Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Día 15


MIÉRCOLES SEGUNDA SEMANA (DÍA 15)

Hoy es el día número 15 de tu caminar por el desierto cuaresmal

No temas, sendas Dios hará, abrirá caminos en el desierto. Hoy en varias ocasiones, recordarás tu más grande dificultad y le dirás a Jesús: “Señor, no entiendo por qué me ocurre esto, pero me fío de ti”.

Oración. Señor, haz que tu pueblo persevere siempre en el camino del bien que tú le has enseñado; protégelo en sus necesidades temporales, para que, sin angustia, pueda tender a los bienes eternos. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. Amén.

Una vida con propósito, Resumen del capítulo 15.

Hecho para la familia de Dios (Efesios 1:5)

Dios quiere tener una familia y nos creó para formar parte de ella. Este es el segundo propósito de Dios para tu vida; Él lo planificó así antes de que nacieras. Toda la Biblia es la historia de Dios formado una familia para amarlo, honrarlo y reinar con Él para siempre.

Como Dios siempre ha existido en una relación plural consigo, nunca ha estado solo. Él no necesitaba tener una familia, quería tenerla. Por lo tanto, diseñó un plan para crearnos y adoptarnos y compartir con nosotros todo lo que él tenía,

Cuando depositamos nuestra fe en Cristo, Dios se convierte en nuestro Padre y nosotros en sus hijos, los demás creyentes se convierten en nuestros hermanos y hermanas, y la iglesia en nuestra familia espiritual. La familia de Dios está compuesta de todos los creyentes del pasado, el presente y el futuro.

Qué herencia nos toca por ser de la familia de Dios:

  1. Estaremos con Dios para siempre
  2. Seremos completamente transformados para ser como Cristo
  3. Estaremos libres de pena, muerte y sufrimiento
  4. Recibiremos una recompensa y nos asignará puesto de servicio.
  5. Podremos compartir la gloria de Cristo.

¡Qué herencia! Eres mucho más rico de lo que crees.

El bautismo está lleno de significado. Con él declaramos nuestra fe y compartimos la sepultura y resurrección de Cristo, representa nuestra muerte a la vieja vida y anuncia nuestra nueva existencia en Cristo. También es una celebración de nuestra incorporación a la familia de Dios.

PREGUNTA DEL DÍA: ¿De qué manera puedo comenzar a tratar a los demás creyentes como miembros de mi propia familia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s