Jóvenes comprometidos con Jesucristo

Bienvenid@

Participa en la Generación 1230, tu que buscas a Jesucristo.

Más reciente

La buena noticia del día – martes 30 de junio 2015

Génesis 19, 15-29

Aquel día, al rayar el alba, los ángeles apresuraban a Lot diciéndole: “Vamos; toma a tu esposa y a tus dos hijas, para que no perezcas a causa de los pecados de Sodoma.

Como Lot no se decidía, los tomaron de la mano a él, a su mujer y a sus dos hijas, los sacaron de su casa y los condujeron fuera de la ciudad, porque el Señor los perdonaba. Cuando estaban fuera, uno de los ángeles le dijo: “Ponte a salvo, no mires hacia atrás, no te detengas en el valle; ponte a salvo en los montes para que no perezcas”.

Lot le respondió: “No, te lo ruego”. Tú me has favorecido a mí, tratándome con gran misericordia al salvarme la vida: pero yo no podré sobrevivir en los montes, pues la desgracia me alcanzaría ahí y moriría. Mira; aquí cerca hay una ciudad pequeña, en donde puedo refugiarme y salvar la vida. ¿Verdad que es pequeña y puedo vivir en ella?

El ángel le contestó: “Accedo a lo que me pides, no arrasaré esa ciudad que dices. Aprisa, ponte a salvo, pues no puedo hacer nada hasta que llegues allá”. Por eso la ciudad se llamó Soar. El sol salía cuando Lot llegó a Soar.

El Señor hizo llover desde el cielo azufre y fuego sobre Sodoma y Gomorra. Arrasó aquellas ciudades y todo el valle, con los habitantes de las ciudades y la hierba del campo. La mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en estatua de sal.

Abraham se levantó de mañana y se dirigió al sitio donde había estado con el Señor. Miró en dirección de Sodoma y Gomorra toda la extensión del valle, y vio una gran humareda que salía del suelo, como el humo de un horno.

Así, cuando el Señor destruyó las ciudades del valle y arrasó las ciudades en las que Lot había vivido, se acordó de Abraham y libró a Lot de la catástrofe.

Mateo 8, 23-27

En aquel tiempo, Jesús subió a una barca junto con sus discípulos. De pronto se levantó en el mar una tempestad tan fuerte, que las olas cubrían la barca; pero él estaba dormido. Los discípulos lo despertaron, diciéndole: “Señor, ¡sálvanos, que perecemos!”

Él les respondió: “¿Por qué tienen miedo, hombres de poca fe?” Entonces se levantó, dio una orden terminante a los vientos y al mar, y sobrevino una gran calma. Y aquellos hombres, maravillados, decían: “¿Quién es éste, a quien hasta los vientos y el mar obedecen?”

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa, a las lecturas de:

Hoy comenzamos a vivir el segundo semestre del año. La lectura hoy nos trae un nuevo comenzar, es uno de mis textos preferidos del AT, me toca el corazón, así mismo le pido al Señor que te toque el corazón con este texto.

El telón de fondo de este texto es “un nuevo amanecer se deja venir”, Dios ha escogido a Lot con su familia a iniciar de nuevo, una nueva escena de sus vidas, no se garantiza la vida, ni el futuro, por tanto Dios se ve forzado a hacer algo nuevo, como otros no se deciden, Dios lo hace. Para la vida de fe, quienes creemos en el Señor, siempre saldrá el sol y habrá un nuevo amanecer, nuestra comunidad siempre tendrá un nuevo amanecer y siempre sale el sol para nosotros, nuestra vida no es tan terrible, hay que salir, con lo del Señor siempre es destrucción total y reiniciar de nuevo, no hay tintes medios, se acaba todo y se reinventa todo.

Dios toma a la familia de Lot de su mano y los lleva a una nueva situación, hoy a nosotros Dios nos toma de la mano, te toma a ti de la mano y te empuja a nuevos amaneceres, así que ánimo, no estemos desanimados o tristes, ánimo en el Señor que te toma de la mano y si es necesario te empuja para que sigas el camino.

Lot le dice al Señor, llevamos a algo pequeño (Soar), desde ahí permite que iniciemos algo nuevo, a esta petición Dios dice: Arranca, porque si no decides avanzar yo no puedo hacer nada en tu vida, te propongo un nuevo amanecer pero si no te pones en marcha no podré hacer nada para que esto suceda, inicia con algo nuevo, deja lo pasado atrás, decídete comenzar una nueva historia, debes dar un paso hacia adelante dice El Señor, si sigues postrado en tu zona de confort, en tu pobreza, en tu pecado, en tu sinsentido de la vida, si le crees a los nuevos amaneceres Dios iniciará una nueva historia en tu vida.

Con este texto Dios la saca del estadio! sólo hay una condición que nos pone: no mires atrás, no te quedes anclado en el pasado, ya no verás más la situación que ocurrió en tu vida, lo que vas a ver es la gloria de Dios que te sucederá a partir de hoy, no te quedes bebiéndote tus recuerdos como nos propone nuestra cultura paisa, anclados en el pasado, poniendo delante al dios alcohol, esto es asqueroso, todo lo opuesto a lo que nos propone Dios, la cultura te dice que te quedes en lo que te hicieron, claro, fue humillante, terrible, lo peor, pero no puedes quedarte ahí, anclado, detenido. El que mira hacia atrás se quedó como una estatua, paralizado en su vida, no se mueve, no avanzan, ahí están, sus frutos nunca maduran dice el texto de la sabiduría, son como un desierto humeante, no producen nada, pegados a los recuerdos y las glorias pasadas, a lo que antes les ocurrió, pensando en que el pasado fue mejor, nunca vivirán cosas grandes, los que creen en los nuevos amaneceres son los cristianos que creemos esto: lo mejor está por suceder!!! Nos enfilamos con Dios a los nuevos soles, tendremos los mejores éxitos, vamos para adelante!!!

En Mateo el texto complementa maravillosamente esto que acabamos de declarar. Jesús ha decidido hacer un camino con sus discípulos, el evangelio de Mateo tiene 2 ejes: Jesús y la comunidad de discípulos, el lugar donde Jesús vive y señorea, donde está presente con la gloria de Dios, la comunidad.

Jesús va en esa barca donde va la comunidad. Sorpresivamente se levanta una tempestad, pareciera que la barca fuera a desaparecer, no parecían nada frente al tamaño de las olas y Jesús está durmiendo, a los discípulos los abruma un sentimiento: el miedo, que los paraliza, pero también hay otro sentimiento que transforma totalmente esta situación: la confianza, la esperanza que nos hace cruzar las tempestades más estruendosas, cuando una sube el otro se disminuye y se disipa. El miedo nos detiene, pero la confianza nos sostiene.

El gigante que pueda haber detrás de este segundo semestre será derrotado por la conciencia que tomamos de la presencia de Dios en medio de nosotros, por la confianza que tenemos en Jesús, como señor de nuestra vida, familia, nosotros mismos, creemos en su poder, de eso se trata la vida.  Esta travesía de Jesús con los discípulos es la imagen de la existencia, de un hombre, una mujer, un niño, una comunidad, aquí se juega todo, en la fe está unida la crisis, siempre viven juntos, crisis siempre habrá pero mantenemos la fe, la fe se mide en las crisis, nosotros tenemos a Jesús, la toma de conciencia de que ÉL está con nosotros, nuestro guardián no duerme, no está dormido el Dios de nuestra comunidad, las tormentas por poderosas que sean y oscuro origen que tengan, no harán sucumbir nuestra comunidad, tu vida, tu familia no desaparecerá, Jesús es el Señor que salva, su palabra es creadora, liberadora, Él es el Señor de nuestra historia.  Estamos en el sueño de Jesús, Él está soñando con tu vida, con tu proyecto, ahí en la barca, con tu familia, con nuestra comunidad, queremos creer en esto.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – jueves 25 de junio 2015

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Génesis 16,1-12.15-16

Salmo 105

Santo Evangelio según San Mateo 7, 21-29

Bienvenidos hermanos en este nuevo día, semana XII del tiempo ordinario, este texto de hoy es de una profundidad teológica tremenda, también data el origen de la comunidad Ismaelita, pero a nosotros nos interesa lo teológico y cómo se relaciona con la enseñanza de Jesús en el Evangelio.

