Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Más reciente

La Buena Noticia del Día, martes 01 de marzo de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

La Buena Noticia del Día

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:
Daniel 3, 25.34-43
Salmo 24
Del santo Evangelio según san Mateo 18, 21-35
Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, martes 1ro de Marzo del año 2016, de la tercera semana de Cuaresma. Faltan sólo 20 días para vivir nuestra fiesta de la Pascua. Hoy las lecturas nos están invitando a una conversión hacia el perdón, ese es nuestro tema de hoy. Quiero resaltar una frase que Jesús nos dice: no deberías tú compadecerte de tu compañero? Hablemos de las razones para perdonar para que ustedes hagan su propia lectio divina:
1. Porqué perdonar? Porque Papá Dios me ha perdonado: esta es la primera y gran razón. Cuando yo perdono me meto en la justicia de Dios, que consiste en responder con vida ante las actitudes de muerte, ante las actitudes de no compasión Dios responde con compasión, ante el…

Ver la entrada original 716 palabras más

Anuncios

La Buena Noticia del Día – Lunes 29 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

II Reyes 5, 1-15
Salmo 41 y 42
Del santo Evangelio según san Lucas 4, 24-30

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia, hoy lunes 29 de febrero, de la tercera semana de cuaresma cuando ya sólo quedan 21 días para la celebración de la Pascua. Nos trae la lectura 2 episodios que nos hablan de una conversión muy especial. La conversión a Jesucristo que es la Palabra definitiva de Dios revelada a nosotros.

Hemos escuchado este texto del segundo libro de los Reyes, pero ¿Qué podemos decir? bueno, ya lo conocemos, es un texto bastante particular. Los profetas ya habían predicado algo: la Palabra de Dios es una fuerza transformadora, liberadora, tiene un poder especial para sanar, en ella se despliega la gracia y la bendición de Dios, se hacen visibles y eficientes hoy en cualquier momento, los signos de la salvación de Dios. Los profetas eran los hombres de la Palabra, son los hombres de la historia de la Palabra, pero ellos no eran tan ingenuos, decían que había una segunda característica en ella, era ignorada, no había que hacer grandes constataciones para entender y ver que el pueblo ignoraba la Palabra de Dios.

Se presenta un hombre extranjero, Naamán, rico, con hermosos caballos y carrosas, pero tiene una enfermedad, la lepra, que los excluye probablemente de su pueblo, en Siria, pero escucha hablar de un Dios cuya Palabra es una fuerza transformadora y fuente de salud, el Dios del pueblo de Israel, se presenta delante del rey de aquel pueblo, quien no entiende lo que quiere hacer su Dios en esta historia, se enoja por los presentes de Naamán porque cree que él lo está considerando como Dios, pero llega el profeta y le dice envíamelo a mí, que con la Palabra de Dios bastará para entender la grandeza de nuestro Dios. El profeta le pone una condición muy pequeña, lo envía a bañarse en las aguas del Jordán para sanarse, pero Naamán con su pretensión le parece indigno ir allá a bañarse, pero los sirvientes que sí saben lo que es la humildad, entienden lo sencillo, ellos que no son tan hinchados, hacen caer en la cuenta a su amo que no es nada obedecer a la Palabra del Señor, así Naamán recibió la sanación, reconoció con esto que no hay Dios más grande en el cielo y en la tierra.

 

El Evangelio se nos da una invitación a la conversión con la Palabra de Dios, leemos parte de la perícopa del proyecto y programa salvador de Jesús en Lucas, convertirnos a la Palabra definitiva de Dios en la historia que es la persona de Jesús misma. Se presentan  dos grupos, está Jesús, su persona, y están los otros que no son siquiera los escribas y fariseos, sino los parientes, está Jesús lleno del Espíritu Santo y están los otros llenos de ira y de furia, de rabia y rencor, tan indignados. Está Jesús que se ofrece como don salvífico, como regalo, donándose, dándose, pero por otro lado están los otros como el Sirio de la primera lectura, endurecidos, petulantes, diciendo no necesitamos nada, no deseamos nada. Completamente distinto a lo que clamaba el salmo: mi alma tiene sed del Dios vivo.

