Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – miércoles 24 de junio 2015


Isaías 49, 1-6

Escúchenme, islas;
pueblos lejanos, atiéndanme.
El Señor me llamó desde el vientre de mi madre;
cuando aún estaba yo en el seno materno,
él pronunció mi nombre.

Hizo de mi boca una espada filosa,
me escondió en la sombra de su mano,
me hizo flecha puntiaguda,
me guardó en su aljaba y me dijo:
«Tú eres mi siervo, Israel;
en ti manifestaré mi gloria».
Entonces yo pensé: «En vano me he cansado,
inútilmente he gastado mis fuerzas;
en realidad mi causa estaba en manos del Señor,
mi recompensa la tenía mi Dios».

Ahora habla el Señor,
el que me formó desde el seno materno,
para que fuera su servidor,
para hacer que Jacob volviera a él
y congregar a Israel en torno suyo
— tanto así me honró el Señor
y mi Dios fue mi fuerza— .
Ahora, pues, dice el Señor:
«Es poco que seas mi siervo
sólo para restablecer a las tribus de Jacob
y reunir a los sobrevivientes de Israel;
te voy a convertir en luz de las naciones,
para que mi salvación llegue
hasta los últimos rincones de la tierra».

Sal 138,1-3.13-14.15

R/. Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente

Señor, tú me sondeas y me conoces;
me conoces cuando me siento o me levanto,
de lejos penetras mis pensamientos;
distingues mi camino y mi descanso,
todas mis sendas te son familiares. R/.

Tú has creado mis entrañas,
me has tejido en el seno materno.
Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente,
porque son admirables tus obras;
conocías hasta el fondo de mi alma. R/.

No desconocías mis huesos,
cuando, en lo oculto, me iba formando,
y entretejiendo en lo profundo de la tierra. R/.

Lucas 1, 57-66. 80

Por aquellos días, le llegó a Isabel la hora de dar a luz y tuvo un hijo. Cuando sus vecinos y parientes se enteraron de que el Señor le había manifestado tan grande misericordia, se regocijaron con ella.

A los ocho días fueron a circuncidar al niño y le querían poner Zacarías, como su padre; pero la madre se opuso, diciéndoles: “No. Su nombre será Juan”. Ellos le decían: “Pero si ninguno de tus parientes se llama así”.

Entonces le preguntaron por señas al padre cómo quería que se llamara el niño. Él pidió una tablilla y escribió: “Juan es su nombre”. Todos se quedaron extrañados. En ese momento a Zacarías se le soltó la lengua, recobró el habla y empezó a bendecir a Dios.

Un sentimiento de temor se apoderó de los vecinos, y en toda la región montañosa de Judea se comentaba este suceso. Cuantos se enteraban de ello se preguntaban impresionados: “¿Qué va a ser de este niño?” Esto lo decían, porque realmente la mano de Dios estaba con él.

El niño se iba desarrollando físicamente y su espíritu se iba fortaleciendo, y vivió en el desierto hasta el día en que se dio a conocer al pueblo de Israel.

Comentarios  

Hoy hermanos estamos celebrando la fiesta del nacimiento de Juan Bautista, el precursor de Jesús y quien anunció su llegada. Una fiesta para la Iglesia. Destacamos los siguientes puntos de estas lecturas:

  1. Qué va a hacer este niño? esto indica toda una experiencia que hace parte de nuestra fe, de todos los elegidos, desde Abraham, Moisés, los jueces y especialmente los profetas, todos los que serán dispuestos a llevar a cabo el plan salvífico del Padre, la salvación para todos, viven una experiencia de haber sido llamados, elegidos, no por su iniciativa personal aunque haya una respuesta en lo personal, el llamado lo hace directamente El Señor, Él es quien nos elige, cada uno de nosotros como bautizados en la Iglesia Católica hemos sido llamados a que el plan de salvación para todos que tiene el Padre en su amor sea una realidad para todos. Debo entonces experimentarme llamado para ejecutar salvación que el Padre quiere que experimentemos en su hijo Jesucristo, todos deben experimentarse dignos, sagrados, hermanos, hijos del Padre, todos, elegidos con Jesús y Juan Bautista debemos sentirnos llamados a participar del plan salvífico que Dios tiene para todos. Piensa en eso, Dios ha puesto sus ojos en ti, te llama a que le ayudes en su plan.2. La segunda reflexión que nos viene a través de la celebración de esta fiesta es que todo esto está precedido por un encuentro, una experiencia, la realidad de Dios, estamos ejecutando y anunciando la salvación si hemos vivido un encuentro con nuestro Dios Salvador. Quién es Juan, los profetas y el mismo Jesús? uno que ha experimentado el amor, la salvación de Dios, ha vivido al Dios que lo saca del hueco, que lo salva y lo libera, restaurando la vida. Habrá que ser entonces testigo de eso, Dios al salvar nuestra vida, nos salva de nosotros mismos, nos salva así mismos… cuál es tu vida? qué la demarca? todo le sirve al plan salvífico de Dios, si ya tenemos un testimonio del Dios que significa y resignifica la vida debemos dar anuncio de esto al mundo entero. Pensemos esta fiesta de Juan así, es imprescindible tener una experiencia salvífica de Dios en mi vida, restauradora y reparadora, sino no he conocido a Jesús y no podemos hablar de ÉL si no lo he experimentado como salvador de mi vida.

Esto es lo que tenemos hoy en el segundo cántico del siervo sufriente, cómo participar de la salvación que Dios tiene, hay que conocer a Dios, tener una experiencia de salvación y liberación de la propia vida.

  1. Esta experiencia y encuentro con Dios le da a uno una fuerza y valentía especial, uno se siente como portador de una Palabra divina, que penetra corazones, que tiene poder para transformar realidades, hay una fuerza en la palabra y en uno porque en sí misma tiene poder de transformar realidades, vidas, comunidades, sociedades enteras. Existe una fuerza especial en quien anuncia la Palabra, esa misma experiencia de Dios genera una fuerza con la que se puede soportar cualquier fuerza hostil que nos aterroriza, porque habrá que enfrentar “poderosos”, pero tenemos la fuerza interior que surge del encuentro con nuestro Dios salvador. Se predica en medio de poderes que se esconden y enmascaran, para enfrentar esto hay que tener una valentía especial que vence todas esas oscuridades, esta es la fuerza de la fiesta de Juan Bautista.
  2. Cuando pienso en Juan Bautista pienso en una elección para trabajar en el plan salvífico de Dios, una experiencia del Dios salvador y liberador, la fuerza que da el poder que tiene la Palabra para romper obstáculos, corazones endurecidos, pero especialmente en el compromiso que adquirimos con el anuncio de la Palabra. Juan no fue un administrador de cosas, servicios religiosos o administrador de bienes, ÉL anuncia la buena noticia a los pobres, anuncia el Evangelio y anuncia a Jesús, lleva a otros a conocer a Jesús, revela a Jesús… Jesús reveló al Padre nosotros revelamos a Jesús, somos sacramentos de Jesús. Hoy a cuántos le vas a Jesús? hoy tengo que llenar de fascinación por Jesús a alguien, Él es el que salva la vida. Esta es la mejor manera de celebrar la fiesta de Juan Bautista. Dile a la gente: tu vida es mejorada si conoces a Jesús!
  3. Aparentemente el destino final de Juan es su tragedia, su destino final. Siempre un predicador de la Palabra siempre morirá perseguido por el Herodes de ayer y de hoy, Juan terminó su vida en manos de Herodes, del príncipe de turno. Así siempre termina un predicador de la Palabra, con un destino final trágico, la entrega de la propia vida, la muerte aparente al final del camino, el fracaso a los ojos de los hombres, pero no el fracaso a los ojos de Dios, eso es lo que nos dice hoy el segundo cántico del siervo sufriente, aparentemente al predicador le espera la oposición, pero así no termina ante los ojos de Dios. Si no hay persecución para nosotros algo estamos haciendo mal, sólo al árbol que tiene frutos se le tiran piedras. Jesús decía a sus discípulos, yo les daré todo pero habrá persecuciones, caerán en manos de los poderosos de turno. No te desanimes, para Dios esta es tu victoria, lo entenderás con su Espíritu.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s