Dios le hizo a Abraham una promesa, te daré una gran familia, que será bendición para las demás comunidades del mundo, sólo había un pequeño detalle, este hombre ya era viejo y su esposa Sarai ni menstruaba. Pasan los días y en una situación como la de este hombre, quiere asumir el proyecto de Dios, darle soluciones humanas y darle ayuditas a Dios desde su criterio y su pensar, primero piensa en Rubén, su siervo para que heredara, pero el Señor le dice: Espera. Luego se inventa lo de Sara; y ahí es cuando al meter nuestras situaciones humanas, nos empiezan a fallar las cosas; y después con otro error peor (miren la actitud de Abraham tiene un hijo con otra y le es tan fácil abandonarla). Agar en el desierto es el resultado de nuestras malas decisiones, dudar tanto de las promesas de Dios y terminamos huyendo, acabando con la vida, volviéndola un caos.

No quiero pasar por alto esta experiencia de Agar tan hermosa en el desierto, Dios se le presenta y le hace la pregunta existencial que podemos sumar  a las del paraíso: ¿de dónde vienes y para dónde vas? Una pregunta con respecto al destino que le estoy dando a mi propia vida; en el Génesis Dios les pregunta a Adan ¿dónde estás? Es una pregunta sobre mi relación con Dios, luego más adelante Dios pregunta a Caín: ¿dónde está tu hermano? Es la pregunta de mi responsabilidad con el otro.  Todas estas preguntas tienen que ver con la existencia, Dios es el Dios de la vida y le preocupa la historia y la vida que construimos, este es su asunto y su voluntad es que vivamos una vida plena, hoy el Señor nos pregunta: ¿de dónde vienes, a dónde vas?, cuáles son tus metas? a dónde vas que tomaste este camino de muerte y de no vida, al desierto? la experiencia de Agar le hace descubrir en su vida que “Dios está vivo y me ve”, así se llama el pozo que menciona la lectura, que Dios me ve es que no le soy nada indiferente, a veces hacemos tantas bobadas para llamar la atención y la mirada de alguien, la física cuántica dice que un fenómeno en su esencia requiere la mirada de otro para poder existir, eso nos pasa, necesitamos para existir que nuestra mamá nos mire, que el profe nos mire, nos ponemos cosas en el cuerpo para llamar la mirada de alguien, pero la experiencia de Agar es tan distinta, ha conocido al Dios que la ve, que la hace sentir grande, que existe y la hace valiosa. Valgo la pena como persona, esta es la experiencia de Agar, Dios está vivo, soy importante para ÉL, soy valiosa para Él y me ama.

El esquema de esta lectura puede ser: la duda en la promesa de Dios lleva al fracaso, a la evasión, a hacer actos irresponsables como el de Abraham, pero Dios está ahí, en nuestra historia, dándole nuevas orientaciones y metas importantes.

Esta lectura tiene mucho que ver con el Evangelio de Mateo, en Mateo la comunidad no siempre pone en práctica la Palabra de Jesús, a pesar de que tiene muchas cosas buenas y riquezas, parece que son “muy buenos creyentes”, con su liturgia y sus muchos carismas, milagros que había entre ellos, pero Jesús les dice: ustedes establecen su propio juicio, haciéndoles dos metáforas para explicarles lo siguiente:

  1. No todo el que dice Señor, Señor es reconocido por Jesús: el que me conozcan o el que yo los desconozca, es decir, el juicio entre ser del señor Jesús y pertenecerle depende de mí, si hago la voluntad del Padre, si hago a Jesús en mí, si vivo Su estilo de vida, entonces el juicio lo hago yo y queda a mi libertad, no está al arbitro de Dios, si soy buen cristiano y si soy de Dios no depende de Dios, depende de que yo viva y me comporte como el hijo del Padre. Cada uno cosecha lo que ha sembrado.
  1. Construir sobre la piedra o sobre la arena: se trata de construir la vida sobre algo sólido o movedizo, es algo propio de la profecía. con este camino que estoy recorriendo si llego a dónde me quiero proponer llegar? si llego “a algún Pereira”? con la vida que estoy construyendo ahora, si voy a llegar a ser lo que quiero ser?es como mirar la meta desde el camino, crees que haciendo las cosas como las estás haciendo vas a lograr algo? estas preguntas están completamente orientadas a mi vida, se trata de vivir conscientemente la fe: nuestras prácticas religiosas si nos llevan a vivir completamente el Reino? las relaciones que tenemos con los otros si construye Reino de Dios? o sólo construye fracaso y ruina? estas preguntas son a la vida y a la fe, las expresiones que tengo de ambas cosas si sirven en mi vida para vivir la voluntad del Padre a todo pulmón? soy imprudente o soy sensato. No lo puedo olvidar, ahora estoy elaborando el juicio con respecto a mi propia vida. Hoy es día de revisar el camino que estamos recorriendo. Esta es una reflexión para la comunidad, la familia, la Iglesia, y la propia vida.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – miércoles 24 de junio 2015

Isaías 49, 1-6

Escúchenme, islas;
pueblos lejanos, atiéndanme.
El Señor me llamó desde el vientre de mi madre;
cuando aún estaba yo en el seno materno,
él pronunció mi nombre.

Hizo de mi boca una espada filosa,
me escondió en la sombra de su mano,
me hizo flecha puntiaguda,
me guardó en su aljaba y me dijo:
«Tú eres mi siervo, Israel;
en ti manifestaré mi gloria».
Entonces yo pensé: «En vano me he cansado,
inútilmente he gastado mis fuerzas;
en realidad mi causa estaba en manos del Señor,
mi recompensa la tenía mi Dios».

Ahora habla el Señor,
el que me formó desde el seno materno,
para que fuera su servidor,
para hacer que Jacob volviera a él
y congregar a Israel en torno suyo
— tanto así me honró el Señor
y mi Dios fue mi fuerza— .
Ahora, pues, dice el Señor:
«Es poco que seas mi siervo
sólo para restablecer a las tribus de Jacob
y reunir a los sobrevivientes de Israel;
te voy a convertir en luz de las naciones,
para que mi salvación llegue
hasta los últimos rincones de la tierra».

Sal 138,1-3.13-14.15

R/. Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente

Señor, tú me sondeas y me conoces;
me conoces cuando me siento o me levanto,
de lejos penetras mis pensamientos;
distingues mi camino y mi descanso,
todas mis sendas te son familiares. R/.

Tú has creado mis entrañas,
me has tejido en el seno materno.
Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente,
porque son admirables tus obras;
conocías hasta el fondo de mi alma. R/.

No desconocías mis huesos,
cuando, en lo oculto, me iba formando,
y entretejiendo en lo profundo de la tierra. R/.

Lucas 1, 57-66. 80

Por aquellos días, le llegó a Isabel la hora de dar a luz y tuvo un hijo. Cuando sus vecinos y parientes se enteraron de que el Señor le había manifestado tan grande misericordia, se regocijaron con ella.

A los ocho días fueron a circuncidar al niño y le querían poner Zacarías, como su padre; pero la madre se opuso, diciéndoles: “No. Su nombre será Juan”. Ellos le decían: “Pero si ninguno de tus parientes se llama así”.

Entonces le preguntaron por señas al padre cómo quería que se llamara el niño. Él pidió una tablilla y escribió: “Juan es su nombre”. Todos se quedaron extrañados. En ese momento a Zacarías se le soltó la lengua, recobró el habla y empezó a bendecir a Dios.

Un sentimiento de temor se apoderó de los vecinos, y en toda la región montañosa de Judea se comentaba este suceso. Cuantos se enteraban de ello se preguntaban impresionados: “¿Qué va a ser de este niño?” Esto lo decían, porque realmente la mano de Dios estaba con él.

El niño se iba desarrollando físicamente y su espíritu se iba fortaleciendo, y vivió en el desierto hasta el día en que se dio a conocer al pueblo de Israel.

Comentarios  

Hoy hermanos estamos celebrando la fiesta del nacimiento de Juan Bautista, el precursor de Jesús y quien anunció su llegada. Una fiesta para la Iglesia. Destacamos los siguientes puntos de estas lecturas:

  1. Qué va a hacer este niño? esto indica toda una experiencia que hace parte de nuestra fe, de todos los elegidos, desde Abraham, Moisés, los jueces y especialmente los profetas, todos los que serán dispuestos a llevar a cabo el plan salvífico del Padre, la salvación para todos, viven una experiencia de haber sido llamados, elegidos, no por su iniciativa personal aunque haya una respuesta en lo personal, el llamado lo hace directamente El Señor, Él es quien nos elige, cada uno de nosotros como bautizados en la Iglesia Católica hemos sido llamados a que el plan de salvación para todos que tiene el Padre en su amor sea una realidad para todos. Debo entonces experimentarme llamado para ejecutar salvación que el Padre quiere que experimentemos en su hijo Jesucristo, todos deben experimentarse dignos, sagrados, hermanos, hijos del Padre, todos, elegidos con Jesús y Juan Bautista debemos sentirnos llamados a participar del plan salvífico que Dios tiene para todos. Piensa en eso, Dios ha puesto sus ojos en ti, te llama a que le ayudes en su plan.2. La segunda reflexión que nos viene a través de la celebración de esta fiesta es que todo esto está precedido por un encuentro, una experiencia, la realidad de Dios, estamos ejecutando y anunciando la salvación si hemos vivido un encuentro con nuestro Dios Salvador. Quién es Juan, los profetas y el mismo Jesús? uno que ha experimentado el amor, la salvación de Dios, ha vivido al Dios que lo saca del hueco, que lo salva y lo libera, restaurando la vida. Habrá que ser entonces testigo de eso, Dios al salvar nuestra vida, nos salva de nosotros mismos, nos salva así mismos… cuál es tu vida? qué la demarca? todo le sirve al plan salvífico de Dios, si ya tenemos un testimonio del Dios que significa y resignifica la vida debemos dar anuncio de esto al mundo entero. Pensemos esta fiesta de Juan así, es imprescindible tener una experiencia salvífica de Dios en mi vida, restauradora y reparadora, sino no he conocido a Jesús y no podemos hablar de ÉL si no lo he experimentado como salvador de mi vida.