Los que conocen a Jesús, los parientes, endurecen el corazón,  Jesús nos ofrece como un regalo, su perdón,  su vida, su ser entero, pero nosotros  lo rechazamos de la vida y lo expulsamos. Dios nos ofrece su Palabra que es salvación para los otros, pero sólo la reciben los que tienen necesidad, porqué recibe Naamán la Palabra, porque tenía la necesidad de ser salvado, sanado, por qué nosotros no recibimos entonces la Palabra, pues porque consideramos que no la necesitamos, no necesitamos ser salvados, sanados. ni liberados.

Aquellos que rechazaron a Jesús fueron sus parientes, sus cercanos, es triste que seamos los suyos los que rechazamos a Jesús, estos días escuché un programa que defendía nuestra religiosidad popular, pero es triste y tengo que hacer la denuncia por este medio, hemos querido construir una religiosidad sin Jesús y sin Palabra de Dios, apuesto que cuando un cristiano va a la Eucaristía simplemente ya no recuerda de qué se trató, porque la ignoramos, no la recibimos como la deberíamos recibir, no es para nosotros un don que salva la vida, para transformarnos. La invitación de la Iglesia hoy es a que nosotros nos convirtamos a la Palabra de Dios, la recibamos, le abramos  el corazón, no endurezcamos más el corazón frente a la Palabra, así como en el salmo le digas al Señor, mi alma tiene sed de ti, mi alma te necesita Jesús, para poder recibir con eficacia tu bendición y tu salvación.

Alabado sea Jesucristo.

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Jueves 25 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Jeremías 17, 5-10
Salmo 1
Del santo Evangelio según san Lucas 16, 19-31

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy jueves, 25 de febrero de 2016. 

La conversión a la que nos invita hoy Jesús está orientada hacia lo que tenemos puesta nuestra confianza, esto define que continuemos o perezcamos, pero no sólo poner la confianza en algo sino también establecer absolutos en la vida. Para Jesús hay dos posibilidades en el momento de confiar:

1. Confiar en el hombre: esta confianza habla de poner todo nuestro corazón en logros personales, poner como absoluto en nuestra vida todo lo que poseo, nuestras capacidades  y posibilidades. Es cierto que lo que uno pose sirve para realizarse en la vida, pero no puede ser nuestro absoluto. Confiar en el hombre se trata de absolutizar las propias fuerzas, absolutizamos y ponemos nuestra confianza en lo que somos capaces; absolutizar  la cultura del desamor como si ella fuera nuestra salvadora, ponemos nuestra confianza en la cultura consumista y hedonista: tener carros de alta gama, mujeres, joyas, bienes, confiar en el hombre también se trata de hacer comunión con la cultura de la muerte, es una realidad fatal porque se trata de aprovecharse del otro, de manipular y someter al otro. Esto es confiar en el hombre.

2. Confiar en Dios: lo dice el texto de Jeremías, bendito quien confía en el Señor. Poner como absoluto a nuestro Dios, al Padre, se trata de escuchar la Palabra y dejarse determinar por ella, adherirse al estilo de vida de Jesús, dejarse determinar por el estilo de la cruz, acoger al otro, amarlo, dar sin medida, no acaparar.

Esta confianza se trata de construir futuro, de salvar la vida, vivir sabiamente y con prudencia, serás bendito dice el Señor.

Hoy tenemos un llamado muy claro a la hora de confiar y discernir en qué tenemos puesta nuestra confianza. Tendremos que profundizar y revisar a la luz de la Palabra. Nos dice Jeremías, no te dejes engañar por falsas luces  e ilusiones, nada más falso y enfermo que el corazón del hombre dice el texto, cómo vas a poner tu confianza en un corazón enfermo y lleno de maldad?

El señor Jesús nos pone a reflexionar en qué tenemos puesta nuestra confianza, discernir en cuáles son los absolutos de mi corazón.

Poner toda la confianza en el Señor, aquí se juega la vida, serás feliz o sencillamente vas a padecer, la invitación hoy es a que revisemos y elaboremos un camino de conversión en la confianza.

