Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – lunes 22 de junio 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Génesis 12, 1-9

Salmo 32

Evangelio de Mateo 7, 1-15

Todo nuestra historia de la Salvación comienza con una orden de Dios, Abraham sal!.

Abraham un semita, vivía en medio de las tribus cananeas, en Haram un pueblo fundado por un tío; dice la historia que hubo una migración de semitas, dos mil años antes de Cristo, hacia toda la media luna fértil que comprende toda la Mesopotamia, el lugar de la tierra de Israel y la zona de Egipto bañada por el rio Nilo, toda esta zona fue cubierto por la cultura semita, y al parecer, en medio de esta historia  de migraciones, Dios le dijo a Abraham sal de esta tierra, desarráigate de esta tierra, deja lo que has construido, comenzaremos algo nuevo, construiremos una nueva nación. Un detallito,  se lo dice a un hombre viejo, a quien al parecer ya había hecho todo en la vida, Dios le dice a este hombre sal de tu zona de confort porque tengo una gran propuesta para ti: vamos a construir una nación, una nueva comunidad para que sea bendición para las demás naciones del mundo, así comenzó nuestra historia de salvación, este proyecto, esta propuesta, este plan que consistía en  construir una nueva nación para ser bendición para otros.. Además, Dios le hará esta promesa: Yo estaré contigo por donde quiera que vayas, La Lógica es: orden – propuesta – promesa. A esta promesa Abraham le creyó y aceptó la orden. No hubo danza del sol, ni efectos cosmológicos para que Abraham creyera; un hombre que había vivido toda su vida en medio de la superstición, el politeísmo, en medio de su realidad experimentó una llamada de Dios para iniciar una historia nueva. Todo comenzó pues con un hombre que creyó en una propuesta y se dejó determinar por ella.

En el Evangelio de Mateo, Jesús nos dice qué se necesita para esperar el Reino de Dios: experimentarlo como Padre, como providente, aquel que ve en lo escondido, hay que tener entonces una experiencia de paternidad, somos iguales al Padre y lo mostramos en nuestra religiosidad, en el uso de los bienes materiales y en la relación con los otros, a esto se refiere Mateo hoy, experimentamos la presencia paterna de Dios en la manera de vivir con los otros.

Jesús nos enseña cómo vivir en concreto una relación con los otros, que refleje lo que es el Padre: pues no juzgando a los otros. El Padre no nos Juzga, nos justifica. Por lo tanto yo no debo juzgar a nadie.

Destacamos 2 razones principales por las cuales no debemos Juzgar: cuando lanzamos un juicio sobre el otro, esto lo condiciona y determina negativamente, en segundo lugar, este juicio se vuelve contra mí, me juzgo a mí mismo, yo soy como veo al otro, el otro se vuelve como yo lo veo y al final lo veo como soy yo mismo. Con respecto a los hermanos la dinámica del Evangelio de Mateo que propone Jesús es una experiencia de Dios Padre que cualifica mi manera de relacionarme con los otros, esta experiencia del proyecto del Reino, el mismo que Dios le dio a Abraham implica mi manera como uso los bienes materiales, la forma en la que yo miro y observo al otro, cómo vivo mi relación con el otro. Dios tiene un proyecto, hoy se nos presenta en la persona de Jesús, se trata del mismo proyecto que Dios le da a Abraham, pero ahora está cumplido en la persona de Jesús, por eso es tan importante resaltar la forma en que veo a los otros, porque Jesús invita a algo diferente, no puedo ver al otro como mi enemigo, por eso es que lo ataco para mostrar mi superioridad, domino al otro para no ser dominado, pongo el pie y lo aplasto para no ser yo sometido, esto lo reflejamos en la manera como tratamos al otro. Jesús propone que seamos bendición para el otro, así como Abraham con el nuevo pueblo debía ser  bendición para las demás naciones. Dignifico al otro y le reconozco en su dignidad, lo respeto y es mi amigo, el otro no es lejano para mí, le sirvo, el otro no es un invasor, es mi hermano, no lo ataco sino que le restituyo la vida, lo considero un hermano, esto sucede con la propuesta de Jesús.

Hay entonces dos caminos, pasó por encima del otro, eligiendo el camino del mal y del malo o elijo el camino de Jesús y el proyecto del Reino restaurando la dignidad del otro, siendo bendición para el otro, cada uno reflexiona y toma una decisión definitiva.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s