Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Día 31


VIERNES CUARTA SEMANA (DÍA 31)

Hoy es el día número 31 de tu caminar por el desierto cuaresmal. ¡no claudiques, Dios te lleva de la mano…!

Hoy te preguntamos: ¿cómo va tu alcancía para la comunicación cristiana de bienes?

Oremos Señor Dios, que nos proporcionas abundantemente los auxilios que necesita nuestra fragilidad, haz que recibamos con alegría la redención que nos otorgas y que la manifestamos a los demás con nuestra propia vida. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. Amén.

Una vida con propósito, Resumen del capítulo 31.

Entiende tu FORMA (1º Pedro 4:10)

Sólo tú puedes ser tú.

Formación espiritual
Oportunidades
Recursos
Mi personalidad
Antecedentes

RECURSOS PARA USAR:  Tus recursos son los talentos naturales con los que naciste. Todos nuestros recursos provienen de Dios. Incluso los que usamos para pecar son dados por Dios, sólo que son mal usados o abusados.

Cada recurso puede usarse para la gloria de Dios: Capta tu habilidad, entrégala a Dios y dale el crédito. Segundo, úsala tu negocio para servir a otros.

Lo que soy capaz de hacer, eso es lo que Dios quiere que haga: Tú eres la única persona en la tierra que puede usar tus habilidades. Él preparará nuestro llamado con nuestras capacidades.

MI PERSONALIDAD CUENTA:   La Biblia nos da abundante prueba de que Dios usa todo tipo de personalidades. Tu personalidad afectará cómo y dónde uses tus dones espirituales y recursos. Te sientes bien cuando haces lo que Dios quiere que hagas. Cuando ministras de manera congruente con la personalidad que Dios te dio, experimentas realización personal, satisfacción y productividad.

ANTECEDENTES (SIRVEN PARA ALGO): En la vida has pasado muchas experiencias, que Dios ha usado para moldearte.

Familiares: ¿Qué aprendiste al crecer en tu familia?
Educacionales: ¿Cuál fue tu materia favorita en la escuela?
Vocacionales: ¿En cuál trabajo has sido más eficiente y cuál has disfrutado más?
Espirituales: ¿Cuál ha sido tu momento más importante con Dios?
Ministerio: ¿Cuánto has servido a Dios en el pasado?
Dolorosas: ¿Qué has aprendido de los problemas, lesiones, aguijones y pruebas?

Si realmente deseas ser usado por Dios, debes entender una verdad poderosa: las experiencias que más te han dejado resentido y lastimado en la vida, las que has ocultado y has olvidado, son las que Dios quiere que uses para ayudar a otros. ¡Ellas son tu ministerio! Para que Dios use tus experiencias dolorosas debes estar dispuesto a compartirlas. No
deseches tu dolor, úsalo para ayudar a otros.

Usar tu FORMA es el secreto para ambas cosas: la eficiencia y el cumplimiento del ministerio.14 Serás más efectivo cuando uses tus dones espirituales y tus habilidades en el área que tu corazón desea, y en la manera que mejor exprese tu personalidad y experiencia. Mientras mejor te capacites y uses tus recursos, más exitoso serás.

PREGUNTA DEL DÍA: Lo que Dios me da, habilidades o experiencias personales, ¿puedo ofrecerlas a mi iglesia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s