Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – jueves 27 de agosto 2015


Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (3,7-13):

En medio de todos nuestros aprietos y luchas, vosotros, con vuestra fe, nos animáis; ahora nos sentimos vivir, sabiendo que os mantenéis fieles al Señor. ¿Cómo podremos agradecérselo bastante a Dios? ¡Tanta alegría como gozamos delante de Dios por causa vuestra, cuando pedimos día y noche veros cara a cara y remediar las deficiencias de vuestra fe! Que Dios, nuestro Padre, y nuestro Señor Jesús nos allanen el camino para ir a veros. Que el Señor os colme y os haga rebosar de amor mutuo y de amor a todos, lo mismo que nosotros os amamos. Y que así os fortalezca internamente, para que, cuando Jesús, nuestro Señor, vuelva acompañado de todos sus santos, os presentéis santos e irreprensibles ante Dios, nuestro Padre.

Sal 89,3-4.12-13.14.17

R/. Sácianos de tu misericordia, Señor,
y estaremos alegres

Tú reduces al hombre a polvo, diciendo:
«Retornad, hijos de Adán.»
Mil años en tu presencia son un ayer, que pasó;
una vela nocturna. R/.

Enséñanos a calcular nuestros años,
para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Ten compasión de tus siervos. R/.

Por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
Baje a nosotros la bondad del Señor
y haga prósperas las obras de nuestras manos. R/.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (24,42-51):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre. ¿Dónde hay un criado fiel y cuidadoso, a quien el amo encarga de dar a la servidumbre la comida a sus horas? Pues, dichoso ese criado, si el amo, al llegar, lo encuentra portándose así. Os aseguro que le confiará la administración de todos sus bienes. Pero si el criado es un canalla y, pensando que su amo tardará, empieza a pegar a sus compañeros, y a comer y a beber con los borrachos, el día y la hora que menos se lo espera, llegará el amo y lo hará pedazos, mandándolo a donde se manda a los hipócritas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.»

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas:

Bienvenidos hermanos a esta buen noticia del día. La Iglesia en este día nos ha propuesto leer nuevamente la carta de Pablo a los Tesalonicenses y continuar con el discurso de Mateo.

Uno de los problemas que presenta la carta de Pablo a la comunidad de Tesalónica es  sobre el final  y la venida del Señor Jesús. Muchas personas de la comunidad me preguntan comúnmente qué si ya está cerca el final, el apocalipsis, por todas las cosas terribles que el mundo está viviendo, yo les respondo que esto sería más bien el inicio,  porque el final de los tiempos como lo fueron entendiendo las primeras comunidades paulinas, fue muy distinto, fue algo maravilloso. Las realidades de no fraternidad, de abandono, de angustia, de no vida, de violencia que vivimos nosotros o nuestros hermanos, serán transformadas por un orden nuevo, un orden que tiene que surgir, entonces ahí comenzará a darse en evidencia el Reino de Dios, el final será cuando hayamos construido el Reino como un mundo de hijos y de hermanos, un mundo fraterno.

El Final de  los tiempos no es algo como un programa, donde van pasado cosas específicas, no, el final de los tiempos es cuando nosotros demos testimonio de la obra creadora de nuestro Dios. Así conocemos muchos testimonios de las personas que se van adhiriendo a nuestra comunidad, contándonos de las maravillas que Dios está haciendo en sus vidas, cosas realmente grandiosas, personas transformando su realidad para que se parezca a la voluntad de Dios, brotan hombres, familias, comunidades nuevas, el Reino es evidente, estamos inaugurando el Reino. Esto nos llena de máxima alegría, hay un montón de gente que está viviendo las realidades de Dios en su vida diaria, hay gente que se hace responsable del otro y se deja acoger en nombre del Reino, hay gente que perdona una y otra vez, haciéndose más experta en perdón en nombre del Reino, hay gente que conciben la presencia de Dios como lo más importante en sus vidas, como Pablo dicen: nos sentimos en un nuevo orden, sentimos que estamos viviendo el Reino. Hombres y mujeres que dan testimonio, como Pablo dicen “nos sentimos vivir”, “se está viviendo el Reino de Dios”, es una realidad en nosotros.

Qué debemos hacer? Que todos se colmen y que en todos reboce el amor de Dios.  Ese es el final del mundo, cuando  usted  se experimente colmado de amor y reboce de amor para los otros, ahí es el final de los tiempos, comenzó a ser evidente la voluntad de Dios sobre todos nosotros.

Si usted quiere pertenecer al Reino tiene que acogerse a Jesús, deje que el Espíritu lo transforme en la figura de Jesús mismo, comience a ser hermano, servidor, uno que acoge, que se entrega sin medida… Usted quiere hacer y ser algo importante? Hágase partícipe del Reino, constrúyalo en medio del mal y la injusticia, esta será la obra más grande en su vida, la finalidad de su existencia, si quiere hacer algo importante es ayudar a que el Reino brote. La felicidad la produce el hacer parte de la construcción del Reino.

#YoSigoFirme.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s