Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día 17 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura del libro del Génesis 49,1-2.8-10
Salmo 71
Lectura del santo evangelio según san Mateo 1,1-17

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, jueves de la III semana del tiempo de Adviento, la Iglesia nos trae hoy del Evangelio de Mateo una genealogía de Jesús, en la que confluyen la revelación de Dios y la historia, donde Dios siempre está salvando. Este árbol genealógico lo que quiere es vincular a Jesús con las figuras que han servicio de instrumentos de salvación. Pero qué notamos en esta genealogía? 3 cosas son necesarias destacar:

  1. La GENEALOGÍA se compone de 3 listas de 14 nombre cada una; 14 es el número de David, los hebreos le daba a cada una de las letras del alfabeto el valor de un número, David se construye con doble D y en la mitad con la letra V, la letra D vale 4 y la V vale 6. Al nombre de David le corresponde el número 14. En el Apocalipsis se da el nombre del emperador que se consideraba la bestia, su nombre que era propio tenía el número 666, esta era la sumatoria de Nerón. Entonces con esta lectura nos dice el Evangelista que Jesús es el tres veces David, Jesús es el que nos puede salvar. Todas las profecías hablaban que de la descendencia de David viene el salvador. Se hace alusión a que Jesús es el salvador esperado.
  1. Tres etapas en  esta historia de salvación: una historia salvífica, donde Dios ha intervenido y que va desde Abraham a David en primera etapa, de David al destierro en la segunda etapa y del destierro a Jesús en tercera etapa. Marca las etapas de la vida.

Abrahán es el elegido a construir el proyecto bendición, luego va la lista hasta David que es el rey de Israel, por excelencia, marca un momento de nuestra vida, nosotros somos elegidos y llamados, destinados a la realeza, a ser reyes, en el bautismo nos consagran como sacerdotes, profetas y reyes, ese es el destino de cada ser humano en la historia de salvación, llamados por Dios a trabajar en el proyecto bendición como Abraham y a ser reyes como David.

En la etapa del destierro, es una etapa marcada por el pecado el pueblo termina en el fracaso total, termina en la deshonra, el pueblo termina en la pérdida de lo que han sido, de su propia dignidad, por el pecado que comienza con David se termina en el destierro. Nosotros estamos muy marcados por esa etapa, fuimos llamados para participar en el proyecto bendición, llamados a ser reyes, pero el pecado nos ha deshonrado, ha truncado nuestra historia, nos ha llevado a nuestra propia autodestrucción, a la pérdida del sentido.

La tercera etapa que va del destierro a Jesús, significa que nosotros recuperamos la grandeza, la honra por Jesús el salvador, Él hace que nuestra vida recupere la dignidad perdida, Él hace que el pueblo recupere su honra y grandeza perdida, Jesús nos vuelve a la victoria y la grandeza que nos debe marcar. Esta lectura tiene una marcada connotación salvadora, Dios nos jalona hacia una situación de victoria a través de Jesucristo.

  1. En esta lista hay varias mujeres: Tamar, Ruth, Rajab, la mujer de Urías y finalmente la virgen María. Que detalle tan lindo, las mujeres eran signo de exclusión, de los que no contaban, todas fueron mujeres instrumentos de salvación. Tamar fue muy astuta, Ruth era una moabita sobre la cual cargaba una maldición, Rajab una prostituta y y la mujer de Urias una adúltera. A excepción de la virgen María no hay de qué hacer un caldo, pero esto significa que también la historia de salvación nuestro Dios la hace desde los excluidos, Jesús viene a incluir a los excluidos. Por otro lado, Dios no se avergüenza de la historia humana, Él hace una historia de salvación de nuestra propia historia, llena de desvergüenzas, llena de imperfecciones, nuestras historia no son “como deberían ser” sino como son; están marcadas por grandezas y bajezas, por la gracia de Dios y por el pecado, me da la oportunidad de estar ahí, esta genealogía es grande y por eso nos llena de esperanza. Dios no se avergüenza de mi  historia y tampoco de la tuya, acoge a Jesús como salvador, llévale la historia, dile a Jesús sé el salvador de mi historia, te presento mis vergüenzas pero también mis triunfos, voy a ti a que me salves, a que rescates mi historia e incluyas mi vida en una historia de salvación.

Hoy es 17 de diciembre, en la liturgia vivimos algo muy hermoso a partir de hoy, se llama las Antífonas de Adviento, tienen un pasado muy lejano, son del siglo IV, se construyeron para celebrar a profundidad Adviento y Navidad, son 7 antífonas, todos los días cantamos una, desde aproximadamente el año 380 y vinieron a tomar fuerza por el año 500, nos ayudan profundizar el momento que estamos viviendo. Tienen unos componentes, comienzan con un OH! ¡OH sapiencia suma, OH sol que nace de lo alto, OH Adonaí potente, OH lumbre de oriente. Estas antífonas  comienza con un OH, es una invitación a que nos sorprendamos de nuestro Dios, que nos fascine, cada OH está seguido de un título a Jesús, la admiración es por Jesús, por la identidad del Señor que viene a salvarnos, el misterio de Dios no debe ser agotado por 7 palabras, pero estas intentan hacernos sorprender de la grandeza de nuestro salvador que es Jesús, luego de aclamarlo con estos títulos diversos terminan con una súplica: “Ven”, con lo que se espera de esta venida, hay un sentimiento o un motivo por lo que deseamos la venida de Jesús, el motivo por que expresamos nuestra urgencia del salvador.

Si uno toma las 7 palabras con las que se designa a Jesús, de atrás hacia adelante uno forma una palabra en latín, esta palabra en latín dice: “ESO CRAS”, que significa seré mañana. Ese es el nombre que le damos a nuestro Jesús, Él será mañana para nosotros, Jesús viene a marcar nuestra vida y nuestro futuro, por eso los cristianos no se suicidan, porque Él será nuestro mañana, Él será nuestro futuro, dice Yo te llevaré a una vida nueva, Yo te llevaré a un mañana nuevo, por eso hay que ir donde Jesús y aceptar su salvación, aclamarla con cánticos y alegría, es un tiempo para decirle a Señor ven pronto porque mañana será el día de nuestra salvación, quedará marcada la deshonra, seremos liberados los pecados que nos dominan, de todas las situaciones de iniquidad de nuestras vidas, mañana cambiaremos nuestra injusticia por justicia, mañana estará el salvador en nuestras vidas, en nosotros haciéndolo todo nuevo.

 Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s