Esto es lo que tenemos hoy en el segundo cántico del siervo sufriente, cómo participar de la salvación que Dios tiene, hay que conocer a Dios, tener una experiencia de salvación y liberación de la propia vida.

  1. Esta experiencia y encuentro con Dios le da a uno una fuerza y valentía especial, uno se siente como portador de una Palabra divina, que penetra corazones, que tiene poder para transformar realidades, hay una fuerza en la palabra y en uno porque en sí misma tiene poder de transformar realidades, vidas, comunidades, sociedades enteras. Existe una fuerza especial en quien anuncia la Palabra, esa misma experiencia de Dios genera una fuerza con la que se puede soportar cualquier fuerza hostil que nos aterroriza, porque habrá que enfrentar “poderosos”, pero tenemos la fuerza interior que surge del encuentro con nuestro Dios salvador. Se predica en medio de poderes que se esconden y enmascaran, para enfrentar esto hay que tener una valentía especial que vence todas esas oscuridades, esta es la fuerza de la fiesta de Juan Bautista.
  2. Cuando pienso en Juan Bautista pienso en una elección para trabajar en el plan salvífico de Dios, una experiencia del Dios salvador y liberador, la fuerza que da el poder que tiene la Palabra para romper obstáculos, corazones endurecidos, pero especialmente en el compromiso que adquirimos con el anuncio de la Palabra. Juan no fue un administrador de cosas, servicios religiosos o administrador de bienes, ÉL anuncia la buena noticia a los pobres, anuncia el Evangelio y anuncia a Jesús, lleva a otros a conocer a Jesús, revela a Jesús… Jesús reveló al Padre nosotros revelamos a Jesús, somos sacramentos de Jesús. Hoy a cuántos le vas a Jesús? hoy tengo que llenar de fascinación por Jesús a alguien, Él es el que salva la vida. Esta es la mejor manera de celebrar la fiesta de Juan Bautista. Dile a la gente: tu vida es mejorada si conoces a Jesús!
  3. Aparentemente el destino final de Juan es su tragedia, su destino final. Siempre un predicador de la Palabra siempre morirá perseguido por el Herodes de ayer y de hoy, Juan terminó su vida en manos de Herodes, del príncipe de turno. Así siempre termina un predicador de la Palabra, con un destino final trágico, la entrega de la propia vida, la muerte aparente al final del camino, el fracaso a los ojos de los hombres, pero no el fracaso a los ojos de Dios, eso es lo que nos dice hoy el segundo cántico del siervo sufriente, aparentemente al predicador le espera la oposición, pero así no termina ante los ojos de Dios. Si no hay persecución para nosotros algo estamos haciendo mal, sólo al árbol que tiene frutos se le tiran piedras. Jesús decía a sus discípulos, yo les daré todo pero habrá persecuciones, caerán en manos de los poderosos de turno. No te desanimes, para Dios esta es tu victoria, lo entenderás con su Espíritu.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – martes 23 de junio 2015

Génesis 13, 2. 5-18 Abram era muy rico en ganado, plata y oro. También Lot, que acompañaba a Abram, poseía ovejas, vacas y tiendas. La tierra no era suficiente para los dos y ya no podían vivir juntos, porque sus rebaños habían aumentado mucho. Hubo pleitos entre los pastores de Abram y los de Lot. (Además, los cananeos y los perezeos habitaban por entonces en el país).

Entonces Abram le dijo a Lot: “Que no haya pleitos entre tú y yo ni entre nuestros pastores, pues tú y yo somos hermanos. Tienes todo el país por delante. Sepárate de mí. Si te vas por la izquierda, yo me iré por la derecha; y si tú tomas la derecha, yo tomaré la izquierda”.

Lot levantó los ojos y vio que todo el valle del Jordán, hasta llegar a Soar, era de regadío (esto sucedía antes de que el Señor destruyera a Sodoma y Gomorra); era como el paraíso o como la región fértil de Egipto. Entonces Lot escogió todo el valle del Jordán y se trasladó al oriente, y así se apartaron el uno del otro. Abram se estableció en Canaán, y Lot en las ciudades del valle, donde plantó sus tiendas hasta Sodoma. Los habitantes de Sodoma eran malvados y pecaban gravemente contra el Señor.

Después de que Lot se separó, el Señor le dijo a Abram: “Alza tus ojos y, desde el lugar en donde estás, mira hacia el norte y el sur, hacia el oriente y el poniente. Pues bien, toda la tierra que ves te la voy a dar a ti y a tus descendientes para siempre. Voy a hacer a tu descendencia tan numerosa como el polvo de la tierra: el que pueda contar el polvo de la tierra, podrá contar a tus descendientes. Anda, recorre el país a lo largo y a lo ancho, porque te lo voy a dar a ti”.

Y Abram fue a plantar sus tiendas en el encinar de Mambré, en Hebrón y construyó ahí un altar al Señor.

Mateo 7, 6. 12-14 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No den a los perros las cosas santas ni echen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra ustedes y los despedacen.

Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes. En esto se resume la ley y los profetas.

Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y amplio el camino que conduce a la perdición, y son muchos los que entran por él. Pero ¡qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que conduce a la vida, y qué pocos son los que lo encuentran!”.

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Génesis 13, 2.5-18

Salmo 14

Santo Evangelio según San Mateo 7, 6.12-14

Bienvenidos hermanos, continuamos con la semana XII del tiempo ordinario, estamos viviendo y reflexionando en la historia de los patriarcas, una historia de fundadores de pueblos, como dice la canción paisa, que con el tiple, con el hacha y el perro andariego que se tragó la montaña, eran unos inmigrantes que iban conquistando tierras. En esa realidad histórica que está viviendo el pueblo semita, Abraham capta el llamado de Dios a fundar una nación nueva. Abraham parte de Harán con su sobrino Lot, a una zona de cananeos, crecen progresan ambos y pronto se ven enfrentados los clanes por el uso del agua, el ganado y demás temáticas del campo, surge entonces la pregunta de qué es lo mejor? y la respuesta del Señor es que arreglen las cosas de la mejor manera, Abraham da a escoger a su sobrino lo que quiera.

Lot elige lo que a su vista ve, lo que le permite percibir sus sentidos, lo fácil probablemente, lo que le parece que le da un futuro cierto y fácil, por eso elige las mejores tierras. Abraham escoge a Dios y su promesa, la promesa de que estará con él, elige fiarse de Dios y confiar en Él, por eso no le importa una tierra árida y se va al desierto, a las tierras de Mambré, un sector rocoso, no le importa que no haya vida porque su elección no fue por la tierra sino por el Dios de la vida, se establece allí porque ha puesto su confianza en la palabra del Padre, ha creído en la promesa que se le ha dado.

Yo quisiera preguntar… ¿cuáles son nuestros criterios de elección en nuestra vida, qué orienta nuestros pasos, cuáles son los parámetros para optar, elegir? de esto va a depender el éxito o el fracaso. ¿a impulso de qué llevas el ritmo de tu vida y das pasos en ella? a impulso de confiar en la promesa de Dios y creer en su fidelidad? creyendo que Dios está contigo y en su presencia certera que todo lo hace vida? o a impulso de tus emociones, intereses, conveniencias momentáneas? cómo eliges en tu vida?

