Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Nuevo

Imagen

Actividades Tierra Nueva 2017


actividadetn

Anuncios

La Buena Noticia del Día, martes 01 de marzo de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

La Buena Noticia del Día

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:
Daniel 3, 25.34-43
Salmo 24
Del santo Evangelio según san Mateo 18, 21-35
Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, martes 1ro de Marzo del año 2016, de la tercera semana de Cuaresma. Faltan sólo 20 días para vivir nuestra fiesta de la Pascua. Hoy las lecturas nos están invitando a una conversión hacia el perdón, ese es nuestro tema de hoy. Quiero resaltar una frase que Jesús nos dice: no deberías tú compadecerte de tu compañero? Hablemos de las razones para perdonar para que ustedes hagan su propia lectio divina:
1. Porqué perdonar? Porque Papá Dios me ha perdonado: esta es la primera y gran razón. Cuando yo perdono me meto en la justicia de Dios, que consiste en responder con vida ante las actitudes de muerte, ante las actitudes de no compasión Dios responde con compasión, ante el…

Ver la entrada original 716 palabras más


La Buena Noticia del Día, viernes 19 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

La Buena Noticia del Día

Ezequiel 18, 21-28
Salmo 129
Del santo Evangelio según san Mateo 5, 20-26

Las lecturas de hoy nos hablan de la conversión. Qué es la conversión en el AT? Respondemos desde el texto de Ezequiel, para los profetas consiste en adherirnos a la ley, que garantizaba la vida, el bienestar, la equidad, la vida en plenitud, no matarás, no robarás, no abandonarás a tus hijos y a tu mujer. Te Imaginas cómo fuera una ciudad donde pasara esto? Sin abandonos, exclusiones, ni violencia, ni abusos? Pero lo que se está discutiendo en este texto es lo que trae infringir la ley; Había una motivación poco profunda entonces, porque no se violaba la ley para no recibir una condenación; por eso, el tema queda un poquito reducido porque no se cumple la ley sólo por no pagar un castigo, no mato porque qué horror ir a las cárceles colombianas, por eso…

Ver la entrada original 450 palabras más


LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Miércoles 27 de enero de 2016


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura  del segundo libro de Samuel 7, 4-17
Salmo 88
Del santo Evangelio según san Marcos 4, 1-20

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy miércoles 27 de enero de la tercera semana del tiempo ordinario. Hoy la liturgia de la Iglesia continúa leyendo con nosotros el libro de Samuel. Nos cuenta el texto que David conquistó Jerusalén, como ciudad neutral y la constituye el centro de su reino, trasladó allí el arca en medio de júbilo, fiesta, solemnidad, para que el Señor estuviera en medio de las decisiones del reino como centro, pero además de esto le quiso construir un templo, pero el Señor a través del profeta Natán le dice, Yo soy el Señor de la historia, YO estoy en los acontecimientos, en el cosmos, en el mundo, cómo vas a pretender que esté en un espacio único, encerrado; Yo soy el Señor de la vida, estoy en la vida, y no en un lugar. Y el Señor le dice ve a enfrentar tus luchas, tus proyectos, conquista, que yo estaré contigo en tu historia, en lo que emprendas, en tus luchas, en lo que tengas que hacer yo estaré contigo, te llenaré de paz, haré que te vaya bien, haré que seas victorioso en todo lo que emprendas, vive la vida porque yo soy el Señor de la vida misma, de la historia, otro será quien construya un templo.

En el Evangelio de Marcos el relato nos cuenta que Jesús se sentó, los que se sientan son los maestros y los discípulos se sientan alrededor de Él, a la orilla del lago, este no es tanto un lugar geográfico, nos invita el evangelista a que nos hagamos la imagen de un paisaje muy bonito, sino a que entendamos la orilla como la vida, así nos dice que Jesús se sienta a enseñar en medio de la historia de unas personas, un pueblo, en medio de la vida. Les enseña en parábolas y al final les dice “el que tenga oídos para oír que oiga”. Las parábolas eran comparaciones impactantes, chocantes, que impactaban la vida de quienes la estaban escuchando, pero Jesús no las decía con el ánimo de excluir a alguien o condenarlo, no queriendo decir el que lo entendió lo entendió y el que no pues mirará; es una invitación a que nosotros profundicemos en su doctrina, su enseñanza. La parábola es una invitación a que te metas en la esencia de Su enseñanza, a lo que conlleva esa parábola.

A Dios sólo se le escucha. Nosotros qué tenemos de nuestro Dios? pues su Palabra, hay muchas apariciones y cosas beatíficas, para Dios no hay nada imposible, pero a Dios esencialmente se le escucha en su Palabra, el ánimo de la parábola no es que no escuchemos a Dios sino a que profundicemos en el mensaje y el misterio que trae, a que hagamos un esfuerzo por ir más allá de la apariencia de lo que dice.

