Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Melodía – Que tu gracia


Que tu gracia, Alfareros  

Me persigues con tu amor Amado mío,
por un vasto río de misericordia,
ese corazón que late desde siempre,
resonando fuerte como la aurora.

Me resigno simplemente a tus mandatos,
el candor de tus palabras me devoran,
el murmullo cuando dices que me amas,
ya no aguanto el alma se me desparrama.

Que tu gracia se me adentre en las venas,
que no sepa yo Jesús
si es sangre o Tú
que fluye en mí.

En tus manos pongo yo la vida entera,
en mi cuerpo siento ya la primavera,
germinando como flor en la ladera,
el amor que cosecha su quimera.

Me resigno simplemente a tus mandatos,
el candor de tus palabras me devoran,
el murmullo cuando dices que me amas,
ya no aguanto el alma se me desparrama.

Que tu gracia se me adentre en las venas,
que no sepa yo Jesús
si es sangre o Tú
que fluye en mí.

<- Volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s