Quiero destacar dos frases de Jesús pronunciadas hoy en el Evangelio de Mateo, dice:

  1. “No deis a los perros lo que es santo”, muchas teologías y reflexiones han salido de este enunciado, para entender bien esta expresión, comparémosla con lo que dice Pablo a los Corintios, que les daba leche porque no eran capaz de soportar un alimento sólido, aunque fueran manjares, porque eran sólo para adultos, se refería a las cuestiones de la fe, esta frase también se refiere como a eso, igual que en Hebreos Pablo menciona que a un recién catequizado no se le puede dar algo sólido, sino con lechita hablando del amor de Dios, no se les puede llegar hablando de la cruz. En esto estamos, nos pide Jesús considerar al otro en su grado de madurez espiritual, esto es respeto también por el otro, a esto se refiere la frase del Evangelio de hoy. Confieso que algunas veces yo también he cometido este error, he predicado sin tener en cuenta la madurez espiritual de los oyentes, atropellando los procesos de crecimiento en la fe del otro, esto es sin duda un irrespeto a las personas, esto implica que cuando llega alguien nuevo a la comunidad, tenemos que irlo formando en la fe poco a poco y metiéndolo en unos procesos claros de crecimiento en la fe, para que el trabajo de poner la semilla y presentarle a Jesús no sea estropeado con nuestra necesidad en la manera como enseñamos el Evangelio y como lo proponemos. Esta frase tiene muchísimas aplicaciones pastorales, en las formas tan deficientes como hoy presentamos el Evangelio, tendríamos un alcance larguísimo para analizar esta sola frase.
  1. El versículo 12: “traten a los demás como quisieran que los traten a ustedes”, se llama la regla de oro del cristianismo. Es la forma práctica de cómo llegar a ser hijos del Padre, para ser perfectos como el Padre es perfecto, es la forma más completa de reflejar al Padre en nuestras actitudes y comportamientos, personalmente es para mí la forma más concreta de amar como el Padre ama, de amar como nos amó Jesús, trato a los demás como quisiera que me trataran a mi. El amor se expresa en el hacer, el egoísta e hinchado “hace para sí” (Jesús más adelante en el Evangelio dice que ese no puede entrar por la puerta estrecha) pone su yo en el centro, se pone así mismo en el centro de todo, es como un agujero negro que atrae todo hacia sí y se traga todo, en cambio quien ama “hace para el otro”, pone al otro como centro, difunde bendición, esto fue lo que Dios quiso con Abraham, fue centro de bendición para el otro porque amó, puso primero los deseos del otro antes que los personales.

Por eso, si nos gusta que nos respeten, pues respetemos, si nos gusta que nos tengan en cuenta y nos presente atención, pues primero hago lo mismo con los otros, quisiera que pensaran en mi situación y me escucharan, hago lo mismo con los otros, si me gustan las segundas oportunidades y se pongan en mis zapatos, por eso yo me pongo en los zapatos del otro y doy segundas oportunidades, si me gusta que sean sinceros conmigo entonces soy sincero siempre, no me gusta que me traicionen o me tumben, yo no hago esto con los demás, vivo en concreto la perfección con el Padre. Esto tiene muchas aplicaciones en la vida, nos la deja la Palabra hoy como punto de reflexión.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Lo que nos toca, es hacer fascinar a todos con el Evangelio

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – lunes 22 de junio 2015

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Génesis 12, 1-9

Salmo 32

Evangelio de Mateo 7, 1-15

Todo nuestra historia de la Salvación comienza con una orden de Dios, Abraham sal!.

Abraham un semita, vivía en medio de las tribus cananeas, en Haram un pueblo fundado por un tío; dice la historia que hubo una migración de semitas, dos mil años antes de Cristo, hacia toda la media luna fértil que comprende toda la Mesopotamia, el lugar de la tierra de Israel y la zona de Egipto bañada por el rio Nilo, toda esta zona fue cubierto por la cultura semita, y al parecer, en medio de esta historia  de migraciones, Dios le dijo a Abraham sal de esta tierra, desarráigate de esta tierra, deja lo que has construido, comenzaremos algo nuevo, construiremos una nueva nación. Un detallito,  se lo dice a un hombre viejo, a quien al parecer ya había hecho todo en la vida, Dios le dice a este hombre sal de tu zona de confort porque tengo una gran propuesta para ti: vamos a construir una nación, una nueva comunidad para que sea bendición para las demás naciones del mundo, así comenzó nuestra historia de salvación, este proyecto, esta propuesta, este plan que consistía en  construir una nueva nación para ser bendición para otros.. Además, Dios le hará esta promesa: Yo estaré contigo por donde quiera que vayas, La Lógica es: orden – propuesta – promesa. A esta promesa Abraham le creyó y aceptó la orden. No hubo danza del sol, ni efectos cosmológicos para que Abraham creyera; un hombre que había vivido toda su vida en medio de la superstición, el politeísmo, en medio de su realidad experimentó una llamada de Dios para iniciar una historia nueva. Todo comenzó pues con un hombre que creyó en una propuesta y se dejó determinar por ella.

En el Evangelio de Mateo, Jesús nos dice qué se necesita para esperar el Reino de Dios: experimentarlo como Padre, como providente, aquel que ve en lo escondido, hay que tener entonces una experiencia de paternidad, somos iguales al Padre y lo mostramos en nuestra religiosidad, en el uso de los bienes materiales y en la relación con los otros, a esto se refiere Mateo hoy, experimentamos la presencia paterna de Dios en la manera de vivir con los otros.

Jesús nos enseña cómo vivir en concreto una relación con los otros, que refleje lo que es el Padre: pues no juzgando a los otros. El Padre no nos Juzga, nos justifica. Por lo tanto yo no debo juzgar a nadie.

Destacamos 2 razones principales por las cuales no debemos Juzgar: cuando lanzamos un juicio sobre el otro, esto lo condiciona y determina negativamente, en segundo lugar, este juicio se vuelve contra mí, me juzgo a mí mismo, yo soy como veo al otro, el otro se vuelve como yo lo veo y al final lo veo como soy yo mismo. Con respecto a los hermanos la dinámica del Evangelio de Mateo que propone Jesús es una experiencia de Dios Padre que cualifica mi manera de relacionarme con los otros, esta experiencia del proyecto del Reino, el mismo que Dios le dio a Abraham implica mi manera como uso los bienes materiales, la forma en la que yo miro y observo al otro, cómo vivo mi relación con el otro. Dios tiene un proyecto, hoy se nos presenta en la persona de Jesús, se trata del mismo proyecto que Dios le da a Abraham, pero ahora está cumplido en la persona de Jesús, por eso es tan importante resaltar la forma en que veo a los otros, porque Jesús invita a algo diferente, no puedo ver al otro como mi enemigo, por eso es que lo ataco para mostrar mi superioridad, domino al otro para no ser dominado, pongo el pie y lo aplasto para no ser yo sometido, esto lo reflejamos en la manera como tratamos al otro. Jesús propone que seamos bendición para el otro, así como Abraham con el nuevo pueblo debía ser  bendición para las demás naciones. Dignifico al otro y le reconozco en su dignidad, lo respeto y es mi amigo, el otro no es lejano para mí, le sirvo, el otro no es un invasor, es mi hermano, no lo ataco sino que le restituyo la vida, lo considero un hermano, esto sucede con la propuesta de Jesús.

Hay entonces dos caminos, pasó por encima del otro, eligiendo el camino del mal y del malo o elijo el camino de Jesús y el proyecto del Reino restaurando la dignidad del otro, siendo bendición para el otro, cada uno reflexiona y toma una decisión definitiva.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – viernes 19 de junio 2015

2 Corintios 11, 18. 21-30

Hermanos: Ya que otros presumen de cosas humanas, yo también voy a presumir de ellas. Porque de cualquier cosa que alguien presume, aunque sea una insensatez lo que digo, también yo puedo presumir. .

¿Ellos presumen de que son hebreos? Yo también lo soy. ¿De que son israelitas? Yo también lo soy. ¿De que son descendientes de Abraham? Yo también lo soy. ¿De que sirven a Cristo? Es una locura decirlo, pero yo lo sirvo más: yo les gano en fatigas y cárceles; y les gano por mucho en azotes y en peligros de muerte.

Cinco veces me han dado los judíos los treinta y nueve azotes. Otras tres veces me han azotado con varas y una vez me han apedreado. He naufragado tres veces y me he pasado un día y una noche perdido en el mar. He viajado sin descanso y me he visto en peligros en los ríos y entre ladrones; peligros por parte de los de mi raza y por parte de los paganos; peligros en las ciudades y en despoblado, en el mar y entre falsos hermanos. He andado muerto de cansancio; he pasado muchas noches sin dormir, con hambre y sed; muchos días sin comer, con frío y sin ropa.

Además de éstas y otras cosas, pesa sobre mí diariamente la preocupación por todas las comunidades cristianas. ¿Quién se enferma en ellas sin que yo no me enferme? ¿Quién cae en pecado sin que yo no me consuma de dolor? Si se trata de presumir, presumiré de mis debilidades.