Entonces esta parábola del sembrador loco, así la quiero yo llamar, es una parábola que habla de Jesús mismo, Jesús habla de Él, de lo que siente, lo que tiene en su interior, lo que siente acerca de su propio trabajo, de la misión que emprendió, de su sentir, habla de Él, es una parábola muy hermosa, nos dice la parábola que es como un sembrador loco, no es uno común y corriente, qué hace un sembrador? Pues va y presta una platica al banco, se compra la semilla, hace una arado, le echa abono y alimenta de agua el surco, toma la semilla que seguramente es costosa y luego la siembra, pero con Jesús no, qué sembrador toma una semilla bien costosa y la tira por cualquier parte del camino a donde caiga, cómo así? Esto es chocante, no es lo común, va tirando semilla y donde cayó, cayó, hace este trabajo contracorriente, en contra de todas las posibilidades y que todo está en contra de un buen resultado. Así Su vida. Sabe que terminará siendo crucificado. Pero  lo importante de la parábola radica en que Jesús muestra su confianza absoluta en Dios. Frente a toda desesperanza, a toda imposibilidad de que su proyecto salga adelante, confía que esta tarea que ha asumido Dios la llevará a buenos resultados y produzca el 100%. Qué va a producir una semilla que se tira en cualquier parte? Nada bueno saldrá de eso, pero Jesús sí está convencido de por la acción de Dios en la historia, pasará algo muy bueno. Él se sabe hijo de Dios, se sabe amado, respaldado, aunque esa obra de Él, esas palabras y motivaciones, esa propuesta del reino parezca tan traída de los cabellos, confía en que Dios sacará adelante este proyecto.

Te invito hermano a que ores conmigo, te invito a que le presentes al Señor algún proyecto, tarea o trabajo que tengas, si estas construyendo una familia y ves imposible darle a tus hijos una formación cristiana, o sientes que en tu matrimonio, tu proyecto de familia, tu comunidad o Kvoinonía no salga adelante porque hay muchas oposiciones y obstáculos, preséntaselo al Señor. Dile al Señor yo te reconozco como el Señor de la historia, yo te reconozco como el Señor de mi vida, tú estás actuando en mí, lo quiero creer, díselo a papá Dios, yo quiero creer que estás conmigo en estos momentos que estoy viviendo, yo quiero creer que tú estás conmigo en la realización de este proyecto, sacando este matrimonio adelante, este negocio, ejerciendo esta profesión, tú estás conmigo, a veces parece Señor que lo que hacemos caiga en una tierra improductiva, yo quiero creer en ti, en tu Palabra de que estás conmigo, que se está haciendo tu perfecta voluntad en mi vida. Tendré buenos resultados porque tú Señor estás conmigo, estás presente en mi vida, quiero atreverme a vivir, a sacar mis proyectos adelante, quiero atreverme a ser alegre, a ser feliz, a comenzar todos los días así todo esté en mi contra, así parezca una bobada, así nada tenga sentido, tú eres el dueño de mi vida, de mi historia, todo en mi vida tiene sentido por ti, mi trabajo, mi familia, mis labores, mi actuar tiene sentido por ti. Amen.

Alabado sea, Jesucristo!!!


La buena noticia del día – 23 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura del libro primero de Samuel 1, 24-28
Salmo del libro primero de Samuel 2, 1-8
Del Santo Evangelio según San Lucas 1, 46-56

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy martes 22 de diciembre, la liturgia de hoy nos ha traído un cántico magnífico, el cántico de los salvados, el cántico del magnífica; si ustedes observan bien hemos leído de salmo el texto de primera de Samuel en el capítulo 2, allí también se puede observar que el cántico que Lucas ha puesto en boca de María, fue extraído de este texto. Nosotros los cristianos, con este cántico nosotros alabamos y celebramos nuestra experiencia de Dios salvándonos de nuestras situaciones y de nuestra propia vida; así que hoy cantamos el cántico de los redimidos por el Padre, los salvados que reconocen las acciones poderosas de Dios Padre sobre nuestras vidas; entonamos este cántico, quienes hemos acogido la salvación de Papá Dios que nos viene por la persona de Jesús así cantamos, celebramos quienes creemos en la salvación de Jesús, quienes la experimentamos día a día en nuestras vidas, este es el cántico de la salvación de ayer, hoy y siempre, de las acciones poderosas de Dios, sus maravillas actuadas en nosotros. Este cántico tiene 2 partes:

