Jóvenes comprometidos con Jesucristo

Bienvenid@

Participa en la Generación 1230, tu que buscas a Jesucristo.

Más reciente

La buena noticia del día – jueves 28 de mayo 2015

Isaías 52,13-53,12

He aquí que mi siervo prosperará,
será engrandecido y exaltado,
será puesto en alto.
Muchos se horrorizaron al verlo,
porque estaba desfigurado su semblante,
que no tenía ya aspecto de hombre;
pero muchos pueblos se llenaron de asombro.
Ante él los reyes cerrarán la boca,
porque verán lo que nunca se les había contado
y comprenderán lo que nunca se habían imaginado.

¿Quién habrá de creer lo que hemos anunciado?
¿A quién se le revelará el poder del Señor?
Creció en su presencia como planta débil,
como una raíz en el desierto.
No tenía gracia ni belleza.
No vimos en él ningún aspecto atrayente;
despreciado y rechazado por los hombres,
varón de dolores, habituado al sufrimiento;
como uno del cual se aparta la mirada,
despreciado y desestimado.

Él soportó nuestros sufrimientos
y aguantó nuestros dolores;
nosotros lo tuvimos por leproso,
herido por Dios y humillado,
traspasado por nuestras rebeliones,
triturado por nuestros crímenes.
Él soportó el castigo que nos trae la paz.
Por sus llagas hemos sido curados. Todos andábamos errantes como ovejas,
cada uno siguiendo su camino,
y el Señor cargó sobre él todos nuestros crímenes.
Cuando lo maltrataban, se humillaba y no abría la boca,
como un cordero llevado a degollar;
como oveja ante el esquilador,
enmudecía y no abría la boca.

Inicuamente y contra toda justicia se lo llevaron.
¿Quién se preocupó de su suerte?
Lo arrancaron de la tierra de los vivos,
lo hirieron de muerte por los pecados de mi pueblo,
le dieron sepultura con los malhechores a la hora de su muerte,
aunque no había cometido crímenes, ni hubo engaño en su boca.

El Señor quiso triturarlo con el sufrimiento.
Cuando entregue su vida como expiación,
verá a sus descendientes, prolongará sus años
y por medio de él prosperarán los designios del Señor.
Por las fatigas de su alma, verá la luz y se saciará;
con sus sufrimientos justificará mi siervo a muchos,
cargando con los crímenes de ellos.

Por eso le daré una parte entre los grandes,
y con los fuertes repartirá despojos,
ya que indefenso se entregó a la muerte
y fue contado entre los malhechores,
cuando tomó sobre sí las culpas de todos
e intercedió por los pecadores.

Sal 39

R/. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad

Cuántas maravillas has hecho, Señor, Dios mío,
cuántos planes en favor nuestro;
nadie se te puede comparar.
Intento proclamarlas, decirlas,
pero superan todo número.

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides sacrificio expiatorio.

Entonces yo digo: «Aquí estoy,
como está escrito en mi libro,
para hacer tu voluntad.»
Dios mío, lo quiero,
y llevo tu ley en las entrañas.

He proclamado tu salvación
ante la gran asamblea;
no he cerrado los labios;
Señor, tú lo sabes.

No he guardado en el pecho tu defensa,
he contado tu fidelidad y tu salvación,
no he negado tu misericordia y tu lealtad
ante la gran asamblea.

Lucas 22, 14-20

En aquel tiempo, llegada la hora de cenar, se sentó Jesús con sus discípulos y les dijo: “Cuánto he deseado celebrar esta Pascua con ustedes, antes de padecer, porque yo les aseguro que ya no la volveré a celebrar, hasta que tenga cabal cumplimiento en el Reino de Dios”.

Luego tomó en sus manos una copa de vino, pronunció la acción de gracias y dijo: “Tomen esto y repártanlo entre ustedes, porque les aseguro que ya no volveré a beber del fruto de la vid hasta que venga el Reino de Dios”.

Tomando después un pan, pronunció la acción de gracias, lo partió y se lo dio diciendo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía”. Después de cenar, hizo lo mismo con una copa de vino, diciendo: “Esta copa es la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por ustedes.

Reflexión  

Buenos días hermanos, de nuevo nos encontramos frente al libro de Ben Sira, hoy nos hace mirar la creación de Dios, sus funciones, su diversidad, las secuencias, la estructura de las cosas creadas, para los sabios la creación en todo su esplendor hablaba de una cosa: un Dios que es un ordenador, no se trata de llenar el vacío de conocimiento científico, se trata de que un hombre sensato llega a la conclusión de que hay alguien que ordena, no se trata de una locura, se trata de una gama de funciones y sistemas en todas las obras creadas, es un sistema con una compleja estructura que delata al creador que se encuentra detrás de él, todo nos debería hablar de una inteligencia absoluta y total.

Pero los libros de los sabios, los sapienciales, no se queda allí, dicen que esta inteligencia total nos ama, es nuestro Dios y nos ama, ese punto debería quebrar nuestro corazón y debería determinar nuestra vida, esa es la experiencia de un hombre sabio, estoy en las manos de Dios, mi presente y mi futuro no le son indiferentes, uno va construyendo la vida como resultado de relaciones sociales con otros, así voy construyendo la historia, pero atención, no estamos al azar de las consecuencias de unos actos sociales o personales, esta inteligencia absoluta va dirigiendo nuestra historia y la dirige en el amor, no le son indiferentes a ÉL, nosotros hacemos pero nuestro Dios recompone la historia, Él da la última y definitiva Palabra, todo obedece a nuestro Dios, Él no ha hecho nada inútil, usted y yo vamos cumpliendo un propósito en la vida, en la existencia, aunque a veces nos alejamos de este principio, podríamos ser más felices, piensa en esto que nos dicen los sabios, en la sabiduría de Dios, Él ordena la historia, Él tiene en sus manos nuestra vida, te ama y está contigo.

Todos los Evangelistas tiene un relato resumen de su obra: Lucas tiene a Saqueo, Mateo tiene la crucifixión de Jesús y Marcos nos trae a Bartimeo. Hay un hombre a la vera del camino, los cristianos al principio eran llamados “los del nuevo camino”, nuevas oportunidades, la vida puesta como un caminar, tengo unas metas, voy hacia allá, el cristianismo es el camino del estilo de vida de Jesús, en este pasaje va por delante porque Él es el que nos dirige, lo seguimos a Él. Hay un hombre a la orilla del camino, ciego y limosnero, es ciego porque no se da cuenta de la condición misma que tiene como hijo, no ha podido resolver el sentido de su existencia, sentado, ubicado en una zona de confort, no está construyendo la vida, está vegetando, siendo títere, no empuja nada nuevo, no empuja nueva situaciones, amañado en su situación de mendicidad, mendiga el amor, el progreso, la vida, absolutamente todo, un puesto en el mundo, un puesto entre los otros, ahí está, sentado, ciego y mendigo, la peor condición de un ser humano, pero, ve pasar a Jesús, es muy importante ver la evolución que él le da a Jesús: ve pasar a Jesús de Nazareth, le grita al Mesías, está esperando que resuelva sus necesidades, un Dios que lo mira y resuelve necesidades o situaciones a las que ha llegado de manera absurda tal vez, en tercer lugar le dice Maestro, cuando se pone en posición de discípulo va a lograr vivir una vida diferente, aceptar a Jesús como maestro es aceptar la vida de  discipulado.