Oremos… Señor Jesús, también yo tengo que trabajar en esta conversión, en los criterios que tengo a la hora de confiar, te pido que me ayudes a examinar mi propio corazón. ¿En qué tengo puesta mi confianza? Yo también quiero ser feliz, quiero lograr bendición, prosperidad, estar bien, acertar en la vida, pero ayúdame a examinar mi corazón, que muchas veces está lleno de cosas que lo llevan a la destrucción, a veces tan falso y engañoso, no me deja discernir bien en qué debo confiar, por eso Señor y por la acción de tu Espíritu ayúdame para que mi corazón se fíe de ti, tengo muchas potencialidades en mi vida pero que mi confianza sólo esté puesta en ti, de lo contrario no lograré la bendición; que tu Espíritu convenza mi corazón de esto, confiado sólo en ti, lo que ello significa, seguir tu estilo de vida, escuchar tu Palabra, tenerte como absoluto de mi vida, tú eres mi confianza total, mi vida está puesta en tus manos, confío en ti.

Afírmame Señor en este deseo, mi vida quiere confiar sólo en ti, mi vida quiere absolutizarte sólo a ti. Bendito seas por este camino de conversión que a través de la Palabra tú me ayudas a hacer. Amén.

Alabado sea, Jesucristo!!!

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Miércoles 24 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

 Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Jeremías 18, 18-20
Salmo 30
Del santo Evangelio según san Mateo 20, 17-28

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy miércoles 24 de Febrero, de la segunda semana del tiempo de cuaresma. La Palabra de Dios a través de los textos de hoy, bastante dramáticos, pues la situación de Jeremías y Jesús es muy fuerte, aparentemente de fracaso.

Pero Jesús nos quiere invitar a hacer una conversión en nuestra vida, ayer hablábamos de la religión a la que el Señor quiere que nos convirtamos, hoy se nos hace otra invitación. Todos soñamos con ser gloriosos, con conseguir éxito, nos imaginamos en nuestro minuto de gloria, por tanto Jesús nos hace una propuesta, nos pone sobre el tapete dos formas de ser gloriosos:

1. La forma de ser gloriosos en la gloria de los hombres: el deseo de reconocimiento, esto es lo que más nos gusta, cultivar el culto a la propia imagen, además hemos construido unos perfiles tremendos. Nos gusta la gloria que surge del poseer, un vehículo grande, un súper apartamento en el lugar más alto de la ciudad, tener a muchos sometidos trabajando para mí, esas glorias del hombre de hoy son cuestionadas por Jesús, quien nos dice ¿Por qué no te cambias a mi estilo de vida?.  Esta gloria dice Jesús es vana-gloria pues solo lleva  al desprecio, el dolor, a la muerte, a la infelicidad. Esta es la invitación a una conversión que hoy nos hace Jesús, quien nos dice desea mi gloria, no la del mundo.

2. Olvídate hermano de las glorias que proponen los hombres, desea más la gloria de Dios, Jesús nos aclara que no será una vanagloria, pues la gloria de los hombres termina en fracaso, en cambio nos propone su propio estilo de vida y nos invita a meternos en el propósito del Padre, hay que decirle no al egoísmo, que pierde con la propia victoria, cuando nos afianzamos en la gloria del ego y queremos conseguir la victoria del ego ahí es donde perdemos. Hay que decirle sí al amor, que es el servicio, la capacidad de perdonar, de acoger al otro y extenderle la mano, de incluir al otro en la propia vida, el amor que vence con la propia derrota, esa es la propuesta de Jesús para ser gloriosos.

Es decir, Jesús nos propone meternos en la dinámica de la cruz, sencillamente es eso, por eso los textos de hoy eran textos de cruz, de la cultura de la cruz, el papa Francisco habla mucho de la cultura del desencarte, lo que nos dice Jesús es que acojamos la cultura de la cruz, el que sirve ese es el más grande, el que se humilla, ese es el enaltecido, el que se desacomoda para que otro esté acomodado , esa es la dinámica de la vida, de servir, de experimentarse amado por el Padre, esa es la conversión que nos propone hoy el camino de cuaresma, cambia tu deseo de ser glorioso por los hombres y quédate con el deseo de gloria de Jesús.