  1. Alabanza  a Dios Padre por lo que es: Nuestro Dios muestra lo que es, haciendo en nosotros, en mí, Dios es grande porque se engrandece en mí y yo lo engrandezco como dice la virgen María; es una alabanza al Dios santo, misericordioso, tierno, compasivo, paciente, grande en amor, que todo lo perdona, es una alabanza a Dios por lo que Él es, nos enseña a alabarle, reconocer lo que Dios es en su grandeza, eso es lo que significa este cantico, reconocer la misericordia de Dios, su santidad por lo que hace en cada uno de nosotros.
  1. Hace 7 afirmaciones de las acciones maravillosas de Dios en nosotros, un recuento de 7 acciones poderosas quiero detallar a continuación:

A. Ha puesto sus ojos en mí: escucha mis gritos, escucha mis alabanzas, a Él no le es ajena mi situación, mi vida. Él ha puesto sus ojos en mí; ante Él nosotros valemos mucho, somos preciosos a sus ojos, Él tiene puesto sus ojos en nosotros, no para juzgarnos sino para salvarnos, darnos su ternura, su amor, engrandecernos, esta es la primera y más grande obra maravillosa de Dios en nuestras vidas.

B. Nos ha puesto un nombre, Bienaventurados: es el nombre que se le da a todo aquel que acoge la salvación de Dios, pesa sobre nosotros una gran bendición, la bendición de Dios, no pesa sobre tu vida ninguna maldición, si tu acoges la salvación de Jesús estarás lleno de bendiciones, ese es el nombre que Dios te ha puesto por la acción de Jesús.

C. Ha desplegado la fuerza de su brazo: de eso estamos convencidos, Dios ha puesto por Jesucristo y su Espíritu una fuerza transformadora sobre nosotros, ha desplegado su brazo y nos empuja hacia situaciones nuevas, amaneceres nuevos, nos restaura y nos salva.

D. Dispersa a los soberbios: acaba con el mal, Jesús nos salva de los opresores, de quienes nos hacen violencia, nos oprimen, nos convierten en esclavos, de quienes se aprovechan de nosotros, abusan de nuestros derechos humanos, de quienes nos imponen una manera dura de vivir, de quienes nos imponen la pobreza, esta no viene porque sí, la hace surgir los soberbios que son unos pocos entre nosotros, el Señor nos dice que nos librará de esto, así lo expresamos cuando decimos que el Señor cambiando el corazón de todos nos libra de los malvados.

E. Derriba del trono a los poderosos: para poder enaltecer a los humildes, a los pobres, para que haya justicia y equidad Él tiene que hacer un cambio, en la mente y en los corazones de todos. El hace un mundo al revez.

F. A los hambrientos los llena de bienes y a los ricos los despide con las manos vacías: Él ha puesto sus ojos sobre nuestras realidades de insatisfacción, pobreza, hay tanta sed, tanta hambre, tantas cosas que siguen vacías en nuestro corazón, pues aquí viene nuestro Dios y es una de sus acciones poderosas, nos llena con sus bienes.

G. Cumple su santa alianza y el juramento que juró: en el Sinaí, esa promesa es que nosotros seríamos su más grande propiedad y Él sería nuestro Dios.

Hermanos, relee estas lecturas y di, piedra angular de la Iglesia, ven, ven a salvarnos.

Alabado sea, Jesucristo!!!!


La buena noticia del día 21 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura del Cantar de los Cantares 2, 8-14
Salmo 32
Lectura del Santo evangelio según San Lucas 1, 39-45

CANTAR DE LOS CANTARES 2, 8-14

Hoy la liturgia nos ha traído un texto tomado del cantar de los cantares, con este texto la liturgia de la Iglesia, nos quiere dejar muy en claro tres aspectos concernientes a la espera de la venida de Jesús:

  1. El encuentro de dos amados: realmente así queda planteado el Adviento, un tiempo que prepara el encuentro entre dos amados. “ya viene mi amado”, esto discierne nuestro trabajo espiritual de estos días, realmente, si espero a Jesús con la misma necesidad y el deseo que se espera a alguien que encuentra su realización en el encuentro con su amado?
  2. Es un encuentro renovador: El encuentro se da después de haber pasado un duro invierno. El “invierno” es imagen de no vida, en el invierno todo se estanca, no hay crecimiento, no hay posibilidades para la vida, es mustio, llanto, escases. Puede ser tu situación. Pero ya viene Jesús y con Él la posibilidad para que surja la primavera en tu vida. “Una nueva primavera”, imagen de proyectos nuevos que se podrán llevar a cabo, de realizaciones posibles,  Por eso la Palabra del amado es “levántate”, ahora es tiempo de cantar de alegría, primavera es abundancia, prosperidad, ahora es el tiempo de vivir plenamente.
  3. Su rostro, nos transfigurara: Al comienzo el cantar hace una descripción de la novia, ella lo confiesa: fue enviada a trabajar en duras labores por sus hermanos a causa de su vida desordenada, por eso su piel esta manchada por el sol y el duro trajín. Pero el amado la hace bella, sus ojos ahora de paloma, signo de la fidelidad, su rostro ahora tiene el resplandor de la belleza de su amado. Igual Usted y Yo, el resplandor, la belleza de Jesús se reflejara en nosotros y nuestra “apariencia” será transformada.