Da un salto, deja su capa, con ella deja sus seguridades antiguas, su vieja vida, da el salto que implica Pentecostés, toma algunas determinaciones, la capa es su estado de vida llevado hasta ese momento, deja el pasado que tenía y que lo marcaba, lo que había distinguido su vida y lo que la había conformado lo tiene que dejar, para poderse parar de pies frente a Jesús… el Señor le dice, qué quieres que haga por tí? y él responde: Maestro, que yo vea, pueda distinguir claramente cuál es el papel y la función que desempeño en la vida.

Un hombre que ve, que  sabrá cuál es su función creadora como criatura. Estando frente a Jesús logra esto, para Marcos esto es lo que significa ser cristiano.

Los invito a que retomen los textos y reflexionen sobre cada aspecto, usted hoy es Bartimeo y terminará viviendo la vida en el camino, no al lado, desde su condición de discípulo e hijo de Dios.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – miércoles 27 de mayo 2015

Eclesiástico 36, 1-2. 5-6. 13-19

Míranos y ten piedad de nosotros, Señor, Dios del universo; infunde tu temor a todas las naciones, para que ellas sepan, como nosotros lo sabemos, que no hay otro Dios fuera de ti.

Repite tus prodigios y haz nuevos portentos; reúne a todas las tribus de Jacob, y devuélveles la tierra que antaño poseyeron. Ten compasión del pueblo que lleva tu nombre: de Israel, a quien elegiste por primogénito. Ten compasión de tu ciudad santa, Jerusalén que es el lugar de tu reposo.

Llena a Sión con la fama de tus maravillas y a tu pueblo con tu gloria; cumple las promesas que hiciste a tus primeros hijos, realiza las profecías pronunciadas en tu nombre. Recompensa a los que esperan en ti, para mostrar que tus profetas son dignos de fe.

Por amor a tu pueblo escucha las súplicas de tus siervos; y que toda la tierra reconozca que tú eres el Señor, el Dios eterno.

Sal 78,8.9.11.13

R/. Muéstranos, Señor, la luz de tu misericordia

No recuerdes contra nosotros
las culpas de nuestros padres;
que tu compasión nos alcance pronto,
pues estamos agotados.

Socórrenos, Dios, salvador nuestro,
por el honor de tu nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados
a causa de tu nombre.

Llegue a tu presencia el gemido del cautivo:
con tu brazo poderoso,
salva a los condenados a muerte.

Mientras, nosotros, pueblo tuyo,
ovejas de tu rebaño,
te daremos gracias siempre,
contaremos tus alabanzas
de generación en generación.

Marcos 10, 32-45

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos iban camino de Jerusalén y Jesús se les iba adelantando. Los discípulos estaban sorprendidos y la gente que lo seguía tenía miedo. Él se llevó aparte otra vez a los Doce y se puso a decirles lo que le iba a suceder: “Ya ven que nos estamos dirigiendo a Jerusalén y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas; van a condenarlo a muerte y a entregarlo a los paganos; se van a burlar de él, van a escupirlo, a azotarlo y a matarlo; pero al tercer día resucitará”.

Entonces se acercaron a Jesús Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, y le dijeron: “Maestro, queremos que nos concedas lo que vamos a pedirte”. Él les dijo: “¿Qué es lo que desean?” Le respondieron: “Concede que nos sentemos uno a tu derecha y otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria”. Jesús les replicó: “No saben lo que piden. ¿Podrán pasar la prueba que yo voy a pasar y recibir el bautismo con que seré bautizado?” Le respondieron: “Sí podemos”. Y Jesús les dijo: “Ciertamente pasarán la prueba que yo voy a pasar y recibirán el bautismo con que yo seré bautizado; pero eso de sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; eso es para quienes está reservado”.

Cuando los otros diez apóstoles oyeron esto, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús reunió entonces a los Doce y les dijo: “Ya saben que los jefes de las naciones las gobiernan como si fueran sus dueños y los poderosos las oprimen. Pero no debe ser así entre ustedes. Al contrario: el que quiera ser grande entre ustedes que sea su servidor, y el que quiera ser el primero, que sea el esclavo de todos, así como el Hijo del hombre, que no ha venido a que lo sirvan, sino a servir y a dar su vida por la redención de todos”.

Reflexión  

El día de hoy la Palabra continúa con el libro de Ben Sira, este texto es una gran síntesis de varios temas espirituales: el culto, la profecía y la justicia, pero se destaca hoy la relación que hay entre justicia y liturgia, la parte central la ocupa una afirmación, el culto auténtico es el que realiza un hombre justo, generoso, a quien el Señor recompensará siete veces más. Quién es el que realiza liturgia? pues un hombre justo, generoso, que es capaz de darlo todo. Todo este bloque es muy hermoso porque hace una relación profunda sobre ambos temas. Termina con una súplica por el país de Israel, que afirma que la misericordia de Dios y la justicia se encuentra como las dos caras de la misma moneda, por tanto suplicamos a Dios porque es misericordioso y porque es justo, pero también nosotros para que el mundo crea, practicamos la misericordia y la justicia, estos verbos imperativos que hay en esta lectura (renueva, repite, cumple, danos, escucha) también son para nosotros, para que los practiquemos nosotros, la liturgia no es magia, no es manipulación de Dios, nuestra celebraciones cultuales nunca pueden ser magia o superstición, atentos  las comunidades de la RCC, por eso hemos tenido tantos problemas con nuestra Iglesia, porque volvemos lo sacramental en una cosificación mágica y supersticiosa, Dios responde con gran generosidad a nuestros actos de justicia y compromiso con el otro, a nuestra conversión total a ÉL, en esto consiste la liturgia, la respuesta con gran generosidad a Dios pero acompañada de compromiso, de conversión y de justicia.

En Marcos, Jesús nos pone los requerimientos necesarios para seguirlo, antes nos había hablado de la total entrega o la fidelidad, luego la sencillez como un niño y tercero la opción por la pobreza, una opción obligante, no de miseria sino en la capacidad de dar y de darse sin medida. Luego en este relato Jesús nos habla de dos condiciones más para seguirlo:

  1. La perspectiva de la cruz: tener conciencia de que implica la entrega de la propia vida, Jesús va camino a Jerusalén a entregar la propia vida y a darla por el otro, los discípulos van acompañando pero asustados, se sube a Jerusalén al lugar del drama, del enfrentamiento, de la crisis. Jesús hace un anuncio de su pasión: el tercer anuncio de la pasión, se vislumbra que el camino a la cruz es el mismo que recorre el siervo de Yahvé. En el AT un profeta fue iluminado por el Espíritu y describió a El Mesías que vendría lo haría como el siervo sufriente que nos salvará, en el Evangelio de Marcos Jesús recorre en su pasión el camino del Siervo Sufriente, un camino de salvación.
  1. El servicio por amor: el seguimiento de Jesús, no es para tener puestos privilegiados, no para hacerme más grande, el seguimiento de Jesús no es porque puedo acceder a ciertos beneficios, ni mucho menos para ganarme el cielo o no ir al infierno, eso es impensable. Sino porque ayuda a defender al otro del mal que lo oprime y que atenta contra su dignidad, de eso se trata el texto que estamos leyendo hoy, tener siempre el servicio por amor que no es otra cosa que meterme en la piel del otro, ser solidario con el otro, ser compasivo, meterme en su situación, rescatarlo y ayudarlo a redignificarse.

