Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – 6 de Agosto 2015


Daniel 7, 9-10. 13-14

Yo, Daniel, tuve una visión nocturna:
Vi que colocaban unos tronos
y un anciano se sentó.
Su vestido era blanco como la nieve
y sus cabellos, blancos como lana.
Su trono, llamas de fuego,
con ruedas encendidas.
Un río de fuego brotaba delante de él.
Miles y miles lo servían,
millones y millones estaban a sus órdenes.
Comenzó el juicio y se abrieron los libros.

Yo seguí contemplando en mi visión nocturna
y vi a alguien semejante a un hijo de hombre,
que venía entre las nubes del cielo.
Avanzó hacia el anciano de muchos siglos
y fue introducido a su presencia.
Entonces recibió la soberanía, la gloria y el reino.
Y todos los pueblos y naciones
de todas las lenguas lo servían.
Su poder nunca se acabará, porque es un poder eterno,
y su reino jamás será destruido.

Salmo 96,1-2.5-6.9

¡El Señor reina, alégrese la tierra,
regocíjense las islas numerosas!
Lo rodea una nube tenebrosa, justicia y derecho son la base de su trono.
Los montes se derriten como cera
ante el que es Amo de toda la tierra;

los cielos proclaman su justicia
y todos los pueblos ven su gloria.
Porque tú eres Señor Altísimo en toda la tierra, que destaca muy por encima de los dioses.

Marcos 9, 2-10

En aquel tiempo, Jesús tomó aparte a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos a un monte alto y se transfiguró en su presencia. Sus vestiduras se pusieron esplendorosamente blancas, con una blancura que nadie puede lograr sobre la tierra. Después se les aparecieron Elías y Moisés conversando con Jesús.

Entonces Pedro le dijo a Jesús: “Maestro, ¡qué a gusto estamos aquí! Hagamos tres chozas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”. En realidad no sabía lo que decía porque estaban asustados.

Se formó entonces una nube que los cubrió con su sombra y de esta nube salió una voz que decía: “Este es mi Hijo amado; escúchenlo”. En ese momento miraron alrededor y no vieron a nadie sino a Jesús, que estaba solo con ellos.

Cuando bajaban de la montaña Jesús les mandó que no contaran a nadie lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos.

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Bienvenidos hermanos a esta Buena Noticia de hoy, celebrando en este día la fiesta de la transfiguración de Jesús.  dicen los Biblistas que este hecho es común en todos  los Evangelios, uno de los primeros hechos que tuvo muy presente la primera comunidad cristiana, hablaremos primero del contexto de este hecho y luego del relato sobre la fiesta que pertenece al misterio mismo de Jesús:

El contexto es este: el hecho ocurre justo cuando Jesús le hace una pregunta específica a la gente y a los discípulos: ¿Quién dicen ustedes que soy Yo? Las multitudes con la experiencia que habían tenido caminando con Jesús, ya tenían unas bases sólidas para responder a este cuestionamiento, con los muchos milagros y acciones vistas por ellos podían entender en qué consistía el mesianismo que Jesús predicaba, pero las multitudes se hacen muy frías frente a esta pregunta, ellos esperaban un mesías poderoso, llegando en un caballo glorioso para liberar al pueblo oprimido por el imperio, ahora el pueblo estaba en manos del imperio  romano luego de haber tenido que soportar muchos otros imperios que los oprimieron y atacaron, pero al final ellos no responden ante el cuestionamiento de Jesús. La pregunta también es para los discípulos, quienes tampoco entendieron muy bien, Pedro alcanza a responder “alguna” cosita para aproximarse a la realidad, pero tampoco es una respuesta total del mesianismo de Jesús, así que El Señor pasa como a un segundo momento de su vida después de esta experiencia, los milagros que hace ya son poquiticos y comienza Jesús a decir de una manera bien explícita y clara en qué consistía el mesianismo que proclamaba, su mesianismo consiste en entregar la propia vida, negarse a sí mismo y entregar la vida por otro, esto comenzó a ser un escándalo para todos, muchos se echaron para atrás al escuchar decir a Jesús “hay que entregar la vida”.

Después de esto, ocurre la experiencia de la transfiguración. los relatos dicen que era el sexto día de la  fiesta de las tiendas, una fiesta en la que los judíos celebraban la esperanza de la aparición de su mesías, una fiesta con una categoría mesiánica, todo el pueblo hacía unas tiendas en sus patios durante 7 días para recordar que Dios los liberó en el desierto, se debían ir a vivir a las tiendas durante estos días, los primeros 6 no eran obligatorios pero el séptimo día sí se debía ir a la tienda a vivir para orar por el mesías, era obligatorio estar allí haciendo esto. Jesús el séptimo día sube al monte a vivir allí su propia experiencia, por eso a Pedro se le ocurre hacer unas tiendas en este lugar, pero en esta soledad ocurre la gran experiencia,  aparecen los representantes del Antiguo Testamento, Elías representa el profetismo que anunció un mesías, Moisés es el representante de la ley que anuncia la salvación mesiánica, dice el relato que Jesús se llenó de gloria: brillante, resplandeciente, la misma gloria que antes se había anunciado llegaría con el Mesías, Jesús y los representantes del AT estaban hablando con Jesús, sobre qué? sobre la cruz, sobre la entrega de la vida.  Lo que sucede acá es que el AT está asintiendo que la cruz es el camino para de gloria, que la entrega de la vida es el camino para que el plan de Dios entre en la vida del hombre, esto era lo que el AT había anunciado. En medio de esta gloria y la conversación se aparece el Padre, lo más maravilloso, diciendo: Este es mi hijo amado, escúchenlo! Con esto queda dicho de manera absoluta, que entregar la vida en la cruz para la gloria y la victoria está respaldada completamente por Dios. Este es el camino para la gloria, la cruz tal como lo promueve Jesús.

Todo desapareció al final, sólo queda Jesús. Todo vuelve a la calma después de esta experiencia maravillosa, sólo nos queda Jesús, desde ahora en adelante la única expresión de la voluntad de Dios para el mundo, es Jesús!

Feliz fiesta de la transfiguración.                          

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s