Del Evangelio de san Lucas 1, 39-45, que nos trae la liturgia de hoy y que no debe ser leído con las características de un relato histórico, porque no lo es, sino como una reflexión teológica, construida desde textos del segundo Isaías, que nos invita a confesar tres afirmaciones:

  1. Jesús es más grande que Juan Bautista: Este relato se compuso primordialmente con esta intensión: El que salta de gozo ante la presencia de su salvador es Juan Bautista. Todos saltan de alegría ante la presencia de Su salvador que está en el vientre de María. ¡Ha llegado la salvación”, “bendito sea el fruto del vientre de la Virgen María” quien es, ¡JESUS!
  2. Es necesario ser virgen como la virgen: La virginidad de María tiene un sentido muy claro en los evangelios de Mateo y Lucas, que son los únicos que hablan de ella, Jesús es obra del Espíritu, no es idea humana, no es obra humana. Todos debemos disponernos así como la virgen María y decirle Si al Espíritu, para que Él forme a Jesús dentro de nosotros, para que Él nos fecunde.
  3. Es necesario ser Madre, como la Madre: la virgen María llevo a Jesús por las montañas de Judá, llevando la salvación de Dios, Jesús, a todos. Hay que “dar a luz a Jesús”, al mundo; todos deben conocer la salvación de Dios en Jesús. Es necesario que todos los que hemos experimentado la salvación de Dios salgamos a llevar este mensaje de Salvación. Somos portadores de Jesús, y debemos confesarlo con nuestra vida al mundo que urge de salvación.

¡Alabado sea Jesucristo!


La buena noticia del día 17 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura del libro del Génesis 49,1-2.8-10
Salmo 71
Lectura del santo evangelio según san Mateo 1,1-17

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, jueves de la III semana del tiempo de Adviento, la Iglesia nos trae hoy del Evangelio de Mateo una genealogía de Jesús, en la que confluyen la revelación de Dios y la historia, donde Dios siempre está salvando. Este árbol genealógico lo que quiere es vincular a Jesús con las figuras que han servicio de instrumentos de salvación. Pero qué notamos en esta genealogía? 3 cosas son necesarias destacar:

  1. La GENEALOGÍA se compone de 3 listas de 14 nombre cada una; 14 es el número de David, los hebreos le daba a cada una de las letras del alfabeto el valor de un número, David se construye con doble D y en la mitad con la letra V, la letra D vale 4 y la V vale 6. Al nombre de David le corresponde el número 14. En el Apocalipsis se da el nombre del emperador que se consideraba la bestia, su nombre que era propio tenía el número 666, esta era la sumatoria de Nerón. Entonces con esta lectura nos dice el Evangelista que Jesús es el tres veces David, Jesús es el que nos puede salvar. Todas las profecías hablaban que de la descendencia de David viene el salvador. Se hace alusión a que Jesús es el salvador esperado.
  1. Tres etapas en  esta historia de salvación: una historia salvífica, donde Dios ha intervenido y que va desde Abraham a David en primera etapa, de David al destierro en la segunda etapa y del destierro a Jesús en tercera etapa. Marca las etapas de la vida.

Abrahán es el elegido a construir el proyecto bendición, luego va la lista hasta David que es el rey de Israel, por excelencia, marca un momento de nuestra vida, nosotros somos elegidos y llamados, destinados a la realeza, a ser reyes, en el bautismo nos consagran como sacerdotes, profetas y reyes, ese es el destino de cada ser humano en la historia de salvación, llamados por Dios a trabajar en el proyecto bendición como Abraham y a ser reyes como David.

En la etapa del destierro, es una etapa marcada por el pecado el pueblo termina en el fracaso total, termina en la deshonra, el pueblo termina en la pérdida de lo que han sido, de su propia dignidad, por el pecado que comienza con David se termina en el destierro. Nosotros estamos muy marcados por esa etapa, fuimos llamados para participar en el proyecto bendición, llamados a ser reyes, pero el pecado nos ha deshonrado, ha truncado nuestra historia, nos ha llevado a nuestra propia autodestrucción, a la pérdida del sentido.