Sal 33,2-3.4-5.6-7

R/. El Señor libra a los justos de sus angustias

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Proclamad conmigo la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor y me respondió,
me libró de todas mis ansias. R/.

Contempladlo y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor,
él lo escucha y lo salva de sus angustias. R/.

Mateo 6, 19-23

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No acumulen ustedes tesoros en la tierra, donde la polilla y el moho los destruyen, donde los ladrones perforan las paredes y se los roban. Más bien, acumulen tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el moho los destruyen, ni hay ladrones que perforen las paredes y se los roben; porque donde está tu tesoro, ahí también está tu corazón.

Tus ojos son la luz de tu cuerpo; de manera que, si tus ojos están sanos, todo tu cuerpo tendrá luz. Pero si tus ojos están enfermos, todo tu cuerpo tendrá oscuridad. Y si lo que en ti debería ser luz, no es más que oscuridad, ¡qué negra no será tu propia oscuridad!”

Reflexión  

Bienvenidos nuevamente, hermanos a recibir esta buena noticia! un abrazo para ustedes que cada día esperan recibir esta buena noticia. Continuamos en el capítulo 11 de la segunda carta de Pablo a los Corintios. En este texto Pablo nos da un listado, nos hace un inventario de las cosa que él a hecho por difundir el Evangelio, por conformar comunidades cristianas, por implantar el Reino del Padre, este inventario incluye: fatigas, encarceladas, palizas, peligros de muerte,  cinco azotadas, apaleadas, apedreadas, naufragios, viajes a pie con peligros de ríos y gente malvada, muerto de cansancio, con hambre y con sed, en ayunas muchas veces, con frío y sin ropa, además de todo esto, la carga de la preocupación por una comunidad que tiene que florecer y brotar con el anuncio del Evangelio…  ¡Cómo nos deja Pablo con este tema! ¿cómo puede uno hacer un inventario de estos sobre las cosas que uno ha hecho por establecer una comunidad, establecer el Reino?  Pienso que se necesitan 3 cosas:

  1. Tener una experiencia que lo lleven a vivir de manera profunda el amor de Dios, este inventario que Pablo está haciendo, sin ninguna prepotencia, solamente lo puede hacer alguien que ha experimentado en su interior el amor de Dios, “me amó y se entregó por mí”.
  2. Hay que tener una conciencia muy profunda y clara de que las realidades históricas que estamos viviendo tienen que ser trasformadas, debemos darle un viraje a la historia, sin esto no es posible algún día llegar a hacer este mismo inventario, tengo que tener claro, que debo hacer algo por el otro, que esta historia es mi responsabilidad, que debo construir el Reino.
  3. Hay un convencimiento total del poder del Evangelio, para poder hacerse acreedor a semejante inventario tiene uno que estar muy consciente de lo que hace el Evangelio en la vida… ¿qué estás dispuesto a hacer para transformar la historia y la vida hoy? Si pensamos que la historia de nuestra ciudad está muy bien y no hay que hacer nada al respecto, este Evangelio no es para nosotros. ¿Qué de esto hemos hecho nosotros ya? Esta es la vida de un cristiano, y tal vez hemos llegado aún a muy pocas cosas de este inventario por el anuncio del Evangelio. Es necesario hacer que se logren reales comportamientos de solidaridad y entrega por el otro, pequeñas maquetas de las comunidades que tenemos, con el poder transformador del Evangelio, construimos comunidades modelos de la ciudad que queremos vivir. La pregunta ahora es: cómo nos deja esta lectura de Pablo? nos invita a salir de nuestras propias mediocridades espirituales, la vida conforme a nuestros placeres y pequeñeces, como dice el papa Francisco: es muy fácil que la gallina le diga al cerdito, hagamos huevos con jamón, la gallina fácilmente pone el huevo, pero el cerdito tiene que dar la vida para hacer su aporte real.

En el Evangelio de Mateo, se nos ayuda a entender el inventario de la vida de Pablo y sus opciones por el Evangelio en la construcción de pequeñas comunidades. En el fondo de todo está Jesús preguntándonos: ¿qué está en el centro del corazón, qué o quién ocupa el centro de tu vida, quién o qué es el absoluto para ti? Está el dinero o Dios? si Dios es el que llena tu vida y Él lo es todo en tu corazón, podemos hacer un inventario más grande que el del mismo Pablo. Pero el problema es que nuestro corazón está lleno de amor a las cosas, al dinero, hemos absolutizado el dinero y lo hemos hecho el señor de la vida, “por la plata, lo que sea”, hemos convertido al dinero  en el centro de la existencia, lo hacemos dios, para conseguir y poseer cosas sacrificamos otros y derramamos su sangre, incluso le damos lo mejor de nosotros mismos… por eso dice Jesús: quién llena tu vida? quién es tu absoluto? poseer riquezas para tener cosas, dice Jesús, en el corazón de este tipo de hombres pasan 3 cosas:

  1. Negación de sí mismo: por el dinero una persona se puede corromper, destruir, prostituirse, hacerse un asesino, se puede llegar a ser un ladrón, hay una negación a la dignidad, a ser señor de la historia.
  2. Negación del otro: como dice el profeta Amos. Por dinero pasamos por encima del otro, lo asesinamos por unos tenis, por un celular, sacrificamos al que haya que sacrificar, por quien haya que pasar por encima pues se pasa, el otro no es más persona ni ser humano, es algo que hay que quitar del camino para obtener lo que se quiere. Cuando lo que llena el corazón son las ganas de conseguir dinero, siempre hay una negación del otro.
  3. Negación de Dios en la vida: esta es la afirmación de Jesús, nadie puede servir a dos señores, el señor de tu vida es el dinero o es Jesús, dando la vida por Él. Si decides que el Señor sea tu vida, habrá que hacer otra afirmación: el otro es tu hermano y tu responsabilidad, tienes un compromiso salvador con él. Además, tu único absoluto será Jesús. Y por ellos harás un inventario más grande que el de Pablo, Él te enseñará a darte.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – jueves 18 de junio 2015

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

2 Corintios 11, 1-11

Hermanos: Ojalá soportaran ustedes que les dijera unas cuantas cosas sin sentido. Sopórtenmelas, pues estoy celoso de ustedes con celos de Dios, ya que los he desposado con un solo marido y los he entregado a Cristo como si fueran ustedes una virgen pura. Y me da miedo que, como la serpiente engañó a Eva con su astucia, así extravíe el modo de pensar de ustedes y los aparte de la entrega sincera a Cristo.

Porque si alguien viniera a predicarles un Cristo diferente del que yo les he predicado, o a comunicarles un Espíritu diferente del que han recibido, o un Evangelio diferente del que han aceptado, ciertamente ustedes le harían caso. Sin embargo, yo no me juzgo en nada inferior a esos “superapóstoles”. Seré inculto en mis palabras, pero no en mis conocimientos, como se lo he demostrado a ustedes siempre y en presencia de todos.

¿O es que hice mal en rebajarme para enaltecerlos a ustedes, anunciándoles gratuitamente el Evangelio de Dios? He despojado a otras comunidades cristianas, aceptando de ellas una ayuda para poder servirlos a ustedes. Mientras estuve con ustedes, aunque pasé necesidades, a nadie le fui gravoso; fueron los hermanos venidos de Macedonia los que proveyeron a mis necesidades. Siempre he evitado serles gravoso a ustedes, y lo seguiré evitando.

Pongo a Cristo por testigo de que nadie me quitará esta gloria en toda la provincia de Acaya. ¿Por qué digo esto? ¿Será que no los quiero? Dios sabe que sí los quiero.

Sal 110,1-2.3-4.7-8

R/. Justicia y verdad son las obras de tus manos, Señor

Doy gracias al Señor de todo corazón,
en compañía de los rectos, en la asamblea.
Grandes son las obras del Señor,
dignas de estudio para los que las aman. R/.

Esplendor y belleza son su obra,
su generosidad dura por siempre;
ha hecho maravillas memorables,
el Señor es piadoso y clemente. R/.

Justicia y verdad son las obras de sus manos,
todos sus preceptos merecen confianza:
son estables para siempre jamás,
se han de cumplir con verdad y rectitud. R/.

Mateo 6, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Cuando ustedes hagan oración no hablen mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar, serán escuchados. No los imiten, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes, pues, oren así:

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga tu Reino,
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en tentación
y líbranos del mal.

Si ustedes perdonan las faltas a los hombres, también a ustedes los perdonará el Padre celestial. Pero si ustedes no perdonan a los hombres, tampoco el Padre les perdonará a ustedes sus faltas”.

