Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día 21 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura del Cantar de los Cantares 2, 8-14
Salmo 32
Lectura del Santo evangelio según San Lucas 1, 39-45

CANTAR DE LOS CANTARES 2, 8-14

Hoy la liturgia nos ha traído un texto tomado del cantar de los cantares, con este texto la liturgia de la Iglesia, nos quiere dejar muy en claro tres aspectos concernientes a la espera de la venida de Jesús:

  1. El encuentro de dos amados: realmente así queda planteado el Adviento, un tiempo que prepara el encuentro entre dos amados. “ya viene mi amado”, esto discierne nuestro trabajo espiritual de estos días, realmente, si espero a Jesús con la misma necesidad y el deseo que se espera a alguien que encuentra su realización en el encuentro con su amado?
  2. Es un encuentro renovador: El encuentro se da después de haber pasado un duro invierno. El “invierno” es imagen de no vida, en el invierno todo se estanca, no hay crecimiento, no hay posibilidades para la vida, es mustio, llanto, escases. Puede ser tu situación. Pero ya viene Jesús y con Él la posibilidad para que surja la primavera en tu vida. “Una nueva primavera”, imagen de proyectos nuevos que se podrán llevar a cabo, de realizaciones posibles,  Por eso la Palabra del amado es “levántate”, ahora es tiempo de cantar de alegría, primavera es abundancia, prosperidad, ahora es el tiempo de vivir plenamente.
  3. Su rostro, nos transfigurara: Al comienzo el cantar hace una descripción de la novia, ella lo confiesa: fue enviada a trabajar en duras labores por sus hermanos a causa de su vida desordenada, por eso su piel esta manchada por el sol y el duro trajín. Pero el amado la hace bella, sus ojos ahora de paloma, signo de la fidelidad, su rostro ahora tiene el resplandor de la belleza de su amado. Igual Usted y Yo, el resplandor, la belleza de Jesús se reflejara en nosotros y nuestra “apariencia” será transformada.

Del Evangelio de san Lucas 1, 39-45, que nos trae la liturgia de hoy y que no debe ser leído con las características de un relato histórico, porque no lo es, sino como una reflexión teológica, construida desde textos del segundo Isaías, que nos invita a confesar tres afirmaciones:

  1. Jesús es más grande que Juan Bautista: Este relato se compuso primordialmente con esta intensión: El que salta de gozo ante la presencia de su salvador es Juan Bautista. Todos saltan de alegría ante la presencia de Su salvador que está en el vientre de María. ¡Ha llegado la salvación”, “bendito sea el fruto del vientre de la Virgen María” quien es, ¡JESUS!
  2. Es necesario ser virgen como la virgen: La virginidad de María tiene un sentido muy claro en los evangelios de Mateo y Lucas, que son los únicos que hablan de ella, Jesús es obra del Espíritu, no es idea humana, no es obra humana. Todos debemos disponernos así como la virgen María y decirle Si al Espíritu, para que Él forme a Jesús dentro de nosotros, para que Él nos fecunde.
  3. Es necesario ser Madre, como la Madre: la virgen María llevo a Jesús por las montañas de Judá, llevando la salvación de Dios, Jesús, a todos. Hay que “dar a luz a Jesús”, al mundo; todos deben conocer la salvación de Dios en Jesús. Es necesario que todos los que hemos experimentado la salvación de Dios salgamos a llevar este mensaje de Salvación. Somos portadores de Jesús, y debemos confesarlo con nuestra vida al mundo que urge de salvación.

¡Alabado sea Jesucristo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s