Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Martes 23 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Isaías 1, 10. 16-20
Salmo 49
Del santo Evangelio según san Mateo 23 1-12

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy martes, 23 de Febrero del tiempo de cuaresma. Hoy las lecturas de la Iglesia son bastante profundas, en términos muy fuertes de parte de nuestro Dios, del Señor y de Jesús. Fíjense bien cómo llama el Señor a los dirigentes y al pueblo de Israel en la primera lectura, les dice príncipes y gente de Sodoma y Gomorra, los está insultando por una simple razón, el Señor dice miren su vida comunitaria, mírense como pueblo de Dios, como personas disque se dejan dirigir y determinar por su Dios y júzguense ustedes mismos, lo que se experimenta entre ustedes es la estratificación, unos son estrato 1, 2, 6 y otros 0, no cuentan y miren sus vidas, lo importante son los títulos porque eso da una posición social, lo que tienen es lo que determina lo que son, establecen categorías que cada uno es desde lo que se tiene, eso establece quién es más y quién es menos. El Señor está furioso por eso, d ice el Señor es el colmo, si su vida comunitaria debe regirse por la relación que tengan conmigo; el problema dice el Señor es este: la forma como ustedes establecen una relación conmigo, la forma como ustedes expresan una religiosidad, (religión es religarse a, unirse a), ustedes se han inventado su propia manera de ser religioso que dista mucho de  la manera como yo les propongo que expresen su relación conmigo dice el Señor, su fe en mí y su realidad, el Señor nuestro Dios a través de los profetas y a través de Jesús plantea como dos tipos de religiosidad:

  1. Como nos gusta: cómo la expresamos? Por las novenas, las peregrinaciones, nos encanta ir a las asambleas de oración, nos encantan los ritos, las fiestas religiosas.
  2. La religión que le gusta a nuestro Dios: la que Él nos ha propuesto, caracterizada por tener iniciativas en la justicia y en la defensa de los derechos de los otros, comprométanse más los unos por los otros, expresen su necesidad en mí de esa manera, perdonen sin medida, dense a ustedes mismos sin medida, esta es la religión que yo quiero.

Por el contrario nos gusta otro tipo de religiosidad, la raíz son las motivaciones que tenemos para relacionarnos con Dios, cuando vivimos y expresamos la religión lo que buscamos es sentirnos bien. En los grupos de oración nos sentimos como en un spa, vamos a una peregrinación y damos al Señor una manda para lograr beneficios, nos gusta conseguir sensaciones y aún con la religión pretendemos ser lo que no somos. El problema entonces dice el Señor está en las motivaciones que tenemos, cuál es la motivación que tienes como discípulo pregunta el Señor, sentirte bien, lograr beneficios personales? Dice el Señor, no, yo les propongo otras motivaciones al relacionarse conmigo, servirle al otro, quiero una religión que sea reflejo de lo que yo soy, yo estoy entre ustedes como el que sirve, no busquen una religión para ser lo que no son, se ponen muchos títulos a costa de la religión, uno sólo es el Padre, uno sólo es el Señor, ese es nuestro Dios.

Además el Señor nos dice, deben “cambiar de religión”, sí señor, “cambiar de religión”, porque si siguen así no van a conseguir nada, persiguiendo lo que uno quiere y poniéndose como centro, pero si cambian a mi propuesta de religión, experimentarán el perdón que Dios les ha dado, la salvación que Jesús les ha conseguido, lo sabroso de la tierra comerás, serán  felices y prósperos y tendrán lo que necesiten, serán enaltecidos. Quién no lo quiere ser?

Haga su propia lectio divina.

Oremos… Señor, te pongo mis vanos intentos de relacionarme contigo, reconozco que siempre me estoy poniendo como centro, te busco a ti para yo estar bien, he sido muy egoísta en la manera como expreso mi religiosidad, soy bueno sólo para que yo esté bien, mi vida no avanza, yo quiero tomar el riesgo y expresarte mi amor en el servicio con los otros, decir que creo en ti, siendo un reflejo de la forma como tú eres, haciendo el bien, bendiciendo, sin juzgar, sin condenar, haciendo el bien sin medida, perdonando y dándolo todo sin medida, sirviendo a los otros, yo quiero obedecer y corregir en esta cuaresma la forma como vivo mi religiosidad, de cara a lo que tú me propones, no lo hago porque tú me vayas  a dar una bendición mayor, sino porque pones en mi corazón la acción de tu Espíritu, porque deseo ser como tú, con el Espíritu dame el deseo de ser como tú Señor.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s