Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – jueves 28 de mayo 2015


Isaías 52,13-53,12

He aquí que mi siervo prosperará,
será engrandecido y exaltado,
será puesto en alto.
Muchos se horrorizaron al verlo,
porque estaba desfigurado su semblante,
que no tenía ya aspecto de hombre;
pero muchos pueblos se llenaron de asombro.
Ante él los reyes cerrarán la boca,
porque verán lo que nunca se les había contado
y comprenderán lo que nunca se habían imaginado.

¿Quién habrá de creer lo que hemos anunciado?
¿A quién se le revelará el poder del Señor?
Creció en su presencia como planta débil,
como una raíz en el desierto.
No tenía gracia ni belleza.
No vimos en él ningún aspecto atrayente;
despreciado y rechazado por los hombres,
varón de dolores, habituado al sufrimiento;
como uno del cual se aparta la mirada,
despreciado y desestimado.

Él soportó nuestros sufrimientos
y aguantó nuestros dolores;
nosotros lo tuvimos por leproso,
herido por Dios y humillado,
traspasado por nuestras rebeliones,
triturado por nuestros crímenes.
Él soportó el castigo que nos trae la paz.
Por sus llagas hemos sido curados. Todos andábamos errantes como ovejas,
cada uno siguiendo su camino,
y el Señor cargó sobre él todos nuestros crímenes.
Cuando lo maltrataban, se humillaba y no abría la boca,
como un cordero llevado a degollar;
como oveja ante el esquilador,
enmudecía y no abría la boca.

Inicuamente y contra toda justicia se lo llevaron.
¿Quién se preocupó de su suerte?
Lo arrancaron de la tierra de los vivos,
lo hirieron de muerte por los pecados de mi pueblo,
le dieron sepultura con los malhechores a la hora de su muerte,
aunque no había cometido crímenes, ni hubo engaño en su boca.

El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento.
Cuando entregue su vida como expiación,
verá a sus descendientes, prolongará sus años
y por medio de él prosperarán los designios del Señor.
Por las fatigas de su alma, verá la luz y se saciará;
con sus sufrimientos justificará mi siervo a muchos,
cargando con los crímenes de ellos.

Por eso le daré una parte entre los grandes,
y con los fuertes repartirá despojos,
ya que indefenso se entregó a la muerte
y fue contado entre los malhechores,
cuando tomó sobre sí las culpas de todos
e intercedió por los pecadores.

Sal 39

R/. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad

Cuántas maravillas has hecho, Señor, Dios mío,
cuántos planes en favor nuestro;
nadie se te puede comparar.
Intento proclamarlas, decirlas,
pero superan todo número.

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides sacrificio expiatorio.

Entonces yo digo: «Aquí estoy,
como está escrito en mi libro,
para hacer tu voluntad.»
Dios mío, lo quiero,
y llevo tu ley en las entrañas.

He proclamado tu salvación
ante la gran asamblea;
no he cerrado los labios;
Señor, tú lo sabes.

No he guardado en el pecho tu defensa,
he contado tu fidelidad y tu salvación,
no he negado tu misericordia y tu lealtad
ante la gran asamblea.

Lucas 22, 14-20

En aquel tiempo, llegada la hora de cenar, se sentó Jesús con sus discípulos y les dijo: “Cuánto he deseado celebrar esta Pascua con ustedes, antes de padecer, porque yo les aseguro que ya no la volveré a celebrar, hasta que tenga cabal cumplimiento en el Reino de Dios”.

Luego tomó en sus manos una copa de vino, pronunció la acción de gracias y dijo: “Tomen esto y repártanlo entre ustedes, porque les aseguro que ya no volveré a beber del fruto de la vid hasta que venga el Reino de Dios”.

Tomando después un pan, pronunció la acción de gracias, lo partió y se lo dio diciendo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía”. Después de cenar, hizo lo mismo con una copa de vino, diciendo: “Esta copa es la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por ustedes.

