Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – martes 16 de junio 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

2 Corintios 8, 1-9

Hermanos: Queremos que conozcan la gracia que ha otorgado Dios a las comunidades cristianas de Macedonia. Pues, en medio de las pruebas y de los sufrimientos, ha sido inmensa su alegría, y su extrema pobreza ha producido tesoros de generosidad. Somos testigos de que han hecho lo que podían y más de lo que podían; espontáneamente nos pedían con mucha insistencia el favor de participar en la ayuda a los hermanos.

Y superando nuestras esperanzas, se pusieron ellos mismos a disposición del Señor y de nosotros, tal como Dios lo quería, de suerte que tuvimos que pedirle a Tito que concluyera entre ustedes esta obra de generosidad, puesto que él la había comenzado.

Y ya que ustedes se distinguen en todo: en fe, en palabra, en sabiduría, en diligencia para todo y en amor hacia nosotros, distínganse también ahora por su generosidad. No se lo estamos ordenando; sólo queremos comprobar, mediante su interés por los demás, qué tan sincero es su amor. Bien saben lo generoso que ha sido nuestro Señor Jesucristo, que siendo rico, se hizo pobre por ustedes, para que ustedes se hicieran ricos con su pobreza.

Sal 145,2.5-6.7.8-9a

R/. Alaba, alma mía, al Señor

Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob,
el que espera en el Señor, su Dios,
que hizo el cielo y la tierra,
el mar y cuanto hay en él;
que mantiene su fidelidad perpetuamente. R/.

Que hace justicia a los oprimidos,
que da pan a los hambrientos.
El Señor liberta a los cautivos. R/.

El Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos.
El Señor guarda a los peregrinos. R/.

Mateo 5, 43-48

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído ustedes que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo; yo, en cambio, les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian y rueguen por los que los persiguen y calumnian, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y manda su lluvia sobre los justos y los injustos.

Porque si ustedes aman a los que los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen eso mismo los paganos? Ustedes, pues, sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto”.

Reflexión  

Buenos días Hermanos!

En este día con la Iglesia estamos leyendo la 2da carta de Pablo a los Corintios y el evangelio de San Mateo.

En Corintios Pablo nos recuerda un acontecimiento que ha podido ser reconstruido gracias a otros textos como Hechos, Romanos, entre otros que nos narran, la crisis económica que tuvo la comunidad de Jerusalén hacia el año 58; en Judea hubo una carestía terrible a nivel económico y Tito inicia una colecta, hubo dos comunidades muy pobres que empezaron a apoyar: Macedonia y Acaya, quienes hicieron un esfuerzo tremendo a pesar de su pobreza para ayudar a la comunidad de Jerusalén, resalta Pablo lo bonito que fue darse a ellos mismos,  desde su pobreza ellos dieron aun lo que no tenían, y con este ejemplo Pablo pide a los Corintos para que ayuden porque ellos sí tienen, les motiva para que se unan a esta causa. Lo grandioso de este cumplido, Pablo pone en evidencia las características de una comunidad cristiana.  Para que se concrete la fe, necesitamos vivir en una pequeña comunidad:

  1. Que sobresalga en la fe, adhesión a la persona de Jesús, esto es la fe, según los evangelios y Pablo, adherirse a la persona de Jesucristo.
  2. Que sobresalga en la Palabra, esta debe ser central para la comunidad, se deben reunir alrededor de la Palabra de Dios, sus discípulos se reúnen al rededor suyo.
  3. Sobresalen en el conocimiento, es decir, en la enseñanza de la didajé, de los apóstoles, agregados todos a la enseñanza de los apóstoles sin salirnos de ahí, no comulgar con otras enseñanzas, nuestras comunidades son apostólicas, nos unimos a sus enseñanzas.
  4. Son comunidades que se empeñan en el cariño por sus dirigentes y líderes, esta característica es importante porque da cohesión.
  5. Deben distinguirse por su generosidad y por el empeño en siempre ser generosos, esta es la gran prueba de un amor genuino, el mandamiento fundamental es el amor, esto es lo más auténticamente cristiano de una comunidad. A través de mi generosidad doy una prueba de que el amor es una realidad en mi vida.

