Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – miércoles 8 de julio 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa, a las lecturas de:

Génesis 41, 55-57; 42,5-7.17-24
Salmo 32
Santo Evangelio según San Mateo 10, 1-7

La lectura del Génesis nos lleva a considerar a José como uno de los patriarcas. Que lo hizo un Patriarca, pues que  el haya aceptado la propuesta de ser bendición para otros, esto sí que lo entendió bien este hombre, en toda su escabrosa vida  fue bendición para todos aceptando la promesa: Dios estará siempre conmigo a donde quiera que vaya sin abandonarme jamás. Su vida se desarrolla en varias escenas: primero la de hijo mimado donde recibe la capa de predilecto, luego es vendido por sus hermanos y recibe el vestido de esclavo, luego es vestido como mayordomo, es bendición para su patrón y se siente bendecido, luego una mujer le quita su vestido y va a la cárcel pero nuevamente en la cárcel no olvida que Dios es su mayor promesa y sigue confiando en su Dios, al final él mismo termina vestido de príncipe y viste a su hermanos con nuevas vestiduras; es bendición de Dios para todo su pueblo; su vida fue terrible, tuvo escenas escalofriantes pero nunca dejó de creer, siempre tuvo presente que Dios estaba con él, a donde quiera que fuera. En la situación de tu vida tienes una certeza, Dios está contigo, ÉL no se muda, no nos abandona ni nos deja jamás, así se es patriarca.

Comparemos la vida de José con la vida de Jesús, un hijo que se hace responsable de sus hermanos, su padre Israel le dice: ve a ver dónde están tus hermanos y vela porque estén bien, este mismo mandato recibió Jesús del Padre, José fue vendido por sus hermanos, igual Jesús fue vendido por sus hermanos, José fue sometido a la indignidad humana, igual Jesús en la cruz, al final José es exaltado y Jesús con la resurrección ha sido exaltados sobre todo nombre, la historia de José introduce el proyecto Salvación de Dios.

En el santo Evangelio de Mateo lo ocupa una enseñanza sobre cómo predicar el reino, Mateo tiene dos ejes fundamentales en su narración: Jesús y la comunidad de discípulos, Jesús es el señor de la comunidad, todos están escuchando su enseñanza sobre el Reino de Dios, lo podemos ver como dictando un seminario sobre el Reino de Dios, ya nos dio el primer discurso (teórico y práctico), el Reino ha llegado en su propia persona, el segundo gran discurso se titula: cómo predicar el Reino de Dios (en Mateo dice Reino de los Cielos, pero recuerden que Mateo le escribe a judíos y ellos no pronunciaban el nombre de Dios), en primer lugar está claro que el Reino ya está aquí, en medio de ustedes, luego Jesús sale con ellos a la misión. todo el que se considera llamado está llamado es a la predicación y a misión del Reino, todo cristiano tiene una vocación, se nos llama para ser enviados a la misión, esto es lo que te identifica como cristiano, si tu comunidad o tú no hacen misión, entonces no eres cristiano, sentado en la banca en una relación dual Dios-conmigo, yo-con Dios, esto no es cristianismo, el objetivo es salir a predicar que el Reino de Dios está en medio de nosotros, Jesús mismo es el Reino. Esta es la predicación que debemos anunciar a los “pobres”, los oprimidos, los que se sienten derrotados, excluidos, a los que no tienen ganas de vivir, no tienen esperanza, no encuentran consuelo, a quienes la vida les ha dado tan duro, a ellos va dirigido este discurso, hay que hacer manifiesto el Reino de Dios, proclamar que Jesús está en medio de nosotros.

En segundo lugar, debemos tener claro el objetivo de la misión: expulsar los espíritus inmundos, a nuestros jóvenes debemos expulsarles el espíritu inmundo del suicido, hay que exorcizarlo, nacimos para la vida, hay que gritárselo a todos, hombres y mujeres, expulsar los espíritus inmundos de la iniquidad, del sinsentido de la vida, de la tristeza y la nostalgia, del desgano, hay mucho que hacer en relación a esto. No estamos hablando de aquellos “disque poseídos que se revuelan y echan babasa” que son solo víctimas, con traumas parasicológicos tremendos por falta de amor, de entender que valen la pena y que son importantes para alguien; hoy los exorcismos son de otra categoría, están empoderados en el mundo y la cultura de hoy, eso son los que hay que expulsar.

En tercer lugar  hay que curar toda enfermedad y toda dolencia, tanto dolor, no me refiere a la medicina, ella misma hace sus esfuerzos. Hay tantas enfermedades que han hecho raíces en nosotros y que se hacen somáticas, la manera en como vemos a los otros y a nosotros mismos. El objetivo de la misión es anunciar que Dios está más cerca que nunca, a aquellos que viven en la indignidad, sanar y curar toda enfermedad del corazón del hombre, tanta tristeza y desesperanza, el sentirse despreciados y abandonados, enfermedades horribles de hoy, esto sólo se puede lograr en el nombre de Jesús!!!

#YoSigoFirme

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s