Comprometidos con Jesucristo

Bienvenid@

Entérate de las actividades del Centro Carismático Minuto de Dios

Más reciente

La Buena Noticia del Día – Jueves 11 de febrero de 2016

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Deuteronomio 30, 15-20
Salmo 1
Del santo Evangelio según san Lucas 9, 22-25

Bienvenidos hermanos a la buena noticia de hoy jueves 11 de febrero después de ceniza. Las lecturas que hemos leído nos invitan a que señalemos y le pongamos metas a esta cuaresma, para dónde voy y a dónde debo llegar, cuál es el objetivo final, pero es la misma Palabra de Dios la que nos pone la meta, que es una.

En la primera lectura nos señalan la primera meta: una decisión frente a la vida o la muerte, la cuaresma es algo vital, elaborar una decisión frente a vivir plenamente o vivir mediocremente; vivir en la comunión con Dios y los hermanos o vivir solos, aislados y amargados; vivir alegres, libres, solidarios o vivir tristes, enrollados, alienados, en la inconsciencia y des valoración de sí mismos. Al final se nos invita a tomar una decisión por la vida, la entrega, el servicio, por ser felices, esta es la primera meta.

La meta planteada por el Salmo 1, describe a partir de una imagen muy profunda el objetivo final de un hombre que se ha decidido por Jesús, la construcción  del hombre nuevo, esta figura es la misma con la que se concluye el apocalipsis, así será un hombre nuevo, como un árbol plantado a la orilla del río del Espíritu, regado por la corriente de agua viva del Espíritu, alimentado, sostenido por esta corriente de vida que es el Espíritu, lleno de frutos de vida, que producen alimento y salud, es decir, la vida misma, que acoge a muchos bajo su sombra, que construye cielos nuevos y tierra nueva.

En el Evangelio es Jesús quien  con estos tres dichos, nos deja bien claro cuál debe ser la meta de esta cuaresma, hacia dónde apuntar nuestros esfuerzos:

1. El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y me siga.

2. Quien quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda por mi causa la vida, la salvará.

3. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o acaba consigo mismo?

Se trata de conformar la vida propia a la vida de Jesús, esa es la meta, imprimir en nosotros los rasgos de Jesús, de su personalidad, de su corazón, de su mente; asociarnos al escándalo de la cruz.

La meta es una negación a sí mismos, cuando Jesús nos propone esto no significa que acabemos con la vida, sino que Jesús propone es matar la muerte que hay en nosotros mismos; hay una situación muy dramática: pensamos que no valemos nada y pretendemos valer haciéndonos unas afirmaciones a nosotros mismos, colocándonos como centro de todo y pasando por encima de todo el mundo, esto no hace más que mostrar nuestra propia vulnerabilidad y debilidad, al ponernos a nosotros mismos como centro y matarnos. Negarse a sí mismo, es el dominio del Ego.

La meta es la cruz, entregar la vida, entregue lo mejor de usted a los otros; darse, servir como la manera más concreta y clara de darse; así es la única forma como uno logra realizarse a sí mismo, afirmarse frente al mundo sin que uno se pierda, esta es la propuesta de Jesús, te invito a que repitas estos tres dichos de Jesús y los ponga en un lugar permanente, donde puedas verlos todos los días en tu cuarto y los tengas como meta de esta cuaresma.

Señor, que este camino sea de realizaciones, de conseguir metas, objetivos claros, me interesa los objetivos que me propones, lograr salvar mi propia vida que está llena de interrogantes, conflictos internos, no logro ser feliz, ni decidir ser feliz, hay un problema conmigo mismo, hay unas negaciones y des valoraciones que no me dejan, inconsciencias y oscuridades dentro de mí, quiero lograr en esta cuaresma un encuentro contigo y conmigo mismo, así poder lograr que tus rasgos sean los que estén palpados en mi propio rostro y mi vida, quiero hacer la opción por la cruz, quiero creer que así voy a ser feliz, así se decide por la felicidad y por la vida, con sentido, con consciencia, quiero asumir esta meta de un hombre nuevo que confirme en su vida tus propios rasgos, dame la fuerza del Espíritu, la claridad y sobriedad, la inteligencia que sólo viene del Espíritu para poder hacerlo, bendito seas por siempre. Amen.

Alabado sea, Jesucristo!!!

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA Martes 09 de febrero de 2016

La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

I Reyes 8, 22-30
Salmo 83
Del santo Evangelio según san Marcos 7, 1-13

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia del día, Hoy martes 9 de febrero de la 5ta semana del tiempo ordinario. Hemos leído del texto de Reyes un relato donde Salomón tomó consciencia de algo, Dios se manifiesta en la creación, los espacios, el tiempo, por tanto Salomón maravillado le expresa a Dios la gratitud por su grandeza en el templo, que no es otra cosa que querer estar cercano a nosotros, de estar próximo a nuestras vidas, Salomón aprovechando la gracia de que Dios quiera estar cerca de nosotros y de nuestra vida, le dice “escucha la oración de todos aquellos que han querido estar aquí, responde a sus necesidades”, una grandiosa oración.

Pero el Evangelio muestra a Jesús en medio de los escribas y nos pregunta qué creen ustedes es lo que más nos acerca a la realidad salvadora de Dios? Los judíos tenían la ley que garantizaba la vida eterna, una vida feliz, con dignidad, por ejemplo el año de gracia o del jubileo era una ley que garantizaba que no hubieran pobres entre ellos, distribuyendo las tierras, las riquezas, perdonando las deudas y liberando a los esclavos, esta ley del año de gracia permitiría que cada uno de los pertenecientes al reino viviesen una vida con dignidad y bendición. Jesús toma como ejemplo el mandato de honrar padre y madre, una ley que garantiza la unidad familiar, así de ninguna manera ningún niño sería abandonado, ningún anciano viviría indignamente, una ley garantiza la bendición de Dios, su amor entre nosotros, pero pregunta Jesús ¿qué hemos hecho nosotros? Y la respuesta es vivimos una religiosidad que no necesariamente es voluntad de Dios, nuestros intentos religiosos responden a puras conveniencias personales e individuales, hemos olvidado qué en la religión de Dios, acercarnos a Él tiene como centralidad la vida y dignidad de las personas y los seres humanos.

