Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día – 22 de Septiembre 2015


Esdras 6, 7-8. 12. 14-20

En aquellos días, el rey Darío escribió a los jefes de la región del otro lado del río Eufrates: “Dejen que el gobernador y los dirigentes de los judíos reconstruyan el templo de Dios en su antiguo sitio. Estas son mis órdenes acerca del proceder de ustedes con los dirigentes de los judíos, en lo que se refiere a la reconstrucción del templo de Dios: Con los impuestos de la región del otro lado del río destinados al rey, se les pagarán puntualmente los gastos a esos hombres, para que no se interrumpa el trabajo. Yo, Darío, he promulgado este decreto para que se cumpla a la letra”.

Así los dirigentes de los judíos avanzaron con rapidez en la reconstrucción del templo, alentados por las palabras de Ageo y de Zacarías, hijo de Idó, y llevaron a cabo la reconstrucción, conforme a lo mandado por el Dios de Israel y por Ciro, Darío y Artajerjes, reyes de Persia. El templo se terminó el día tres del mes de marzo del año sexto del reinado del rey Darío.

Los israelitas –sacerdotes, levitas y todos los demás que habían vuelto de la cautividad– celebraron con júbilo la dedicación del templo de Dios. Para la dedicación del templo ofrecieron cien toros, doscientos carneros, cuatrocientos corderos, y como sacrificio por el pecado de todo Israel, doce machos cabríos, conforme al número de las tribus de Israel.

El servicio del templo de Jerusalén se encomendó a los sacerdotes, y a los levitas, según el orden que les correspondía, conforme a la ley de Moisés. Los israelitas que habían vuelto de la cautividad celebraron la Pascua el día catorce de abril. Todos los sacerdotes y los levitas se habían preparado para celebrar y estaban puros; inmolaron, pues, la víctima pascual para todos los que habían vuelto de la cautivad, para sus hermanos los sacerdotes, y para sí mismos.

Sal 121,1-2.3-4a.4b-5

R/. Vamos alegres a la casa del Señor

¡Qué alegría cuando me dijeron:
«Vamos a la casa del Señor»!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén. R/.

Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor. R/.

Según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David. R/.

Lucas 8, 19-21

En aquel tiempo, fueron a ver a Jesús su madre y sus parientes, pero no podían llegar hasta donde él estaba porque había mucha gente. Entonces alguien le fue a decir: “Tu madre y tus hermanos están allá afuera y quieren verte”. Pero él respondió: “Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica”.

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas:

Durante estos días la Iglesia nos invita a leer algunos libros de la reconstrucción de Jerusalén, luego de haber sido destruido completamente y llevado al exilio a Babilonia, hubo algo extraordinario, surgió un imperio, el Persa con Ciro, quien atacó al gran imperio de los caldeos y le dio libertad al pueblo de Israel para que volviera a su tierra y la reconstruyera. Esta fue una acción histórica que revela el amor de Dios por su pueblo. Ciro les permitió volver a su tierra, a reconstruir su identidad, su historia, una tarea ardua que necesita de verdaderos líderes, por eso el Señor hace surgir unos líderes muy particulares, como Esdras, un sacerdote, quien inicia con la reconstrucción del templo y del culto, volvieron a celebrar las grandes fiestas religiosas, la  fiesta de la Pascua y de las Enramadas.

Luego se reconstruye el templo, en medio de la experiencia del amor eterno de Dios, cantando “demos gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia”. Esdras pone como centro de la reconstrucción el encuentro con la Palabra de Dios. Este hombre se encuentra con la Palabra, tiene una experiencia mística maravillosa, poniéndola como centro de la vida del pueblo de Israel y este puede volver a surgir.

También hablamos del Evangelio de Lucas, Jesús ha proclamado la Palabra de la misericordia, ahora nos quiere mostrar el gran fruto de escuchar la Palabra, que nos hace madre y hermanos de Jesús, es la escucha de la Palabra la que reúne y forma a los discípulos, es su anuncio el que nos hace pertenecientes a la Iglesia, la hace surgir, la Palabra hace que se mantenga viva y fecunda la misma Palabra de la misericordia que Jesús ha anunciado, la escucha de la Palabra nos hace suyos. El evangelista llama “los tuyos” a quienes escuchamos la Palabra de Jesús, “los de Jesús” no son aquellos que tienen el privilegio de sangre, sino los cristianos que acogen la Palabra de Dios, dan fruto y la convierten en su alimento. María es el modelo de la escucha de la Palabra, la guarda en su corazón, la medita, la protege en su interior y el Espíritu Santo hace que eso le permita concebir a Jesús en sus entrañas, por tanto es la Palabra la que la hace madre, por eso todos tenemos que ser como la virgen María, de los que escuchan la Palabra de Dios, la mediten y la guarden en su corazón, haciendo que sea fecunda por la acción del Espíritu Santo. Esta Palabra al mismo tiempo nos hace hijos y hermanos de todos, permite que el Reino del Padre sea una realidad en medio de nosotros, como dice Jesús “el que tenga oídos, que oiga”, que aproveche. La Palabra de Dios restaura la vida, tiene un poder transformante sobre la historia personal, familiar y comunitaria, tiene una dinamis transformadora, si usted la escucha ¿cómo vas a perder la oportunidad? ¿para qué te sirven tus oídos? el canto de los pájaros es maravilloso, la naturaleza suena hermoso, pero la Palabra reconstruye tu vida, te hace madre como la virgen María, te hace hermano y te hace hijo del Padre, le perteneces!

#YoSigoFirme
Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s