La tercera etapa que va del destierro a Jesús, significa que nosotros recuperamos la grandeza, la honra por Jesús el salvador, Él hace que nuestra vida recupere la dignidad perdida, Él hace que el pueblo recupere su honra y grandeza perdida, Jesús nos vuelve a la victoria y la grandeza que nos debe marcar. Esta lectura tiene una marcada connotación salvadora, Dios nos jalona hacia una situación de victoria a través de Jesucristo.

  1. En esta lista hay varias mujeres: Tamar, Ruth, Rajab, la mujer de Urías y finalmente la virgen María. Que detalle tan lindo, las mujeres eran signo de exclusión, de los que no contaban, todas fueron mujeres instrumentos de salvación. Tamar fue muy astuta, Ruth era una moabita sobre la cual cargaba una maldición, Rajab una prostituta y y la mujer de Urias una adúltera. A excepción de la virgen María no hay de qué hacer un caldo, pero esto significa que también la historia de salvación nuestro Dios la hace desde los excluidos, Jesús viene a incluir a los excluidos. Por otro lado, Dios no se avergüenza de la historia humana, Él hace una historia de salvación de nuestra propia historia, llena de desvergüenzas, llena de imperfecciones, nuestras historia no son “como deberían ser” sino como son; están marcadas por grandezas y bajezas, por la gracia de Dios y por el pecado, me da la oportunidad de estar ahí, esta genealogía es grande y por eso nos llena de esperanza. Dios no se avergüenza de mi  historia y tampoco de la tuya, acoge a Jesús como salvador, llévale la historia, dile a Jesús sé el salvador de mi historia, te presento mis vergüenzas pero también mis triunfos, voy a ti a que me salves, a que rescates mi historia e incluyas mi vida en una historia de salvación.

Hoy es 17 de diciembre, en la liturgia vivimos algo muy hermoso a partir de hoy, se llama las Antífonas de Adviento, tienen un pasado muy lejano, son del siglo IV, se construyeron para celebrar a profundidad Adviento y Navidad, son 7 antífonas, todos los días cantamos una, desde aproximadamente el año 380 y vinieron a tomar fuerza por el año 500, nos ayudan profundizar el momento que estamos viviendo. Tienen unos componentes, comienzan con un OH! ¡OH sapiencia suma, OH sol que nace de lo alto, OH Adonaí potente, OH lumbre de oriente. Estas antífonas  comienza con un OH, es una invitación a que nos sorprendamos de nuestro Dios, que nos fascine, cada OH está seguido de un título a Jesús, la admiración es por Jesús, por la identidad del Señor que viene a salvarnos, el misterio de Dios no debe ser agotado por 7 palabras, pero estas intentan hacernos sorprender de la grandeza de nuestro salvador que es Jesús, luego de aclamarlo con estos títulos diversos terminan con una súplica: “Ven”, con lo que se espera de esta venida, hay un sentimiento o un motivo por lo que deseamos la venida de Jesús, el motivo por que expresamos nuestra urgencia del salvador.

Si uno toma las 7 palabras con las que se designa a Jesús, de atrás hacia adelante uno forma una palabra en latín, esta palabra en latín dice: “ESO CRAS”, que significa seré mañana. Ese es el nombre que le damos a nuestro Jesús, Él será mañana para nosotros, Jesús viene a marcar nuestra vida y nuestro futuro, por eso los cristianos no se suicidan, porque Él será nuestro mañana, Él será nuestro futuro, dice Yo te llevaré a una vida nueva, Yo te llevaré a un mañana nuevo, por eso hay que ir donde Jesús y aceptar su salvación, aclamarla con cánticos y alegría, es un tiempo para decirle a Señor ven pronto porque mañana será el día de nuestra salvación, quedará marcada la deshonra, seremos liberados los pecados que nos dominan, de todas las situaciones de iniquidad de nuestras vidas, mañana cambiaremos nuestra injusticia por justicia, mañana estará el salvador en nuestras vidas, en nosotros haciéndolo todo nuevo.

 Alabado sea, Jesucristo!!!