Pablo más tarde va a ir a Jerusalén con Tito a llevar sus ofrendas.

De este amor genuino nos habla Mateo en el Evangelio…Fíjense que en esta perícopa Jesús da las características fundamentales y el perfil del proyecto del Reino, perfilando también lo que es un discípulo de Jesús quienes  son los constructores del Reino.

El evangelio de Mateo se estructura en 5 grandes discursos teórico-prácticos donde Jesús define lo que es el Reino de Dios, siempre hay dos ejes transversales: Jesús enseñando como Señor de la comunidad y la comunidad de discípulos (no distingue unos de otros, todos son discípulos), la comunidad alrededor de Jesús fascinados por su Palabra. Esto es el Evangelio de Mateo, un seminario sobre el Reino de Dios y sobre la comunidad que construye el Reino.

La figura que se utiliza aquí es como una antítesis de la figura de Moisés, quien subió al monte a recibir la ley que le viene de Dios, ahora está Jesús que sube al monte con una ley que garantiza la vida y da una enseñanza que haga pleno el cumplimiento de esta Ley, que  la plenifique y haga posible la vida. El Reino es para que tengamos vida, en abundancia, es además la vida del Padre. Jesús no da una nueva Ley sino que lleva la Ley a su plenitud, les dice que para esta garantizar la vida, se deben tener en cuenta varias cosas:

Lo fundamental es que usted se comporte como El Padre: Mi comportamiento  es un reflejo de lo que es el Padre. Por eso sea perfecto, cumpla con lo que tiene que hacer y hágalo bien, así es El Padre, todo lo ha hecho bien, la perfección está dado aquí en términos de completo, de madurez, sin esa carga moral que le damos nosotros a la palabra perfección, se trata ahora de ser reflejos del Padre, nos comportamos como el Padre, somos perfectos, completos, como el Padre que todo lo hace bien, cumple con todo lo que tiene que hacer, esta visión es maravillosa.

Ahora bien, El Padre no discrimina, no excluye, tampoco pone categorías al otro, no señala al otro y no le pone un letrero o una etiqueta (amigo, enemigo, aliado-perseguidor, extraño o de los nuestros), no hay etiqueta para los otros.  nosotros somos expertos en caer en esa tentación, cuestionar si piensa como yo o no, están en mis proyectos o debemos excluirlos porque no están en lo nuestro, tildamos a los otros de malvados o de buenos, están conmigo o están en mi contra, pero no, ya lo dice Jesús: hay que ser perfectos como El Padre es perfecto, superemos ciertos comportamientos dados como normales, convenientes o culturales, nosotros los discípulos tenemos que superar estos comportamientos  como “quien la hace la paga”, “odio a quien me odia”, esto que está a la orden del día en nuestra manera de comportarnos dice Jesús tienen que estar por fuera, nada de mentalidades hostiles o corazones desinteresados con los otros que nada tienen que ver con nuestra vidas, aunque el otro se porte como mi enemigo yo no soy su enemigo, nunca debo verlo como mi opositor, aunque el otro me siga odiando yo no lo debo odiar.  Es algo muy duro y difícil, claro, pero así es el Padre, ama como el Padre, trata con afecto a todos, esto es amar, acoger con respecto a todos, gózate con el otro, disfruta del otro, trata de aprender del otro, hazte cercano al otro, hazte prójimo del otro, esto es amar, muy concreto está.

Ojalá siempre a nosotros los discípulos se nos notara más cada día lo del Padre, haciéndonos cercanos al otro que está atento a recibir lo que tenemos para entregarle del Padre, seamos reflejo de su amor en nuestra maravillosa cotidianidad.

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s