Alabado sea, Jesucristo!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – martes 26 de mayo 2015

Eclesiástico 35, 1-15

La ofrenda más grata al Señor
es la que ofrece aquel que cumple su ley.
El que guarda los mandamientos
ofrece un sacrificio de acción de gracias,
el que hace favores al prójimo ofrenda el mejor trigo,
el que da limosna ofrece un sacrificio de alabanza.

Apartarse del mal es darle gusto al Señor,
evitar la injusticia es sacrificio de expiación por el pecado;
no te presentes, pues, ante Dios con las manos vacías:
todo esto es mandato del Señor.

La ofrenda del justo enriquece el altar
y su aroma sube hasta el Altísimo.
La ofrenda del justo es agradable a Dios
y su memorial no será olvidado.

Honra al Señor con ánimo alegre
y no seas tacaño al pagarle tus primicias.
Haz tu ofrenda de buena gana
y santifica con gozo tus diezmos.

Dale al altísimo según la medida en que él te ha dado a ti;
dale tan generosamente como puedas,
porque el Señor sabe recompensar
y te dará siete veces más.

No pienses en sobornar al Señor, porque él no recibirá tus dones,
ni confíes en la ofrenda de cosas mal habidas,
porque el Señor es un juez
que no se deja impresionar por apariencias.

Sal 49,5-6.7-8.14.23

R/.Al que sigue buen camino le haré ver la salvación de DiosCongregadme a mis fieles,
que sellaron mi pacto con un sacrificio.
Proclame el cielo su justicia;
Dios en persona va a juzgar. R/.«Escucha, pueblo mío, que voy a hablarte;
Israel, voy a dar testimonio contra ti;
yo, Dios, tu Dios.
No te reprocho tus sacrificios,
pues siempre están tus holocaustos ante mí.» R/.«Ofrece a Dios un sacrificio de alabanza,
cumple tus votos al Altísimo.
El que me ofrece acción de gracias,
ése me honra;
al que sigue buen camino
le haré ver la salvación de Dios.» R/.

Marcos 10, 28-31

En aquel tiempo, Pedro le dijo a Jesús: “Señor, ya ves que nosotros lo hemos dejado todo para seguirte”.Jesús le respondió: “Yo les aseguro: Nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padre o madre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, dejará de recibir, en esta vida, el ciento por uno en casas, hermanos y hermanas, madres e hijos y tierras, junto con persecuciones, y en el otro mundo, la vida eterna. Y muchos que ahora son los primeros serán los últimos, y muchos que ahora son los últimos, serán los primeros”.

Reflexión  

Hoy el libro del Eclesiástico, Ben Sira, su autor, nos empieza a hacer unos interrogantes, será más importante la actitud interna o la externa. Ben Sirá nos comienza a aclarar dos dimensiones en la fe: mis expresiones hacia afuera, el culto, el ritual, pero lo otro que compone mis expresiones de la fe es la vida, vivirla con coherencia, ofrendas sí pero fidelidad a la ley de Dios también, sacrificios sí, pero entregar y dar sin medida también es importante, expiación sí pero acompañada de una conversión profunda, sacrificios y ofrendas sí pero con un corazón alegre, haciendo actos de justicia y velando por los derechos humanos de los más débiles, impulsando los actos de justicia, esto nos dice el sabio Ben Sirá, queda una cosa clara, hay que dar, entregarnos sin medida.

Esto se conecta con lo que dice Jesús, Marcos nos pone a hacernos un planteamiento: cuáles son las condiciones necesarias para seguir a Jesús?

  1. La fidelidad en la entrega al anuncio del Evangelio, al seguimiento de Jesús, a la construcción del Reino.
  2. La sencillez para acoger el Reino: pone de ejemplo a un niño.
  3. La opción por la pobreza: para Jesús un requisito indispensable, no opcional, es asumir la actitud de la pobreza, optar por ella, quien opta por la riqueza pierde la propia vida. Para Jesús la riqueza consiste en acumular, poseer, tener para si, y creer que se tiene la vida por esto, por eso dice no, el Reino trae otra economía, dar sin medida. ¿qué es lo que ha hecho perder la vida de pueblos enteros? la economía del poseer, del acumular y tener para sí, pero Jesús con el Reino propone otra economía, dé sin medida, esto le va a producir plenitud de vida.

Jesús hace un rechazo tajante con esto de las riquezas, quien lo siga tiene que hacer una opción por la pobreza, pero ojo, no como el fruto de un ejercicio religioso de algunos, que hacen un esfuerzo personal, no se puede pensar en la pobreza como una capacidad humana, una ascesis, sino que es un fruto y un don de Dios, de estar junto a Dios, de una intimidad con Dios, de una experiencia del pan, para Jesús la pobreza es el resultado de acogerlo a Él como el pan de Dios, el pan que se da sin medida, quien se da a los otros, no se trata de marginalidad o carencia económica, no, Jesús no estaba hablando de esto, se trata de una opción en la vida que se trata de darse a sí mismo, esa es la definición fundamental del no poseer y de dar sin medida. Esta fue la experiencia del rico que faltaba sólo una cosa en su vida, darse sin medida. Para Jesús esto es una exigencia de seguimiento, quien se crea su discípulo se tiene que meter en esta dinámica, doy sin medida, sin límites, como una opción libre que lleva a asumir unos riesgos: persecuciones, romper unos paradigmas, pero esto es lo que le da plenitud a la vida, a la existencia.

Que la motivación grande sea no poseer, no acumular, que la gran motivación sea darse, dar.

Cuál es la recompensa de esto para Jesús:

  1. La comunidad: podemos vivir el don de la comunidad y salvaremos el don de la vida; dé, sea generoso con el don de la vida, no estamos llamados a retener o estar acumulando porque en esto siempre sacrificamos a alguien; usted no es lo que posee, usted es lo que da, este es el principio de Jesús por excelencia.
  2. La alegría de inaugurar un mundo nuevo: este mundo se nos vino al traste y no avanza por la opción de poseer, algunos quiere tener lo que es de todos, pero si nos metemos en la opción de darlo todo es porque ya pertenecemos a un mundo nuevo.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – lunes 25 de mayo 2015

Lectura del libro del Eclesiástico (17,20-28):

A los que se arrepienten Dios los deja volver y reanima a los que pierden la paciencia. Vuelve al Señor, abandona el pecado, suplica en su presencia y disminuye tus faltas; retorna al Altísimo, aléjate de la injusticia y detesta de corazón la idolatría. En el Abismo, ¿quién alaba al Señor, como los vivos, que le dan gracias? El muerto, como si no existiera, deja de alabarlo, el que está vivo y sano alaba al Señor. ¡Qué grande es la misericordia del Señor, y su perdón para los que vuelven a él!

Sal 31,1-2.5.6.7

R/. Alegraos, justos, y gozad con el Señor

Dichoso el que está absuelto de su culpa,
a quien le han sepultado su pecado;
dichoso el hombre a quien el Señor
no le apunta el delito. R/.