Es como si Jesús nos gritara: por eso la salvación de Dios no es operante, su presencia no es eficaz en nuestras realidades, porque nos hemos inventado una religiosidad paralela a la voluntad de Dios. Es real que la salvación de Dios ya se dio en la persona de Jesús, pero no vemos sus bendiciones, no parecemos amados, vivimos como condenados, sencillamente porque no nos adherimos a Él, no somos sus discípulos, no construimos el reino; solo construimos pseudo-espritualidades, que no se parecen en nada a la idea de Jesús.

Oremos… Señor este día reconozco ante ti, que he construido una vida muy cómoda, sin muchos compromisos, sin que implique la vida misma, por eso tal vez alrededor de la familia no podemos experimentar que tú nos amas, que tú nos bendices continuamente, yo quiero hoy reconocer mi responsabilidad en esto, parte de mi culpa, quiero abrirme libremente al cuestionamiento que tú me haces, por qué no vive mi familia, comunidad, parroquia una vida de bendición, ha sido echada al desastre la gracia que me das, no he tomado en cuenta vivir el estilo de vida que tú me propones, te pido Señor que me des consciencia de lo que puede hacer el Evangelio, que transforma realidades, que si me adhiero a ti, a tu forma de pensar, experimentaré lo cercano que Dios está en medio de nosotros, te alabo y te bendigo Señor porque estás en medio de nosotros.

Alabado sea, Jesucristo!!!

La Buena Noticia del Día, Lunes 08 de febrero de 2016

La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

La Buena Noticia del Día

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas del día
Lectura del primer libro de los Reyes 8, 1-7.9-13
Salmo 131
Del santo Evangelio según san Marcos 6, 53-56

Bienvenidos hermanos a recibir esta buena noticia, hoy lunes 8 de febrero de la 5ta semana del tiempo ordinario.

Hemos leído en este día el Evangelio de Marcos, estos versículos pertenecen a una gran perícopa que narra la multiplicación de los panes, la travesía del Jesús por el mar de Galilea, en esta  narración, la intención es comparar la actitud de la gente sencilla con los discípulos, “lentos de corazón”.  Pero la Iglesia tiene una intención especial al comparar estos cuatro versículos leídos hoy, con la primera lectura.

Cuenta la primera lectura que Salomón construyó  el Templo, dentro construyó el lugar santo, allí colocó el arca de la alianza, era el símbolo de la presencia de Dios que garantizaba la vida…

Ver la entrada original 433 palabras más

La Buena Noticia del Día, Viernes 05 de febrero

La Buena Noticia del día ha abierto su propio blog, puedes seguirlos en http://labuenanoticiadeldia.wordpress.com

La Buena Noticia del Día

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:
Eclesiástico 47, 2-13
Salmo 17
Del santo Evangelio según san Marcos 6, 14-29
Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, viernes 5 de Febrero de la 4ta semana del tiempo ordinario. Continuamos leyendo con toda la Iglesia el Evangelio de Marcos, les conté que estamos en una sección que se llama la sección del pan, una sección muy linda que tiene como tema fundamental la confesión sobre quién es Jesús, todos tendrán que dar una respuesta; ante la persona de Jesús todos tenemos que tomar una posición, la intención de Marcos es que nosotros nos alineemos con la posición de Pedro donde afirmemos que Jesús es el Hijo de Dios.
 
Hoy le tocó responder a Herodes, el promotor de las estructuras que generan inequidad, uno que roba la dignidad humana; para Herodes Jesús es, un personaje del pasado, pero…

Ver la entrada original 726 palabras más

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Jueves 04 de febrero de 2016 de la cuarta semana del tiempo ordinario

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura del primer libro de los Reyes 2, 1-4.10-12
Salmo 1 de Crónicas 29, 10-12
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 6, 7-13

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, jueves 4 de Febrero del año 2016. En el libro de los reyes, su autor, el joven rey Josías llevó a cabo una reforma religiosa en el pueblo de Israel y lo unificó aprovechando la crisis política de su tiempo, hizo la gran reforma teológica que tuvo como resultado final lo que llamamos la historia deuteronomista y desde esta lectura del primer libro de los Reyes se  pueden ver unos principios básicos:  en la lectura de hoy David hace  a su hijo sucesor del reino; por ejemplo seguir las leyes del Señor para garantizar la vida, la prosperidad, el éxito y sobre todo para garantizar la presencia de la dinastía de David en el trono. David el rey le dice a su hijo ánimo, sé un hombre, para todas esas teocracias antiguas el rey era como un dios, pero esto no sucedía en el reino de los israelitas, el rey en el pueblo de Israel es un hombre, en este pueblo todos los líderes políticos y religiosos del pueblo de Israel tienen una categoría bastante clara, son seres humanos, son hombres, por tanto David le dice a Salomón no se te olvide esto, eres un hombre, el rey es sólo Dios. Por tanto se resalta la humanidad misma, las dimensiones de lo humano son las que nos acercan a la divinidad de nuestro Dios. 

Otra afirmación que me llama mucho la atención de la primera lectura es que “David se durmió con sus padres”, esto significa que David a pesar de sus errores y su pecado, caminó el camino del Señor, confió siempre en el Señor, él siempre estuvo de su mano.

En el Evangelio Jesús deja una carta muy clara a sus discípulos, nos expone las obligaciones de los discípulos misioneros, a continuación algunas características que nos llaman la atención sobre el mensaje de Jesús:

·         Todos deben ser misioneros, todos van a la misión, un discípulo va a la misión con Jesús, se entiende así mismo como misionero del reino, es el sentido más elevado y exaltado del discipulado, por tanto este relato de la misión abre paso a una sección muy linda en el Evangelio de Marcos, la sección del pan, va hasta el capítulo 8, 30 y ahí se divide el Evangelio en dos luego de una afirmación de Pedro sobre quién es Jesús. La parte más introductoria a esta sección del pan es todo este relato sobre la misión que nos muestra las características de los misioneros.

