Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticias del día 9 Octubre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Joel 1,13-15; 2,1-2
Salmo Sal 9,2-3.6.16.8-9
Del Santo Evangelio según San Lucas 11, 15-26

Bienvenidos hermanos a recibir la buena noticia del día, este viernes de la semana XXVII del tiempo ordinario. La liturgia de hoy nos trae una lectura del profeta Joel, alguna vez me tocó ver una plaga de saltamontes que iban comiéndose las cosechas, árbol tras árbol, eran una nube oscura y temeraria que va destruyendo todo a su paso, así fue la visión que el profeta Joel tuvo sobre Israel, esto poco ocurría, pero la Palabra del Señor le llegó desde esta visión, así que Joel anunció “el día del Señor”, un día de oscuridad, donde también intervendría la naturaleza, implicaba todo el cosmos porque Dios iba a intervenir la historia.

Los profetas del año 400-450 desarrollaron mucho la imagen del “día del señor” de esta manera, allí todo el cosmos era implicado, para nosotros todo esto se cumplió el día que el Señor Jesús murió, en la vigilia pascual cuando el Señor resucita seremos la luz de Cristo y la haremos brillar, por lo tanto los 3 días de oscuridad ya pasaron, así que no se dejen confundir. Joel está hablando de “este día”, en el que el Señor intervendrá nuestras historia, que ya pasó, está pasando y no ha pasado en nuestra vida,  ya que para muchos pueblos, personas y familias esto todavía no es evidente porque no hemos aceptado a Jesús; les falta la luz para sacarlos de la oscuridad y las tinieblas.

Joel dijo que eran necesarias dos cosas para prepararse para este día:

Hay que cambiar las conductas, hacer que sea una realidad “el día del Señor” por el bien que estamos haciendo  y no por el mal que se ha enseñoreado en nuestras vidas.

También afirma la razón de la conversión, la razón para rasgar los corazones y hacer un cambio de vida, es muy clara, hay una certeza: Dios es bueno, misericordioso, paciente, grande en amor y en fidelidad, todo lo perdona, esta es la razón por la cual nosotros tenemos que cambiar nuestras vidas, Dios quiere que vivamos fuera de la oscuridad y que nuestra vida sea un día del Señor, vivida en nuestro Dios.

En el Evangelio de Lucas continuamos el  tema de la oración que comenzó con el Padre Nuestro. Quiénes oran? los que son hijos, se ora al Padre. Cómo tiene que ser la oración? pues insistente, aunque Papá Dios parezca dormido hay que perseverar en la oración. Qué produce la oración? el Espíritu Santo, el fuerte, cómo se establece el fuerte en mi vida? se establece por la oración, la oración lo que hace es desear al Espíritu Santo, abrirle un campo “al más fuerte”.

El entra en nosotros y comienza una batalla contra nuestro ego, porque el Espíritu es más fuerte que el mal que hay dentro de nosotros, Él nos libera del espíritu de mudez, permitiéndonos decir “Abbá”, Padre, liberándonos de la conciencia que tenemos de nosotros mismos que no nos permite considerarnos hijos amados del Padre, nuestra limitada sicología, pero si te dejas transformar por el Espíritu entonces te sentirás hijo.

Él, que es el más fuerte nos abre al amor del Padre, hace que nosotros nos experimentemos hijos, desaloja de nosotros el mal, a veces nuestra vida está dividida, quisiéramos tener la vida de Dios en nosotros, pero una ideología maligna, una psiquis maligna, una cultura maligna que se ha apoderado de mí, que me lleva al odio, al sinsentido de la vida, a la esclavitud de los vicios, esto es vencido por la fuerza poderosa del Espíritu, entonces llega el más fuerte y se arma la batalla, el mal ha devastado nuestros corazones, arrasado con familias y pueblos enteros.  Pero hay un poder más fuerte, haciéndome más fuerte, entrando dentro de mí, ocupando espacios en mi vida, me lleva a la victoria de Jesús sobre el mal.

El Espíritu me hace caer en la cuenta de que tengo que emprender ciertas batallas contra mí mismo, me convence de que la debo dar y me llena de fuerzas, Él es el hombre fuerte en mí que me hace conseguir la victoria sobre mi propio mal.

Jesús tenía muchos adversarios, que no perdían la oportunidad para burlarse de Él, haciéndolo pasar como un hombre malo, así como hoy el mundo que nos quiere convencer de que Jesús no nos conviene y que hará triste nuestra vida, el descrédito de sus obras, Jesús sigue teniendo adversarios que quieren arrancar de nuestros corazones sus obras, el mundo insiste en que Dios no es un Padre bueno, desacreditando las obras de Jesús afirmando que estando con Él es la opción más aburrida del mundo, tal vez por esto nos gana a nosotros el mal, por eso hay que estar muy atento, lleno de la fuerza del Espíritu.

Alabado sea, Jesucristo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s