Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Día 33


V DOMINGO DE CUARESMA (DÍA 33)

Hoy es el día número 33 de tu caminar por el desierto cuaresmal. ¡Qué alegría, sólo faltan 11 días para la pascua!

Hoy en este quinto domingo de cuaresma, nárrale a alguien, el momento en que Dios cambió tu suerte, ¡te parecía soñar!

Oremos Te pedimos, Señor, que enciendas nuestros corazones en aquel mismo amor con que tu Hijo ama al mundo y que lo impulsó a entregarse a la muerte por salvarlo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. Amén.

Una vida con propósito, Resumen del capítulo 33.

Cómo actúan los verdaderos siervos (Mateo 10:42)

Servimos a Dios sirviendo a los demás.

Dios determina tu grandeza por el número de personas a las que sirves, no por las que están a tu servicio. Esto es contrario al concepto de grandeza mundano, que a nosotros nos cuesta entender, mucho menos practicar.

A menudo Dios prueba nuestros corazones al pedirnos que lo sirvamos en ciertas maneras, para las que no fuimos formados. Aunque no seas dotado para una tarea en particular, podrás ser llamado para hacerla si no hay ningún dotado cerca. No se necesita un talento o don para recoger la basura o arreglar las sillas después de una reunión, cualquiera puede ser siervo. Todo lo que se necesita es carácter.

Qué identifica a un siervo verdadero?

Siempre disponible para servir: Los siervos no ocupan su tiempo en actividades que puedan limitar su disponibilidad. Los siervos quieren estar listos para servir tan pronto sean necesitados. Ser un siervo significa darle a Dios el derecho de controlar tu horario y permitirle que lo interrumpa en cualquier momento que lo necesite. Inclusive tomar estas “interrupciones” con gozo.

Presta atención a las necesidades: Cuando Dios pone a alguien en necesidad frente a ti, te está dando la oportunidad de crecer en el servicio. Perdemos muchas ocasiones de servir porque carecemos de sensibilidad y espontaneidad. Comienza por esas pequeñas cosas que nadie más quiere hacer.

Hace lo mejor con lo que tiene: Una de las razones por las que muchas personas nunca sirven es porque temen no ser lo suficientemente buenos para servir. Creen la mentira de que le servicio a Dios es sólo para celebridades. La iglesia está compuesta de miles de personas comunes y corrientes que dejan que Dios las use y las bendiga.

Cumple todas sus tareas con la misma dedicación: Cualquier cosa que hagan, “la hacen con todo su corazón”. el tamaño de la tarea es irrelevante. El punto en cuestión es: ¿se necesita hacer esto? Jesús se especializó en tareas humillantes que otros evadían: lavar los pies, ayudar a los niños, preparar el desayuno y servir a los leprosos. Antes de intentar cosas extraordinarias, trata con las ordinarias.

Es fiel a su ministerio: Los siervos terminan sus tareas, cumplen con sus responsabilidades, mantienen sus promesas y completan sus compromisos. No dejan el trabajo a medias ni lo abandonan cuando se desaniman; son dignos de confianza y responsables. La fidelidad siempre ha sido una cualidad excepcional. Los siervos nunca se retiran, sirven fielmente tanto como vivan.

Mantiene un bajo perfil: Los siervos no se promueven ni llaman la atención sobre sí mismos. Si se les reconoce por su servicio, humildemente lo aceptan, pero no permiten que la notoriedad los distraiga de sus trabajos.

PREGUNTA DEL DÍA: ¿Cuáles de las seis características de los siervos verdaderos me desafían más?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s