·         La característica central de un misionero que nos quiere mostrar Jesús, es que en los discípulos de Jesús va a obrar el mismo poder que obraba en Jesús para realizar esos prodigios; prodigios que manifiestan la presencia del reino que ya está aquí, reflejado en las obras y los milagros de Jesús. Un discípulo tiene esa fe, ese convencimiento, yo me cuestiono esto porque será que yo si tengo esta fe, creo en lo que realmente dice la Palabra de Jesús, las mismas cosas maravillosas a anunciar el Evangelio?

·         Todas estas acciones extraordinarias que acompañaban a Jesús y luego a sus apóstoles,  esta manera de proceder, en el nombre de Jesús, se hace en medio de una pobreza de recursos; es el comienzo de la sección del pan, el único recurso necesario es Jesús mismo, el recurso es Él, esto es muy importante, a veces nosotros cuando vamos a salir a la misión a realizar una obra evangelizadora pensamos mucho en los recursos, nos olvidamos de que el recurso es Jesús mismo; pensamos mucho en todo lo que debemos adornar la misión, olvidando que Jesús es suficiente para hacer su obra evangelizadora, no estoy diciendo que los otros recursos sean malos, que las luces y sonidos no sirvan, pero Jesús es el único recurso necesario, Jesús es suficiente por sí mismo.

·         Los discípulos invitan a la conversión, pero ya no en términos del AT, no. Es muy claro dentro de los Evangelios y en Marcos cuando hablamos de conversión estamos hablando de adhesión a la persona de Jesucristo, la Iglesia y las comunidades que surgieron después de la experiencia de Pentecostés predican es la adhesión a la persona de Jesús, sus opciones, su manera de ser, su forma de vivir, la conversión no consiste en dejar un pecadito, es la verdadera adhesión a la persona de Jesús.

·         Jesús afirma en estas recomendaciones que todo discípulo es misionero, no es que unos sean y otros no, todos los que somos discípulos tenemos que hacer misión.

·         Para Jesús el ser misionero es todo un estilo de vida, un misionero tiene un estilo de vida reducido a lo esencial, la persona de Jesús, porque a veces salimos a una misión y hablamos de todo menos de lo esencial que es la persona de Jesús, hablamos de muchas cosas religiosas pero nada de Jesús, de su estilo de vida, un misionero se reduce a eso.

·         El misionero es una persona absolutamente confiada y apoyada en el Señor, esta es una característica del misionero, de su ser, tiene su apoyo absoluto en el Señor, no se apoya en nada más.

·         Un misionero es un servidor de la Palabra, no es un servidor de intereses personales, no se sirve así mismo, está al servicio de la Palabra, la manera cómo actúa está al servicio de la Palabra de Jesús.

·         Un misionero tiene coherencia con la Palabra que predica, no está distanciada ni divida su predicación con la vida que lleva.

·         El estilo de vida de una persona misionera, es que es arriesgada, sin miedos, es una persona valiente, nada hipócrita, nada de jugar papelitos, se trata de un valiente que desenmascara el mal, le hace frente al mal que oprime y crea injusticias, esclaviza. Por ser cristianos bautizados se nos exige ser misioneros.

Ora conmigo hermano al Señor… Jesús, gracias por llamarme a mí también, gracias por elegirme a mí también, gracias por darme el poder de tu Espíritu que me sirve para ser misionero, para llevar tu mensaje y presentarte a ti, gracias por el fuego de tu Espíritu que me ayuda a hablar de ti, presentarte a los otros con pasión y fascinación. Bendito seas Señor porque me has dado este encargo que produce hombres nuevos y comunidades nuevas, gracias por permitir que mi vida tenga sentido al proclamar el reino, porque ser misionero es hablar de ti, gracias porque el ser misionero tú imprimes en mí un carácter, una manera de ser, es posible que seamos como tú eres, es posible por la acción poderosa del Espíritu Santo en nosotros, gracias por contar conmigo, ayúdame a tener una fe poderosa en ti, para que cuando yo hable, hable Palabra de Dios, que te dé a conocer realmente como tú eres, que mi vida, mis comportamientos, mis conductas hablen de ti, has posible este proyecto misionero en mi, aquí estoy Señor para ti.

Alabado sea, Jesucristo!!!

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Viernes 29 de enero de la tercera semana del tiempo ordinario

 

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura del segundo libro de Samuel
Salmo 50
Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 4, 26-34 

Bienvenidos hermanos a la buena noticia de hoy, viernes 29 de Enero de 2016. Hoy la liturgia nos trae un suceso especial, parte de la historia del rey David. La Palabra nos había presentado unos aspectos de la persona del rey David muy distintos, un hombre bastante fuerte en su fe, con gran calidad en su oración, un hombre de alabanza, adoración y entrega en su vida al Señor, pero hoy nos presenta la Palabra algo totalmente diferente, un hombre envuelto en el mal, convertido en una persona injusta, hipócrita y hasta asesino, es terrible el texto que hemos escuchado, cómo pueden surgir, desde un mismo ser,  tantas cosas para el bien y para el mal, la pregunta que nos hacemos es ¿Qué vamos a hacer? David es una figura de la humanidad y del pueblo de Dios, de nuestro ser mismo, no somos ángeles, no nos caímos del cielo, tampoco la Iglesia está compuesta por ángeles, las comunidades tampoco lo están, somos seres humanos, con posibilidades para el bien pero también para el mal, eso nos horroriza, sí, ciertamente horroriza cómo un hombre como David puede llegar a hacer esto que hoy nos dice el texto, cometer semejantes injusticias. Me llama la atención la comparación que se hace de Urías y David, Urías un hombre de principios, sabía cuáles eran las leyes y las cumplía, un hombre en guerra no podía tener relaciones sexuales con su esposa, por eso Urías por respeto a su pueblo, sus costumbres y su ley, se queda en la puerta, afuera, pero en cambio David, el rey, hace otra cosa totalmente diferente. Entonces uno piensa a qué nos aferramos o a qué nos agarramos si el que creemos que tiene el Espíritu, el ungido que ha recibido tanto de Dios, obra como obra?

