Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Día 3


Dios te exige - Día 3

¿Qué te recomienda Jesús en esta cuaresma?

Mt 6,1.2.5.16 Jesús enseña sobre tres prácticas de piedad
6 “No hagan sus buenas obras delante de la gente solo para que los e más los vean. Si lo hacen así, su Padre que está en el cielo no les dará ningún premio”.

Sobre la limosna
2 “Por eso, cuando ayudes a los necesitados, no lo publiques a los cuatro vientos, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente hable bien de ellos. Les aseguro que con eso ya tienen su premio”.

Sobre la oración
5 “Cuando ustedes oren, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. Les aseguro que con eso ya tienen su premio”.

Sobre el ayuno
16 “Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como los hipócritas, que aparentan tristeza para que la gente vea que están ayunando.  Les aseguro que con eso ya tienen su premio”.

Hoy Jesús nos da una gran vacuna, que todos los seres humanos necesitamos para ser libres y felices: el evitar hacer las cosas buscando aprobación.

No son pocas las personas que actúan así en la vida.  Pero me atrevería a decir que de alguna forma, todos nosotros tenemos esa tendencia.  Hacemos cosas para que los demás nos admiren y respeten. ¿Será que buscamos agradar a Dios?

Hoy el Señor nos invita, que los actos de piedad que vivamos en esta cuaresma, sean realizados con un espíritu de desinterés y discreción. Él nos encomienda a hacer en secreto toda obra buena ante sus ojos.

TAREA DEL DÍA: Te proponemos que siguiendo la indicación del Señor, hagas un regalo a un pobre de tu familia, de tu vecindad o de tu comunidad.  Algo que no te sobre.  Hazlo con espíritu de discreción, buscando agradar al Señor y no a los hombres.

OREMOS JUNTOS:  Te pedimos, Señor, que nos ayudes a continuar animosos estos días de penitencia que acabamos de empezar y que nuestras prácticas externas de penitencia estén siempre acompañadas por la sinceridad de un corazón que desea convertirse.  Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s