Había pecado, lo reconocí,
no te encubrí mi delito;
propuse: «Confesaré al Señor mi culpa»,
y tú perdonaste mi culpa y mi pecado. R/.

Por eso, que todo fiel te suplique
en el momento de la desgracia:
la crecida de las aguas caudalosas
no lo alcanzará. R/.

Tú eres mi refugio, me libras del peligro,
me rodeas de cantos de liberación. R/.

Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,17-27):

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?»
Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.»
Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»
Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.» A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico.
Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras.
Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por todo el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?»
Jesús se les quedó mirando y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»

Reflexión  

Bienvenidos hermanos nuevamente, hoy volvemos al tiempo ordinario, se acabaron las fiestas litúrgicas con Pentecostés, volvemos al tiempo de la esperanza, ya hemos vivido la resurrección del Señor y en nuestro espíritu habita el Espíritu Santo. Ahora empezamos a vivir la vida nueva en el Espíritu, la liturgia de la iglesia nos ayudará mucho con los textos que escogerá.

El libro del Sirácida, nos trae como eje central de reflexión, cómo relacionarnos realmente con Dios y para ello, desarrollando dos temas: la adhesión a la Ley de Dios y el culto litúrgico a Dios como dos pilares de la unión con Dios. Su autor, Ben Sira escribió después del destierro, y su reflexión trajo una gran revolución a la fe de Israel. Claro que la gran revolución en lo que corresponde al culto y la adhesión a Dios la va a traer Jesucristo.

Antes del destierro, el pueblo a pesar de la inequidad se encontraba en una situación de riqueza y prosperidad. Y organizo el culto de una forma realmente distorsionada, considero que con  sacrificios ostentosos, como sacrificar toros y machos cabríos, derramando muchísima sangre, se lograba un mayor acercamiento a Dios. El pueblo pensaba que el que se comprometía era como el sacrificio, la cosa era la que lograba el acercamiento a Dios, la conversión, no la persona; a mayor costo del sacrificio, pues mayor era supuestamente el perdón, algo horrible. Pero luego del destierro el pueblo entra en una situación de pobreza, y los sacrificios serán más sencillos, llega el autor del libro, Ben Sira y expone una manera diferente de cómo relacionarnos con Dios, una gran revolución en su momento, que luego la mayor la generará Jesucristo, la completa totalmente.

Hoy la lectura nos centró en la pregunta de Ben Sira el autor del Eclesiástico: ¿qué es lo que realmente nos apega, nos une a nuestro Dios? Pues la misericordia del Señor que es grande. Entonces ser misericordioso, es el verdadero sacrificio de alabanza. Ben Sirá dice que  si lo grande de nuestro Dios es la misericordia, por lo tanto el mejor sacrificio de alabanza es ser misericordioso!!! Esto es realmente fue un adelanto muy grande, frente a la  que va a hacer la propuesta de Jesús.

En el Evangelio, viene un rico delante de Jesús, que está interesado en estar unido al Padre, estar apegado a Dios, entonces le  pregunta a  Jesús: Maestro “bueno”,… que bueno sólo es Dios quien todo lo perdona, quien todo lo da, su bondad es esa, pero este hombre identifica a Jesús con Dios, nosotros también hacemos lo mismo, entonces le pregunta qué tiene que hacer. Jesús le dice tienes la Ley, pero este hombre dice que cumple todas las leyes. Ah!! pero es muy rico y  nadie puede hacer una fortuna sin hacer harinas a los demás, Jesús le dice entonces: realmente quieres ser misericordioso como Dios? entrega todo, di no a la injusticia, haz ejercicios de justicia, de equidad, no explotes a nadie, no tumbes a nadie,  comprométete con los más débiles, genera equidad, lucha por los derechos de los otros, entonces estarás en el corazón mismo de Dios, más aún, Dios estará en tu corazón. En la ley lo que hay que hacer es reflejar la bondad y la misericordia de Dios, que es misericordioso, que es bueno, que refleje la bondad misma de Dios, que todo lo perdona, que todo lo da, que es compasivo, que se fija en el humilde, en el que necesita más, que le duele el dolor del otro.

Esta es la revolución de Jesús, no se trata de obedecer una ley por obedecerla, se trata de reflejar a Dios con nuestros actos.

Esto es religión, religarse a Dios, pertenecer a Dios: ser un reflejo de su bondad en el discurrir de un día y una noche.

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – viernes 22 de mayo 2015

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa, a las lecturas de:

Hechos de los Apóstoles 25, 13-21

Salmo 10, 4-7

Evangelio según San Juan 21, 15-19

Ya nos acercamos a nuestra fiesta de Pentecostés, estamos dando por terminado la lectura de Hechos, que finaliza con este episodio que aunque parece no ser importante, es altamente significativo para el  ser cristiano, es uno de los textos que más me agradan, porque acá quedan en evidencia tantas cosas sobre el cristianismo.

El Texto narra que Un rey haciendo entrega de su mandato a otro, hace un comentario: aquí  “no pasa nada grave”, sólo pasa algo sobre un difundo llamado Jesús a quien un hombre llamado Pablo asegura que está vivo, esto es el cristianismo, lo que transformó la realidad de un imperio, una semilla insignificante pero con una capacidad tan grande de transformarlo todo, de influenciarlo todo, al parecer esa semilla no parecía violenta, no amenazaba a nadie, pero es algo realmente diferente, el cristianismo puede romper todo tipo de seguridad, cambiar todo lo que aparentemente parece ser establecido, lo común, es peligroso, muy peligroso, parece que no, no trae como ningún cargo grave para la sociedad y el mundo. pero si, el cristianismo “es peligroso” sobre todo para toda zona de confort, para la indignidad del hombre vista sólo como parte de una cultura, es peligroso para cualquier forma de dependencia y para todo lo que amenaza  la libertad y lo que reduce al ser humano, es una amenaza latente, el error del imperio romano fue pensar que en el cristianismo no había ningún riesgo importante, sabiendo que realmente el cristianismo es vivir el estilo de vida de Jesús, un hombre viviendo al estilo de Jesús como hijo del Padre, viviendo la vida del Padre, a la manera de Jesús, esta es la amenaza más grande para el pecado, la injusticia, la pobreza, la violencia del mundo, la indignidad del ser humano.

La cultura cristiana será posible cuando venga el Espíritu Santo cuando arme Pentecostés y arme la revolución del Reino de Dios. ¿Usted será parte de la cultura Pentecostés?

También nos tocó un texto maravilloso en el Evangelio de Juan, estamos en Pascua todavía… antes de Pentecostés el Señor nos quiere hacer una pregunta: tú me amas? porqué me amas? ustedes qué responderían? Señor te amo porque lo había perdido todo y lo recuperé, te amo porque te quiero obedecer, te amo porque me has hecho muchos milagros? ¿Esto lo aceptará el Señor Jesús? cualquier respuesta no le sirve a Jesús, por eso las de Pedro no le sirvieron, El Señor te pregunta hoy: qué es lo que más amas tú realmente? pero Él te hace una afirmación también, si realmente me amas dos cosas te voy a pedir en tu libertad:

La primera: ama a los tuyos, cuídalos, da la vida por ellos, busca su interés, ayude a cumplir sus intereses y no los tuyos, ama a los otros, da tu propia vida por ellos.