Pero la actitud de David se conecta con el Salmo responsorial, lo de David no quedó ahí, continúa con el relato de este salmo 50 que nos acompañará en los viernes de cuaresma, él se sigue abriendo a la acción de Dios, a la misericordia de Dios, reconoce su situación y sabe que lo único que puede hacer es abrirse a la acción de Dios para que actúe en su vida.

En el Evangelio de Marcos se nos narra una parábola que sólo tiene este evangelista, una parábola que HABLA DE Jesús, Él ha comenzado a anunciar la presencia de Dios en nuestra vida, la necesidad de que el bien se imponga sobre el hombre mismo, pero esta acción acompañada de la fuerza y del poder del Espíritu a dónde lo está llevando? Claramente Él sabe que lo está llevando a la cruz, al fracaso, entonces Él se pregunta qué puede hacer de más, debí obrar de otra forma, acaso lo que he emprendido no lo he hecho bien? Debiera hacer algo más?  Y así como a Jesús, nos pasa a nosotros, hacemos obras, abrimos el corazón, tratamos de ser buenos, pero por mucho que hagamos, las cosas no se dan, entonces nos preguntamos lo mismo que Jesús, ¿entonces qué debo hacer? Pero hermano, no se preocupe, no es problema de eficiencia, el resultado no depende de la eficiencia de nuestras acciones, nos dice Jesús, entendamos que es precisamente así como surge el reino de Dios entre nosotros, es como una semilla que viene el sembrador a sembrarla, compra la mejor, hace los surcos, abona y pone interés en la tierra, ya el agricultor hizo lo que podía, ya a quién le corresponde seguir? A la semilla misma que tiene su poder internamente; empieza a crecer, surgen ramas, comienza a dar flores y frutos, la semilla misma tiene su potencia. Jesús dice así es el reino de Dios entre nosotros, tenemos que hacer nosotros lo posible pero ya no depende de nuestra eficiencia porque la acción de Dios en la vida y la historia de la humanidad depende de Dios mismo, el reino de Dios es obra de sus manos, no es una obra humana, así nos parezca muy difícil de entender que no depende de nosotros. Esta parábola es un llamado total a la confianza en el Señor, nos preocupamos por hacer cosas súper eficientes, eso está bien, San Ignacio nos decía “haz todo como si dependieran de ti y deja las cosas como si dependieran de Dios”, pero tenemos que confiar de una manera tal como si las cosas dependieran de Dios, nos preocupamos exageradamente en las cosas que hacemos, no dormimos, le entregamos la tranquilidad a un problema, nos preocupamos exagerado, rabiamos, cambia nuestro carácter, tratamos mal a los otros y no entendemos que hay que dejar actuar a Dios en la vida, todo tiene tantas explicaciones, haces lo posible por criar a un muchacho, darle una vida de dignidad, pero no todo depende de ti, deja que Dios actúe, Dios está haciendo en tu vida, igual que cuando yo vengo y les predico y les presento el Evangelio, trato de hacerlo bien, pudiera hacerlo mejor, hablar mejor, preparar mejor todo, pero al final el que hace la obra es el Señor, parece inútil que hagamos esfuerzos porque en el trabajo las cosas salgan bien pero a veces no funcionan así, recuerda que Dios actúa y el resultado final de la vida no depende ti, depende de Dios.

Por eso tiene sentido trabajar, tiene sentido hacer las cosas bien porque detrás de eso Dios está haciendo su obra maravillosa, sí vale la pena luchar por nuestra comunidad, luchar por la Iglesia, pues al fin y al cabo todo depende de Dios que es quien está actuando, esto me parece maravilloso, sigamos esforzándonos, sigamos trabajando, porque el resultado final depende de nuestro Dios, Él nos ama y está a favor nuestro. 

Oremos: Hay un salmo que pregunta de qué vale tanto fatigarnos y esforzarnos si Dios nos da gratis lo que necesitamos para vivir, dile al Señor que pones en sus manos eso por lo que tú has luchado tanto, algo puede ser la familia, el trabajo, un proyecto, el carácter mismo de la vida, usted le ha puesto mucho a eso y no ha visto los resultados suficientes, hoy llegó la hora de confiar, dile al Señor que llegó la hora de comprender que Él saca tu vida adelante, Él la empuja, llegó la hora de entender que yo no soy el centro de mi propia vida sino que eres tú Señor, me llegó la hora hoy de confiar, por eso Señor yo he querido tanto este proyecto, esta situación pero ahora comprendo que debo confiar en ti, abandonarme en ti, lo hago, abandono en ti esto en lo que me he esforzado tanto, te lo entrego, está en tus manos, lo he tratado de hacer de la mejor manera pero lo pongo en tus manos, ya hice lo que tenía por hacer pero lo dejo en tus manos, no quiero perder mis motivaciones y desanimarme porque tú sostienes mi vida, yo lo quiero creer hoy, por eso esta situación te la entrego a ti, muestra en ella tu poder, tu fuerza, tu grandeza, yo te alabaré por siempre y te daré gracias, hoy decido confiar en ti y creer que tú actúas en mi favor.

Alabado sea, Jesucristo!!!