La buena noticia del día 15 de diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:
Sofonías 3,1-2.9-13
Salmo 33
Del Santo Evangelio según San Mateo 21,28-32
Bienvenidos hermanos a recibir la buena noticia del día en la emisora Minuto de Dios radio la Señal del Cielo. La liturgia de hoy nos trae una profecía del profeta Sofonías, un profeta que actuó en un momento muy especial en la historia de Israel, un imperio muy poderoso y gran opresor destruyó el reino del norte y los llevó al exilio, no al gran exilio de Babilonia, el pueblo de Israel sufrió dos exilios, el primero que fue este, el del reino del norte, fueron masacrados sus líderes como acostumbraban estos poderosos, así que el pueblo estuvo mucho tiempo sometido por el imperio asirio con capital en la ciudad de Nínive, pero llega un imperio más grande que acaba con este enemigo y aparecen algunos profetas, entre ellos Sofonías que empiezan a profetizar la gran acción de Dios sobre la humanidad, este anuncio tiene dos características  especiales:
1. Un resto recibirá la salvación de Dios: ese grupo que recibirá la salvación de Dios tiene unas características muy especiales, son los destinatarios privilegiados de la salvación. Tienen la característica de ser pobres, el pobre es alguien  necesitado de salvación, su única riqueza es Dios mismo, está aferrado a su Dios, se confía en el Señor. Por eso el pobre es el que anhela la salvación de Dios, por eso será  el privilegiado de la salvación, lo comienza a decir muy lindo el texto, los pobres son los que aceptan las enseñanzas del Señor, son los que se acercan a Dios, promueven la justicia y la equidad, no los prepotentes o poderosos, los pobres son los de labios puros, porque alaban al Señor, le dan gracias, sienten que todo es regalo de Dios, los pobres nunca tendrán las manos llenas de sangre, porque los que hacen la guerra son los poderosos, esta es una característica de la profecía de Sofonías.
2. Una segunda característica es que Sofonías comienza a hablar y a decir que la salvación de Dios es para todos, no excluye a nadie, comienza a vislumbrar algo que va a tomar mucha más fuerza después del exilio  con la profecía de Isaías III, a Jerusalén vendrá gente de todas partes, vienen a adorar al Señor y recibir la salvación que viene de nuestro Dios, Sofonías comienza a darle un alcanza universal a la salvación de Dios, es para los más privilegiados que son los pobres.
En el Evangelio de Mateo el Señor Jesús nos pone en otra dinámica, en la primera lectura se anuncia la salvación para todos, si,  pero Jesús nos pregunta y nos cuestionará todos estos días, la pregunta es: ¿Es tu intención, realmente  escuchar a Jesús? Jesús comienza a hablar al desnudo, sobre nuestra coherencia o incoherencia al seguirlo y al aceptar su salvación, somos cristianos de fachada, mucha novena, celebración festiva, reunión familiar, pero ¿Realmente hay una coherencia con lo que estamos recibiendo? ¿Estamos dispuestos o no, a acoger a Jesús, de acoger la salvación que viene de Él? Esta es la pregunta que nos debemos hacer, ¿Qué tan resto de Israel soy, qué tan confiado estoy en esto, cuánto necesito la salvación de Dios soy? ¿Qué tan promotor y coherente soy con la necesidad que digo tener de Jesús? Jesús, el Señor, vuelve y nos recalca algo, la espiritualidad de Juan el Bautista, del desierto, de necesidad de Dios, en el desierto no tengo nada, sólo tengo a mi Dios, estás esperándolo a Él o estás esperando otras cosas, estás esperando lo que verdaderamente necesitas, a Jesús con toda su salvación o no, para esperar a Jesús tenemos que tener actitud de desierto o crees acaso que tu vida puede ser arreglada por otras suertes? ¿Cuánto estás dispuesto a escucharlo, a recibir su enseñanza, a trabajar con Él en la justicia y la equidad, a crear unos cielos nuevos y una tierra nueva?
Alabado sea, Jesucristo!!!

La buena noticia del día 3 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa las lecturas de:

Isaías 26,1-6
Salmo 117
Lectura del santo evangelio según San Mateo 7,21.24-27

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy jueves de la primera semana de Adviento.

La liturgia nos trae para estos días relatos del profeta Isaías, dicen los biblistas que hemos leído los relatos que corresponden como al Apocalipsis del Isaías; una gran revelación que nos cuenta, cuando Dios se revele y venga el Mesías a traer la presencia real de Dios, como consecuencia de eso va a surgir un hombre nuevo. El proyecto de Dios es llevar al hombre a su finalidad, para lo que fue concebido, llevarlo a cumplir el propósito que Dios tiene para su vida; esta será una de las grandes manifestaciones y regalos de la venida del Mesías; hará posible la consecución y plenitud para lo que el hombre fue creado, un ser humano en todas sus capacidades. El relato de hoy es muy lindo porque dice que se va a realizar un canto aquel día, cuando venga el Mesías, cuando Jesús se manifieste, se va a cantar un canto dedicado a una persona, un ser que es como Dios lo quiere, pero cómo es este ser?