La segunda: si realmente me amas adhiérete a mi ser, identifícate conmigo, déjate guiar por mi, deja que tu vida sea discipulada por mí, deja que yo conduzca tu vida, te llevaré a lugares que tú no quieres ir, déjame que yo te guíe y te lleve de la mano, a Pedro el Señor lo condujo a Roma igual que a Pablo, a transformar la realidad de injusticia y muerte del imperio, a que entregaran la vida para cambiar esto, si realmente me amas tienes que estar dispuesto a entregarme tu vida y a dejarte guiar por mi.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – jueves 21 de mayo 2015

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (22,30;23,6-11):

En aquellos días, queriendo el tribuno poner en claro de qué acusaban a Pablo los judíos, mandó desatarlo, ordenó que se reunieran los sumos sacerdotes y el Sanedrín en pleno, bajó a Pablo y lo presentó ante ellos.
Pablo sabía que una parte del Sanedrín eran fariseos y otra saduceos y gritó: «Hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo, y me juzgan porque espero la resurrección de los muertos.»
Apenas dijo esto, se produjo un altercado entre fariseos y saduceos, y la asamblea quedó dividida. (Los saduceos sostienen que no hay resurrección, ni ángeles, ni espíritus, mientras que los fariseos admiten todo esto.) Se armó un griterío, y algunos escribas del partido fariseo se pusieron en pie, porfiando: «No encontramos ningún delito en este hombre; ¿y si le ha hablado un espíritu o un ángel?»
El altercado arreciaba, y el tribuno, temiendo que hicieran pedazos a Pablo, mandó bajar a la guarnición para sacarlo de allí y llevárselo al cuartel.
La noche siguiente, el Señor se le presentó y le dijo: «¡Ánimo! Lo mismo que has dado testimonio a favor mío en Jerusalén tienes que darlo en Roma.»

Sal 15

R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti;
yo digo al Señor: «Tú eres mi bien.»
El Señor es el lote de mi heredad y mi copa;
mi suerte está en tu mano. R/.

Bendeciré al Señor, que me aconseja,
hasta de noche me instruye internamente.
Tengo siempre presente al Señor,
con él a mi derecha no vacilaré. R/.

Por eso se me alegra el corazón,
se gozan mis entrañas,
y mi carne descansa serena.
Porque no me entregarás a la muerte,
ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. R/.

Me enseñarás el sendero de la vida,
me saciarás de gozo en tu presencia,
de alegría perpetua a tu derecha. R/.

Lectura del santo evangelio según san Juan (17,20-26):

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, oró, diciendo: «Padre santo, no sólo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también lo sean en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. También les di a ellos la gloria que me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno; yo en ellos, y tú en mí, para que sean completamente uno, de modo que el mundo sepa que tú me has enviado y los has amado como me has amado a mí. Padre, éste es mi deseo: que los que me confiaste estén conmigo donde yo estoy y contemplen mi gloria, la que me diste, porque me amabas, antes de la fundación del mundo. Padre justo, si el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. Les he dado a conocer y les daré a conocer tu nombre, para que el amor que me tenías esté con ellos, como también yo estoy con ellos.»

Reflexión  

Hoy el libro de Hechos nos habla de un acontecimiento que se lee en paralelo con otros textos: Es Pentecostés del año 57. Al parecer “alguien” quiere oponerse a la predicación de Pablo, quien va al templo a orar pero se encuentra con los fariseos y saduceos quienes lo acusan de predicar en contra de los principios judíos, pero vemos como la acción del Espíritu pone en ridículo a los que tratan de oponerse a la buena noticia del Evangelio, es un texto medio sarcástico, con algo de humor negro.
El Espíritu siempre responde con prodigios, le da a Pablo más que una sabiduría cierta picardía y fortaleza para soportar a sus enemigos y los pone a pelear entre ellos. Pablo acusa frente a la autoridad romana ambas corrientes: los fariseos y los saduceos. Pero lo más importante es que el Espíritu quiere que Pablo termine predicando en Roma, la capital del mundo, desde allí se expande a todo el mundo la cultura del imperio romano, el Espíritu unirá allí a Pedro y a Pablo, todo está perfectamente planeado, a quien nadie se le opone porque quien quiera oponerse o encarcelarlo, el Espíritu responderá con prodigios majestuosos y maravillosos como el que acabamos de escuchar.

Juan, va culminando el discurso  despedida de Jesús antes de entrar en su gloria. En esta oración se desarrolla lo fundamental de la experiencia cristiana, es Dios saliendo de sí mismo y haciendo comunión con el hombre, eso fue lo que pasó con Jesús, su hijo amado y predilecto, El Padre se le metió a Jesús en su corazón, vino a inhabitar en ÉL, lo hizo el Padre a través de su gloria: El Espíritu Santo, que le fue comunicado a Jesús, que hizo comunión con Jesús, que generó entre el Padre y Jesús un amor total, eso era Jesús, totalmente amado y determinado por el amor de su Padre, gracias a la acción del Padre. El Espíritu es el que hace que Jesús y el Padre sean una sola cosa, hay una unión y comunión total del Padre y Jesús por la acción del Espíritu.

Ahora Jesús nos da la gloria (El Espíritu Santo) que  Él recibió, nos da el Espíritu Santo, para que haga lo esencial en nuestra vida, que el Padre viva en nosotros, que nos llene Su amor y que nos identifiquemos totalmente con Él. Por el mismo Espíritu nos hacemos parecidos a Jesús y con el Padre, en comunión con su mente, con su manera de pensar, con sus sentimientos, por la unción del Espíritu están dentro de nosotros.

Así siendo hombres inhabitados por el Espíritu, vamos en salida hacia el otro, comulgamos con los otros, nos salimos de nosotros mismos por las necesidades del otro. Nos hacemos hijos del Padre y hermanos de los seres humanos, para que haya una instauración del reino del Padre, tenemos que experimentarnos hijos y hermanos, responsables del otro, el otro es mi responsabilidad, no sólo somos hijos, sino que somos hermanos, debo procurar que el otro esté bien. Así el reino del Padre será una realidad tangible.

Esta es la maravilla de ser cristiano, y esto sólo es posible por la acción del Espíritu.

Alabado sea Jesucristo!!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – viernes 15 de mayo 2015

Hechos 18, 9-18

En aquellos días, Pablo tuvo una visión nocturna en Corinto, en la que le dijo el Señor: “No tengas miedo. Habla y no calles, porque yo estoy contigo y nadie pondrá la mano sobre ti para perjudicarte. Muchos de esta ciudad pertenecen a mi pueblo”. Por eso Pablo se quedó allí un año y medio, explicándoles la palabra de Dios.

Pero cuando Galión era procónsul de Acaya, los judíos, de común acuerdo, se abalanzaron contra Pablo y lo llevaron hasta el tribunal, donde dijeron: “Este hombre trata de convencer a la gente de que den a Dios un culto contrario a la ley”. Iba Pablo a tomar la palabra para responder, cuando Galión dijo a los judíos: “Si se tratara de un crimen o de un delito grave, yo los escucharía, como es razón; pero si la disputa es acerca de palabras o de nombres o de su ley, arréglense ustedes”. Y los echó del tribunal. Entonces se apoderaron de Sóstenes, jefe de la sinagoga, y lo golpearon delante del tribunal, sin que Galión se preocupara en lo más mínimo.