Reflexión  

Buenos días hermanos, de nuevo nos encontramos frente al libro de Ben Sira, hoy nos hace mirar la creación de Dios, sus funciones, su diversidad, las secuencias, la estructura de las cosas creadas, para los sabios la creación en todo su esplendor hablaba de una cosa: un Dios que es un ordenador, no se trata de llenar el vacío de conocimiento científico, se trata de que un hombre sensato llega a la conclusión de que hay alguien que ordena, no se trata de una locura, se trata de una gama de funciones y sistemas en todas las obras creadas, es un sistema con una compleja estructura que delata al creador que se encuentra detrás de él, todo nos debería hablar de una inteligencia absoluta y total.

Pero los libros de los sabios, los sapienciales, no se queda allí, dicen que esta inteligencia total nos ama, es nuestro Dios y nos ama, ese punto debería quebrar nuestro corazón y debería determinar nuestra vida, esa es la experiencia de un hombre sabio, estoy en las manos de Dios, mi presente y mi futuro no le son indiferentes, uno va construyendo la vida como resultado de relaciones sociales con otros, así voy construyendo la historia, pero atención, no estamos al azar de las consecuencias de unos actos sociales o personales, esta inteligencia absoluta va dirigiendo nuestra historia y la dirige en el amor, no le son indiferentes a ÉL, nosotros hacemos pero nuestro Dios recompone la historia, Él da la última y definitiva Palabra, todo obedece a nuestro Dios, Él no ha hecho nada inútil, usted y yo vamos cumpliendo un propósito en la vida, en la existencia, aunque a veces nos alejamos de este principio, podríamos ser más felices, piensa en esto que nos dicen los sabios, en la sabiduría de Dios, Él ordena la historia, Él tiene en sus manos nuestra vida, te ama y está contigo.

Todos los Evangelistas tiene un relato resumen de su obra: Lucas tiene a Saqueo, Mateo tiene la crucifixión de Jesús y Marcos nos trae a Bartimeo. Hay un hombre a la vera del camino, los cristianos al principio eran llamados “los del nuevo camino”, nuevas oportunidades, la vida puesta como un caminar, tengo unas metas, voy hacia allá, el cristianismo es el camino del estilo de vida de Jesús, en este pasaje va por delante porque Él es el que nos dirige, lo seguimos a Él. Hay un hombre a la orilla del camino, ciego y limosnero, es ciego porque no se da cuenta de la condición misma que tiene como hijo, no ha podido resolver el sentido de su existencia, sentado, ubicado en una zona de confort, no está construyendo la vida, está vegetando, siendo títere, no empuja nada nuevo, no empuja nueva situaciones, amañado en su situación de mendicidad, mendiga el amor, el progreso, la vida, absolutamente todo, un puesto en el mundo, un puesto entre los otros, ahí está, sentado, ciego y mendigo, la peor condición de un ser humano, pero, ve pasar a Jesús, es muy importante ver la evolución que él le da a Jesús: ve pasar a Jesús de Nazareth, le grita al Mesías, está esperando que resuelva sus necesidades, un Dios que lo mira y resuelve necesidades o situaciones a las que ha llegado de manera absurda tal vez, en tercer lugar le dice Maestro, cuando se pone en posición de discípulo va a lograr vivir una vida diferente, aceptar a Jesús como maestro es aceptar la vida de  discipulado.

Da un salto, deja su capa, con ella deja sus seguridades antiguas, su vieja vida, da el salto que implica Pentecostés, toma algunas determinaciones, la capa es su estado de vida llevado hasta ese momento, deja el pasado que tenía y que lo marcaba, lo que había distinguido su vida y lo que la había conformado lo tiene que dejar, para poderse parar de pies frente a Jesús… el Señor le dice, qué quieres que haga por tí? y él responde: Maestro, que yo vea, pueda distinguir claramente cuál es el papel y la función que desempeño en la vida.

Un hombre que ve, que  sabrá cuál es su función creadora como criatura. Estando frente a Jesús logra esto, para Marcos esto es lo que significa ser cristiano.

Los invito a que retomen los textos y reflexionen sobre cada aspecto, usted hoy es Bartimeo y terminará viviendo la vida en el camino, no al lado, desde su condición de discípulo e hijo de Dios.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s