Oremos… pongamos en manos del Señor nuestros deseos de ser gloriosos, si queremos y soñamos con ser gloriosos y grandes, por qué no infundes en mí tu camino? Examíname Señor y ve cómo es posible que yo venza el egoísmo que es Señor en mi vida, examina mi corazón, destruye toda manifestación egoísta en mí que destruye a los otros, siembra en mi toda disposición del amor, del servicio, de acoger al otro, toda disposición de ser para los otros. Jesús, haz una revolución en mi vida, permite que yo logre alcanzar la gloria a través de tu camino, de la dinámica y la cultura de la cruz, que yo crea en esa gloria propuesta por ti. Bendito seas Señor, te alabo y te bendigo porque tu inteligencia es tremenda, enorme, yo no comprendía esto pero la fuerza de tu Espíritu ilumina y me permite entender la Palabra que me das.

Alabado sea, Jesucristo!!!

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Martes 23 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Isaías 1, 10. 16-20
Salmo 49
Del santo Evangelio según san Mateo 23 1-12

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy martes, 23 de Febrero del tiempo de cuaresma. Hoy las lecturas de la Iglesia son bastante profundas, en términos muy fuertes de parte de nuestro Dios, del Señor y de Jesús. Fíjense bien cómo llama el Señor a los dirigentes y al pueblo de Israel en la primera lectura, les dice príncipes y gente de Sodoma y Gomorra, los está insultando por una simple razón, el Señor dice miren su vida comunitaria, mírense como pueblo de Dios, como personas disque se dejan dirigir y determinar por su Dios y júzguense ustedes mismos, lo que se experimenta entre ustedes es la estratificación, unos son estrato 1, 2, 6 y otros 0, no cuentan y miren sus vidas, lo importante son los títulos porque eso da una posición social, lo que tienen es lo que determina lo que son, establecen categorías que cada uno es desde lo que se tiene, eso establece quién es más y quién es menos. El Señor está furioso por eso, d ice el Señor es el colmo, si su vida comunitaria debe regirse por la relación que tengan conmigo; el problema dice el Señor es este: la forma como ustedes establecen una relación conmigo, la forma como ustedes expresan una religiosidad, (religión es religarse a, unirse a), ustedes se han inventado su propia manera de ser religioso que dista mucho de  la manera como yo les propongo que expresen su relación conmigo dice el Señor, su fe en mí y su realidad, el Señor nuestro Dios a través de los profetas y a través de Jesús plantea como dos tipos de religiosidad:

  1. Como nos gusta: cómo la expresamos? Por las novenas, las peregrinaciones, nos encanta ir a las asambleas de oración, nos encantan los ritos, las fiestas religiosas.
  2. La religión que le gusta a nuestro Dios: la que Él nos ha propuesto, caracterizada por tener iniciativas en la justicia y en la defensa de los derechos de los otros, comprométanse más los unos por los otros, expresen su necesidad en mí de esa manera, perdonen sin medida, dense a ustedes mismos sin medida, esta es la religión que yo quiero.

Por el contrario nos gusta otro tipo de religiosidad, la raíz son las motivaciones que tenemos para relacionarnos con Dios, cuando vivimos y expresamos la religión lo que buscamos es sentirnos bien. En los grupos de oración nos sentimos como en un spa, vamos a una peregrinación y damos al Señor una manda para lograr beneficios, nos gusta conseguir sensaciones y aún con la religión pretendemos ser lo que no somos. El problema entonces dice el Señor está en las motivaciones que tenemos, cuál es la motivación que tienes como discípulo pregunta el Señor, sentirte bien, lograr beneficios personales? Dice el Señor, no, yo les propongo otras motivaciones al relacionarse conmigo, servirle al otro, quiero una religión que sea reflejo de lo que yo soy, yo estoy entre ustedes como el que sirve, no busquen una religión para ser lo que no son, se ponen muchos títulos a costa de la religión, uno sólo es el Padre, uno sólo es el Señor, ese es nuestro Dios.