Pablo se quedó en Corinto todavía algún tiempo. Después se despidió de los hermanos y se embarcó para Siria, con Priscila y Aquila. En Céncreas se rapó la cabeza para cumplir una promesa que había hecho.

Sal 46,2-3,4-5.6-7

R/. Dios es el rey del mundo

Pueblos todos, batid palmas,
aclamad a Dios con gritos de júbilo;
porque el Señor es sublime y terrible,
emperador de toda la tierra. R/.

Él nos somete los pueblos
y nos sojuzga las naciones;
él nos escogió por heredad suya:
gloria de Jacob, su amado. R/.

Dios asciende entre aclamaciones;
el Señor, al son de trompetas:
tocad para Dios, tocad,
tocad para nuestro Rey, tocad. R/.

Juan 16, 20-23

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que ustedes llorarán y se entristecerán, mientras el mundo se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero su tristeza se transformará en alegría.

Cuando una mujer va a dar a luz, se angustia, porque le ha llegado la hora; pero una vez que ha dado a luz, ya no se acuerda de su angustia, por la alegría de haber traído un hombre al mundo. Así también ahora ustedes están tristes, pero yo los volveré a ver, se alegrará su corazón y nadie podrá quitarles su alegría. Aquel día no me preguntarán nada”.

Reflexión  

Hermanos bienvenidos a esta buena noticia del día, hacemos esta reflexión en la 6ta semana de Pascua.

Hechos narra que Pablo sigue en su misión, es su segundo viaje misionero, ya va dando la finalización a este viaje, él siente una Palabra del Señor que se repitió de parte de nuestro Dios durante toda la historia de salvación del AT, “no temas, no te calles, sigue hablando que yo estoy contigo”, a Pablo le llevó un año y medio fundar la comunidad de Corinto. Corinto era una ciudad comercial de primer orden, en el año 52 (por la mención que hacen de Galión  procónsul de Roma), fundar la comunidad de Corinto que no fue fácil, tuvo que perseverar mucho para poderla establecer, pero Pablo sentía la presencia y la palabra que le decía que Dios estaba con él, el anuncio surge de esta experiencia, la misma que tuvieron todos los profetas, Abraham, Moisés, David, no temas, no te calles, sigue adelante, estoy contigo.

La misión es formar comunidad. ¿Cuántas comunidades hemos formado nosotros? ¿Cuántas personas hemos llevado a Jesús? esto lo hemos hecho con perseverancia? nos ha traído rupturas, desarraigos, nuestras propias misiones? Pablo se consigue un matrimonio amigo, con ellos trabajaba en su profesión, se consigue su sustento, comienza una obra evangelizadora que le trae tribulaciones, hasta que surge como fruto de un trabajo y un esfuerzo de evangelización, la comunidad de Corinto que le costó a Pablo sacrificios serios.

Pablo escribió desde allí muchas cartas, a Tesalónica por ejemplo, a Filipos su comunidad amada, desde allí se va para Siria terminando su segundo viaje misionero que le exigió enfrentar valor muchos obstáculos pero hay frutos, comunidades pujantes que tienen una experiencia de Dios, el fruto maduro que será consecuencia de un trabajo de evangelización y difusión.

Jesús en el evangelio de Juan, por su parte, nos habla de sufrimientos, pero oigan bien, no está hablando de los sufrimientos que causan de las pobrezas personales, no. Está hablando del dolor que genera difundir el evangelio, armar una pequeña koinonía, estructurar un ministerio, estos son a los que Jesús se refiere en el evangelio con que un día recogerán los frutos, y ese día ya no tendrán más preguntas, todo estará resuelto, un día veremos crecida la comunidad que fundamos, aunque esto implique sufrimientos, tribulaciones, trabajar, seguir con nuestras obligaciones, pero hay que fundar, el Señor dice no importa, sean valientes, no se callen, viene “ese día”.

“Ese Día”.

Miremos en la dinámica que nos mete Jesús: pensar en ese día: En cual día? Pues en ese que recogeremos con alegría el fruto de nuestro trabajo Evangelizador. Difundir el estilo de vida de Jesús, crear una  Koinonia, implica sufrimiento, adversidad, esfuerzo, pero generará una alegría. La alegría al ver que surgen hombres nuevos, personas que rompen cadena, vencen miedos, reconstruyen vidas, un día constataremos las trasformaciones de Dios en nuestras realidades e historias, un día veremos que las vidas pérdidas de muchos y apagadas o marchitas, se llenan de sentido y de esperanza con la predicación del evangelio. Esa es la dinámica en la que nos quiere meter Jesús: emprende una obra de evangelización  y visualiza  “ese día”,  el día de recoger los frutos de haber anunciado el evangelio y a la persona de Jesús.

Alabado sea, Jesucristo.

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – jueves 14 de mayo 2015

Lee en el Espíritu

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (1,15-17.20-26):

Uno de aquellos días, Pedro se puso en pie en medio de los hermanos y dijo (había reunidas unas ciento veinte personas): «Hermanos, tenía que cumplirse lo que el Espíritu Santo, por boca de David, había predicho, en la Escritura, acerca de Judas, que hizo de guía a los que arrestaron a Jesús. Era uno de nuestro grupo y compartía el mismo ministerio. En el libro de los Salmos está escrito: “Que su morada quede desierta, y que nadie habite en ella,” y también: “Que su cargo lo ocupe otro.” Hace falta, por tanto, que uno se asocie a nosotros como testigo de la resurrección de Jesús, uno de los que nos acompañaron mientras convivió con nosotros el Señor Jesús, desde que Juan bautizaba, hasta el día de su ascensión.»
Propusieron dos nombres: José, apellidado Barsabá, de sobrenombre Justo, y Matías.
Y rezaron así: «Señor, tú penetras el corazón de todos; muéstranos a cuál de los dos has elegido para que, en este ministerio apostólico, ocupe el puesto que dejó Judas para marcharse al suyo propio.»
Echaron suertes, le tocó a Matías, y lo asociaron a los once apóstoles.

Sal 112,1-2.3-4.5-6.7-8

R/. El Señor lo sentó con los príncipes de su pueblo

Alabad, siervos del Señor,
alabad el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor,
ahora y por siempre. R/.

De la salida del sol hasta su ocaso,
alabado sea el nombre del Señor.
El Señor se eleva sobre todos los pueblos,
su gloria sobre los cielos. R/.

¿Quién como el Señor, Dios nuestro,
que se eleva en su trono
y se abaja para mirar al cielo y a la tierra? R/.

Levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre,
para sentarlo con los príncipes,
los príncipes de su pueblo. R/.

Lectura del Santo Evangelio según San Juan (15,9-17):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.»

