Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – 10 de Agosto 2015


Deuteronomio 10, 12-22

Habló Moisés al pueblo y dijo: Ahora Israel ¿qué es lo que te exige el Señor tu Dios?
Que temas al Señor tu Dios, que sigas sus caminos y le ames, que sirvas al Señor tu Dios con todo el corazón y con toda el alma, que guardes los preceptos del Señor
tu Dios y los mandatos que yo te mando hoy, para tu bien.
Cierto: del Señor son los cielos, hasta el último cielo, tierra y todo cuanto la habita, con todo, sólo de vuestros padres se enamoró el Señor, los amó, y de su
descendencia os escogió a vosotros entre todos los pueblos, como sucede hoy.
Circuncidad vuestro corazón, no endurezcáis vuestra cerviz: que el Señor vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, fuerte y terrible, no es
parcial ni acepta soborno, hace justicia al huérfano y a la viuda, ama al forastero, dándole pan y vestido.
Amaréis al forastero, porque forasteros fuisteis en Egipto.
Temerás al Señor tu Dios, le servirás, te pegarás a él, en su nombre jurarás.
El será tu orgullo, él será tu Dios, pues él hizo a tu favor las terribles hazañas que tus ojos han visto.
Setenta eran tus padres cuando bajaron a Egipto, y ahora el Señor tu Dios te ha hecho numeroso como las estrellas del cielo.

Sal 147, 12-13. 14-15. 19-20
R/. Glorifica al Señor, Jerusalén.
Glorifica al Señor, Jerusalén, alaba a tu Dios, Sión: que ha reforzado los
cerrojos de tus puertas, y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R/.
V/. Ha puesto paz en tus fronteras, te sacia con flor de harina; él envía su mensaje
a la tierra, y su palabra corre veloz. R/.
V/. Anuncia su palabra a Jacob, sus decretos y mandatos a Israel; con ninguna
nación obró así ni les dio a conocer sus mandatos. R/.

Evangelio según San Mateo 17, 21-26

En aquel tiempo, mientras Jesús y los discípulos recorrían juntos la Galilea, les dijo Jesús: Al Hijo del Hombre lo van a entregar en manos de los hombres, lo
matarán, pero resucitará al tercer día. Ellos se pusieron muy tristes. 

Cuando llegaron a Cafarnaún, los que cobraban el impuesto de las dos dracmas se acercaron a Pedro y le preguntaron: ¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?
Contestó: Sí.
Cuando llegó a casa, Jesús se adelantó a preguntarle: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes del mundo, ¿a quién le cobran impuestos y tasas, a sus hijos o a los
extraños? Contestó: A los extraños.
Jesús le dijo: Entonces, los hijos están exentos.
Sin embargo, para no darles mal ejemplo, ve al lago, echa el anzuelo, coge el primer pez que pique, ábrele la boca y encontrarás una moneda de plata. Cógela y
págales por mí y por ti.

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia del  día, hoy se nos habla desde la historia deuteronomista, recordemos que el rey Josías comenzó a hacer un recuento de la historia de Israel, mandó a llamar a todos los escribas del norte y del sur y empezó a reunir los recortes que tenía e iniciando la historia del pueblo. Hoy la gran predicación del Deutoronomio nos muestra que Dios ha decidido amarnos, el escritor nos pregunta: qué es lo que El Señor tu Dios te pide? Simplemente que lo ames, que Él sea tu absoluto y centro de tu corazón,  en resumen esto es todo lo que hemos venido hablando durante estos días.   Si Dios es el número uno de tu corazón, si eres  un reflejo de Su corazón, así podemos demostrarle nuestro amor: soy fiel porque mi Dios es fiel, si ÉL es tierno entonces, soy tierno; Soy misericordioso porque mi Dios es misericordioso, así como Jesús la ha explicado: salir hacia el otro, nosotros lastimosamente la convertimos en religiosidad y devociones sin sentido. El Padre perdona sin medida yo también perdono sin medida.  El Padre da sin medida, yo también doy sin medida, en esto consiste la voluntad de Dios, que lo ames como Él te ama y respondas a su voluntad y al reflejo de su amor.

Lo segundo que nos dice el texto es: vive la experiencia de ser elegido, descúbrete como preferido de Dios, Israel eres tú mismo, revisa lo que Dios ha hecho por ti, que no es otra cosa que mostrarse con bondad, ha puesto sus ojos en ti, para Él eres preferido. Revisa y construye tu vida a la luz de esta premisa.  Todos debemos construir la vida desde la experiencia del amor de Dios, por desgracia construimos la vida desde las tragedias, desgracias y el mal que nos han hecho,  el ruego de la historia deuteronomista es este: construye tu vida experimentándote amado,  valorado, elegido y predilecto.

En el Evangelio de Mateo dimos un salto de capítulo, vivimos la experiencia de la transfiguración. Ahora comenzamos el discurso sobre la comunidad que es la que constituye el Reino de Dios, con dos ejes: Jesús y los discípulos. Esta comunidad de Mateo, de origen judío tiene una tentación, observar minuciosamente las leyes, pero lo de Jesucristo no es cumplir un precepto, lo más importante es la libertad. los que componen la comunidad tienen que ser hombres libres.

La libertad de Jesús es la que surge del efecto de amar, este texto lo preside un texto que anuncia la muerte de Jesús y su entrega, y es que la libertad es entregar la vida por los otros, darlo todo por  el otro es mi verdadera libertad, me entrego yo  mismo, en esto consiste la libertad de un cristiano, en entregar la vida por razón de otro, no es cumplir la ley o transgredir una norma, eso no es, la libertad cristiana es el resultado del amor por el otro,  un criterio que se inspira en lo que es provechoso para el otro, una manera de actuar en favor del otro, renunciar al propio derecho si este va en contra del derecho de su hermano, esto es realmente la libertad cristiana, cuando se es capaz de renunciar al propio derecho en pro del derecho del otro.

Jesús es el hombre libre, se experimenta el hijo amado del Padre, su preferido, la cuestión del diezmo refleja esto, Jesús aclara que como hijo no debe pagar tributo alguno, por el contrario Él debería recibirlo, pero como Él es un hombre libre y no pasa por encima del derecho de nadie le dice a Pedro que lo pague. Su diezmo es dar la vida por el otro, Jesús es un hombre libre porque rescata y hace libre a otros.

Pide al Señor Jesús que te haga experimentarte como hijo del Padre y que puedas poner a otros por encima de tus derechos.

#YoSigoFirme

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s