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Jueves 28 de enero de 2016

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura del segundo libro de Samuel 7, 18-19.24-29
Salmo 131
Del Santo Evangelio según San Marcos 4, 21-25

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy, jueves 28 de Enero, en su emisora Minuto de Dios, la señal del cielo. Hoy la liturgia con el evangelista nos trae dos hermosas parábolas de Jesús, dos frases que llenan de sentido toda nuestra vida y el mensaje mismo de la Palabra, estas dos frases son:

“nadie trae una lámpara para esconderla”   El evangelista san Marcos le ha dado un sentido grandioso a estas dos frases de Jesús, con estas parábolas Jesús hablaba de Él  mismo. Jesús nos está invitando a que lo acojamos y no lo despreciemos, ÉL es la lámpara que vino y se trajo, vino la luz del mundo, unos la recibieron, otros no, quienes la recibieron obtuvieron el poder de ser hijos de Dios, nos dice san Juan. Jesús nos dice que Él ha venido a iluminar tu vida y cómo es que nosotros no lo vamos a aceptar, como vamos a  arrinconar esta luz. Con  estas palabras Jesús expresa la necesidad de ser acogido, viene a pedirnos que aprovechemos este regalo de Dios para iluminar nuestras vidas, entonces cómo no lo aprovechamos y acogemos, como tú vas a despreciar a Jesús que es la luz sobre tu vida, cómo vas a arrinconar y no dejarás que esa luz arda en tu vida, Él quiere que lo percibas, que lo acojas y lo aceptes, no se rendirá en este propósito, llegará hasta la muerte por el propósito de llegar hasta ti, lo que te está gritando Jesús es acógeme, acéptame, lo que necesitas es una luz en tu vida, Jesús quiere implicarse y meterse en nuestra historia, por eso nos dice “deja que mi luz te penetre”. Entonces porque tú no te metes en su Palabra, Jesús te dice ábreme rincones más amplios, genera en tu vida espacios para conocerme, comprenderme, déjame estar cerca de ti, Yo puedo traer mucha bendición y fruto a tu vida es lo que nos dice Jesús, es como un ruego para que nosotros lo aceptemos.

“con la medida que mides serás medido”

Jesús dice acrecienta la medida que tengo en ti, vacíate, estás lleno de tantas cosas que no hay espacio para mí, Yo te llenaré de mí, de buenos frutos, de vida, de consciencia, déjame que yo te llene. Hermanos, esta es la invitación de la Palabra, ábrete al misterio de Jesús, aumenta tus deseos de escucharle, aumenta tus espacios de encuentro y reflexión, ve a la escuela Didajé, ve a la Eucaristía todos los días, ve a los retiros, encuentros, conciertos que abrimos para esto, no ahorres esfuerzos o tiempos para que te llenes más de Dios, entre más abras tu corazón a tu Dios más se te dará, por eso trata de reconocer el alcance de sus Palabras, trata de comprender y reconocer en tu vida el don de Dios para ti, no despreciemos a Jesús, eso es lo que nos está diciendo en estas dos Palabras tan sencillas, no se trae una lámpara para apagarla, con la medida que midas se medirá, si usted se abre  con espacios grandes para tu Dios tu vida será una vida de bendiciones, no te cierres a la presencia de Dios en tu vida.

De esto nos habló también el segundo libro de Samuel, 7, 18-29, esta oración la trae David, una oración muy sencilla donde David manifiesta su alegría, se manifiesta estupefacto por lo que Dios ha hecho por él, y le dice al Señor, ¿Quién soy yo? ¿Quién es mi familia? ¿De dónde salí? ¿Yo qué hice por ti? Nada! Me has engrandecido a mí y al pueblo de Israel, porque me has hecho con el pueblo tu pertenencia más preciada, te has hecho Dios para nosotros, mi vida está llena de conmoción por ello, por la iniciativa propia que has tenido en mi vida, dice David en su oración. Está conmovido porque no es nadie para que Dios lo haya tomado como su pertenencia más preciada, así mismo con Jesús usted y yo podemos orar de la misma manera.

Ora conmigo, dile al Señor: reconozco en este momento que yo poco me he abierto a ti, te doy sobras de tiempo, de interés, de amor, de predilección, tú no ocupas el primer lugar en mi vida, mi interés mayor no eres tú, no lo puedo negar, no brillas con más fuerza y ardor en mí porque yo te cierro espacios, porque no me he abierto lo suficientemente a ti; reconozco tu deseo de estar cerca de mí, por poner tu luz dentro de mí, por hacerme brillar con tu luz y resplandecer con ella. Hoy tomo consciencia de ello escuchando la oración de David, estoy asombrado, mi corazón se quebranta, cómo te he negado de espacios, de momentos, cómo no te he puesto en el primer lugar, y tú lleno de deseos y de intención de llenar mi vida con tu presencia, Señor te bendigo y te alabo por eso, quién soy yo, quién es mi comunidad y mi Iglesia para que tú quieras brillar con tanta fuerza, para que quieras habitar en medio de nosotros de una manera tan maravillosa, me quebranto ante ti y reconozco que no te rendirás  hasta que yo no me rinda, te ofrezco este espacio para ahondar en tu Palabra, haz lo que te gusta hacer, lléname con tu luz y lléname del resplandor de tu vida, entonces yo viviré en la felicidad, en el amor y la confianza, gracias por tu gloria y tu bondad, hoy te acoge mi vida y te reconoce, canto alabanzas a ti y te doy gracias porque no hay nadie como tú, a ti Señor la gloria por siempre. Amén.

Alabado sea, Jesucristo!!!

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Miércoles 27 de enero de 2016

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura  del segundo libro de Samuel 7, 4-17
Salmo 88
Del santo Evangelio según san Marcos 4, 1-20

Bienvenidos hermanos a esta buena noticia de hoy miércoles 27 de enero de la tercera semana del tiempo ordinario. Hoy la liturgia de la Iglesia continúa leyendo con nosotros el libro de Samuel. Nos cuenta el texto que David conquistó Jerusalén, como ciudad neutral y la constituye el centro de su reino, trasladó allí el arca en medio de júbilo, fiesta, solemnidad, para que el Señor estuviera en medio de las decisiones del reino como centro, pero además de esto le quiso construir un templo, pero el Señor a través del profeta Natán le dice, Yo soy el Señor de la historia, YO estoy en los acontecimientos, en el cosmos, en el mundo, cómo vas a pretender que esté en un espacio único, encerrado; Yo soy el Señor de la vida, estoy en la vida, y no en un lugar. Y el Señor le dice ve a enfrentar tus luchas, tus proyectos, conquista, que yo estaré contigo en tu historia, en lo que emprendas, en tus luchas, en lo que tengas que hacer yo estaré contigo, te llenaré de paz, haré que te vaya bien, haré que seas victorioso en todo lo que emprendas, vive la vida porque yo soy el Señor de la vida misma, de la historia, otro será quien construya un templo.

