Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día 10 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Isaías 41, 13-20
Salmo 144
Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 11, 11-15

Bienvenidos hermanos a recibir esta buena noticia del día, hoy es jueves 10 de diciembre de la segunda semana de Adviento, la liturgia de hoy nos trae la profecía del segundo Isaías, personalmente es la profecía que más me gusta de Isaías, lo invito a que la lea muchas veces y se deje llenar del gozo que produce, es una Palabra dicha a un pueblo fracasado, que lo había perdido todo, un pueblo fracasado, humillado, deshonrado, la Palabra le dice a ellos que la historia tiene sentido a pesar de los fracasos, la historia personal y comunitaria tiene sentido, Dios sí sabe para dónde va, tal vez nosotros no, pero Él sí sabe para dónde va esta historia. Usted en medio de las derrotas, el fracaso, no le ve sentido a esto porque parecemos a veces marcados para la muerte y no le vemos sentido a esta historia pero Dios sí sabe para dónde va, nos jalona hacia situaciones nuevas, ante el fracaso y la muerte Dios nos dice, la Palabra definitiva la tengo yo, voy a marcar su historia y sus vidas con maravillosos prodigios.

El Señor nos dice no temas gusanito de Yahvé; Él sabe de nuestra debilidad,  que somos como gusanitos en medio de los devenires, de los poderosos, sabe que somos como unos gusanitos. “no tengas miedo gusanito mío”, no temas, entonces es como asegurándonos una protección totalmente cariñosa, diciéndonos Yo soy tu Dios, y  nos da las siguientes razones para no temer:

1. Yo te llevo de la mano: quién lo quiere creer? El Señor te lleva de la mano a situaciones nuevas, a escenas nuevas de la vida, situaciones de bienestar y prosperidad, de paz, por eso la vida tiene sentido, es la figura más hermosa, experiméntese y siéntase hoy así, experimente la mano poderosa del Señor. Es en el segundo Isaías, donde la imagen de la mano poderosa de Dios se expresa en mayor número, la mano del Señor es la que nos lleva, Él es el Padre, por eso estamos contentos, esa es la medida de la alegría, si creemos esto.

2. Serás capaz de transformar situaciones: como un molino con dientes finos y afilados, esto significa que seremos una herramienta de transformación, está hablando de la máquina que toma el trigo y lo transforma para convertirlo en harina, para hacer el pan y producir la vida, es una imagen muy hermosa, serás capaz de reconstruir tu vida, serás capaz de restaurar, salir adelante, tú eres capaz de revertir las situaciones de pocas posibilidades a muchas posibilidades, de transformar esas situaciones de dolor en situaciones de bienestar, serás capaz y Yo te voy a convertir en eso, cada vez que la vida embate con sus señales de muerte y la historia cada vez nos ponga a vivir situaciones difíciles el Señor dice no temas, yo estaré contigo.

3.  Él saciará toda nuestra sed: todos nuestros deseos, cuál es tu deseo? Ser amado, ganar un salario justo, salir de  la pobreza, ser considerado, cualquiera que sea, Dios está contigo, te lleva de la mano, no te dejará y saciará todos tus deseos, me encanta y me llena el corazón, me hace nuevo cada vez que escucho esta cita  bíblica.

4. La mano poderosa del Señor hará grandes cosas por ti: la mano, el brazo, la fuerza del Señor hará grandes maravillas por ti, el profeta Isaías II tiene como unos ejes teológicos en su formación, palabra, enseñanza, discurso: primero defender la figura de nuestro Dios, el monoteísmo y la creencia en un solo Dios contra los falsos dioses del pueblo caldeo y toda su figura politeísta. El segundo eje es que Dios nos está sacando del desierto como en un nuevo éxodo hacia la tierra prometida, lo que el profeta dice es que cuando venga el Mesías se volverá a ver estos grandes portentos. El Evangelio de Mateo tiene una figura muy clara, Jesús es el nuevo liberador que va haciendo grandes prodigios como en el Éxodo, Él tiene que ir a nuestro Egipto, hacernos vivir nuestro Éxodo y realizar grandes prodigios, en este sentido vamos de salida, nos está arrancando de las manos de faraón y está haciendo grandes prodigios y grandes obras en nosotros, por eso nos urge el Mesías, lo necesitamos, para que se vean los grandes prodigios de Dios llevándonos a la tierra prometida.

En el Evangelio de Mateo nos presenta la figura de Juan Bautista, un hombre que entiende que es el momento de hacer cambios radicales, renuncias radicales en nuestra vida, es hora del cambio, es necesario abrirnos a Dios, por eso Juan es tan importante en el Adviento, esto es lo que nos enseña, es necesario abrirnos a la salvación que nos viene de Dios, que cambiemos y transformemos esta historia, urge denunciar lo que lo obstaculiza, urge saber que Dios nos puede salvar, urge ponernos en manos de Dios, hacer rupturas con el pecado y las  estructuras de muerte que hay en nuestra vida, urge hacer desarraigos en la vida, si queremos recibir la salvación de Dios tenemos que ser como él y algunas cosas en mi vida debo cambiarlas, tenemos que romper con ciertas cosas.

Pregúntate qué tienes que arrancar de tu corazón, de qué te tienes que deshacer? Dice la Palabra que quienes acojan la salvación de Dios, con todo lo grande que fue Juan Bautista, también serán grandes como él, si usted hoy se pone en modo Juan Bautista usted será el más grande en el reino de los cielos, porque Dios lo exaltará, lo glorificará, tenemos motivos para estar contentos, esta es la buena noticia.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s