Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día 6 de Noviembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Carta de San Pablo a los Romanos 15,14-21
Salmo 97
Del Santo Evangelios según Lucas 16, 1-8

Esta parábola no quiere ser un elogio a la corrupción. Con ella Jesús nos dice algo muy claro: “Los hijos de las tinieblas son más astutos que los hijos de la Luz”.

Cómo les parece este caso: un hombre corrupto, al verse descubierto se preguntó ¿y ahora qué haré? Y adivinen que hizo, actuó como el Padre: perdono sin medida y dio sin medida. ¡Y claro salió victorioso!

Esta es la estrategia que plantea Jesús para vivir en concreto la nueva Ley, la de la Misericordia del Padre, Dar sin medida y perdonar sin medida.

Todo en la vida de un cristiano (la relación con los otros, la relación con las cosas) debe estar regida por la Ley de la misericordia. La estrategia es sencilla: no acumule, no posea, dé sin medida, perdone sin medida. Esta es la estrategia que propone el Padre para prosperar, para ser bendecidos. Porque como dice san Francisco: dando es como se recibe y perdonando es como somos perdonados.

Recuerda Jesús dice: uno no es lo que posee sino lo que da. Lo que marca el ser es la donación y el perdón. Así vencemos la inequidad, la maldad, la pobreza fruto del acumular y querer poseerlo todo.

Romanos 15,14 -21

Leímos un aparte de la despedida de Pablo en la carta a la comunidad de Roma.

Pablo justifica su atrevimiento al escribirles, ya que él no fundo esa comunidad y sus dirigentes son otros.

Les hace cumplidos. Reconoce en ellos su gran bondad, la capacidad de ayudarse mutuamente.

Pero lo más interesante de esta despedida es la forma como explica su Ministerio, en términos de Liturgia. Dice que es un “liturgo”, que la liturgia es él, ya que él ha administrado la Gracia salvadora de Jesús, siendo evangelio. ¡Qué cosa tan maravillosa! El no ve la liturgia como un rito sino como el ejercicio mismo de ser, con la propia vida, una gracia salvadora para el otro. Además dice que el evangelio (como nosotros muchas veces pensamos, una historieta de Jesús) sino que el Evangelio es una persona viviendo como Jesús. Y afirma además que su ofrenda litúrgica son las personas, ahora transformadas por la fuerza del Espíritu, a  quienes él les ha anunciado el Evangelio. ¡Qué maravilla!

 Bueno, Hagan Lectio Divina.

¡Alabado sea Jesucristo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s