Reflexión
  

Hoy celebramos la fiesta del apóstol San Matías, de la mano de la Palabra del Señor desde la perspectiva de Lucas, para quien la iglesia se compone como agregado alrededor de los Apóstoles. Ellos perpetúan el plan de Dios que ha sido pensado con mucha anterioridad desde todo el antiguo testamento un plan salvífico donde todos están incluidos. Que falta uno de los apóstoles es importante para nuestro Dios porque hay un obstáculo, el plan de Dios se hace plenitud con doce nuevas piedras que le van a dar soporte al nuevo pueblo de Dios. El Espíritu Santo viene a llenar el vacío, lograr el faltante que se ha formado (en la libertad de una decisión, o por  el pecado de no aceptar el mesianismo de Jesús, resumido todo esto en la traición de Judas), El E.S (que serían las famosas “suertes” que echan) recompone la historia de salvación, elige quién va a ser el que se postule, tiene que ser uno que haya convivido con Jesús, que lo conoció y vivió con ÉL, que haya experimentado la presencia de su resurrección.

La estructura eclesial  del evangelista Lucas, es sencilla: a Jesús piedra angular, se aglomeran los Apóstoles, a estos se aglomeran los otros discípulos, así se construye la iglesia. Los apóstoles como agregados tendrán el mismo destino de Jesús. Agregado es:

  • En primer lugar: sumados a ÉL, viven en comunión con ÉL y con El Padre, una comunión en el amor, comparten como apóstol el mismo amor que Dios Padre nos ha dado en Jesucristo, deben permanecer en ese amor, debe vivir en continua comunión con ese amor, la experiencia fundamental de un apóstol es experimentar el amor de Dios dado a través de Jesús y experimentarse amado para poder reflejar ese amor, rige a un apóstol este mandato: “vivir el amor de Dios”, llamado a entregarse así mismo, a ser pan partido y sangre derramada, como Jesús, los apóstoles agregados a Jesús sobre todo en la experiencia del amor de Dios la viven y la reflejan. Los demás discípulos, nosotros, agregados a los apóstoles, vivirán la misma experiencia, sentirse impulsados a amar y a entregar la vida, así se  hace que la iglesia sea un conjunto de agregados a Jesús.
  • En segundo lugar, un Apóstol vive la experiencia de ser elegido, la experiencia del Jordán: “este es mi hijo amado”, la experiencia de ser designados elegidos, escogidos, llamados. Saber que Jesús después de discernirlo me escogió a mí porque Él quiso.
  • En tercer lugar, la experiencia de “ser enviado”, el apóstol no se predica a sí mismo, predica a Jesús y su estilo de vida, no se envía él mismo, los que se agregan a la iglesia se agregan en esa misma condición, para Lucas todo corresponde a un plan salvífico, que implican el nuevo pueblo de Dios que está hecho para salvar a otros y para llegar a todos los rincones del mundo. Somos una Iglesia Apostólica.

Estas tres serían entonces las condiciones del apóstol: sentirse amado y movido a entregarse, experimentarse elegido y experimentarse enviado.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – miércoles 13 de mayo 2015

Hechos 17, 15-16. 22-18, 1

En aquellos días, los cristianos que ayudaron a Pablo a escapar de Berea, lo llevaron hasta la ciudad de Atenas. Pablo los envió de regreso con la orden de que Silas y Timoteo fueran a reunirse con él cuanto antes.

Un día, mientras los esperaba en Atenas, Pablo sentía que la indignación se apoderaba de él, al contemplar la ciudad llena de ídolos. Entonces se presentó en el Areópago y dijo:

“Atenienses: Por lo que veo, ustedes son en extremo religiosos. Al recorrer la ciudad y contemplar sus monumentos, encontré un altar con esta inscripción: ‘Al Dios desconocido‘. Pues bien, yo vengo a anunciarles a ese Dios que ustedes veneran sin conocerlo.

El Dios que hizo el mundo y todo cuanto hay en él, siendo el Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por hombres, ni es servido por mano de hombres, como si necesitara de algo o de alguien; porque él es quien da a todos la vida, el aliento y cuanto tienen.

De un solo hombre sacó todo el género humano para que habitara toda la tierra, determinó las épocas de su historia y estableció los límites de sus territorios. Dios quería que lo buscaran a él y que lo encontraran, aunque fuera a tientas, pues en realidad no está lejos de nosotros, ya que en él vivimos, nos movemos y somos. Como lo ha dicho alguno de los poetas de ustedes: ‘Somos de su mismo linaje‘. Por lo tanto, si somos linaje de Dios, no debemos pensar que Dios es como una imagen de oro, plata o mármol, labrada artísticamente por los hombres según su imaginación. Dios no tomó en cuenta la ignorancia de la gente en tiempos pasados, pues ahora quiere que todos los hombres se conviertan, porque tiene determinado un día en el cual ha de juzgar al universo con justicia, por medio de un hombre designado por él, y ha dado a todos la prueba de esto, resucitándolo de entre los muertos”.

Al oír hablar de la resurrección de los muertos, algunos se burlaron y otros dijeron: “De esto te oiremos hablar en otra ocasión”. Entonces Pablo se retiró. Sin embargo, algunos se adhirieron a él y creyeron. Entre ellos se contaban Dionisio, el areopagita; una mujer, que se llamaba Dámaris, y algunos más. Después de esto, Pablo salió de Atenas y se fue a Corinto.

Sal 148,1-2.11-12.13.14

R/. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria

Alabad al Señor en el cielo,
alabad al Señor en lo alto.
Alabadlo, todos sus ángeles;
alabadlo, todos sus ejércitos. R/.

Reyes y pueblos del orbe,
príncipes y jefes del mundo,
los jóvenes y también las doncellas,
los viejos junto con los niños. R/.

Alaben el nombre del Señor,
el único nombre sublime.
Su majestad sobre el cielo y la tierra. R/.

Él acrece el vigor de su pueblo.
Alabanza de todos sus fieles,
de Israel, su pueblo escogido. R/.

Juan 16, 12-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Aún tengo muchas cosas que decirles, pero todavía no las pueden comprender. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él los irá guiando hasta la verdad plena, porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que haya oído y les anunciará las cosas que van a suceder. Él me glorificará, porque primero recibirá de mí lo que les vaya comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho que tomará de lo mío y se lo comunicará a ustedes”.

Reflexión  

Hermanos, la Buena Noticia de hoy nos trae algo realmente maravilloso en Hechos nos trae el famoso discurso de Pablo a la cultura de Atenas, a sus filósofos, se hacen muchas reflexiones sobre este texto a los atenienses, el más largo de sus discursos que data en el libro de Hechos. No fue un discurso donde se expresó el kerygma apostólico, sino que Pablo trató de llegar a la cultura y corazón de los atenienses, los conocía bien, Pablo el gran teólogo conocedor de la cultura griega trata de llegar a esas conciencias que anhelan descubrir lo que nunca han descubierto, Pablo trata de llegar a ellos hablándoles de varias cosas:

Utiliza un elemento muy constitutivo de nuestra fe: el elemento no mítico, algo que nuestra religión tiene, los quiere llevar a Dios tocando la dignidad humana, Dios puede llenar el vacío de sus vidas, andan como locos buscando como a tientas una salida para darle sentido a la existencia, ese es el punto que toca en Atenas. Miren una cosa, así es el mundo de hoy que se da golpes y golpes buscando una salida que no encuentra, esa misma necesidad la tenemos con el hombre de hoy, Pablo intenta hacerles descubrir y tomar conciencia de que hay un Dios que no conocen y que habita, vive en ellos y no en templos.

