Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día 1 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Isaías 11; 1-10
Salmo 71
Del Santo Evangelio según San Lucas 10; 21-24

Bienvenidos hermanos a recibir esta buena noticia del día, hoy martes de nuestra primera semana de adviento, nosotros no celebramos diciembre sino navidad, la estamos preparando de una manera muy especial, los textos los propone la Iglesia que es bien sabia en esto y vamos siguiendo como un camino.

Hoy se presenta la lectura de Isaías primero (protoisaías), donde se nos describe de una manera prodigiosa, porque estamos en el siglo VIII AC, las características del Mesías y lo que va a traer.

Nacerá del tronco de Jesé y de su raíz florecerá un vástago nuevo, la profecía decía que de David iba a retoñar un brote nuevo, un rey que como dice más adelante trae la justicia a los pobres y los defenderá, así como a sus derechos más elementales, un rebrote del árbol de Jesé. Por eso para nosotros son tan importantes las genealogías de Mateo, en este tiempo estamos esperando a quien nos puede dar una vida nueva como Dios quiere que la vivamos, ese es Jesús.

Tendrá los 7 dones del Espíritu, la plenitud del Espíritu, será el dueño del Espíritu; como una paloma mensajera, que no lleva mensaje sino que se caracteriza porque regresa a su sitio de origen, así regresa el Espíritu sobre Jesús, porque Él es el dueño del Espíritu, la salvación será que Jesús nos regale el Espíritu, nos regale el Espíritu de Dios mismo, y así nosotros podamos ser un reflejo de lo que el Padre es, misericordia, servicio, entrega, el Padre todo lo perdona, es todo fidelidad, es todo ternura, tiene paciencia, ama por mil, ama sin ninguna limitación, nosotros siendo un reflejo de Él la vida será completamente distinta, será posible.

Me llama mucho la atención las consecuencias de este mesianismo, por eso urge que venga Jesús. Miren cómo pinta este paraíso que vamos a construir: un mundo de distintos que pueden convivir juntos, sin sacrificar o abusar los unos de los otros, un mundo sin derramamiento de sangre, sin abusados ni abusadores, un mundo donde todos aunque seamos distintos podamos convivir en la  fraternidad. Esta es la consecuencia de la venida del Mesías, por eso lo necesitamos urgente, para que se acabe este mundo de depredadores, de sacrificados y sacrificadores, para que se acabe este mundo donde no es posible la convivencia entre los distintos, podamos vivir en paz, fraternalmente, sin más sangre derramada.

Y está la característica fundamental del Mesías: Jesús nos va a llevar a la comunión plena con el Padre, esta es la gran ganancia y urgencia de un cristiano, a los cristianos lo que más nos urge es tener una comunión con el Padre, ver su rostro, su gloria, experimentar su amor, bondad, ternura, sentirnos sus hijos amados, su perdón, su fidelidad, experimentar que está con nosotros, esto lo hará posible Jesús, por eso es tan urgente que venga Jesús, lo necesitamos para que nos lleve a una comunión plena con el Padre, podremos tener así una comunión con el Padre y Él podrá impactar nuestros corazones, entonces hermanos veremos la alegría que experimenta Jesús en el Evangelio, lleno de gozo haciendo una alabanza al Padre, dándole gracias porque mucha gente está aceptando la salvación que nos trae Jesús, ser uno con el Padre.  Jesús está feliz porque ustedes está ensanchando su corazón, de ser uno con el Padre, tener una comunión con su amor y con su bondad, no necesitaríamos más, tendríamos el consuelo, la esperanza, la fortaleza, la conciencia de dignidad, nos bastaría sólo esto, Jesús está lleno de alegría porque usted y yo lo queremos, Él experimentó la cercanía de Dios, vio el rostro del Padre, es uno con el Padre, le fue posible esto, viviendo humanamente, entonces se llena de alegría porque nosotros vamos a poder ver lo que muchos no pudieron ver aunque lo anunciaron, quisieron ver el rostro del Padre, pero les faltaba una ayudita, Jesús, cuando venga Jesús a mi vida yo podré ver el rostro del Padre, esa es la gran expectativa, que venga Jesús a mi vida, que yo pueda ver tu rostro Señor, que puedas salvarnos, estarás pegadito a Jesús y verás el rostro de Dios, tus fuerzas no desmayarán porque verás el rostro del Padre, con Jesús vendrá el consuelo, la reconstrucción de nuestras vidas, la posibilidad de retoñar de nuevo, de soñar de nuevo, de vivir como hijos y experimentar la gloria del Padre, su presencia y su acción en medio de nosotros que siempre levanta y abre caminos nuevos. Que alegría poder esperar a Jesús, le damos gracias al Señor por eso, le decimos que este tiempo nos permita no estar distraídos, con el ruido, los regalos, los encuentros familiares, que podamos decir “te alabo, Padre”.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s