Además el Señor nos dice, deben “cambiar de religión”, sí señor, “cambiar de religión”, porque si siguen así no van a conseguir nada, persiguiendo lo que uno quiere y poniéndose como centro, pero si cambian a mi propuesta de religión, experimentarán el perdón que Dios les ha dado, la salvación que Jesús les ha conseguido, lo sabroso de la tierra comerás, serán  felices y prósperos y tendrán lo que necesiten, serán enaltecidos. Quién no lo quiere ser?

Haga su propia lectio divina.

Oremos… Señor, te pongo mis vanos intentos de relacionarme contigo, reconozco que siempre me estoy poniendo como centro, te busco a ti para yo estar bien, he sido muy egoísta en la manera como expreso mi religiosidad, soy bueno sólo para que yo esté bien, mi vida no avanza, yo quiero tomar el riesgo y expresarte mi amor en el servicio con los otros, decir que creo en ti, siendo un reflejo de la forma como tú eres, haciendo el bien, bendiciendo, sin juzgar, sin condenar, haciendo el bien sin medida, perdonando y dándolo todo sin medida, sirviendo a los otros, yo quiero obedecer y corregir en esta cuaresma la forma como vivo mi religiosidad, de cara a lo que tú me propones, no lo hago porque tú me vayas  a dar una bendición mayor, sino porque pones en mi corazón la acción de tu Espíritu, porque deseo ser como tú, con el Espíritu dame el deseo de ser como tú Señor.

Alabado sea, Jesucristo!!!

La Buena Noticia del Día, viernes 19 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

La Buena Noticia del Día

Ezequiel 18, 21-28
Salmo 129
Del santo Evangelio según san Mateo 5, 20-26

Las lecturas de hoy nos hablan de la conversión. Qué es la conversión en el AT? Respondemos desde el texto de Ezequiel, para los profetas consiste en adherirnos a la ley, que garantizaba la vida, el bienestar, la equidad, la vida en plenitud, no matarás, no robarás, no abandonarás a tus hijos y a tu mujer. Te Imaginas cómo fuera una ciudad donde pasara esto? Sin abandonos, exclusiones, ni violencia, ni abusos? Pero lo que se está discutiendo en este texto es lo que trae infringir la ley; Había una motivación poco profunda entonces, porque no se violaba la ley para no recibir una condenación; por eso, el tema queda un poquito reducido porque no se cumple la ley sólo por no pagar un castigo, no mato porque qué horror ir a las cárceles colombianas, por eso…

Ver la entrada original 450 palabras más

La Buena Noticia del Día, jueves 18 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

La Buena Noticia del Día

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:
Esther 14, 1.3-5.12-14
Salmo 137
Del santo Evangelio según san Mateo 7, 7-12

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, jueves 18 de Febrero, de la primera semana de Cuaresma. La iglesia en este tiempo nos mete de lleno en el ejercicio de la oración, realmente nos quiere hacer expertos en esto, en orar, las lecturas nos traen algunas características de la oración:

Hay 3 imperativos desde Jesús: pedid, buscad y llamar. Estos imperativos revelan la cercanía de Dios, su presencia en medio de nosotros. También con estos tres imperativos se nos revela qué es la oración, que no es otra cosa que el deseo insatisfecho por Dios mismo, es la expresión de la necesidad que tenemos de Él. Pedirlo, llamarlo, desearlo angustiosamente, como si fuera el aire que necesitamos para vivir, la oración hace eso, nos hace uno…

Ver la entrada original 396 palabras más

La Buena Noticia del día, miércoles 17 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

La Buena Noticia del Día

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:
Jonás 3, 1-10
Salmo 50
Santo Evangelio según san Lucas 11, 29-32

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, miércoles 17 de Febrero de 2016, en la primera semana del tiempo de Cuaresma.

Hemos leído el texto de Jonás, no es un personaje histórico ni el relato tampoco lo es. No es un cuento, se trata de una reflexión teológica que para nosotros es Palabra de Dios.  Esta reflexión está estructurada en forma de humor negro: El Señor tenía una misión imposible: convertir al pueblo más pagano de los paganos, que se estaban destruyendo a sí mismo. Dios tiene compasión de este pueblo así que elige a un profeta para que les predique conversión. Según los profetas los castigos no vienen de Dios sino de las consecuencias de los actos humanos si no cambian de vida, viene la destrucción. Pero…

Ver la entrada original 764 palabras más

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA Martes 16 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Isaías 55, 10-11
Salmo 33
Del santo Evangelio según san Mateo 6, 7- 15

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, martes 16 de febrero de la primera semana de cuaresma.

