Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticias del día 6 Octubre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Jonás 3, 1-10
Salmo 129
Del Santo Evangelio Según San Lucas 10, 38-42

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, martes de la XXVII semana del tiempo ordinario. La Iglesia nos trae la lectura del libro de Jonás, que no es un relato histórico, ciertamente fue escrito como una reflexión teológica “en forma de chiste”, nos cuenta este relato que Dios tiene una misión imposible, bastante difícil, rescatar a Nínive, una ciudad perdida. Para esto elige un “antiprofeta”, a Jonás. El es antiprofeta porque no quiere llevar a cabo lo que El Señor le está pidiendo, pues el orgullo más grande es llevar a cabo la misión que Dios nos está poniendo, pero Jonás no quiere ir por dos razones:

  1. Porque le dijeron que anunciara a los ninivitas que El Señor los castigará si no se convierten, sabiendo Jonás que El Señor no castiga a nadie, no quería ir a hacer el ridículo, estaba convencido de que esta amenaza era totalmente falsa, conoce el amor de Dios y al parecer no le gusta que Dios perdone y tenga misericordia, decide montarse en un barco de pescadores tratando de huir, pero a Dios nadie se le escapa, allá aparece Dios de manera asombrosa como siempre se muestra la figura de Dios en el AT, con la figura de una borrasca tremenda, mientras Jonás está durmiendo plácidamente, lo despiertan y él muy tranquilo dice sí, es Dios que me está persiguiendo, si desean me tiran al mar, se deshacen de mí y así yo me deshago de Dios!
  1. La predicación de Jonás tocó el corazón de Nínive, si este hombre con ese pedazo de predicación pudo hacer todo esto en el corazón de quienes no creían, qué no podremos hacer nosotros al anunciar la Palabra, nos llena de tranquilidad este texto. Jonás le predicó “cualquier cosa” al pueblo de Nínive, dice el texto que hasta las vacas se convirtieron, un pedazo de profeta que no hablaba del amor de Dios hizo que todo un pueblo se encontrara con Papá Dios. Al final le dice Jonás al Señor, yo sabía qué iba a pasar, tú eres un Dios fiel, lleno de amor y de perdón, Jonás sabía que eso terminaría con el perdón.

Cuál es el chiste? que Israel, usted y yo hemos tenido la mejor predicación de los profetas, hemos tenido a Elías, Isaías, Jeremías, Ezequiel, Oseas,  Amos, el segundo Isaías, Daniel, Miqueas, Malaquías, Ageo, Joel, Abdías, todas las predicaciones de todos los mejores profetas y no nos hemos convertido. Los mejores predicadores nos han hablado pero nosotros todavía no nos convertimos. En nuestra comunidad hemos tenido uno de los mejores predicadores de la Renovación del mundo y todavía no nos hemos convertido, ese es el chiste, Nínive que no era “nada” y estaba perdido, escuchó a un pedazo de profeta que nada tenía qué decir de Dios y se convierte frente a su Dios, ese es el chiste de humor negro. ¿Por qué si hemos escuchado tanto de Dios no nos hemos convertido?

Lucas nos trae el camino a Jerusalén detrás de Jesús, estamos en esa sección, Jesús estuvo en toda su actividad en Galilea pero ahora vamos camino a Jerusalén aprendiendo el discipulado. Ahora está cerca, allí hay unos amigos, en un sitio de acogida y desde aquí nos da una gran lección, con su presencia salva, llega la salvación a una casa, la de Martha y de María, llega Jesús con su Palabra de salvación, con su estilo de vida y qué reacciones tan diferentes se encuentra en estas mujeres. Para unos la presencia de Dios llena de zozobra, fatiga, es una molestia, esa es Martha, la presencia de Jesús le genera malestar, incomodidad y cansancio. Para otros como María, genera la alegría total, llega la paz, el aplacamiento y el descanso, llega la salvación de Dios. Qué hace Jesús? invita a Martha a que se convierta en María, le dice que acoja su Palabra y preste toda su atención como María, quien se asombra y se llena de estupor delante de Jesús. Por eso debemos transformarnos en María, quien se da su lugar, el de un discípulo y cristiano, estar con Jesús, intimarlo, escucharlo, asombrados frente a su Palabra… usted se da su lugar como cristiano y discípulo, seguidor de Jesús? está con Jesús? eres oyente de la Palabra y contemplas a Jesús dejándote llenar por su Palabra? déjate sorprender por Jesús.

Este es el fundamento del discipulado, sentarnos a los pies de Jesús, sentarnos a escuchar su Palabra y llenarnos de alegría con ella, esto es lo que único que nos debe importar a los discípulos, estar con Jesús, pegaditos a Él, intimar con Él, escucharlo a Él, sentarnos a sus pies, contemplarlo, amarlo hasta la eternidad.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s