Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – 30 de Julio 2015


Éxodo 40, 16-21. 34-38

En aquellos días, Moisés hizo todo lo que el Señor le había ordenado. El día primero del primer mes del año segundo, se construyó el santuario. Moisés lo construyó: colocó los pedestales y los tableros, puso los travesaños y levantó las columnas. Después desplegó la tienda por encima del santuario y sobre ella puso, además, un toldo, como el Señor se lo había ordenado.

Colocó las tablas de la alianza en el arca; puso debajo de ella los travesaños y por encima la cubrió con el propiciatorio. Llevó entonces el arca al santuario y colgó delante de ella un velo para ocultarla, como el Señor se lo había ordenado.

Entonces la nube cubrió la tienda de la reunión y la gloria del Señor llenó el santuario. Moisés no podía entrar en la tienda de la reunión, pues la nube se había posado sobre ella y la gloria del Señor llenaba el santuario.

Y en todas las etapas, cuando la nube se quitaba de encima del santuario, los hijos de Israel levantaban el campamento, y cuando la nube no se quitaba, se quedaban en el mismo sitio. Durante el día la nube del Señor se posaba sobre el santuario y durante la noche había un fuego que podían ver todos los israelitas desde sus tiendas.

Mateo 13, 47-53

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “El Reino de los cielos se parece también a la red que los pescadores echan en el mar y recoge toda clase de peces. Cuando se llena la red, los pescadores la sacan a la playa y se sientan a escoger los pescados; ponen los buenos en canastos y tiran los malos. Lo mismo sucederá al final de los tiempos: vendrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los arrojarán al horno encendido. Allí será el llanto y la desesperación.

¿Han entendido todo esto?” Ellos le contestaron: “Sí”. Entonces él les dijo: “Por eso, todo escriba instruido en las cosas del Reino de los cielos es semejante al padre de familia, que va sacando de su tesoro cosas nuevas y cosas antiguas”.

Y cuando acabó de decir estas parábolas, Jesús se marchó de allí.

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas:

Bienvenidos hermanos a este jueves para recibir la Buena Noticia. La lectura del Éxodo nos trae algo que legitima el ejercicio sacerdotal, pero quiero que nos detengamos en las siguientes expresiones:

“Tal y como El Señor lo había ordenado”: el pueblo de Dios está preparando una etapa de encuentro con su Dios para adorarlo, este era el objetivo final de la liberación de la esclavitud, se adora a Dios desde los parámetros mismos de Dios, desde ÉL mismo. Adorar es el extasiarse del hombre ante la presencia de su Dios. La adoración no es algo que nace del hombre mismo sino desde la grandeza y la gloria de Dios, esta expresión  tan repetida nos evoca e invita a que adoremos a Dios por lo que Él es en sí mismo, adorar es extasiarnos en nuestro Dios y fascinarnos con  Él, de su experiencia de grandeza y luminosidad. Sólo un hombre libre puede adorar a su Dios y absolutizarlo.

“La nube cubrió la tienda del encuentro y la cubrió el santuario”: la nube, signo de la presencia de Dios en el A.T, se posa sobre el santuario, significa que Él está en medio de su pueblo, este texto nos describe el gran acontecimiento: ante un hombre libre la gloria de Dios se posa sobre ÉL,  la tienda es la señal de que Dios está en medio de nosotros, oculto y presente, le pone un velo  y el Arca contiene el libro de la alianza, que nos recuerda el juramento que hizo Dios que dice que Él será Dios para nosotros y yo seré lo que Él más ama, esto significa que la gloria de Dios haya llenado el santuario, una afirmación de Dios mismo revelándosenos continuamente, esta es la gran noticia, Dios está allí oculto y presente, para nosotros y con nosotros, dando sentido a nuestra vida y llenándola de fuerza, de ganas de vivir a plenitud.

“Cuando la nube se levantaba, el pueblo de Israel levantaba la tiene y avanzaba por medio del desierto hacia la tierra prometida, donde la nube se detenía, allí se detenía el pueblo”: este pueblo aprendió a caminar al ritmo de la presencia de su Dios, pero nosotros al ritmo de qué caminamos? A qué ritmo construimos la vida? al impulso de nuestras hormonas o interese personales, o motivaciones momentáneas? Empezamos a cometer errores en nuestras vidas por vivir de impulsos. Un adorador sabe caminar al ritmo de su Dios, convierte su vida en un discipulado, un discernimiento de la presencia de Dios, sabe tomar decisiones en la luz, mirando hacia el futuro de la tierra prometida, decide  desde lo qué lo lleva allá, tiene bien enfocada la meta, su camino hacia la tierra prometida, tiene todas sus fuerzas puestas en esto, camino al ritmo de su Dios, de Su presencia.

Te invito a que vuelvas a leer este hermoso texto y lo medites en oración.

En el Evangelio, estamos ya al final de capítulo 13 que contiene en parábolas el discurso principal del Evangelio de Mateo, compuesto por 5 grandes enseñanzas sobre el Reino de Dios. Esta enseñanza del capítulo 13 dado por Jesús en parábolas nos habla de la urgencia del Reino, al terminar el capítulo nos dice: el consentimiento libre de cada hombres es fundamental en la escogencia del Reino, atento entonces a lo que le pones énfasis en tu vida, lo primero para ti es construir el Reino del Padre, lo fundamental es esto, mi vida, la profesión y la manera de vivir que elijo, todo lo que decido construir y llevar a cabo debe tener un fundamento en la construcción del Reino; atento pues a lo que eliges y decides; distingue lo que haces desde la presencia de Dios; aprende a elegir, cada tiempo nos trae y nos ofrece algo bueno para la vida, pero todo debe ser asumido desde la perspectiva del Reino del Padre: experimentarme hijo del Padre y hermano de los otros.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s