También el Evangelio que hoy hemos proclamado, está como mostrándonos las características de este hombre que va a ser lo proyectado por el Mesías, el resultado de un ser humano que se apega y se adhiere al Mesías:

1. Un hombre justo, que favorece la justicia y la equidad: que no se aprovecha de los demás, no se levanta pisoteando a los otros, un hombre justo que trabaja por la igualdad, que sabe valorar y hace progresar a los otros, se levanta  él, pero al levantarse él también levanta consigo a los otros.

2. Será un hombre fiel: seremos un reflejo de Él, hay que ser leales y veraces, capaces de vivir en la verdad que ha concebido para sí.

3. Coherente con sus compromisos: responsable con los compromisos adquiridos, un hombre que es capaz de hacer a su alrededor todo un entorno protector, construye un entorno protector para los otros.

4. Será como una muralla bien construida, será fuerte y estable en sus principios: no será como una veleta, no será enajenado, como un títere manejado por el devenir de los pensamientos humanos, del consumismo, no será una marioneta ni  manipularan su pensamiento o sus principios, será un hombre fuerte, como una muralla estable en sus principios.

5. Será un hombre confiado en el Señor: un ser humano que espera el Mesías, que lo acoge, que espera la plenitud de Dios en su vida. Para este hombre su mayor seguridad será el Señor, en su amor, tiene la certeza de que Dios está con él, cree en su presencia actuante en la vida, no se desespera, no da golpes al azar, no toma decisiones rápidas y llevadas por el miedo, especialmente el miedo a la muerte, tiene la seguridad de que Dios está con él.

6. Es capaz de doblegar lo que haya que doblegar: hay muchas cosas que doblegar, el ego, el faraoncito que llevamos dentro, estas ganas de someter a los demás, será capaz de doblegar sus instintos de supervivencia, los deseos de sacrificar y abusar del otro. Pero es capaz de doblegar estas situaciones que deshumanizan  y las enfrenta; es capaz de transformar situaciones de muerte en situaciones de vida, este es el hombre del proyecto Mesianico; es un ser humano, no es un súper héroe, no está dotado de súper poderes, es un ser humano con la entereza y afirmación que da el Espíritu.

7. Como dice el Evangelio, un ser humano que escucha la Palabra de Dios: hace del contenido de su vida la misma Palabra de Dios, la experimenta, se deja determinar por ella, está atento a las múltiples voces de Dios en medio de las vicisitudes de la historia y los acontecimientos de su vida, es capaz de comprender los momentos que está viviendo y los comprende claramente desde la fe, no se deja atontar por lo que le ocurre, no tiembla por una enfermedad, un fracaso, un accidente, o el mismo éxito.Es capaz de comprender lo que le sucede a la luz de la fe, es un hombre con todos los sentidos puestos en entender y captar la presencia de Dios en lo que va sucediendo en su vida, es capaz y tiene todos los sentidos puestos en la Palabra y en su Dios, se deja determinar por ella.

Qué bueno que de usted y de mí cantaran este cántico, miren este hombre que se ha apegado a Dios, este creyente, un hombre justo, fiel, fuerte, confiado, un ser humano que escucha la Palabra de Dios, en él se refleja la grandeza de Dios. Esto es un hombre que actúa con coherencia, como actúa Jesús, completamente radical con todo esto ha tomado conciencia, consciente de sus compromisos; con certeza enfrenta todos los desafíos que la vida le va presentando, como Jesús que fue tentado, cada rato al Señor le resultaban desafíos, así también a nosotros y sabemos responder a ellos con fe, con la certeza de que Dios está, aquí hay un hombre que sabe responder a cualquier desafío, ese hombre que escucha la Palabra de Dios y vive con alegría, asume sus tareas, grandes o pequeñas.

El proyecto de Dios para nosotros cuando venga el Mesías es ser hombres auténticos, es decir, que se parezca al original, a Jesús, al Señor; nos urge Jesús para que haga de nosotros personas auténticas, parecidas al original que es el Padre, así quiero ser yo y saben qué dice papá Dios, que se me presentará un hombre parecido al original que es Jesús, por tanto que venga Jesús a mi vida que tanto lo necesito, a este pedazo de persona que a veces soy, ven a mi vida y dale consistencia a esta manera de ser, ven Jesús, ven no tardes tanto.

 Alabado sea, Jesucristo!!!


La buena noticia del día 1 de Diciembre 2015


Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Isaías 11; 1-10
Salmo 71
Del Santo Evangelio según San Lucas 10; 21-24

Bienvenidos hermanos a recibir esta buena noticia del día, hoy martes de nuestra primera semana de adviento, nosotros no celebramos diciembre sino navidad, la estamos preparando de una manera muy especial, los textos los propone la Iglesia que es bien sabia en esto y vamos siguiendo como un camino.