Utilizo recursos pero no le fue bien, pues se metió con un elemento escatológico: la presencia de Dios hoy, actuando, presente en el mundo, pero acá los atenienses se desilusionaron y lo evitaron.

Allí de todas formas se formó una comunidad con Dionisio y Damaris, con estos empieza el Espíritu Santo a construir la comunidad de Atenas, con ellos comienza a formar Iglesia, la palabra realmente no fue en vano, el Espíritu Santo inicia su obra sobre cualquier situación, movió el corazón de quienes estaban dispuestos, Pablo hizo lo que tenía que hacer y el Espíritu también lo hizo con él, así nosotros tenemos que salirnos del confort, de ir a una Eucaristía los domingos y salir como si nada hubiera pasado, tenemos que salir del confort de nuestra vida cristiana, hagan discípulos a todos, dice el Señor, nadie puede quedarse sin anunciar a Jesús, su modo de vida, si morimos en el intento será problema del Espíritu.

El Evangelio de Juan seguimos estudiando lo que hace el Espíritu Santo, Jesús nos sigue enseñando sobre esto, diciendo hoy, que el Espíritu Santo nos llevará a la verdad completa: ¿y cuál es la verdad completa? Que El Padre y Jesús son uno y viven en nosotros, en ellos nos movemos, vivimos y existimos, el día que nos abramos decisivamente a la acción del Espíritu podremos experimentar esta realidad que resume la mas grande certeza de nuestra fe. El Padre, Jesús y usted  somos una sola cosa, esta tremenda verdad la descubrimos con el Espíritu, ya no es necesario buscar un lugar en el mundo para reivindicarse, ya somos inhabitación de Dios, ÉL dentro de nosotros, ya no tenemos que vivir tristes, vacíos y sin esperanza, somos una potencialidad tremenda, todo su poder dentro de nosotros, pero a veces limitamos tanto a Dios… no te resistas a tu Dios, ábrete decisivamente a la acción del Espiritu.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – martes 12 de mayo 2015

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,22-34):

En aquellos días, la plebe de Filipos se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados dieron orden de que los desnudaran y los apalearan; después de molerlos a palos, los metieron en la cárcel, encargando al carcelero que los vigilara bien; según la orden recibida, los metió en la mazmorra y les sujetó los pies en el cepo. A eso de media noche, Pablo y Silas oraban cantando himnos a Dios. Los otros presos escuchaban. De repente, vino una sacudida tan violenta que temblaron los cimientos de la cárcel. Las puertas se abrieron de golpe, y a todos se les soltaron las cadenas. El carcelero se despertó y, al ver las puertas de la cárcel de par en par, sacó la espada para suicidarse, imaginando que los presos se habían fugado.
Pablo lo llamó a gritos: «No te hagas nada, que estamos todos aquí.»
El carcelero pidió una lámpara, saltó dentro, y se echó temblando a los pies de Pablo y Silas; los sacó y les preguntó: «Señores, ¿qué tengo que hacer para salvarme?»
Le contestaron: «Cree en el Señor Jesús y te salvarás tú y tu familia.»
Y le explicaron la palabra del Señor, a él y a todos los de su casa. El carcelero se los llevó a aquellas horas de la noche, les lavó las heridas, y se bautizó en seguida con todos los suyos, los subió a su casa, les preparó la mesa, y celebraron una fiesta de familia por haber creído en Dios.

Sal 137,1-2a.2bc.3.7c-8

R/. Señor, tu derecha me salva

Te doy gracias, Señor, de todo corazón;
delante de los ángeles tañeré para ti,
me postraré hacia tu santuario. R/.

Daré gracias a tu nombre por tu misericordia
y tu lealtad. Cuando te invoqué,
me escuchaste,
acreciste el valor en mi alma. R/.

Tu derecha me salva.
El Señor completará sus favores conmigo:
Señor, tu misericordia es eterna,
no abandones la obra de tus manos. R/.

Lectura del santo evangelio según san Juan (16,5-11):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Ahora me voy al que me envió, y ninguno de vosotros me pregunta: “¿Adónde vas?” Sino que, por haberos dicho esto, la tristeza os ha llenado el corazón. Sin embargo, lo que os digo es la verdad: os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Defensor. En cambio, si me voy, os lo enviaré. Y cuando venga, dejará convicto al mundo con la prueba de un pecado, de una justicia, de una condena. De un pecado, porque no creen en mí; de una justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis; de una condena, porque el Príncipe de este mundo está condenado.»

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa, a las lecturas:  

A Lucas le gustan los textos paralelos, este es paralelo a un texto anterior, el tema central es el mismo:

  • la Palabra de Dios no puede ser retenida, no hay cárcel, no hay cepo para Ella, cada vez que se intente reprimir el anuncio del Evangelio, el E.S. responderá con sus acciones maravillosas, responderá con acciones de liberación. Esto es lo que hace el Espíritu Santo, poner a nuestros verdugos a nuestra disposición; al principio se quiere truncar el plan de Dios sobre nuestra vida y nuestra Iglesia, pero el Espíritu Santo responderá con prodigios a cada negación del mundo.
  • ¿Qué debo hacer para salvarme? Llama la atención la respuesta de los apóstoles. No le dan una lista de dogmas, ni de actividades religiosas, ni de mandatos. Debes adherirte a la persona de Jesús, aceptar Su modo de vida, por la acción del Espíritu que está en el interior, seremos parecidos a Jesús, el hará arder el corazón por el mismo Jesús que damos a conocer,  que nos vaciemos de nosotros mismos y dejar que Jesús sea Señor de nuestra historia. El cristianismo es ser, esto sólo es posible por la acción maravillosa de Dios, que sea como Jesús y lo refleje en mí.
  • El E.S. es el encargado de integrar la Comunidad. El se encarga de ir añadiendo miembros a ella. la comunidad de los filipenses, le robó el corazón a Pablo, la amó profundamente, pero esta comunidad la formó el Espíritu Santo, la fundó una mujer prosélita, ahora viene este funcionario del imperio, con toda su familia.

Hoy Jesús en el Evangelio de Juan, nos afirma categóricamente lo que hace el Espíritu Santo, el testigo de Jesús:

Hará que lleguemos a comprender plenamente a Jesús. Los evangelios sinópticos son muy claros y coinciden en una misma verdad, Jesús estuvo con sus discípulos, trató de formar con ellos una escuela no como las escuelas judías, trató de formar una comunidad y trató de enseñarles todo lo concerniente a su misión, pero qué pasó? nada, no pasó nada, Jesús era para ellos incomprensible, un poco blasfemo y escandaloso. Bueno, Jesús murió, se fue, y todo acabó para ellos, pero luego viene el Espíritu Santo, quien hace que ellos vuelvan a sentir la presencia de Jesús en sus corazones, lo que antes era su fracaso empieza a ser el éxito y fue el Espíritu quien hizo posible que sintieran a su Dios, que en la ausencia de Jesús se realizara su verdadera presencia, hay gente que se experimentan completamente ausentes de Dios, y tanto que le gritan a Dios, no lo ven presente en ellos mismos, pero esto lo logra el Espíritu, nos hace habitación de Dios y  que se desborde hacia otros, haciéndonos fuente de múltiples bendiciones.

¡Alabado sea Jesucristo!

Escrito por: Fabio Espinosa Alzate

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.314 seguidores