Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticias del día 30 Octubre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa  a las lecturas de:

Carta de San Pablo a los Romanos 9, 1-5
Salmo 147
Del Santo Evangelio según San Lucas 14, 1-6

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia, hoy viernes 30 de Octubre, en esta su emisora Minuto de Dios. Hoy la liturgia nos trae nuevamente el Evangelio de Lucas, en este relato se muestra un drama que surgió desde la misión de Jesús, el drama es este: es voluntad del Padre que a todos les llegue la salvación que Él les ha dado. El Padre Dios le dice a Jesús: hay mucho espacio todavía para que la casa se llene, hay que ir a muchas partes a anunciar esta salvación que le regalo a todos los hijos.  Esta tarea de Jesús hace que vaya de pueblo en pueblo, no de mochilero, sino con el encargo del Padre, de aldea en aldea por todos los recovecos buscando quién quiere recibir la salvación que el Padre les da, este es el drama de Jesús y más tarde de todos los apóstoles y la Iglesia misma.

Por eso Jesús, entra a comer con un jefe de fariseos, algo tremendo, diría yo casi una misión imposible, entrar a la casa de un jefe de fariseos es un extremo, porque la salvación sólo la consiguen quienes se sienten necesitados de ella, el fariseo no es está precisamente necesitado, no se siente necesitado del Padre, el fariseo es un “hinchado”, como los autosuficientes que no necesitan salvación, los que por sus propios esfuerzos lograron ya su salvación, los que no experimentan la salvación como un regalo de Dios. Jesús movido por la misericordia entra a la casa de este “hinchado” y delante de él hace un tremendo milagro, a ver si este fariseo toma conciencia y entiende lo que Dios le quiere proponer.

Jesús sana a un hidrópico, alguien que siempre sufre de una gran sequedad, de una gran sed, entre más bebe para aplacar su sed se da cuenta de que más sed tiene, hay muchas personas hidrópicas, se llena de una cosa y de otra, de experiencias extrasensoriales, con una sed inaplacable, nada los satisface, por más que beban, compulsivamente, lo único que logran es una hinchazón total, pero no nada lo satisface, el hidrópico es un espejo para el fariseo pero no entiende, al fariseo tampoco nada lo satisface, se llena de él mismo pero no puede aplacar su sed con nada.

Además dice el texto que era sábado, el último sábado, en la actividad de Jesús y su subida a Jerusalén sucede durante 6 sábados, este es el último, Jesús quiere llevar al fariseo a la salvación de Dios pero este hombre no quiere recibirla, lo que va a satisfacer totalmente y llevar a un estado de plenitud, de sábado, de paz, de gozo con lo mucho o poco que tenga, dirá que no a la salvación que Papá Dios le ofrece en Jesucristo, de nada le sirvió el milagro pero a usted sí le servirá, te verás reflejado en ese hidrópico que Jesús sanó y toda tu sed será sanada.

Ahora sí comprendemos el texto de San Pablo cuando habla del dolor y la pena que lo embarca; está movido por la misericordia del Padre, su corazón está lleno de esto y ahora está unido a sus conciudadanos que se quedarán en una continua sed porque nada los llenará, porque lo único que los llevará al cumplimiento, vivencia y plenitud del sábado será Jesús, aceptar la salvación que viene del Padre, Pablo vive el mismo drama que vivió Jesús, preocuparnos porque muchos acojan la misericordia del Padre, hacerse hermanos en el reino del Padre, esto es lo que Jesús nos propone.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s