Reflexión  

Bienvenidos nuevamente hermanos. Continuamos con la carta de Pablo a los Corintios, es una lectura bastante fuerte, resalta Pablo que se presenta cualquiera predicando un Evangelio diferente, con un espíritu diferente y ustedes se quedan tan tranquilos como si no pasara nada. Habla Pablo con mucho celo, como un enamorado a su enamorada que se siente amenazado y quiere defender lo suyo. En el tono de sus palabras se refleja un hecho que lo marcó, al parecer llegaron unas personas predicando un cristianismo a su antojo, desde sus pareceres, para sus conveniencias, un cristianismo que no se parece en nada al Jesús que ha predicado la comunidad de los apóstoles y esto genera un conflicto que se presentó en las primeras comunidades cristianas; no eran cristianos judaizantes, eran otro tipo de personajes que llegaron a las comunidades de Corinto, aunque nada está comprobado, al parecer llegaron de Alejandría unos con una influencia griega, gnóstica, predicando una ascética, perfectos e impecables, elitistas, con unas posturas de perfección, elegantes en su manera de hablar y predicar con una oratoria espectacular, predicando una ascética, una perfección en lo moral. En cambio Pablo se presentó predicando de una manera muy sencilla, era un súper teólogo con una formación maravillosa, pero un hombre sencillo en su aspecto, no bonito de presencia, trabajador, no cobraba altos salarios por su predicación, le ayudaban unos hermanos pobres tal y como él era, predicando el Evangelio sin ningún interés personal.

Mostrando así su amor por Jesús, su convencimiento y radicalidad en la vida de Jesús, también mostrando con claridad su ser de apóstol. Se evidencia con claridad, los problemas de la comunidad y su falta de comprensión de lo que significa realmente  el Evangelio, lo fundamental en él, una confusión que permite que cualquiera pueda venir y les cambie la doctrina, les predique otro Jesús, quedándose tan tranquilos sin hacer nada.
Se evidencia pues con este relato, una comunidad que no conoce lo fundamental del cristianismo y de la propuesta de Jesús y un Pablo lleno de amor por su comunidad y por  Jesucristo, consciente de lo que significa ser apóstol. La invitación es a que nos preguntemos, cuánto conozco el Evangelio y a mi Jesús. Hasta donde llega mi capacidad de dar razón de mi fe.

En Mateo, Jesús viene examinando con nosotros todas las prácticas religiosas y nos enseña que deben tener como fundamento la experiencia de Dios Providente, Papá,  según la revelación que Él mismo nos ha hecho de Dios. Jesús va mas allá de la concepción de Dios padre como origen de todo, al fin y al cabo esa concepción la tienen todas las religiones. Para Jesús Dios es, el papá, el providente, el que nos cuida, se encarga de nosotros, al que le pertenecemos, Jesús le decía Abbá, este es el balbuceo de un niño llamando a su papá para que lo cuide y lo consienta.

Cuando Jesús habla de la oración insiste en que tiene que tener un fundamento: la experiencia de un Dios papá, nos enseña desde esa realidad la forma de orarle:

a. La oración entonces es una cosa obvia, natural, el principio de un ser humano que se comunica con su papá, es que el ser humano no debe vivir sin su papá, la oración me permite ser lo que realmente soy: un hijo. La oración me da una identidad clara, soy hijo, estoy en las manos del papá quien es Dios, tal vez el que esté leyendo esto no tenga una figura paterna, pero lo que se le está diciendo es que en Dios sí tiene un papá, eres el hijo de Dios, el amado, habla con él, con tu papá, con quien se hace responsable de ti, quien te consiente, la oración es hablar con el papá de su ser como hijo, esta es la oración, el querer lo que Dios quiere, recibir el don de Dios para mi, lo que Dios me da, recibirlo a ÉL mismo.

b. La oración es un deseo de Dios, como dice San Agustín: el gimnasio donde se desea a Dios, se ejercita el deseo de  Dios. Entonces uno en la oración no se encuentra con uno mismo sino con papá, con papá Dios y se pide a el mismo.

c. En el “Padrenuestro” le pedimos que todo el mundo sepa su nombre, Él es el papá, que todo el mundo lo sepa, lo experimente, lo viva, se descubra así mismo como hijo de Dios. Pedimos además en el Padre Nuestro que Dios reine, que acontezca en nosotros, que se haga su querer en medio de todos nosotros, no es una oración para pedir cosas personales, está dada en función de los otros. Que se haga la voluntad de Dios en su creación, que sus designios sean una realidad en todos y en todo. Habla también del mañana prometido, que sea una realidad Hoy. Pedimos para hoy lo que lograremos mañana: un mundo de hermanos, danos para hoy lo que nos has prometido, se señor hoy en nuestras vidas, comunidades y familias, reina en medio de nosotros. También le decimos en el Padre Nuestro que nos ayude a perdonar, no queremos pasar sobre los otros, una oración confiada experimentándose hijo y hermano, eso es el “Padre-nuestro”.

Alabado sea, Jesucristo!!! 

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – miércoles 17 de junio 2015

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

2 Corintios 9, 6-11 

Hermanos: Recuerden que el que poco siembra, cosecha poco, y el que mucho siembra, cosecha mucho. Cada cual dé lo que su corazón le diga y no de mala gana ni por compromiso, pues Dios ama al que da con alegría . Y poderoso es Dios para colmarlos de toda clase de favores, a fin de que, teniendo siempre todo lo necesario, puedan participar generosamente en toda obra buena. Como dice la Escritura: Repartió a manos llenas a los pobres; su justicia permanece eternamente.

Dios, que proporciona la semilla al sembrador y le da pan para comer, les proporcionará a ustedes una cosecha abundante y multiplicará los frutos de su justicia. Serán ustedes ricos en todo para ser generosos en todo; y su generosidad, por medio de nosotros, se convertirá ante Dios en su acción de gracias.

Sal 111,1-2.3-4.9

R/. Dichoso quien teme al Señor
Dichoso quien teme al Señor
y ama de corazón sus mandatos.
Su linaje será poderoso en la tierra,
la descendencia del justo será bendita.
En su casa habrá riquezas y abundancia,
su caridad es constante, sin falta.
En las tinieblas brilla como una luz
el que es justo, clemente y compasivo.
Reparte limosna a los pobres;
su caridad es constante, sin falta,
y alzará la frente con dignidad.

Mateo 6, 1-6. 16-18

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Tengan cuidado de no practicar sus obras de piedad delante de los hombres para que los vean. De lo contrario, no tendrán recompensa con su Padre celestial.

Por lo tanto, cuando des limosna, no lo anuncies con trompeta, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, para que los alaben los hombres. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. En cambio, cuando tú des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará.

Cuando ustedes hagan oración, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora ante tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará.

Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como esos hipócritas que descuidan la apariencia de su rostro, para que la gente note que están ayunando. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que no sepa la gente que estás ayunando, sino tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará”.

Comentarios  

Bienvenidos hermanos en esta 11a semana del tiempo ordinario, seguimos con nuestra lectura de Pablo a los Corintios y el discurso de Mateo donde Jesús anuncia la llegada  del Reino.
Desde el Evangelio de Mateo hagamos una antítesis con el A.T, cuando Moisés sube al monte Sinaí lo que ocurrió maravillosamente fue la revelación de Dios como el tierno, el compasivo, el misericordioso, el grande en amor y en fidelidad, el que todo lo perdona, ese fue el Dios que se reveló en el Sinaí delante de Moisés, hizo un pacto sobre Sí Mismo, que nosotros seriamos por siempre su pueblo y ÉL nuestro Dios. Ahora Jesús sube al monte y nos hace una revelación nueva de Dios. Es el mismo Dios, pero ahora es algo increíblemente nuevo, Jesús revela a nuestro Dios bajo las siguientes características:

