Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticias del día 22 Octubre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Carta de San Pablo a los Romanos 6,19-23
Salmo 1,1-2.3.4.6
Del Santo Evangelio según San Lucas 12, 49-53

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia, hoy jueves de la semana 29 del tiempo ordinario.  Hasta ahora San Pablo nos ha hecho tomar conciencia de dos grandes experiencias: la primera es la de la fe, adherirse a la persona de Jesús, la segunda con respecto al bautismo, sumergirse en la experiencia de la Muerte de Jesús: vivir como hijos y como hermanos. Esto produce una división de la vida en “UN ANTES” y “UN AHORA”  en medio está el acontecimiento de Jesús, marcando el sitio del impulso y la entrada a la vida nueva, “un antes” que era marcada por la tiranía del ego y los frutos que produce el pecado que son siempre de muerte, un ahora que es marcado por los frutos del Espíritu, de vida y de santidad. La pregunta es ¿En qué etapa estamos nosotros? ¿Ha sucedido Jesús en nuestra vida? ¿Puedo ser testigo de eso? ¿Ese acontecimiento de Jesús en mi vida han marcado un antes y un ahora? Que teníamos una vida marcada por la esclavitud y el sufrimiento pero nuestro ahora está marcado por sentimientos de gozo, alegría y paz, momentos de mucha esperanza, paciencia, ternura, misericordia y felicidad, de eso se trata, Pablo hoy con esta lectura nos llama a pensar en esto.

En el Evangelio de San Lucas, esta frase de Jesús debería causar un gran impacto en nuestra vida, “he venido a arrojar fuego a la tierra, cuánto quisiera que estuviera ardiendo”, es el fuego del Espíritu, marcado por la radicalidad en el amor, en el Evangelio, en Su manera de ver la vida, de sentir, en lo que nos propone Jesús.  Marcado por la radicalidad en la adhesión a Jesús.

Claro que esto crea divisiones, marca un nuevo estilo en la vida, el seguimiento de Jesús marca opciones nuevas en la vida, marca opciones por la luz, el amor, la fidelidad, la entrega, el compromiso con los otros.  Esto es lo que marca este fuego que es el Espíritu que ha venido Jesús a traer a la tierra.  Es  necesario salir de una situación para entrar en otra. Claro que hay divisiones, las primeras comunidades  cristianas lo vivieron, les tocó salir del judaísmo y entrar a vivir de una manera nueva la relación con Dios, con los otros y con las cosas, eso es lo que ha dicho Jesús en este Evangelio de Lucas, esto lo tiene que separar de su familia, padres, sociedad civil, es una manera nueva de relacionarse con Dios, con los hombres y con las cosas, es algo natural.

Este fuego origina una historia nueva. No es un fuego de Dios castigando a los malvados y salvando a los buenos, no se trata de elementos de exclusión, es un fuego que sí destruye el mal que hay en mí, purifica todo lo que está pervertido en mí, que aviva la esperanza de cosas nuevas posibles, rompe cadenas, forja corazones nuevos con los sentimientos de Dios, es el fuego que viene a traer Jesús y que desea que arda.

Este mismo deseo también debe ser el nuestro, desear que el Espíritu nos  llene, haga arder en nosotros una nueva pasión por el estilo de vida que propone Jesús, hacer que surjan nuevas situaciones en la historia, debe ser nuestro mayor deseo en nuestra vida como lo era en la vida de Jesús. Piensa en esta Palabra de Jesús, yo he venido a arrojar fuego en la tierra, que sea más notorio en nuestra historia, en la de nuestra familia, en la de nuestro país.

Alabado sea, Jesucristo!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s