Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

La Buena Noticia del Día – Jueves 17 de marzo de 2016


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Génesis 17, 3-9
Salmo 104
Del santo Evangelio según san Juan 8, 51-59

Hoy es jueves 17 de Marzo de la quinta semana de Cuaresma. Nos quedan unos pocos días para vivir nuestra experiencia pascual de este año. Con toda la Iglesia venimos viviendo el capítulo 8 de San Juan, se nota en la perícopa de hoy que la discusión va creciendo cada vez más, llega a su punto más álgido por las afirmaciones que hace Jesús y que a los judíos les resultan blasfemas y escandalosas, quiero hacer 3 énfasis en lo que dice Jesús:

1.    Jesús afirma: “antes que Abraham existiera, Yo Soy”: no se trata de calcular cuántos años tiene Jesús como los judíos que no entendieron, lo que está afirmando Jesús es que Él es la vida para siempre. Su Palabra produce la vida de Dios, la vida para siempre; Jesús lo que quiere afirmar es que con su Palabra nos trae la vida eterna, quien acepte su Palabra no morirá jamás, no verá la muerte jamás.

Jesús nos trae la vida de Dios y realmente es una muy buena noticia para nosotros que nos ha tocado experimentar y vivir a lo largo de nuestros años unas vidas tan horribles, tan sin sentido, luchas sin esperanza, vidas marcadas por la muerte en todas sus formas, la marginalidad, la exclusión, la pobreza, no poder acceder al estudio, a la salud, a un buen trabajo que lo dignifique, esto hace que la vida pierda mucho sentido; además de esto el pecado personal, la infidelidad, el abandono, la violencia interior y exterior, el no poder construir una familia en la paz y armonía, no tener unas relaciones con el otro que permitan que seamos felices, no poder construir una vida en relación con las cosas que permita la felicidad de todos, esto ha hecho que no tengamos vida sino muerte; pero Jesús quiere irrumpir en nuestra vida para darle sentido y convertirla en la vida que Dios quiere, Jesús puede hacernos vivir la vida del Padre, por eso dice vengan a mí para que tengan una vida de verdad, acójanme y así será, está es la primera afirmación de Jesús.

2.    La promesa en la que creyó Abraham Soy Yo”: la Palabra en la que creyó Abraham Soy Yo; “yo estaré contigo a donde quiera que vayas y serás bendición para otros”, esa Palabra es Jesús, claro que esto tendría que escandalizar a los judíos, pero Él es la promesa misma, en Él se cumplen todas las promesas de Dios: la de la bendición, la de la presencia de Dios constante en nuestra vida y la de ser bendición para otros. Estos textos son muy profundos, por eso la liturgia nos pone el comienzo de la vida de Abraham que creyó en la Palabra de Dios y en su promesa, por eso ahora Jesús dice que esa Palabra y esa promesa es Él; es Jesús el que nos asegura la presencia constante de Dios en la vida, la bendición de Dios, que seamos bendición y no maldición para los otros: por eso dice Jesús acójanme a mí y conmigo acogerán las promesas del Padre. Nos gustan muchos las promesas, yo le prometo a Dios para que Él a su vez cumpla una promesa en mi vida, vivimos la fe alrededor de la dinámica de las promesas, hay blogs en internet sobre las promesas de Dios, busca uno en Google sobre promesas de Dios y aparecen innumerables, pero realmente la promesa de Dios es Jesús; quieres recibir la gran promesa de Dios? Adhiérete a Jesús y a su estilo de vida.

3.    Los judíos rechazaron a Jesús, quisieron acabarlo y matarlo, no acogieron la Palabra encarnada de Dios que es Jesús, esta Palabra ha sido rechazada, no hay que ser ingenuos para saber esto.

Todos queremos ser felices, buscamos estar bien, prosperar, bendiciones de Dios, todos anhelamos que nuestros seres queridos estén muy bien igual que nosotros, pero rechazamos la Palabra que nos puede producir eso, hemos rechazado a Jesús, no hay que ser ingenuos para saber esto, lo constatamos todos los días en nuestro día a día, la propuesta de bendición ha sido rechazada, la tenemos a nuestro alcance pero le decimos no, creemos que Dios no puede hacer posible la bendición, el bienestar, hemos cerrado los oídos y endurecido el corazón ante la propuesta de Jesús para alcanzar la bendición; nos hemos puesto bendiciones en otras partes, hemos querido arrebatar la propia bendición desde nuestros pareceres y las propuestas que nos hace el mundo, Lady Gaga, los reggaetoneros, los narcotraficantes, todos ellos para nosotros han tenido oídos y hemos querido buscar en ellos la bendición rechazando la verdad de Jesús en nuestra vida.

En Jesús ya se ha hecho un juicio, será condenado, yo he rechazado la Palabra de Jesús en mi vida y escucho otras propuestas, he endurecido mi corazón ante las propuestas de Jesús y la invitación de este día es a que pienses en eso y le devuelvas a Jesús lo que le pertenece, tú le perteneces, tu vida está garantizada en Él, las promesas que Dios tiene para ti están representadas en Él.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s