En el Evangelio de Marcos el relato nos cuenta que Jesús se sentó, los que se sientan son los maestros y los discípulos se sientan alrededor de Él, a la orilla del lago, este no es tanto un lugar geográfico, nos invita el evangelista a que nos hagamos la imagen de un paisaje muy bonito, sino a que entendamos la orilla como la vida, así nos dice que Jesús se sienta a enseñar en medio de la historia de unas personas, un pueblo, en medio de la vida. Les enseña en parábolas y al final les dice “el que tenga oídos para oír que oiga”. Las parábolas eran comparaciones impactantes, chocantes, que impactaban la vida de quienes la estaban escuchando, pero Jesús no las decía con el ánimo de excluir a alguien o condenarlo, no queriendo decir el que lo entendió lo entendió y el que no pues mirará; es una invitación a que nosotros profundicemos en su doctrina, su enseñanza. La parábola es una invitación a que te metas en la esencia de Su enseñanza, a lo que conlleva esa parábola.

A Dios sólo se le escucha. Nosotros qué tenemos de nuestro Dios? pues su Palabra, hay muchas apariciones y cosas beatíficas, para Dios no hay nada imposible, pero a Dios esencialmente se le escucha en su Palabra, el ánimo de la parábola no es que no escuchemos a Dios sino a que profundicemos en el mensaje y el misterio que trae, a que hagamos un esfuerzo por ir más allá de la apariencia de lo que dice.

Entonces esta parábola del sembrador loco, así la quiero yo llamar, es una parábola que habla de Jesús mismo, Jesús habla de Él, de lo que siente, lo que tiene en su interior, lo que siente acerca de su propio trabajo, de la misión que emprendió, de su sentir, habla de Él, es una parábola muy hermosa, nos dice la parábola que es como un sembrador loco, no es uno común y corriente, qué hace un sembrador? Pues va y presta una platica al banco, se compra la semilla, hace una arado, le echa abono y alimenta de agua el surco, toma la semilla que seguramente es costosa y luego la siembra, pero con Jesús no, qué sembrador toma una semilla bien costosa y la tira por cualquier parte del camino a donde caiga, cómo así? Esto es chocante, no es lo común, va tirando semilla y donde cayó, cayó, hace este trabajo contracorriente, en contra de todas las posibilidades y que todo está en contra de un buen resultado. Así Su vida. Sabe que terminará siendo crucificado. Pero  lo importante de la parábola radica en que Jesús muestra su confianza absoluta en Dios. Frente a toda desesperanza, a toda imposibilidad de que su proyecto salga adelante, confía que esta tarea que ha asumido Dios la llevará a buenos resultados y produzca el 100%. Qué va a producir una semilla que se tira en cualquier parte? Nada bueno saldrá de eso, pero Jesús sí está convencido de por la acción de Dios en la historia, pasará algo muy bueno. Él se sabe hijo de Dios, se sabe amado, respaldado, aunque esa obra de Él, esas palabras y motivaciones, esa propuesta del reino parezca tan traída de los cabellos, confía en que Dios sacará adelante este proyecto.

Te invito hermano a que ores conmigo, te invito a que le presentes al Señor algún proyecto, tarea o trabajo que tengas, si estas construyendo una familia y ves imposible darle a tus hijos una formación cristiana, o sientes que en tu matrimonio, tu proyecto de familia, tu comunidad o Kvoinonía no salga adelante porque hay muchas oposiciones y obstáculos, preséntaselo al Señor. Dile al Señor yo te reconozco como el Señor de la historia, yo te reconozco como el Señor de mi vida, tú estás actuando en mí, lo quiero creer, díselo a papá Dios, yo quiero creer que estás conmigo en estos momentos que estoy viviendo, yo quiero creer que tú estás conmigo en la realización de este proyecto, sacando este matrimonio adelante, este negocio, ejerciendo esta profesión, tú estás conmigo, a veces parece Señor que lo que hacemos caiga en una tierra improductiva, yo quiero creer en ti, en tu Palabra de que estás conmigo, que se está haciendo tu perfecta voluntad en mi vida. Tendré buenos resultados porque tú Señor estás conmigo, estás presente en mi vida, quiero atreverme a vivir, a sacar mis proyectos adelante, quiero atreverme a ser alegre, a ser feliz, a comenzar todos los días así todo esté en mi contra, así parezca una bobada, así nada tenga sentido, tú eres el dueño de mi vida, de mi historia, todo en mi vida tiene sentido por ti, mi trabajo, mi familia, mis labores, mi actuar tiene sentido por ti. Amen.

Alabado sea, Jesucristo!!!

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Viernes 22 de enero de 2016

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Samuel 24, 3-21
Salmo 56
Del Santo Evangelio según San Marcos 3, 13-19

Hoy es viernes 22 de enero de 2016, segunda semana del tiempo ordinario. Nos corresponden nuevamente el libro de Samuel, desde este texto uno nota que se nos plantean  dos estilos de vida, dos maneras de ser humano, el de Saúl y el de David, más que dos protagonistas están enfrentados dos maneras de vivir la vida, miren el estilo de ser de David, su manera de pensar, su conducta y decisiones, con ellas muestra quién es Dios para él y quién es él para Dios; sin duda estas actitudes muestran que cree profundamente en la acción providencial de Dios, él cree que Dios interviene a tiempo su vida para defenderlo de alguna manera, se cree amado; por lo tanto David no es una persona de estas que se abre camino destruyendo a los otros, aprovechando “un papayazo” que le den, no se abre camino pasando sobre la ruina de los otros. En cambio Saúl abre caminos con respecto a sus conveniencias, si hay que destruir una vida pues la destruye, si hay que hacer lo que sea pues se hace con tal de conseguir lo que se desea. Pero así no actúan los que confían en Dios, así no es David quien sabe que Dios abre las puertas sin forzarlas, él está en las manos de Dios, por eso no hay que forzar los acontecimientos, este es el estilo de vida de David… cuál es tu estilo de vida y proceder en el mundo? ¿Cómo Saúl o como David? Esto es lo que da cuenta realmente de nuestra fe. Dios es providente, Él me abre caminos, no soy yo quien los abre pasando por encima de los otros, piensa en esto cuando tengas que tomar decisiones vitales, nos expresamos con la certeza de que Dios está con  nosotros y va delante abriendo caminos?