Nos dice Jesús en el Evangelio de una manera tan natural y tan obvia, “cuando ores”. Como si orar no fuera opcional. Claro, es que orar es el acto más humano;  los animales no se arrodillan a orar, no pueden ser ellos mismos, reconociendo la plenitud de Dios, reconociendo su vulnerabilidad; orar es un acto tan absolutamente humano que también se puede disfrazar, por eso Jesús nos dice, atentos con la palabrería, con disfrazarla de lo que no es.

Orar no es un encerrarse en sí mismo como un repollo, es todo lo contrario, se trata de salir de mí mismo, de mi cascarón y dejar que Dios Padre me realice, que llegue a hacer en mi vida, hacer lo que Dios quiere hacer, lo que Dios quiere ser para mí, acoger lo que Él me quiere dar, y lo que me quiere dar es El Espíritu, o sea a Él mismo; dejar que Él nos invada, nos asuma, nos complete. Por eso la oración nos puede transformar, se trata de vivir su propia vida, la oración no es hacer algo, no es hacer cosas, la oración es dejarnos hacer por Dios, dejarnos recrear y construir por Dios.

Dice Jesús una segunda cosa, además de que la oración es obvia y natural, es que nosotros oramos porque somos sus hijos, la oración es el resultado de la experiencia de ser hijos, nos ponemos delante del Padre, me dejo llenar de su presencia, lo acojo como Padre, permito que Dios sea Padre para mí, permito ser hij@ para Dios, Él quiere ser papá para nosotros, por eso Jesús dice cuando oren digan Abbá, eso es el balbuceo de un bebé, es decirle pá, apacito, papi, eso es lo que Dios quiere ser para nosotros, quiere ser todo en nosotros, por eso oran los que se experimentan hijos, que se dejan acoger por el Padre, cuidar de Él, dirigir por el Padre, los que quieren ser niños y vivir de la mano del Padre.

Oramos al Padre para que Él sea todo en nosotros, para que se santifique su nombre en nosotros, para que reine en nosotros, para que haga su voluntad en nosotros, nos dé el pan de cada día, nos libre del mal, dejar que Dios sea Padre en mi.

Orar es un diálogo, no un monólogo, es escuchar a Dios, acoger su Palabra, hacerla norma en mi vida, obedecerla, Dios no se nos aparece, no esperemos esas revelaciones, a Dios se le puede escuchar. Escuchar su Palabra es permitir que sea normativa para mi vida, dejarme determinar por su Palabra, así la acción de Dios es eficaz en nosotros, la salvación es eficaz en nosotros, su acción creadora nos puede recrear, su acción poderosa nos puede hacer de nuevo, Su Palabra puede hacer grandes transformaciones en nosotros, su Palabra que es una gran luz puede sacarnos de las tinieblas, la Palabra produce la vida de los hijos de Dios, nos da la vida eterna, nos hace vivir como Dios quiere que vivamos, si la obedecemos hacemos que la Palabra de Dios nos determine la vida tendremos la salvación.

Ora conmigo,… Papá Dios, padre, deseo llenarme de ti, padre te necesito, soy muy vulnerable, padre yo seré pleno contigo, colma mi vida, padre dame más de tu Espíritu, que fluya tu presencia en mi, déjame escucharte y que tu Palabra me asombre, lleno de admiración por ti acoja tu Palabra, santifica tu nombre en nosotros, levántate y muéstranos tu gloria, padre hágase tu voluntad en nosotros, que seamos una extensión de lo que tú quieres, padre perdónanos, danos tu perdón y permite que nosotros lo demos a otros, padre danos el pan, sé nuestro sustento, sé lo que nos llena la vida, lo fundamental en nuestra vida, padre líbranos del poder del mal, amén.

Alabado sea, Jesucristo!!!

