Proclamando tu amor, Alcanzando tu vida.

Día 36


MIÉRCOLES QUINTA SEMANA (DÍA 36)

Hoy es el día número 36 de tu caminar por el desierto cuaresmal. ¡Faltan 8 días para la pascua! Es tiempo de unirnos a la cruz.

Para este día te proponemos que en silencio mires una cruz por varias veces al día.

Oremos Dios misericordioso, ilumina los corazones de tus hijos que tratan de purificarse por la penitencia de la Cuaresma y, ya que nos infundes el deseo de servirte con amor, dígnate escuchar paternalmente nuestras súplicas. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. Amén.

Una vida con propósito, Resumen del capítulo 36.

Hecho para una misión (Mateo 28:19-20)

Dios quiere que te tengas un ministerio en el cuerpo de Cristo y una misión en el mundo. Tu ministerio es tu servicio a los creyentes, y tu misión es el servicio a los no creyentes. Cumplir tu misión en el mundo es el quinto propósito de Dios para tu vida. Tu vida misionera es compartida y es específica. Parte de esto es la responsabilidad que compartes con cada cristiano; la otra parte es una asignación única para ti.

Una vez que le pertenecemos, Dios nos usa para alcanzar a otros.

LA IMPORTANCIA DE TU MISIÓN

Tu misión es una continuación de la misión de Jesús en la tierra: “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”. Esto es para todos, no sólo para los sacerdotes y religiosos.

Tu misión es un privilegio maravilloso: Tu misión involucra dos grandes privilegios: trabajar con Dios y representarlo. Jesús nos aseguró nuestra salvación, nos puso en su familia, nos dio su Espíritu y nos hizo sus agentes en el mundo. ¡Qué privilegio!

Decirle a otros cómo pueden obtener la vida eterna es lo mejor que puedes hacer por ellos: Si tu vecino tiene cáncer o SIDA y sabes cuál es la cura, sería un crimen que retuvieras esa información que le salvaría la vida. Peor aún es mantener en secreto el camino del perdón, el propósito, la paz y la vida eterna.

Tu misión tiene un significado eterno: Esto impactará el destino eterno de otras personas, así que es más importante que cualquier trabajo, logro o meta que encontrarás durante tu vida en la tierra. Las consecuencias de tu misión son para siempre; las de tu trabajo no. Esto no implica necesariamente ser evangelista de tiempo completo, sino evangelizar desde el lugar donde estás a las personas que Dios pone en tu camino.

Tu misión da significado a tu vida: Si sólo una persona va al cielo por tu causa, tu vida habrá hecho una diferencia por la eternidad. Comienza a observar alrededor de tu campo misionero particular y ora: “Dios, ¿A quién has puesto en mi vida para que le hable de Jesús?”

La conclusión del tiempo de Dios en la historia está vinculada con la terminación de nuestra comisión: Dios vendrá cuando la buena nueva haya sido llevada a todos los que deben oirla. El tiempo y el momento nos es desconocido y así ha de ser.

EL COSTO DE CUMPLIR TU MISIÓN

Para cumplir tu misión debes abandonar tus planes y aceptar los de Dios para tu vida. No sólo puedes “añadirlas” a todas las cosas que te gusta hacer con tu vida, debes decir como Jesús: “Padre… Yo quiero tu voluntad, no la mía”. Si te comprometes a cumplir tu misión en la vida sin importar el costo, experimentarás la bendición de Dios en maneras que pocas personas en toda su vida han disfrutado.

UNO MÁS PARA CRISTO

Si quieres ser usado por Dios, debes tener cuidado de lo que Dios cuida, y lo que Él más atiende es la redención de las personas que hizo. ¡Él quiere hallar a sus hijos perdidos! Nada le importa más; la cruz lo comprueba. Oro que siempre veas dónde puedes alcanzar a “uno más para Cristo” de modo que cuando estés delante de Dios, un día, puedas decir: “¡Misión cumplida!”.

PREGUNTA DEL DÍA: ¿qué me detiene para hablarles a otros de las buenas nuevas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s