  1. Dios es el Padre providente: dice Jesús que si el Padre se encarga de los pájaros y de las flores, cómo no se encargará de usted y yo que somos sus hijos amados, nosotros valemos más que los pájaros. Dios es un Dios que vela por nosotros, cuida de nosotros, a Él le importamos, usted le importa a Dios, ÉL cuida de usted. Si todos fuéramos conscientes en el Dios que nos ha revelado Jesús nuestras actitudes humanas y religiosas serían muy diferentes; hay unas prácticas religiosas como la limosna, el ayuno y la oración, Jesús dice que deben estar fundamentadas en la experiencia de Dios, una experiencia como Padre providente, cuando tú ofrendas desde una experiencia de Dios que lo da todo, lo provee todo, entonces uno da sin ningún interés por uno mismo, de una manera totalmente diferente, desprendida, doy lo que me da el Padre, doy porque el Padre siempre me está dando, ofrendo sin medida porque El Padre da sin medida, al fin y al cabo todo es de Él. Pablo por eso trata de convencer a la comunidad de Corinto para que ayuden a la comunidad de Jerusalén, pero Jesús insiste que si no se da desde una experiencia profunda del Padre, siempre daremos para que nosotros seamos los reconocidos, para que el ego sea restituido y florezca. La experiencia de Dios providente no es así, soy hijo, dependo de Él, si le importan los pájaros y la creación, cuánto más no le importamos nosotros, creyendo esto no oraríamos con esa angustia “atea”, porque estoy en el corazón de Dios, no le soy indiferente, nuestra oración sería completamente diferente, nuestros ejercicios en la libertad y la manera de darnos al otro serían completamente diferentes.
  2. Quién es Dios para Jesús? el que ve en lo secreto: antes en el AT Dios era muy evidente en lo estruendoso, lo espectacular, lo extremo de la creación, hasta que llegó Elías, a quien Dios le dijo “tú no me percibes en tu cotidianidad”, pero Yo Estoy, aunque no me experimentes, aunque creas que estoy lejano Yo Estoy, ve y transforma la historia. Entonces viene Jesús y recuerda lo mismo, pareciera que Dios no estuviera pero nunca se ha ausentado, Él acontece en la vida, Él hace, abre caminos, va adelante, nosotros no vemos más allá de nuestras propias narices ¡si supiéramos lo que está oculto ante nuestros ojos! Dios va delante de nosotros, Él ve en lo escondido, y con esto Él abre caminos por donde no creemos que los pueda haber, aunque pareciera que todo se nos vino encima la revelación de Jesús es que nuestro Dios ve en lo secreto, Él puede ver salidas, éxitos, triunfos, Él va adelante, en la historia, transformándola. Jesús dice, si tienes esta experiencia de Dios, tu oración, ayuno y limosna será diferente. Serán capaces de dar hasta lo que no tienen, orarán con esperanza al Dios que abre futuros, sin la angustia desesperante y fracasada que muchas veces acompaña nuestra oración. Jesús nos invita a replantear nuestras prácticas religiosas, Dios es el Padre que provee, vela por ti, ve en lo escondido. Cree en Él, espera en Él, confía en ÉL. Hay que tener ahora un acto diferente frente a esta realidad que nos circunda, fíate de Dios, ÉL es fiel, es Dios, siempre será fiel a ti, ve en lo escondido, Él hará que tu vida sea maravillosa y sea grandiosa, por eso repiensa tu manera de orar y de darte a los otros, Dios ve donde tú no ves, en lo escondido. Llénate de esperanza y de gozo, que maravillosa esta buena noticia que nos trae Jesús, en su relación como hijo de Dios nos ayudará a vivir una relación maravillosa con nuestro Dios, la que es verdaderamente eficaz.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – martes 16 de junio 2015

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

2 Corintios 8, 1-9

Hermanos: Queremos que conozcan la gracia que ha otorgado Dios a las comunidades cristianas de Macedonia. Pues, en medio de las pruebas y de los sufrimientos, ha sido inmensa su alegría, y su extrema pobreza ha producido tesoros de generosidad. Somos testigos de que han hecho lo que podían y más de lo que podían; espontáneamente nos pedían con mucha insistencia el favor de participar en la ayuda a los hermanos.

Y superando nuestras esperanzas, se pusieron ellos mismos a disposición del Señor y de nosotros, tal como Dios lo quería, de suerte que tuvimos que pedirle a Tito que concluyera entre ustedes esta obra de generosidad, puesto que él la había comenzado.

Y ya que ustedes se distinguen en todo: en fe, en palabra, en sabiduría, en diligencia para todo y en amor hacia nosotros, distínganse también ahora por su generosidad. No se lo estamos ordenando; sólo queremos comprobar, mediante su interés por los demás, qué tan sincero es su amor. Bien saben lo generoso que ha sido nuestro Señor Jesucristo, que siendo rico, se hizo pobre por ustedes, para que ustedes se hicieran ricos con su pobreza.

Sal 145,2.5-6.7.8-9a

R/. Alaba, alma mía, al Señor

Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob,
el que espera en el Señor, su Dios,
que hizo el cielo y la tierra,
el mar y cuanto hay en él;
que mantiene su fidelidad perpetuamente. R/.

Que hace justicia a los oprimidos,
que da pan a los hambrientos.
El Señor liberta a los cautivos. R/.

El Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos.
El Señor guarda a los peregrinos. R/.

Mateo 5, 43-48

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído ustedes que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo; yo, en cambio, les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian y rueguen por los que los persiguen y calumnian, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y manda su lluvia sobre los justos y los injustos.

Porque si ustedes aman a los que los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen eso mismo los paganos? Ustedes, pues, sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto”.

Reflexión  

Buenos días Hermanos!

En este día con la Iglesia estamos leyendo la 2da carta de Pablo a los Corintios y el evangelio de San Mateo.

En Corintios Pablo nos recuerda un acontecimiento que ha podido ser reconstruido gracias a otros textos como Hechos, Romanos, entre otros que nos narran, la crisis económica que tuvo la comunidad de Jerusalén hacia el año 58; en Judea hubo una carestía terrible a nivel económico y Tito inicia una colecta, hubo dos comunidades muy pobres que empezaron a apoyar: Macedonia y Acaya, quienes hicieron un esfuerzo tremendo a pesar de su pobreza para ayudar a la comunidad de Jerusalén, resalta Pablo lo bonito que fue darse a ellos mismos,  desde su pobreza ellos dieron aun lo que no tenían, y con este ejemplo Pablo pide a los Corintos para que ayuden porque ellos sí tienen, les motiva para que se unan a esta causa. Lo grandioso de este cumplido, Pablo pone en evidencia las características de una comunidad cristiana.  Para que se concrete la fe, necesitamos vivir en una pequeña comunidad:

  1. Que sobresalga en la fe, adhesión a la persona de Jesús, esto es la fe, según los evangelios y Pablo, adherirse a la persona de Jesucristo.
  2. Que sobresalga en la Palabra, esta debe ser central para la comunidad, se deben reunir alrededor de la Palabra de Dios, sus discípulos se reúnen al rededor suyo.
  3. Sobresalen en el conocimiento, es decir, en la enseñanza de la didajé, de los apóstoles, agregados todos a la enseñanza de los apóstoles sin salirnos de ahí, no comulgar con otras enseñanzas, nuestras comunidades son apostólicas, nos unimos a sus enseñanzas.
  4. Son comunidades que se empeñan en el cariño por sus dirigentes y líderes, esta característica es importante porque da cohesión.
  5. Deben distinguirse por su generosidad y por el empeño en siempre ser generosos, esta es la gran prueba de un amor genuino, el mandamiento fundamental es el amor, esto es lo más auténticamente cristiano de una comunidad. A través de mi generosidad doy una prueba de que el amor es una realidad en mi vida.

Pablo más tarde va a ir a Jerusalén con Tito a llevar sus ofrendas.

De este amor genuino nos habla Mateo en el Evangelio…Fíjense que en esta perícopa Jesús da las características fundamentales y el perfil del proyecto del Reino, perfilando también lo que es un discípulo de Jesús quienes  son los constructores del Reino.

El evangelio de Mateo se estructura en 5 grandes discursos teórico-prácticos donde Jesús define lo que es el Reino de Dios, siempre hay dos ejes transversales: Jesús enseñando como Señor de la comunidad y la comunidad de discípulos (no distingue unos de otros, todos son discípulos), la comunidad alrededor de Jesús fascinados por su Palabra. Esto es el Evangelio de Mateo, un seminario sobre el Reino de Dios y sobre la comunidad que construye el Reino.

La figura que se utiliza aquí es como una antítesis de la figura de Moisés, quien subió al monte a recibir la ley que le viene de Dios, ahora está Jesús que sube al monte con una ley que garantiza la vida y da una enseñanza que haga pleno el cumplimiento de esta Ley, que  la plenifique y haga posible la vida. El Reino es para que tengamos vida, en abundancia, es además la vida del Padre. Jesús no da una nueva Ley sino que lleva la Ley a su plenitud, les dice que para esta garantizar la vida, se deben tener en cuenta varias cosas:

Lo fundamental es que usted se comporte como El Padre: Mi comportamiento  es un reflejo de lo que es el Padre. Por eso sea perfecto, cumpla con lo que tiene que hacer y hágalo bien, así es El Padre, todo lo ha hecho bien, la perfección está dado aquí en términos de completo, de madurez, sin esa carga moral que le damos nosotros a la palabra perfección, se trata ahora de ser reflejos del Padre, nos comportamos como el Padre, somos perfectos, completos, como el Padre que todo lo hace bien, cumple con todo lo que tiene que hacer, esta visión es maravillosa.