 En la lectura de Marcos, hay muchos puntos para reflexionar:

  1. En primer lugar nos referimos a unas frases claves, lugares geográficos que no son más bien lugares teológicos, subió “al monte” y eligió “doce”, antes ya el Evangelista había pasado por otros lugares, “el mar”, “el desierto”, estos lugares hacen referencia a las experiencias del AT, fue en el monte Sinaí donde Dios hizo el pacto de la alianza con su pueblo, fue desde allí donde Israel comenzó a ser el pueblo de Dios, allí el Señor se comprometió a que Él sería Dios para ellos y ellos serían su pertenencia más sagrada; Jesús al subirse al monte y elegir a 12 de los que quiso llamar nos hace alusión a que Jesús comienza un nuevo pueblo de Dios, con Él se configura una nueva alianza para siempre. Somos comunidad, somos el pueblo de Dios, somos la Iglesia. Aunque el texto de Marcos no lo diga directamente, nosotros nos consideramos nuevo pueblo de Dios, llamó a 12, nos llamó a ser comunidad, habría que estudiar bien el AT para entender a profundidad esta característica.
  1. La elección de los 12 está unido como continuación del texto con el que terminó la primera sección, cuando se decidió matar a Jesús, es decir, este pueblo surge desde la cruz, desde la perspectiva de la entrega de la vida, desde la óptica de poner al otro por encima de mí, somos comunidad, nuevo pueblo de Dios pero con la perspectiva de la cruz, el servicio y la entrega por la vida del otro, no es esta cualquier comunidad, los que la conformamos tenemos esto muy claro y presente, estamos allí sirviendo y entregando la vida por el otro.
  1. La expresión: “y llamó a los que le pareció bien”. Esto se clava en el corazón. A nuestro Dios le pareció bien llamarme a mí, dilo para tus adentros, tal vez yo tenga una falsa imagen de mí, pobre imagen, pero Jesús no la tiene, también me eligió, me llamó, no soy apóstol pero también fui elegido, en su libertad Él me llamó a mí, le pareció bien que yo fuera parte de los suyos, realmente esto me engrandece.
  1. Para qué nos llama? tres finalidades muy claras del llamado que presenta el Evangelio:

A. Primero para estar con Él: Implica ante todo intimidad con Jesús, escucha, oración. Implica adheridos a su estilo de vida, proyecto, manera de pensar, vivir, ser. Estar adheridos al mensaje, al Evangelio. Implica participar de su mismo destino, el destino de la cruz, esto es inevitable, creo que la Iglesia tendría muchos menos problemas si antes de incorporarnos a ella somos conscientes de esto.

B. Para ir a la misión. Quiero contarles una anécdota, yo tengo varias clases de amigas en mi barrio, los domingos cuando voy bajando a la Eucaristía me encuentro con el primer grupo de vecinas que me distinguen, ellas van de puerta en puerta con valentía anunciando la Palabra y el Evangelio, sea como sea, y luego llego a la Iglesia y me encuentro con el segundo grupo de personas que me conocen, orando y haciendo el rosario… cuando veo estas dos escenas pienso en esto, quién estará haciendo lo que se debe hacer, las que están rezando solitas en la Iglesia o las que están de puerta en puerta anunciando el Evangelio?

C. Para hacer frente al mal: combatirlo, enfrentar el mal que genera tanta injusticia, pobreza, condicionesde indignidad, esto hay que atacarlo, aquello que genera la violencia, las guerras, los odios, las venganzas y los desprecios, el mal que está afuera y el que está dentro, para esto nos llamó Jesús, para ir a la misión, anunciar constantemente el Evangelio, para estar continuamente tocando corazones, dando testimonio del Evangelio y combatir al mal que hay dentro y fuera de nosotros, nuestro corazón genera mucha guerra, violencia intrafamiliar, pobreza, abandono, esto hay que atacarlo.

Oremos hermanos:  con referencia al texto de David y Saúl el Señor me pone en la mente alguna persona que tenga un enemigo muy grande, alguien que se sienta amenazado por alguna enfermedad o situación,  una enfermedad, el desamor por ejemplo, ore conmigo hermano, y dígale: levántate oh Dios sobre mi situación, déjame ver tu gloria, déjame experimentar tu amor para conmigo, déjame experimentarte cercano, que estás a mi favor, confunde las mentes de los que me hacen el mal, confunde toda fuente de mal y disipa todo enemigo que quiere atentar contra mí. Preséntale al Señor el nombre de tus enemigos y dile al Señor no está en mis manos mi propia vida, está en tus manos, tú la vas a salvar, abrirás caminos de futuro para mí, has que pase esta calamidad que estoy viviendo, díselo con fe, yo me fío de Ti, te entrego mi vida, me entrego a Ti, espero en Ti, muéstrame tu amor y tu bondad, déjame ver tu gloria y haz que pase esta desgracia que estoy viviendo, por eso levántame en victoria, estoy seguro y confiado de que tú Señor diriges mi vida, la llevas de la mano, por eso te presento mi amenaza y mi problema, te alabaré por siempre, mi vida está en tus manos.

¡Alabado sea Jesucristo!

LA BUENA NOTICIA DEL DÍA – Jueves 21 de enero de 2016

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Samuel 18, 6-9
Salmo 55
Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 3, 7-12

Bienvenidos hermanos a esta Buena Noticia de hoy jueves, 21 de Enero de 2016. Seguimos leyendo el libro de Samuel que nos ha metido en la historia de David, una historia de amor, Dios es obviamente el protagonista principal pero también hay otros protagonistas. Quiero hablarles cómo se teje una historia de salvación desde lo humano, todos los relatos que encontramos de la historia de David son realmente muy humanos pero Dios interviene y hace de ellos una historia de salvación.

