Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La buena noticia del día 24 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

II Samuel 7, 1-5.8b-12-14a-16
Salmo 88
Del Santo Evangelio según San Lucas 1, 67-79

Bienvenidos hermanos a esta gran noticia de hoy jueves 24 de Diciembre, en nuestro último día de Adviento. Tenemos 2 lecturas para profundizar este día de hoy tan especial, que no debe pasar tan desapercibido, que no nos debemos dejar robar, un día de familia, de mucha comida, de bullicio puede robarnos lo esencial.

En el primer texto tomado de 2 Samuel es un resumen de lo que en todo el AT se llamó la teología mesiánica, desde el rey David comenzaron los profetas a desarrollarla, la revelación que Dios nos hace, consiste en que iba a habitar en medio de su pueblo; ¿ dónde podría Dios habitar o vivir? Desde allí se comenzó a anunciar la teología del mesías, Dios lo enviaría y Él iba a garantizar la presencia de Dios en medio de nosotros, esta es su primera gran misión, garantizar que Dios estaría con nosotros por siempre, al estar con nosotros llevaría a cabo todas las empresas, proyectos, sueños que emprendamos en nuestra vida, además Él acabaría con todo lo que nos impide el proyecto de Dios sobre nosotros, lo que impide que seamos su hijos; será el gran sueño de Dios que vivamos como quien tiene un Padre, papá Dios, el Padre Dios que bendice, acompaña, que nosotros fuéramos un reflejo de la gloria del Padre, todo esto lo va a garantizar el Mesías salvador.

Además El Salvador, hará posible, que todo lo que emprendamos tenga buen fin. El Señor nos engrandecerá y este día es hoy, ese día tan anhelado se cumple hoy, hoy llega la garantía de Dios a tu vida, se llama Jesús, nos llega este día contemplando a un niño en un pesebre; llega Dios en un misterio como nunca lo pensaríamos.

La gran noticia es que ha llegado Jesús, esta gran noticia la hace el Espíritu Santo, hoy cantamos un cántico que todos los días cantamos en la mañana, el cántico del Benedictus, hoy nos ha venido el sol que nace de lo alto, nos ha venido la salvación y es Jesús. Él hace que tomemos conciencia de que somos hijos del Padre, nos hace conscientes de comportarnos como hermanos, ¡bendito sea Dios porque ha suscitado una fuerza salvadora en mí!, hoy será derrotada toda nuestra miseria, esta noche; vendrá hoy la fuerza salvadora que es Jesús, que quita opresiones y levanta a una vida nueva. Hoy será para ti un día de liberación y de salvación, la mano poderosa de Dios hará ver su gloria y desplegará toda su fuerza poderosa, vendrá a vivir en tu corazón y en tu vida.

Realmente nuestro Dios ha tomado nuestra vida y la quiere tomar, si tú acoges esta fuerza salvadora el Señor te hará grande y te liberará de todas nuestras opresiones, créelo hermanos porque lo que Dios quiere para ti es a Jesús, te regala a Jesús en este día, ese es el gran regalo de papá Dios para ti.

Terminemos esta novena con una palabra de adoración para nuestro Dios, papá Dios que grande y bello eres, toda una historia pensada para que seamos salvados, para que podamos gozarte y vivirte, es tan admirable tu designio y tu forma de actuar. Digámosle al Señor “yo te adoro Padre” por suscitarme una fuerza salvadora, por regalarme a Jesús, bendito seas por eso; yo lo acojo, acojo su estilo de vida y su manera de pensar, la manera como Él te ve a ti Padre, la manera como Él es para los otros, como vive, yo acojo a Jesús como regalo para mí y te doy gracias y te bendigo por ello. Por eso le digo a Jesús ven a vivir en mi casa, ven a morar en mi familia, ven a vivir en mi corazón, trae a Dios a mi vida, ven Jesús regalo del Padre, te recibo con alegría y gozo, bendito seas tú Jesús, ven y haz toda tu acción maravillosa en mí, aquí hay una persona, una mujer, un niño para rescatar, ven y libérame, ven y levanta mi vida: se mi sol y da vida a mi corazón, te recibe este corazón agradecido. Papá Dios subsana en mí toda esta incapacidad de entender, perdona mi incapacidad de sorprenderme y dejarme llenar de Jesús, perdona mi ignorancia ante este misterio tan grande, yo no lo comprendo, perdona mi mente opacada, pero tú, por tu gran misericordia subsana eso y ven plenamente a mi vida, llena mi vida con tu presencia. ¡A ti la gloria por siempre Padre!.

A Ustedes Hermanos que me han acompañado durante este año de reflexión y conocimiento de Papa-Dios y de Jesucristo el Señor, un abrazo, un beso santo y el deseo de que experimenten grandemente la salvación de Dios en sus vidas. A todos ¡FELIZ NAVIDAD!

Yo soy Fabio Espinosa Álzate, el proclamador de la BUENA NOTICIA del día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s