La Buena Noticia del Día – Jueves 11 de febrero de 2016


La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Deuteronomio 30, 15-20
Salmo 1
Del santo Evangelio según san Lucas 9, 22-25

Bienvenidos hermanos a la buena noticia de hoy jueves 11 de febrero después de ceniza. Las lecturas que hemos leído nos invitan a que señalemos y le pongamos metas a esta cuaresma, para dónde voy y a dónde debo llegar, cuál es el objetivo final, pero es la misma Palabra de Dios la que nos pone la meta, que es una.

En la primera lectura nos señalan la primera meta: una decisión frente a la vida o la muerte, la cuaresma es algo vital, elaborar una decisión frente a vivir plenamente o vivir mediocremente; vivir en la comunión con Dios y los hermanos o vivir solos, aislados y amargados; vivir alegres, libres, solidarios o vivir tristes, enrollados, alienados, en la inconsciencia y des valoración de sí mismos. Al final se nos invita a tomar una decisión por la vida, la entrega, el servicio, por ser felices, esta es la primera meta.

La meta planteada por el Salmo 1, describe a partir de una imagen muy profunda el objetivo final de un hombre que se ha decidido por Jesús, la construcción  del hombre nuevo, esta figura es la misma con la que se concluye el apocalipsis, así será un hombre nuevo, como un árbol plantado a la orilla del río del Espíritu, regado por la corriente de agua viva del Espíritu, alimentado, sostenido por esta corriente de vida que es el Espíritu, lleno de frutos de vida, que producen alimento y salud, es decir, la vida misma, que acoge a muchos bajo su sombra, que construye cielos nuevos y tierra nueva.

En el Evangelio es Jesús quien  con estos tres dichos, nos deja bien claro cuál debe ser la meta de esta cuaresma, hacia dónde apuntar nuestros esfuerzos:

1. El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y me siga.

2. Quien quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda por mi causa la vida, la salvará.

3. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o acaba consigo mismo?

Se trata de conformar la vida propia a la vida de Jesús, esa es la meta, imprimir en nosotros los rasgos de Jesús, de su personalidad, de su corazón, de su mente; asociarnos al escándalo de la cruz.

La meta es una negación a sí mismos, cuando Jesús nos propone esto no significa que acabemos con la vida, sino que Jesús propone es matar la muerte que hay en nosotros mismos; hay una situación muy dramática: pensamos que no valemos nada y pretendemos valer haciéndonos unas afirmaciones a nosotros mismos, colocándonos como centro de todo y pasando por encima de todo el mundo, esto no hace más que mostrar nuestra propia vulnerabilidad y debilidad, al ponernos a nosotros mismos como centro y matarnos. Negarse a sí mismo, es el dominio del Ego.

La meta es la cruz, entregar la vida, entregue lo mejor de usted a los otros; darse, servir como la manera más concreta y clara de darse; así es la única forma como uno logra realizarse a sí mismo, afirmarse frente al mundo sin que uno se pierda, esta es la propuesta de Jesús, te invito a que repitas estos tres dichos de Jesús y los ponga en un lugar permanente, donde puedas verlos todos los días en tu cuarto y los tengas como meta de esta cuaresma.

Señor, que este camino sea de realizaciones, de conseguir metas, objetivos claros, me interesa los objetivos que me propones, lograr salvar mi propia vida que está llena de interrogantes, conflictos internos, no logro ser feliz, ni decidir ser feliz, hay un problema conmigo mismo, hay unas negaciones y des valoraciones que no me dejan, inconsciencias y oscuridades dentro de mí, quiero lograr en esta cuaresma un encuentro contigo y conmigo mismo, así poder lograr que tus rasgos sean los que estén palpados en mi propio rostro y mi vida, quiero hacer la opción por la cruz, quiero creer que así voy a ser feliz, así se decide por la felicidad y por la vida, con sentido, con consciencia, quiero asumir esta meta de un hombre nuevo que confirme en su vida tus propios rasgos, dame la fuerza del Espíritu, la claridad y sobriedad, la inteligencia que sólo viene del Espíritu para poder hacerlo, bendito seas por siempre. Amen.

Alabado sea, Jesucristo!!!