Uno de los protagonistas es Samuel, el profeta, Dios ha iniciado con él su proyecto de nación que erige como reinado, esta será la maqueta que Dios crea para garantizar la justicia y el derecho, para garantizar que no hayan personas pobres en su nación, que todos vivan con los derechos que les corresponden, que entre ellos haya equidad y justicia, para esto Dos nombra al rey; pero el proyecto que comenzó el profeta Samuel con el rey Saúl se vino a tierra, dureza del corazón del hombre Saúl, quien no pensaba sino en sus conveniencias no lo dejó avanzar en su llamado, se puso como centro de sí y no caminó los caminos del Señor, no erigió su vida desde Dios.

Ahora el profeta Samuel se encuentra un poco desanimado por esto, él también tenía sus esperanzas en Saúl y por eso está amargado, pero Dios mismo lo anima,  le dice ánimo que yo voy a hacer un rey nuevo, por tanto Samuel en medio de su desaliento tiene que obedecer al Señor quien le dice “arranque que tenemos que nombrar a un nuevo rey”, el proyecto con Saúl se truncó, así es la vida, así son las relaciones humanas pero el Señor le dice al profeta no te preocupes, déjate llevar a dónde no sabes, el profeta se deja dirigir y conducir por Dios, su vida de profeta es una vida de discipulado, el Señor lo va guiando, finalmente llegan a una familia de la tribu de Judá y allí el Señor lo comienza a impulsar con el Espíritu y le dice a quién tienen que ungir. Me encanta la visión que tiene Dios, actuando en su plena libertad, desde sus criterios tan distintos y contradictores va generando grandezas y maravillas en la vida del ser humano.

Así actúa Dios (así se comporta Jesús también), en la cotidianidad de nuestra vida, llenándonos de sorpresa, actúa con los criterios de Dios, ve en el corazón del hombre, por esta razón Dios urge a David, pero atentos, el rey todavía no ha caído, el rey sigue vivo, habrá entonces que abrirle camino a David, esto es lo que hará el Señor con su elegido, abrirle los caminos; David pasa de ser un pastor completamente insignificante, era el último de la casa, no tenía ninguna posibilidad, no tenía la herencia del padre, no era el primogénito, estaba designado a pasar desapercibo completamente pero Dios lo ve y comienza a abrirle un camino en la historia; todas las mujeres ahora están fascinadas tan fuerte y valiente pero es porque Dios lo ha llenado de valentía. David es un ser humano común y corriente, con pocas posibilidades pero en el que Dios ha puesto sus ojos.

Ahora, es claro que David está lleno de fe, intuye la presencia de Dios en su vida, Dios está conmigo piensa David y por eso puede enfrentar a un gigante, no sabemos claramente de quien es  el enfrentamiento, si  de nuestro Dios y los dioses paganos caneos que representan a los dioses del gigante Goliat o el enfrentamiento es de David, (lleno de la certeza de que Dios está con él) contra el gigante. Pues de los dos claro.

Nos tenemos que dejar sorprender por esta historia, la de un profeta y la de un hombre en la que Dios ha puesto sus ojos y en la que en la cotidianidad de su vida se  va permitiendo que se realice la voluntad de Dios. Esta es la historia de Dios, del profeta y de David, las tres historias confluyen para darnos una gran enseñanza, en nuestra vida diaria está nuestro Dios para hacer cosas grandes y sorprender nuestra vida con su poder.

En el Evangelio de Marcos se nos muestra un resumen donde hay un protagonista que me llama la atención, las multitudes. En este Evangelio uno puedo hacer un croquis de él; cuando doy clases les presento a mis estudiantes un mapa, el caminar por Galilea y luego la subida a Jerusalén donde se vive la pasión del siervo sufriente, el esquema es muy sencillo, siempre Jesús va adelante, los cristianos son los del camino, quienes siguen a Jesús como discípulos siempre tras Jesús, nadie será maestro, nadie estará adelante, sólo el Señor, quien va a mostrar cómo cada uno debe tomar su puesto, buscar su condición de discípulo porque el maestro es Él; pero además de los discípulos vienen las multitudes, quienes no toman con radicalidad el seguimiento de Jesús, están ahí por sus conveniencias, sin embargo Jesús siempre los atiende, hace milagros en medio de ellos, siempre pone a los discípulos a servir las multitudes; Jesús los sana de sus enfermedades, así sepa Él que no lo van a seguir o que no tomarán un aposición radical de seguirlo a Él, sabiendo incluso que en cualquier momento tergiversarán la vida de Jesús y su mensaje; de las multitudes saldrán muchos demonios haciendo afirmaciones sobre Jesús, pero Él los hace callar, estos demonios quienes quieren tergiversar la vida de Jesús y su mensaje deben callarse.

El llamado es que no podemos ser multitudes, tenemos que entrar en el grupo del discipulado, hay que estar con Jesús, escuchar su palabra, estar en su misión y su proyecto.

Oremos juntos hermanos, dile a Jesús:  yo quiero regalarte mi corazón, que yo sea uno de tus elegidos así como David, mi corazón te desea Señor, yo sé que has puestos tus ojos en mí, sácame de las multitudes, no quiero ser multitud, tómame para que yo encuentre en la cotidianidad de mi vida el rumbo para seguirte, estar en tu proyecto, estar en tu historia de salvación, que esté en todo aquello que quieres hacer la historia, que yo te pueda comunicar, que la gracia comunicada a mi pueda yo comunicarla a otros, que en la cotidianidad de mi vida sea un instrumento de salvación para otros. Mi Señor, yo creo que ahora mismo me estas llenado de la fuerza, del poder de tu Espíritu y que podré vencer los gigantes que día a día tengo que enfrentar, tengo la certeza de salir victorioso porque yo vio mi vida en tu Nombre, bendito seas Señor por eso, a ti la gloria por siempre.

Alabado sea, Jesucristo!!!!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.329 seguidores