Ahora bien, El Padre no discrimina, no excluye, tampoco pone categorías al otro, no señala al otro y no le pone un letrero o una etiqueta (amigo, enemigo, aliado-perseguidor, extraño o de los nuestros), no hay etiqueta para los otros.  nosotros somos expertos en caer en esa tentación, cuestionar si piensa como yo o no, están en mis proyectos o debemos excluirlos porque no están en lo nuestro, tildamos a los otros de malvados o de buenos, están conmigo o están en mi contra, pero no, ya lo dice Jesús: hay que ser perfectos como El Padre es perfecto, superemos ciertos comportamientos dados como normales, convenientes o culturales, nosotros los discípulos tenemos que superar estos comportamientos  como “quien la hace la paga”, “odio a quien me odia”, esto que está a la orden del día en nuestra manera de comportarnos dice Jesús tienen que estar por fuera, nada de mentalidades hostiles o corazones desinteresados con los otros que nada tienen que ver con nuestra vidas, aunque el otro se porte como mi enemigo yo no soy su enemigo, nunca debo verlo como mi opositor, aunque el otro me siga odiando yo no lo debo odiar.  Es algo muy duro y difícil, claro, pero así es el Padre, ama como el Padre, trata con afecto a todos, esto es amar, acoger con respecto a todos, gózate con el otro, disfruta del otro, trata de aprender del otro, hazte cercano al otro, hazte prójimo del otro, esto es amar, muy concreto está.

Ojalá siempre a nosotros los discípulos se nos notara más cada día lo del Padre, haciéndonos cercanos al otro que está atento a recibir lo que tenemos para entregarle del Padre, seamos reflejo de su amor en nuestra maravillosa cotidianidad.

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

La buena noticia del día – viernes 12 de junio 2015

Comentarios del teólogo Fabio Espinosa a las lecturas de:

Lectura de la profecía de Oseas (11,1b.3-4.8c-9):

Así dice el Señor: «Cuando Israel era joven, lo amé, desde Egipto llamé a mi hijo. Yo enseñe a andar a Efraín lo alzaba en brazos; y él comprendía que yo lo curaba. Con cuerdas humanas, con correas de amor lo atraía; era para ellos como el que levanta el yugo de la cerviz, me inclinaba y le daba de comer. Se me revuelve el corazón, se me commueven las entrañas. No cederé al ardor de mi cólera, no volveré a destruir a Efraín; que soy Dios, y no hombre; santo en medio de ti, y no enemigo a la puerta.»

Is 12,2-3.4bcd.5-6

R/. Sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación

El Señor es mi Dios y Salvador:
confiaré y no temeré, porque mi fuerza
y mi poder es el Señor, él fue mi salvación.
Y sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación. R/.

Dad gracias al Señor,
invocad su nombre,
contad a los pueblos sus hazañas,
proclamad que su nombre es excelso. R/.

Tañed para el Señor, que hizo proezas,
anunciadlas a toda la tierra;
gritad jubilosos, habitantes de Sión:
«Qué grande es en medio de ti el santo de Israel.» R/.

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (3,8-12.14-19):

A mí, el más insignificante de todos los santos, se me ha dado esta gracia: anunciar a los gentiles la riqueza insondable que es Cristo, y aclarar a todos la realización del misterio, escondido desde el principio de los siglos en Dios, creador de todo. Así, mediante la Iglesia, los Principados y Potestades en los cielos conocen ahora la multiforme sabiduría de Dios, según el designio eterno, realizado en Cristo Jesús, Señor nuestro, por quien tenemos libre y confiado acceso a Dios, por la fe en él. Por esta razón, doblo las rodillas ante el Padre, de quien toma nombre toda familia en el cielo y en la tierra, pidiéndole que, de los tesoros de su gloria, os conceda por medio de su Espíritu robusteceros en lo profundo de vuestro ser, que Cristo habite por la fe en vuestros corazones, que el amor sea vuestra raíz y vuestro cimiento; y así, con todos los santos, lograréis abarcar lo ancho, lo largo, lo alto y lo profundo, comprendiendo lo que trasciende toda filosofía: el amor cristiano. Así llegaréis a vuestra plenitud, según la plenitud total de Dios.

Lectura del santo evangelio según san Juan (19,31-37):

En aquel tiempo, los judíos, como era el día de la Preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día solemne, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y que los quitaran. Fueron los soldados, le quebraron las piernas al primero y luego al otro que habían crucificado con él; pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado, y al punto salió sangre y agua.
El que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero, y él sabe que dice verdad, para que también vosotros creáis. Esto ocurrió para que se cumpliera la Escritura: «No le quebrarán un hueso»; y en otro lugar la Escritura dice: «Mirarán al que atravesaron.»

Comentarios

Hermanos, bienvenidos a esta buena noticia. Hoy estamos celebrando la solemnidad al sagrado corazón de Jesús, esto qué significa? pues va mucho más allá de una simple devoción mágica. Principalmente celebramos 4 cosas:

  1. Celebrar el corazón de Jesús es celebrar el amor de Dios Padre: nos referimos a la primera lectura del profeta Oseas, que repasa la historia del pueblo de Israel, viendo una historia donde lo único que se ha manifestado es el amor de Dios, Egipto es la vida de la amargura, de las dependencias, del dolor, el sufrimiento, de vivir la opresión de un verdugo, de un faraón. Dios Padre crió al pueblo como a un niño, lo llevaba a sus mejillas, lo cuidaba, lo consentía, atraído por lazos de amor y cuerdas de ternura, así debería ser nuestra historia al celebrar nuestra vida, marcada por las acciones amorosas de Dios en nuestra vida, hoy es cuando celebramos todo el misterio de amor de Dios por nosotros, lo primero a pensar es: cuáles han sido las acciones amorosas de Dios en mi vida? Tu vida, ha sido marcada por los desastres, por las injusticias, por las violaciones más elementales a tus derechos o por las acciones más amorosas de Dios en tu vida?
  1. También con Pablo recordamos y celebramos el Corazón desde las riquezas del misterio de Cristo Jesús, esa palabra misterio la pronuncia San Pablo unas 20 veces, para referirse a la vida de Jesús, a las riquezas de su vida, los tesoros de su amor, el misterio de su amor por El Padre como hijo y de su amor por nosotros como hermano. Estas riquezas son insondables, un corazón traspasado, significa que Jesús en toda su vida lo único que hizo fue entregarse por nosotros, un corazón herido a causa de nuestro bienestar pero realmente la causa es su amor por nosotros, para que pudiéramos vivir el amor de Dios en nosotros. Al celebrar el Corazón de Jesús celebramos Su Vida, determinada en el amor del Padre, en el amor a sus hermanos, al ser humano, lo que hay en Jesús es más que un respeto por el ser humano o la valoración de la dignidad del ser humano y sus derecho es todo el amor del Padre volcado hacia nosotros, Jesús con sus comportamientos y conductas entregando la vida, traspasando su corazón con una lanza lo que refleja es el mismo amor del Padre con sus hijos. Yo soy entonces el amado por el Padre, no sólo que Dios reconoce mis derechos o mi dignidad de ser sus hijos, sino cuánto me ha amado, eso debe determinar la identidad de mi propia vida, soy el amado por Jesús, ese es el misterio de la vida de Jesús que se resumen en una cosa: hemos sido amados hasta el extremo por Jesús en el nombre del Padre.
  1. Nuestra comunidad es Eudista, estamos celebrando esta semana la fiesta Eudista, la fiesta del corazón de Jesús tiene arraigos en la comunidad Eudista. San Juan Eudes nos enseñó esto: el corazón de Jesús es el principio y el origen de todos los dones, añadimos a esto y el de todos los carismas y que nos queda dice san Juan Eudes, pedir al Padre tener el corazón de Jesús por la acción poderosa del Espíritu; Porque tener el corazón de Jesús es tener el corazón mismo de Dios. Entonces que haya un trasplante de corazón en este día, yo quiero cambiar mi corazón por el tuyo Señor, los invito a que esta sea hoy nuestra oración.
  1. En último lugar con Pablo se habla de que echemos raíces en Este amor, nuestra vida tiene que ser sostenida por la experiencia del amor de Dios, echemos raíces en esta experiencia. Conocer a Dios es tener experiencia de Su amor, no se trata de teoría o literatura, no son fórmulas de credo, se trata de una experiencia, vivir y permitir que el amor de Dios sea un suceso y un acontecimiento en nuestra vida, la vida hay que enraizarla en la experiencia profunda del amor de Dios.

Alabado sea, Jesucristo!!!

Reflexión  

Reflexiones diarias de las lecturas del día, realizadas por el teólogo Fabio Espinosa, en su programa radial “La Buena Noticia del día”, que se emite todos los días a las 6:00 am y a las 6:30 pm por la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

Escuche la emisora por internet en http://www.minutodediosmed.org o desde su celular por medio de la aplicación Tunein.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.320 seguidores