eres mi bien.»
El Señor es el lote de mi heredad y mi copa;
mi suerte está en tu mano. R/.

Bendeciré al Señor, que me aconseja,
hasta de noche me instruye internamente.
Tengo siempre presente al Señor,
con él a mi derecha no vacilaré. R/.

Por eso se me alegra el corazón,
se gozan mis entrañas,
y mi carne descansa serena.
Porque no me entregarás a la muerte,
ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. R/.

Me enseñarás el sendero de la vida,
me saciarás de gozo en tu presencia,
de alegría perpetua a tu derecha. R/.

Lectura del santo evangelio según san Juan (17,20-26):

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, oró, diciendo: «Padre santo, no sólo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también lo sean en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. También les di a ellos la gloria que me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno; yo en ellos, y tú en mí, para que sean completamente uno, de modo que el mundo sepa que tú me has enviado y los has amado como me has amado a mí. Padre, éste es mi deseo: que los que me confiaste estén conmigo donde yo estoy y contemplen mi gloria, la que me diste, porque me amabas, antes de la fundación del mundo. Padre justo, si el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. Les he dado a conocer y les daré a conocer tu nombre, para que el amor que me tenías esté con ellos, como también yo estoy con ellos.»

Reflexión  

Hoy el libro de Hechos nos habla de un acontecimiento que se lee en paralelo con otros textos: Es Pentecostés del año 57. Al parecer “alguien” quiere oponerse a la predicación de Pablo, quien va al templo a orar pero se encuentra con los fariseos y saduceos quienes lo acusan de predicar en contra de los principios judíos, pero vemos como la acción del Espíritu pone en ridículo a los que tratan de oponerse a la buena noticia del Evangelio, es un texto medio sarcástico, con algo de humor negro.
El Espíritu siempre responde con prodigios, le da a Pablo más que una sabiduría cierta picardía y fortaleza para soportar a sus enemigos y los pone a pelear entre ellos. Pablo acusa frente a la autoridad romana ambas corrientes: los fariseos y los saduceos. Pero lo más importante es que el Espíritu quiere que Pablo termine predicando en Roma, la capital del mundo, desde allí se expande a todo el mundo la cultura del imperio romano, el Espíritu unirá allí a Pedro y a Pablo, todo está perfectamente planeado, a quien nadie se le opone porque quien quiera oponerse o encarcelarlo, el Espíritu responderá con prodigios majestuosos y maravillosos como el que acabamos de escuchar.

Juan, va culminando el discurso  despedida de Jesús antes de entrar en su gloria. En esta oración se desarrolla lo fundamental de la experiencia cristiana, es Dios saliendo de sí mismo y haciendo comunión con el hombre, eso fue lo que pasó con Jesús, su hijo amado y predilecto, El Padre se le metió a Jesús en su corazón, vino a inhabitar en ÉL, lo hizo el Padre a través de su gloria: El Espíritu Santo, que le fue comunicado a Jesús, que hizo comunión con Jesús, que generó entre el Padre y Jesús un amor total, eso era Jesús, totalmente amado y determinado por el amor de su Padre, gracias a la acción del Padre. El Espíritu es el que hace que Jesús y el Padre sean una sola cosa, hay una unión y comunión total del Padre y Jesús por la acción del Espíritu.

Ahora Jesús nos da la gloria (El Espíritu Santo) que  Él recibió, nos da el Espíritu Santo, para que haga lo esencial en nuestra vida, que el Padre viva en nosotros, que nos llene Su amor y que nos identifiquemos totalmente con Él. Por el mismo Espíritu nos hacemos parecidos a Jesús y con el Padre, en comunión con su mente, con su manera de pensar, con sus sentimientos, por la unción del Espíritu están dentro de nosotros.

Así siendo hombres inhabitados por el Espíritu, vamos en salida hacia el otro, comulgamos con los otros, nos salimos de nosotros mismos por las necesidades del otro. Nos hacemos hijos del Padre y hermanos de los seres humanos, para que haya una instauración del reino del Padre, tenemos que experimentarnos hijos y hermanos, responsables del otro, el otro es mi responsabilidad, no sólo somos hijos, sino que somos hermanos, debo procurar que el otro esté bien. Así el reino del Padre será una realidad tangible.

Esta es la maravilla de ser cristiano, y esto sólo es posible por la acción del Espíritu.

Alabado sea Jesucristo!!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Una respuesta

  1. hello Fabio como estas, muy agradecidos con us fue una gran bendicion Dios nos ama eternamente fue el compartir de ayer muy productivo mimi

    Date: Thu, 21 May 2015 20:19:35 +0000 To: mmjm1954@hotmail.com

    mayo 22, 2015 en 1:25 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s