Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticias del día 23 Octubre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Carta de San Pablo a los Romanos 7,18-25a
Salmo 118,66.68.76.77.93.94
Del Santo Evangelio según San Lucas 12,54-59

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy. Continuamos leyendo la carta de San Pablo a los romanos hablando del ego que hay en mi interior y cómo me ha hecho de daño, mi ego quiere sobrevivir a costa de lo que sea, mi ego ese “animal planet” que quiere sobresalir a costa de lo que sea, que me centra en mí, en mi placer, en mi bienestar y satisfacción a costa de lo que sea, si hay que matar y comer del muerto pues lo hacemos, el caso es que estemos bien, el caso es que yo me satisfaga y me sienta cómodo, me sienta grande, si hay que pasar por encima del que sea, si hay que vender o traicionar a alguien, si hay que ser corruptos o lo que sea.

Esa es la tiranía del ego y de la naturaleza animal, esa tiranía que nos habita, tiene poder y nos oprime y domina. Y es esto lo que ha destrozado nuestra vida lo dice Pablo. Eso sólo nos ha traído desgracia tan desgracia, el empoderamiento de este faraón que hay dentro de mí, entonces esto no ha causado sino un torrente de desgracia en nuestras vidas, nuestras familias, esta manera de ser.

Me impacta cómo termina este texto, ¡desdichado de mí!, quién me liberará entonces del faraoncito que llevo por dentro?, quién me liberará de este corazón que es una maquinita para hacer el mal? De esta manera de pensar y de ser? Quién? San Pablo encuentra la respuesta, de una manera emocionante dice: ¡no llores!, porque Dios ha enviado una fuerza salvadora, es Jesús quien te librará del faraoncito que llevas por dentro y no ha hecho sino crear destrucción en tu vida y en tu historia. Dios va a salvar tu vida, te salvará del ego, de ti mismo, no estás condenado a la desgracia de ti mismo, Dios te va a salvar, rescatará tu vida, tu mente, tu corazón, tu sentir, lo va a rescatar. Esto termina…. en continuará, los capítulos más hermosos vendrán más adelante. Sigamos disfrutando de la dinámica hermosísima que tiene esta carta de San Pablo a los Romanos.

Luego en el Evangelio de Lucas nos está hablando enteramente cómo vive un salvado. Jesús hace este discurso sobre discernir los signos de los tiempos no como una manera de regañarnos, no es una enseñanza de universidad, creo que el Señor Jesús va mucho más allá, es un llamado de Jesús, sobre una necesidad que es extrema, poner atención a la vida que llevamos, eso es lo que quiere hacer Jesús, sacudirnos a la vida y la historia que estamos construyendo, nos quiere DESPERTAR, se nos volvió normal vivir maluco, con tal de que yo sienta placer, entonces el Señor lo que quiere con este discurso sobre discernir los signos de los tiempos, lo que quieres es sacudirnos, decirnos que es muy serio que tomes una decisión sobre la historia que estás viviendo y a dónde has abocado tu vida y tu historia.

Dice el Señor, ustedes son muy buenos para discernir un montón de cosas materiales, disciernen qué no es útil para su vida, qué nos engorda y qué no, qué nos da placer y que no, qué nos ayuda a economizar y qué no, qué nos ayuda a vernos bien y a tener una buena imagen. El Señor entonces nos trata de hipócritas, que se ponen una careta y no se muestran como son, es que las actitudes que ustedes tienen frente a sus realidades y a su historia son tan evidentes, pero no lo quieres ver así, lo maquillas, evidentemente ves que tu vida es un asco y no eres capaz de discernir sobre esto; no ves que las palabras, las actitudes que tienes, hieren el corazón de los otros, un salvado no hiere sobre su propia vida, un salvado acepta lo que es evidente, lo evidente es eso, lo maluco que vivimos, lo desastroso que vivimos, pero nosotros no vemos eso, por eso Jesús nos dice hipócritas; esa actitud de no querer ver lo que realmente hay que remediar, queriendo tapar nuestros actos y maquillarlo, pero discernimos en qué sirve para nuestra piel y nuestro cuerpo.

Teniendo conciencia de que una actitud no se debe repetir más, de las muchas cosas con las que hay que cortar, de las muchas situaciones que hay que parar, nosotros no lo queremos hacer. Jesús utiliza 3 verbos muy duros en este texto: saber, discernir y juzgar.
Termina con una afirmación muy linda, “cómo es que ustedes no saben interpretar el tiempo presente”, el tiempo presente es Jesús, cómo es que usted y yo no sabemos entender que ahora puede ser el momento de una nueva vida, de una nueva historia, que Jesús está en medio de nosotros, está cercano, es posible Jesús en medio de nuestras vidas, cómo es que no sabemos interpretar que estando Jesús ahora no sabemos interpretar el tiempo presente. Es que tienes el poder del Espíritu dentro de ti, para vivir una nueva situación y una nueva vida.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s