Hoy se presenta la lectura de Isaías primero (protoisaías), donde se nos describe de una manera prodigiosa, porque estamos en el siglo VIII AC, las características del Mesías y lo que va a traer.

Nacerá del tronco de Jesé y de su raíz florecerá un vástago nuevo, la profecía decía que de David iba a retoñar un brote nuevo, un rey que como dice más adelante trae la justicia a los pobres y los defenderá, así como a sus derechos más elementales, un rebrote del árbol de Jesé. Por eso para nosotros son tan importantes las genealogías de Mateo, en este tiempo estamos esperando a quien nos puede dar una vida nueva como Dios quiere que la vivamos, ese es Jesús.

Tendrá los 7 dones del Espíritu, la plenitud del Espíritu, será el dueño del Espíritu; como una paloma mensajera, que no lleva mensaje sino que se caracteriza porque regresa a su sitio de origen, así regresa el Espíritu sobre Jesús, porque Él es el dueño del Espíritu, la salvación será que Jesús nos regale el Espíritu, nos regale el Espíritu de Dios mismo, y así nosotros podamos ser un reflejo de lo que el Padre es, misericordia, servicio, entrega, el Padre todo lo perdona, es todo fidelidad, es todo ternura, tiene paciencia, ama por mil, ama sin ninguna limitación, nosotros siendo un reflejo de Él la vida será completamente distinta, será posible.

Me llama mucho la atención las consecuencias de este mesianismo, por eso urge que venga Jesús. Miren cómo pinta este paraíso que vamos a construir: un mundo de distintos que pueden convivir juntos, sin sacrificar o abusar los unos de los otros, un mundo sin derramamiento de sangre, sin abusados ni abusadores, un mundo donde todos aunque seamos distintos podamos convivir en la  fraternidad. Esta es la consecuencia de la venida del Mesías, por eso lo necesitamos urgente, para que se acabe este mundo de depredadores, de sacrificados y sacrificadores, para que se acabe este mundo donde no es posible la convivencia entre los distintos, podamos vivir en paz, fraternalmente, sin más sangre derramada.

Y está la característica fundamental del Mesías: Jesús nos va a llevar a la comunión plena con el Padre, esta es la gran ganancia y urgencia de un cristiano, a los cristianos lo que más nos urge es tener una comunión con el Padre, ver su rostro, su gloria, experimentar su amor, bondad, ternura, sentirnos sus hijos amados, su perdón, su fidelidad, experimentar que está con nosotros, esto lo hará posible Jesús, por eso es tan urgente que venga Jesús, lo necesitamos para que nos lleve a una comunión plena con el Padre, podremos tener así una comunión con el Padre y Él podrá impactar nuestros corazones, entonces hermanos veremos la alegría que experimenta Jesús en el Evangelio, lleno de gozo haciendo una alabanza al Padre, dándole gracias porque mucha gente está aceptando la salvación que nos trae Jesús, ser uno con el Padre.  Jesús está feliz porque ustedes está ensanchando su corazón, de ser uno con el Padre, tener una comunión con su amor y con su bondad, no necesitaríamos más, tendríamos el consuelo, la esperanza, la fortaleza, la conciencia de dignidad, nos bastaría sólo esto, Jesús está lleno de alegría porque usted y yo lo queremos, Él experimentó la cercanía de Dios, vio el rostro del Padre, es uno con el Padre, le fue posible esto, viviendo humanamente, entonces se llena de alegría porque nosotros vamos a poder ver lo que muchos no pudieron ver aunque lo anunciaron, quisieron ver el rostro del Padre, pero les faltaba una ayudita, Jesús, cuando venga Jesús a mi vida yo podré ver el rostro del Padre, esa es la gran expectativa, que venga Jesús a mi vida, que yo pueda ver tu rostro Señor, que puedas salvarnos, estarás pegadito a Jesús y verás el rostro de Dios, tus fuerzas no desmayarán porque verás el rostro del Padre, con Jesús vendrá el consuelo, la reconstrucción de nuestras vidas, la posibilidad de retoñar de nuevo, de soñar de nuevo, de vivir como hijos y experimentar la gloria del Padre, su presencia y su acción en medio de nosotros que siempre levanta y abre caminos nuevos. Que alegría poder esperar a Jesús, le damos gracias al Señor por eso, le decimos que este tiempo nos permita no estar distraídos, con el ruido, los regalos, los encuentros familiares, que podamos decir “te alabo, Padre”.

Alabado sea, Jesucristo!!!